En días pasados informábamos de las advertencias emitidas con respecto a una tormenta tropical que amenazaba gran parte del Caribe. Ahora, ese fenómeno se ha convertido en un monstruoso huracán categoría 4, y se teme que una catástrofe ocurra a su paso.

El huracán Laura ahora se ha fortalecido hasta convertirse en una tormenta de categoría 4 «extremadamente peligrosa» con vientos máximos sostenidos de casi 220 km/h, según informa el National Hurricane Center (NHC).

A las 2 PM EDT del miércoles (26 de agosto), Laura se movía hacia el noroeste y se espera que se acerque a las costas de Texas y al suroeste de Louisiana esta noche, según el NHC. Al menos 20 millones de personas residen en el camino del huracán y se ha ordenado la evacuación de más de medio millón, según informa CBS News.

Las tormentas de categoría 4 se consideran huracanes «mayores» que acumulan vientos sostenidos de 209 a 251 km/h, según el NHC. Se espera que la tormenta traiga una marejada ciclónica «catastrófica», vientos extremos e inundaciones repentinas a lo largo de la costa noroeste del Golfo esta noche, según el aviso. En algunas áreas, el agua podría alcanzar hasta 4.6 a 6 metros, según el NHC.

El NHC dijo en un comunicado:

“Una marejada ciclónica insuperable con olas grandes y destructivas causará daños catastróficos desde el Parque Estatal Sea Rim en Texas hasta la Ciudad Intracoastal en Louisiana. Esta marejada ciclónica puede llegar hasta 48 km tierra adentro y sólo quedan unas pocas horas para proteger la vida y la propiedad y todas las acciones deben apresurarse hasta su finalización”.

Kara Doran, líder del Coastal Change Hazards Storm Team del USGS con sede en San Petersburgo, Florida, dijo en un comunicado:

“Las marejadas ciclónicas probablemente serán los eventos más impactantes de esta tormenta. La costa es vulnerable con tormentas consecutivas en la misma área general”.

Las marejadas ciclónicas afectarán fuertemente las playas de arena y las islas barrera a lo largo de la costa central del Golfo, según el comunicado. Las marejadas pueden causar erosión en la base de las dunas de arena, pueden transportar grandes cantidades de arena a través de los entornos costeros provocando cambios en el paisaje e inundaciones y sumergir completamente las playas y dunas, según el comunicado.

Después de que Laura toque tierra, se espera que se debilite rápidamente, según el NHC. Se pronostica que Laura se moverá sobre el noroeste de Louisiana mañana, sobre Arkansas el jueves (27 de agosto) por la noche y sobre la mitad del valle de Mississippi el viernes (28 de agosto), según el NHC.

Fuente: livescience / CBS

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here