Suena bastante «jalado de los cabellos» pero es una posibilidad planteada por científicos: utilizar supernovas para impulsar sus naves espaciales interestelares.

Esta propuesta viene nada más y nada menos que de astrónomos de la prestigiosa Universidad de Harvard. La idea se centra en que se podrían usar supernovas para acelerar naves espaciales a velocidades cercanas a la luz o al menos a un porcentaje de esa velocidad.

Uno de los nombres que resalta es el de Abraham Loeb (Avi Loeb), quien hasta ahora ha demostrado ser un ferviente buscador de la verdad en el cosmos. Loeb fue el científico que sugirió que ‘Oumuamua, ese extraño objeto interestelar que pasó por el sistema solar, podría ser una nave extraterrestre averiada.

Alienígenas pueden usar supernovas para lanzar naves espaciales interestelares a la velocidad de la luz
Avi Loeb. Crédito: Shawn G. Henry / Universidad de Harvard.

Ahora, Loeb junto a su colega Manasvi Lingam, han analizado las posibilidades de usar explosiones de supernovas para lanzar naves espaciales interestelares.

Sonda que viaje cerca de la velocidad de la luz

Avi Loeb es también presidente del Comité Asesor de la iniciativa Breakthrough Starshot, patrocinada por el multimillonario ruso Yuri Milner. El proyecto comprende la creación de una sonda de aproximadamente un gramo, que llegaría a la estrella Alfa Centauri en solo 20 años.

La pequeña sonda tendría que alcanzar un 20 por ciento de la velocidad de la luz. Los científicos a cargo postularon que un potente láser brindaría a la nave la aceleración necesaria al impactar sobre una vela delgada.

La vela recibiría una potencia de diez gigavatios por cada metro cuadrado, es decir diez millones de veces más energía que la que se recibe en un metro cuadrado de la Tierra desde el Sol.

Alienígenas pueden usar supernovas para lanzar naves espaciales interestelares a la velocidad de la luz
Representación artística de una nave impulsada por láser y vela con el objetivo de llegar a la estrella Alfa Centauri en 20 años. Crédito: Breakthrough Starshot

Como siempre, los detractores han aparecido para denegar la idea. Indican que un rayo láser sería muy poderoso y calcinaría la sonda, sin importar las características de la vela. También sugirieron que es improbable que el diseño de la nave pueda soportar la aceleración extrema.

Sin embargo, Loeb es optimista y cree, que, aunque la concepción de naves interestelares con velas es complicada, es una solución funcional.

La cuestión del láser liberando una gran cantidad de potencia sobre la vela se asemeja a lo que una supernova podría hacer: un gran impulso a la nave. Sin embargo, se ha estimado que la sonda debería ubicarse a una distancia de diez radios solares de la estrella en explosión.

Es una idea loca y complicada, hay que aceptarlo, pero grandes cosas han nacido de ideas casi absurdas, por lo que es algo para tener en cuenta.

El estudio científico ha sido publicado en el servidor de pre-impresión arXiv.org.

Fuente: Scientific American

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here