Ni los más ricos están a salvo: clima extremo está afectando a los países más prósperos
Publicado el 21 Jul 2021
© Imagen: AFP

En las últimas semanas tragedias y desastres naturales han caído sobre varios países de primer mundo: ríos se desbordaron inundando pueblos de Alemania y Bélgica. Días antes, el noroeste de EE. UU. en una región famosa por su clima fresco, una intensa ola de calor mató a varias personas. En Canadá un incendio forestal borró una aldea del mapa. Moscú sufrió elevadas temperaturas históricas. Y el fin de semana pasado, las Montañas Rocosas soportaron una ola de calor causando incendios forestales a lo largo de 12 estados en el oeste estadounidense.

Los desastres climáticos desmedidos en Europa y América del Norte han sensibilizado sobre dos hechos esenciales de la ciencia y la historia: el mundo en su conjunto no está preparado para frenar el cambio climático ni para vivir con él. Los sucesos de la semana han devastado a algunas de las naciones más ricas del mundo, cuya prosperidad ha sido posible gracias a más de un siglo de quema de carbón, petróleo y gas, actividades que llevaron gases de efecto invernadero a la atmósfera y que están calentando el mundo.

Las inundaciones en Europa han causado la muerte de 165 personas hasta el momento, la mayoría de ellas en Alemania, la economía más poderosa de esa región. En Alemania, Bélgica y los Países Bajos, se reportó la desaparición de cientos de personas, lo que sugiere que la cifra de fallecidos podría aumentar. Ahora, se están planteando interrogantes sobre si las autoridades le advirtieron al público sobre los riesgos de manera adecuada.

La pregunta más importante es si los crecientes desastres en el mundo desarrollado influirán sobre lo que harán los países y las empresas más influyentes del mundo para reducir sus propias emisiones de los gases que calientan al planeta. Esas preguntas llegan unos meses antes de noviembre, cuando las Naciones Unidas liderarán las negociaciones climáticas que se llevarán a cabo en Glasgow, Escocia, lo que será un momento de ajuste de cuentas para determinar si las naciones del mundo podrán acordar formas de controlar las emisiones y evitar los peores efectos del cambio climático.

Se cree que algunos residentes de la ciudad de Erftstadt-Blessem, en Alemania, se quedaron atrapados en sus casas

Se cree que algunos residentes de la ciudad de Erftstadt-Blessem, en Alemania, se quedaron atrapados en sus casas. Cortesía: EPA

Después de todo, los desastres magnificados por el calentamiento global han dejado un largo rastro de muertes y pérdidas en gran parte del mundo en desarrollo, han arrasado con cultivos en Bangladés, eliminado aldeas en Honduras y amenazado la existencia misma de pequeñas naciones insulares. El tifón Haiyan devastó Filipinas en el periodo previo a las conversaciones sobre el clima en 2013, lo que llevó a los representantes de los países en desarrollo a presionar para obtener fondos con el fin de enfrentar las pérdidas y los daños ocasionados por desastres climáticos de los que no eran responsables. Esto fue rechazado por países más ricos, incluidos Estados Unidos y Europa.

La ferocidad de estos desastres es tan notable como el momento en el que ocurren, justo antes de las conversaciones globales en Glasgow para tratar de llegar a un acuerdo sobre la lucha contra el cambio climático. Hasta ahora, el mundo tiene un pobre historial de cooperación y este mes surgieron nuevas tensiones diplomáticas.

Entre las principales economías, la Comisión Europea presentó la semana pasada el plan de acción más ambicioso para el cambio. Propuso leyes para prohibir la venta de automóviles a gasolina y diésel para 2035, exigir que la mayoría de las industrias paguen por las emisiones que producen y, lo que es más significativo, imponer un impuesto a las importaciones de países con políticas climáticas menos estrictas.

Una carretera sumergida en Lieja, Bélgica

Una carretera sumergida en Lieja, Bélgica. Cortesía: AFP

Pero se espera que esas propuestas se encuentren con rotundas objeciones tanto dentro de Europa como en otros países cuyas empresas podrían verse amenazadas por la propuesta de un impuesto fronterizo al carbono, lo que podría complicar aún más las perspectivas de cooperación global en Glasgow.

Los acontecimientos de este verano se producen después de décadas de indiferencia ante la ciencia. Los modelos climáticos han advertido sobre el desastroso impacto del aumento de las temperaturas. En 2018, una exhaustiva evaluación científica advirtió que, si no se evita que la temperatura media global se eleve más de 1,5 grados Celsius, en comparación con el inicio de la era industrial, se podrían producir resultados catastróficos, desde la inundación de ciudades costeras hasta la pérdida de cosechas en varias partes del mundo.

El informe ofreció a los líderes mundiales un camino práctico, aunque estrecho, para salir del caos. Se requería que el mundo en su conjunto redujera a la mitad las emisiones para 2030. Sin embargo, desde entonces, las emisiones globales han seguido aumentando, tanto que la temperatura promedio global ha aumentado en más de 1 grado Celsius desde 1880, lo que estrecha la ruta para mantener el aumento por debajo del umbral de 1.5 grados Celsius.

SÍGUENOS EN TELEGRAM

A medida que aumenta la temperatura media, se ha incrementado la frecuencia e intensidad de los fenómenos meteorológicos extremos en general. En los últimos años, los avances científicos han señalado el grado en que el cambio climático es responsable de eventos específicos.

Y aunque se necesitará un extenso análisis científico para relacionar el cambio climático con las catastróficas inundaciones de la semana pasada en Europa, una atmósfera más cálida retiene más humedad y ya provoca lluvias más intensas en muchas tormentas de todo el mundo. No cabe duda de que los fenómenos meteorológicos extremos seguirán siendo más frecuentes y más intensos como consecuencia del calentamiento global.

El incendio Bootleg en el sur de Oregón esta semana

El incendio Bootleg en el sur de Oregón esta semana. Crédito: John Hendricks / Oficina del Jefe de Bomberos del Estado de Oregón vía Associated Press

Un artículo publicado el viernes prevé un aumento significativo de las tormentas lentas pero intensas en toda Europa para finales de este siglo debido al cambio climático.

Richard Betts, científico del clima de la Met Office británica y profesor de la Universidad de Exeter, dijo:

«Tenemos que adaptarnos al cambio que ya hemos introducido en el sistema y también evitar más cambios reduciendo nuestras emisiones, reduciendo nuestra influencia en el clima».

Está claro que ese mensaje no ha calado entre los responsables políticos, y quizá tampoco entre el público, sobre todo en el mundo desarrollado, que ha mantenido una sensación de invulnerabilidad.

Autor: Somini Sengupta

Fuente: nytimes.com
Redacción CODIGO OCULTO

Redacción CODIGO OCULTO

Autor

La verdad es más fascinante que la ficción.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Síguenos y únete en nuestras redes sociales

CONSIGUE TUS ENTRADAS AQUÍ

Síguenos en Telegram

Conócenos

Código oculto

La historia y sus misterios, civilizaciones antiguas, Ovnis, Vida extraterrestre, Complots. Información alternativa para liberar mentes. Leer más

SUSCRÍBETE (ES GRATIS)

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

Obras registradas

Safe Creative #1803242717113

Sitios recomendados

Exploración OVNI
UFO Spain Magazine
Ahora:
Total:

También te podría interesar…