Nuevamente el Amazonas se ve amenazado por decenas de miles de incendios que vienen arrasando sectores de la selva. Y además se informa que en regiones del Ártico, él fuego está «reviviendo», y se les ha denominado «incendios zombies».

Amazonas amenazada nuevamente

Los incendios en el Amazonas continúan arrasando en niveles altos en Brasil por segundo año consecutivo. Esto genera preocupación entre los científicos de que la destrucción de la selva tropical podría eventualmente llegar a un punto sin retorno.

Solo los primeros diez días de agosto se detectaron 10.136 incendios en toda la Amazonía brasileña, un incremento del 17% respecto al año pasado en ese mismo periodo y la cifra más alta en la última década.

Si se analiza la quincena entre el 16 de julio y el 15 de agosto, el número de focos constatados por el INP fue de 20.473, tan solo un 8% menor al registrado en 2019.

La mayoría de los incendios en el Amazonas son provocados por acaparadores de tierras y ganaderos salvajes. Estos buscan transformar partes de la selva tropical en sus propias empresas agrícolas lucrativas.

Amazonas amenazada nuevamente por decenas de miles incendios, mientras en el Ártico incendios «reviven»
Vista satelital de los bosques en el sur del estado de Amazonas en julio de 2019.
Amazonas amenazada nuevamente por decenas de miles incendios, mientras en el Ártico incendios «reviven»
Vista satelital de los bosques en el sur del estado de Amazonas en julio de 2020, que muestra áreas despejadas marcadas en rojo por MapBiomas.

Y este agosto fue un momento particularmente malo para tales incendios en el Amazonas. Los datos preliminares recopilados por el Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales (INPE) muestran 29.307 incendios en la Amazonía brasileña el mes pasado.

Cifras de incendios podrían agravarse

Investigadores han comunicado que las cifras contabilizadas podrían ser incluso mayores, y se espera contar pronto con los datos correctos, lo que confirmaría que agosto de 2020 fue el peor mes en 10 años, según informó Albert Setzer, científico principal del INPE.

Así, cuantos más incendios hay, más rápido se transforma la selva tropical en pastizales para el ganado ilegal y las operaciones de cultivo de soja.

La deforestación en el bioma de la Amazonía brasileña alcanzó las 2.896 kilómetros cuadrados, un área más grande que el estado de Rhode Island, en el período de enero a julio de 2020. Las cifras de agosto de deforestación aún no se han publicado.

La deforestación de la Amazonía brasileña se ha acelerado desde que Bolsonaro asumió el cargo en 2019. Los ambientalistas acusan al presidente de alentar el desarrollo en tierras protegidas.

Incendios arrasan el Pantanal

El Pantanal o el Gran Pantanal es una llanura aluvial que se extiende principalmente por el estado brasileño de Mato Grosso del Sur, y en menor medida por el de Mato Grosso y partes aledañas de Bolivia y Paraguay.

A medida que avanza el fuego de una manera nunca vista en las últimas décadas, los animales muertos y los árboles destruidos se convierten en postales cada vez más comunes.

Esto sucede en el Pantanal, el humedal continental más grande del planeta, que se extiende principalmente por el estado brasileño de Mato Grosso del Sur, y en menor medida por el de Mato Grosso y partes aledañas de Bolivia y Paraguay.

Amazonas amenazada nuevamente por decenas de miles incendios, mientras en el Ártico incendios «reviven»
Mapa de los incendios en el Pantanal de Brasil, Bolivia y Paraguay en los últimos 19 años. Imagen: FAN Bolivia.

Las llamas ya alcanzaron 2.3 millones de hectáreas del bioma, según el INPE.

El fuegoprovoca un gran desequilibrio en la fauna y flora del Pantanal, considerado un santuario de biodiversidad. Según encuestas realizadas por investigadores de la región, el bioma tiene 2.000 tipos de plantas y es hogar de varias especies de aves (582), mamíferos (132), reptiles (113) y anfibios (41).

La situación también trae problemas a las personas que viven en la región y sus alrededores, como en las ciudades de Mato Grosso do Sul y Mato Grosso, estados brasileños en los que se encuentra el Pantanal.

Hay informes de residentes de la región que tienen dificultad para respirar. Algunos tuvieron que abandonar sus hogares debido a la propagación del fuego.

Unos 200 jaguares en el área ya han resultado lesionados, han muerto o han tenido que huir de sus territorios debido a los incendios, según Panthera, una organización internacional de conservación de felinos silvestres.

Incendios zombies en el Ártico

Los incendios forestales «zombis» que ardían bajo el hielo del Ártico durante todo el invierno de repente cobraron vida este verano cuando la nieve y el hielo sobre él se derritieron, revelan nuevos datos de monitoreo.

Y este año ha sido el peor registrado para los incendios forestales en el Ártico, desde que comenzó un monitoreo confiable hace 17 años. Los incendios del Ártico este verano liberaron tanto carbono en la primera quincena de julio que una nación del tamaño de Cuba o Túnez en un año.

Eso es de acuerdo con el monitoreo del Copernicus Atmosphere Monitoring Service, la Earth-monitoring organization de la Unión Europea. Más de 100 incendios han ardido en el Ártico desde principios de junio, según Copernicus.

Amazonas amenazada nuevamente por decenas de miles incendios, mientras en el Ártico incendios «reviven»
Incendios en Siberia vistos desde el espacioAgencia Espacial Europea. Crédito: ESA

Mark Parrington, científico senior de Copernicus, dijo en un comunicado:

“Obviamente es preocupante. Realmente aún no esperábamos ver estos niveles de incendios forestales”.

Los «incendios zombies» seguidos por Copernicus probablemente ardían bajo el hielo y la nieve en la turba rica en carbono de la tundra ártica. Cuando el hielo y la nieve se derriten, estos puntos calientes pueden provocar nuevos incendios forestales en la vegetación de arriba.

Los incendios luego liberan carbono y metano de la turba, ambos gases de efecto invernadero que contribuyen aún más al calentamiento del planeta, acelerando el cambio climático.

Pero los incendios de zombis no son la única causa de la dura temporada de incendios forestales; los rayos y el comportamiento humano también están provocando conflagraciones.

La temporada de incendios del Ártico se extiende de mayo a octubre, y los peores incendios suelen ocurrir entre julio y agosto. La temporada de incendios de 2019 batió récords en cuanto a la cantidad de incendios y carbono liberado, y Copernicus informó que solo en junio, los incendios liberaron 50 megatoneladas de dióxido de carbono.

Los incendios de 2020 ya están superando las conflagraciones de 2019. En total, Copernicus estima que entre enero y agosto, los incendios liberaron 244 megatoneladas de carbono. Eso es más de lo que toda la nación de Vietnam lanzó en 2017.

Los incendios también liberan otra contaminación que ha empeorado la calidad del aire en Europa, Rusia y Canadá, según Copernicus. Los científicos de la Tierra esperan condiciones similares para 2021 y más allá.

Todo esto ocurre, mientras California y otros estados son golpeados por incendios incontrolables.

Imagen de portada: Crédito: CNN

Fuente: cnn / livescience / bbc

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here