Científicos indican que SETI debe buscar artefactos alienígenas en la Luna
Publicado el 19 Abr 2021
© Imagen: archivo

¿Por qué buscar artefactos alienígenas en la Luna? Según un nuevo estudio, estos tienen una mayor duración que la señales y además podría ser mucho más «barato» ser enviados por otras civilizaciones. La investigación insta a SETI a emprender esta búsqueda.

En 1961, el astrónomo y astrofísico Frank Drake desarrolló una ecuación para estimar el número de civilizaciones extraterrestres activas en la galaxia Vía Láctea utilizando factores como la tasa de formación de estrellas, el número de planetas, el tiempo que las civilizaciones inteligentes necesitaban para liberar señales detectables en el espacio y otras conjeturas obviamente especulan pero “inteligentes”.

La famosa Ecuación de Drake utilizada para buscar civilizaciones alienígenas ahora ha inspirado una nueva fórmula para buscar artefactos alienígenas dentro de nuestro sistema solar.

La búsqueda de estos artefactos alienígenas podría comenzar con la Luna y otros cuerpos cósmicos cerca de la Tierra, según una nueva investigación

Una nueva forma de buscar extraterrestres

Ecuación de Drake

Ecuación de Drake

Actualmente, prácticamente todos los experimentos SETI (Búsqueda de Inteligencia Extraterrestre) escanean los cielos en busca de señales de radio o luz. Sin embargo, a lo largo de los años, algunos investigadores han sugerido que otra forma potencialmente mejor de encontrar evidencia de vida extraterrestre es no buscar transmisiones llegadas desde el espacio profundo, sino buscar lo que son esencialmente mensajes en una botella: un enfoque SETA (search for extraterrestrial artifacts) o Búsqueda de Artefactos Extraterrestres.

Por ejemplo, en 2004, los investigadores sugirieron que transmitir una señal a través del cosmos es costoso e ineficiente. En cambio, los científicos calcularon que inscribir mensajes en un trozo de materia y lanzarlo a posibles amigos por correspondencia extraterrestres requeriría aproximadamente una billonésima parte de la energía. (Algo similar al mensaje que se envió al espacio en la nave Voyager).

Otra preocupación con el SETI convencional es que las civilizaciones extraterrestres pueden estar muertas hace mucho tiempo cuando los astrónomos realmente detectan señales de ellas. Por el contrario, los artefactos extraterrestres podrían proporcionarnos una forma de aprender directamente sobre civilizaciones alienígenas, especialmente si estos artefactos están equipados con inteligencia artificial, dijo el autor del estudio James Benford físico de Microwave Sciences en Lafayette, California.

SÍGUENOS EN TELEGRAM

Nueva versión de la Ecuación de Drake

En el nuevo estudio, Benford desarrolló una versión de la ecuación de Drake para artefactos. La nueva fórmula se centró específicamente en lo que él llama «acechadores»: sondas extraterrestres robóticas ocultas y probables. Aunque las civilizaciones que desplegaron a estos acechadores bien pueden estar muertas, los mismos acechadores aún podrían estar lo suficientemente activos como para comunicarse con nosotros.

Benford se refirió a la diferencia clave entre una estrategia SETA y los enfoques SETI convencionales, de la siguiente manera:

“[SETA] implica la búsqueda activa de evidencia en lugar de observaciones pasivas. La comunidad SETI en su conjunto necesitaría pensar de una manera nueva”.

Cuando Benford comparó su fórmula con la ecuación de Drake, sugirió que la tasa de éxito potencial de SETA era competitiva con SETI convencional. Por ejemplo, si una civilización alienígena notó que los artefactos eran probablemente una estrategia de contacto más rentable que las transmisiones, entonces SETA tendría más éxito que el SETI convencional. Sin embargo, si una civilización alienígena fuera muy parecida a la nuestra en el sentido de que solo era capaz de realizar vuelos espaciales a velocidades interplanetarias, entonces solo podría construir balizas en lugar de sondas interestelares, y el SETI convencional resultaría más exitoso que SETA.

James Benford, físico de Microwave Science

James Benford, físico de Microwave Science. Crédito: The Planetary Society

Las civilizaciones extraterrestres que pasaron cerca del sol podrían haber estado especialmente interesadas en lanzar sondas en el sistema solar, dijo Benford. Señaló que aproximadamente dos estrellas se encuentran a un año luz del sistema solar por millón de años, y aproximadamente una estrella se encuentra dentro de los 10 años luz cada 5.000 años. El encuentro cercano más reciente que tuvo el sistema solar fue con la estrella de Scholz, que estuvo a 0.82 años luz del sol hace unos 70.000 años.

Benford dijo:

“En la escala de tiempo de 10.000 años de civilizaciones agrícolas en la Tierra, alrededor de dos estrellas han llegado a 10 años luz”.

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR: Sondas alienígenas autorreplicantes ya están aquí, afirman astrofísicos

¿Cómo y dónde buscar artefactos extraterrestres?

Benford sugirió analizar primero las imágenes lunares en busca de signos de sondas extraterrestres. Señaló que el Lunar Reconnaissance Orbiter (LRO) de NASA ha tomado alrededor de 2 millones de fotos de la luna desde 2009 «con una resolución de hasta aproximadamente 0.3 metros», dijo Benford.

“Puedes ver las huellas de Neil Armstrong en la Luna en algunas fotos, pero solo un puñado de estas imágenes han sido inspeccionadas por ojos humanos. Necesitamos usar software de IA (inteligencia artificial) para buscar estructuras, signos de artificialidad, que podrían beneficiar a las ciencias de la Tierra, como la arqueología”.

Benford también sugirió buscar artefactos extraterrestres ubicados en otros cuerpos cerca de la Tierra. Estos incluyen los objetos troyanos de la Tierra (cuerpos ubicados en puntos en el espacio donde la atracción gravitacional de la Tierra y el Sol se equilibran) y los objetos coorbitales de la Tierra (aquellos que comparten la zona de la Tierra alrededor del Sol).

Fotografía de la misión Apollo

Fotografía de la misión Apollo. (Public domain)

Benford dijo:

“China está planeando una misión, ZhengHe, a uno de estos objetos coorbitales, 2016 HO 3, para su lanzamiento en 2024”, dijo Benford. “Va a llegar a 10 veces la distancia de la Tierra a la Luna”.

Benford sugiere que no debemos mirar en la Tierra, en cambio debemos buscar en otros objetos, como la Luna.

Benford dijo:

“Si un artefacto ha estado aquí por mucho tiempo, ha estado sujeto al clima, daño, robo o descomposición debido a los elementos. A lo largo de cientos, miles o millones de años, es probable que no se puedan descubrir realmente, mientras que en algún lugar como la Luna todavía podrían estar allí”.

Cabe resaltar que Benford no es el primero en proponer buscar artefactos alienígenas en la Luna, e incluso investigadores independientes vienen haciéndolo desde hace muchos años, pero sin contar con la tecnología apropiada que sí tiene SETI. Esto podría dar mejores resultados que estar simplemente escuchando y esperando una señal desde el espacio.

Los hallazgos de la investigación de Benford y su equipo, titulada «A Drake Equation for Alien Artifacts»,  han sido publicados en la revista Astrobiology.

Fuente: space
Redacción CODIGO OCULTO

Redacción CODIGO OCULTO

Autor

La verdad es más fascinante que la ficción.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Síguenos y únete en nuestras redes sociales

Síguenos en Telegram

Conócenos

Código oculto

La historia y sus misterios, civilizaciones antiguas, Ovnis, Vida extraterrestre, Complots. Información alternativa para liberar mentes. Leer más

SUSCRÍBETE (ES GRATIS)

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

Obras registradas

Safe Creative #1803242717113

Sitios recomendados

Exploración OVNI
Llega una nueva Red Social: ORIGXN
UFO Spain Magazine
Ahora:
Total:

También te podría interesar…