Raymond Bernard “El Gurú de la Tierra Hueca”
Publicado el 04 Abr 2022
© Imagen: Pixabay / silverland.info

El nombre de Raymond Bernard es sinónimo de Tierra Hueca. De todos los autores aquí reseñados, ninguna alcanzó tanto suceso e influencia, como el libro que este autor publicara a mediados de los 60′, conocido simplemente como The Hollow Earth (La Tierra es Hueca). Podemos decir, y sin temor a equivocarnos, Raymond Bernard realizó la mejor compilación, además de establecer una visión aún más mística y esotérica, que sus anteriores divulgadores.

Todos aquellos iniciados en la teoría de la Tierra Hueca utilizan su trabajo como referencia de cabecera, y sus capítulos son citados, como si de la Biblia tratara. A diferencia de sus predecesores, la obra de Bernard resulta difícil de ignorar, y hasta sus más encarnizados enemigos deben aventurarse en su lectura, si se desea entender el porqué de su fascinación actual.

En nuestro caso, no solo vamos a adentrarnos en los pormenores de esta obra, sino, además, intentaremos buscar referencias sobre su autor, empresa, y adelanto al lector, se revela algo difícil, aunque no imposible.

Ajusten sus cinturones, se avecina un viaje movido.

Biografía de Walter Isidor Siegmeister – Alias Raymond Bernard

Una de las primeras cosas que destacan de The Hollow Earth (La Tierra es Hueca) es precisamente el nombre de su autor, Raymond Bernard. Pero ¿qué lo que hace tan especial? Supondríamos que al buscar datos sobre este escritor encontraríamos valiosa información de tan singular narrador, pero nuestra fe es puesta a prueba al advertir la inexistencia de una hoja de vida, fechas, y anteriores trabajos acerca del perfil de Raymond Bernard. Ninguna de las ediciones que esta autora pudo consultar de tan famoso libro, reseñan una sola línea sobre la identidad de Bernard. ¿No es extraño que después de varias reimpresiones sigamos sin conocer al hombre tras el libro? Débora Goldstern. Tierra Hueca. Madre de Todas las Conspiraciones, 2018.

La única fotografía existente del excéntrico Walter Isidor Siegmeister, uno de los divulgadores modernos más importantes sobre la tierra hueca

La única fotografía existente del excéntrico Walter Isidor Siegmeister, uno de los divulgadores modernos más importantes sobre la tierra hueca. Cortesía: silverland.info

Según los datos recogidos, Walter Isidor Siegmeister nativo de Manhattan, New York, nació en octubre de 1903. Su padre, William Siegmeister de origen ruso judío, en vida destacó como cirujano de vanguardia realizando sus primeros estudios en Alemania, poco antes de emigrar a Norteamérica en 1893. En cuanto a su madre, tan sólo se conserva su nombre, Rebeca Gitler. Su hermano, en cambio, Elie Siegmeister, se convirtió en un respetado compositor, lo cual ayuda a explicar el posterior comportamiento de Siegmeister en sus intentos por silenciar su pasado. Más tarde Siegmeister se convirtió en un aplicado estudiante de la Universidad de Columbia, especializado en ciencias de la educación, y cuyas aptitudes le valdrían una Maestría (1930), y más tarde un Doctorado (1932). Su tesis doctoral, Teoría y práctica de la pedagogía del Dr. Rudolf Steiner, 1932, da cuenta de una primera pista sobre sus posteriores inclinaciones místicas, donde se incluye a la teosofía como máximo exponente, tema que siempre lo apasionaría. Tiempo después Siegmeister decide marchar hacia Alemania prosiguiendo sus estudios sobre bioquímica. Allí va a descubrir la lecitina, sustancia utilizada en los alimentos como emulgentes de las grasas, considerada también, como un buen suplemento nutricional y excelente regenerador celular. Tal fue su adhesión, que a su regreso a los Estados Unidos decidió comercializar la lecitina (actualmente conocida como lecitina de soja) ofrecida en venta como jarabe líquido para consumo humano. De inmediato surgió la controversia. Una entidad gubernamental, la Administración de Comida y Droga (FDA), acusó a Siegmeister de fraude, y levantó una demanda en su contra por venta ilegal de lecitina, que decían no tenían ninguna propiedad terapéutica. A pesar de estos obstáculos Siegmeister fue absuelto por la justicia, lo cual no impidió que siguiera bajo sospecha oficial por sus actividades. Tras el entuerto legal, Siegmeister decidió tomar una nueva identidad, que desde entonces pasó a ser conocida como la de Raymond Bernard. Luego del escándalo Walter Siegmeister (Aka Raymond Bernard), decide trasladarse a Lorida, estado de Florida, donde en 1939 va a fundar su primera comunidad naturista The Lake Istokpoga Colony.  Como narra el desaparecido Dennis Crenshaw director de The Hollow Earth Insider, uno de los mejores sitios norteamericano dedicado a misterios subterráneos, Raymond Bernard inició allí un experimento social, con el objetivo de recuperar el antiguo paraíso terrenal perdido. Su propuesta logró convencer a un puñado de fervientes seguidores, amantes todos de la vida natural, bajo consigna del cultivo de frutas, y verduras tropicales.

Johnny Lovewisdom, 1919-2000, fue un místico norteamericano que, en 1940, y por un breve período acompañó a Walter Siegmeister durante su aventura ecuatoriana, tras la búsqueda de una raza mejorada

Johnny Lovewisdom, 1919-2000, fue un místico norteamericano que, en 1940, y por un breve período acompañó a Walter Siegmeister durante su aventura ecuatoriana, tras la búsqueda de una raza mejorada. Cortesía: everipedia.org

Pronto la pacífica comunidad presentó problemas debido actitudes poco éticas de Bernard, percibido por los suyos como un tirano, practicante, señalaron, de un servilismo personal donde nadie era remunerado por su trabajo. Otro problema surgió con la escasez de dinero, llevando a Bernard a tratar de comercializar productos naturistas no autorizados, que le valieran una vez más intimación por parte de la Administración de Drogas y Alimentos, amenazando al rebelde verde con apercibimiento legal. Cansado de tanta persecución Raymond Bernard decide abandonar Estados Unidos, para instalarse en Centroamérica estableciendo cuartel en Puerto Rico. Por entonces, las creencias de Bernard pasaban por un obsesivo interés en el rejuvenecimiento del cuerpo, equilibrado con una dieta sana. En un curioso ensayo, Menstruación. Su Causa y Cura, sostenía ese proceso fisiológico femenino podía desaparecer si se reducía la frecuencia de relaciones sexuales (una vez al año), adoptando a su vez, estricta dieta vegetariana. Espiritualmente se sentía atraído por los Esenios, secta religiosa del siglo I (a. C.), que retirados a orillas del Mar Muerto (Israel), se cree fueron los primeros en practicar el naturismo y celibato. Rechazaba, en cambio, su ascendencia judía, y cualquier observancia hacia el catolicismo.

Uno de los primeros escritos de Raymond Bernard revelando su obsesión por la regeneración celular

Uno de los primeros escritos de Raymond Bernard revelando su obsesión por la regeneración celular. Cortesía: bookdepository.com

Durante su estancia en Puerto Rico, Bernard se relacionó con una vidente apodada Mayita. Esta mujer tuvo una gran importancia en su vida, e influyó en sus posteriores investigaciones. Según Mayita, una entidad denominada la Diosa (Gran Madre), se le aparecía en sus visiones. Al parecer, La Diosa, creó una raza de supermujeres en Urano, reproducidas por parto génesis, sin necesidad de contacto masculino. El problema se presentó cuando nació una hembra defectuosa, resultando ser un hombre, posteriormente conocido como Lucifer. Su progenie de corrupción se expandió por todo el sistema solar, hasta alcanzar la Tierra. Allí fue establecida una raza de casi 4 metros de alto (Terras-uranitas), que se establecieron en la Atlántida. Después de un violento cataclismo, se refugiaron en la Tierra Hueca.

Curiosos retratos de Raymond Bernard, y su secretario Guy C. Haward, albacea de su correspondencia privada

Curiosos retratos de Raymond Bernard, y su secretario Guy C. Haward, albacea de su correspondencia privada. Cortesía: alchetron.com

Los sobrevivientes serían los actuales homos sapiens, degenerados por las radiaciones. Mayita predijo también, en 1965 se produciría una hecatombe nuclear. Serían salvos, aquellos que rechazaran el apego al dinero, carecieran de sexo, y solo ingirieran vegetales. Ayudados por los Terras del interior, serían llevados a Marte en sus discos espaciales. Tal la revelación que condujera a Raymond Bernard hacia un nuevo despertar, en búsqueda de un mundo hueco, y donde tierras ecuatorianas, se convertirían en su próximo objetivo.

Raymond Bernard como tantos de su generación, se obsesionó ante el peligro nuclear

Raymond Bernard como tantos de su generación, se obsesionó ante el peligro nuclear. Cortesía: Google Books

Búsqueda de la tierra prometida, y creación de una raza maestra

“¡Una nueva raza nace! Una nueva esperanza para la Humanidad amanece en un mundo oscurecido por los horrores de la guerra, y por la reversión de una gran parte de la Humanidad civilizada en una nueva forma de barbarismo mecanizado. Cuando una vieja raza degenera y se dirige rápidamente a la destrucción, la mano benéfica de la Naturaleza viene a la ayuda de la Humanidad creando una nueva mutación de la especie humana en forma de pioneros de una nueva y mejor raza. Lo mismo ocurrió en épocas históricas pasadas, cuando civilizaciones más viejas se tambalearon, y sus razas degeneraron mientras nuevos pioneros surgieron para crear un futuro mejor en su medio, para acomodar en la existencia una nueva raza”. De una carta escrita por Raymond Bernard a su secretario Guy C. Harwood, 1954.

The Hollow Earth publicado en 1964 convirtió a Raymond Bernard en una celebridad

The Hollow Earth publicado en 1964 convirtió a Raymond Bernard en una celebridad. Cortesía: neatneatneat / wordpress

En 1941 el flamante converso Raymond Bernard arriba al Ecuador. Allí tomó contacto con un viejo amigo, John Wierlo con el que decidió iniciar una comuna experimental. La idea era formar una nueva raza, nuevamente libre de dinero, regida por el celibato, y una estricta dieta vegetariana. El ideal buscado planteaba la necesidad de reformular la civilización, con el fin de retornar al antiguo estado adámico.

Para eso era necesario crear una nueva súper raza, liberada de los errores pasados. Como fiel soldado de su ideología, Bernard renunció al aseo personal, y la mayoría del tiempo organizaba expediciones en busca de una entrada alternativa a la Tierra Hueca. Según algunos rumores de la época, el excéntrico doctor frecuentaba maestros tibetanos residentes en la región, y hasta se lo hizo protagonista de sucesos milagrosos, como por ejemplo la habilidad de caminar sobre el agua, como un moderno Jesús. Más tarde Wierlo negaría esta “supuesta habilidad”, aduciendo fraude orquestado por el propio Bernard. Su proyecto atrajo la atención de un medio importante The American Weekly quién enviara al periodista JM Sheppard a realizarle una entrevista. La misma se publicó en mayo de 1943, siendo titulada, Hope to Breed a Super-Race in Ecuador’s Secret Jungles (Espero crear una súper raza en las selvas secretas del Ecuador). El artículo causó sensación.

Los indios Morcegos son una de las tribus más enigmáticas de Brasil, y que según rumores custodian antiguos pasajes subterráneos

Los indios Morcegos son una de las tribus más enigmáticas de Brasil, y que según rumores custodian antiguos pasajes subterráneos. Cortesía: BBC

A través de una encendida correspondencia mantenida con su secretario Guy Harwood, Bernard confiaba lo siguiente acerca de su comuna ecuatoriana:

“Cada persona que se une a nuestro movimiento debe considerarse a sí mismo, creador potencial de una Nueva Raza, y debe prepararse para la paternidad eventual de nuevos niños de la Raza. Además, debe consagrar su vida a traer Super-niños al mundo. Esta debe ser nuestra religión y nosotros debemos estar dispuestos a sacrificarnos para su realización”. No es que tratamos de salvar a la Humanidad presente trayendo un sin número de personas fuera de nuestra civilización para establecer colonias, pero nuestra meta es acercarlos a una nueva idea religiosa eugenésica de crear un nuevo Mesías para salvar a la Humanidad de la degradación y reversión al barbarismo. La ubicación exacta de nuestra colonia será mantenida en secreto. Esto es por muchas razones. Primeramente, no deseamos que meros buscadores de curiosidades violen nuestra intimidad. Nosotros no deseamos personas que malinterpreten nuestras enseñanzas, o que no tengan serias intenciones para aplicarlas. Admitimos que hay personas buenas que no desean hacer los sacrificios necesarios para alcanzar la meta en la que estamos trabajando”.

Entrada la década de los 50′, Bernard abandona los placeres de la jungla para retomar a los Estados Unidos, donde se dedica a escribir sobre temas naturistas. Aún receloso por los antiguos problemas con la justicia de su país, opta por un nuevo alias para darse a conocer, el de Dr. Uriel Adriana. Esta vez decide vender el material por correspondencia. En 1955 fallece su madre, siendo heredero a partir de entonces de un importante dinero. Ya sin preocupaciones materiales, Siegmeister-alias BernardUriel, elige viajar a Brasil para continuar con su búsqueda espiritual, lugar que lo inspiraría a escribir su trabajo más famoso, The Hollow Earth.

LECTURA RECOMENDADA: Aborígenes del amazonas afirman que la Tierra es Hueca y que existe un mundo interior

Según Raymond Bernard, la Tierra es Hueca, y uno de sus accesos subterráneos se encuentra en Brasil

“Yo, el abajo firmante, estoy interesado en venir a Santa Catarina para unirme a la Agharta Surviving Group que entrará en un túnel que conduce a la Mundo Subterráneo donde pasaré el resto de mi vida, y dejaré este mundo para siempre. Para estar calificado para unirme a tal grupo, me esforzaré por purificar mi cuerpo tanto como sea posible a través de una dieta estrictamente vegetariana, evitando todos los alimentos de origen animal y tratando de prepararme para una vida subterránea. Consideraré el asunto de sobrevivir a la catástrofe que se avecina no como un acto egoísta por mera autopreservación, sino como una cuestión de deber para con el futuro de la raza humana, y trataré de ayudar a tantos otros como sea posible unirse al grupo de supervivientes. También ayudaré en todas las formas posibles a los esfuerzos de The Aghartan Order para asegurar la supervivencia de un remanente digno de la raza humana, estableciendo contacto con el mundo subterráneo, a través de la exploración de túneles en el sur de Brasil. De una solicitud impartida por The Aghartan Order fundada por Raymond Bernard en 1959.

Cuando Raymond Bernard se traslada a Brasil, lo hace convencido allí encontrará algunas respuestas en cuanto a sus propias obsesiones personales, existencia de una Tierra hueca. Una vez instalado en el país sudamericano, Bernard iniciará su etapa intelectual más fructífera, marcada por un impulso irrefrenable que lo incita a escribir sin descanso. Este proceso se inicia en 1956 cuando publica Escape from Destruction: how to survive in the atomic age (Escape a la Destrucción. Cómo sobrevivir a la Era Atómica).

En aquel trabajo, Bernard alerta sobre el uso de la energía nuclear, y las terribles consecuencias de producirse un abuso en la utilización, que mal empleada provocaría radioactividad en la atmósfera, envenenamiento de los alimentos, y contaminación del agua. Propone como única posibilidad de supervivencia, refugiarse en el interior de la Tierra Hueca, ya que además los extraterrestres intervendrán en la catástrofe atómica, trasladando algunos elegidos en sus platos voladores hacia Marte, para continuar con la raza humana.

Uno de los accesos subterráneos revelados por el propio Henrique José de Souza, llamado la Montaña Sagrada de Moreb, Sur de Minas Gerais, y que el místico mandara cerrar en la década del sesenta

Uno de los accesos subterráneos revelados por el propio Henrique José de Souza, llamado la Montaña Sagrada de Moreb, Sur de Minas Gerais, y que el místico mandara cerrar en la década del sesenta. Cortesía: Archivo Personal / Débora Goldstern

Durante ese prolífero 1956 Bernard publicará otras obras, Danger we all face: The Radioactive Peril (El peligro que todos enfrentamos: el peligro radiactivo). Dead Scrolls and the Life of the Ancient Essene (Rollos del Mar Muerto, y la vida de los Antiguos Esenios), y Apollonius The Nazarene: Mystery Man of the Bible (Apolonio El Nazareno: Misterioso Hombre de la Biblia), títulos de carácter apocalíptico, y donde Bernard, además, daría rienda suelta a viejas obsesiones espirituales. Luego de esta diversidad de temas, decide dedicar todos sus esfuerzos al asunto de la Tierra Hueca.

El despegue se produce en 1954, como él mismo relata en un pasaje de Hollow Earth:

“Fue allá por 1954, cuando pisé Brasil por primera vez, cuando aterricé en avión en Belem, el gran puerto cerca de la desembocadura del Amazonas, que supe por primera vez sobre el Mundo Subterráneo, excepto, por las referencias a Agartha, Bestias Hombres y Dioses, Ferdinand Ossendowski, Etidorhpa, The Coming Race, Bulwer Lytton, así como referencias a los túneles de los atlantes bajo Sudamérica, en los libros de Harold Wilkins, Mysteries of Ancient South America, ​​y Lost Cities of Old América del Sur, y también El Corazón de Asia, Nicholas Roerich”.

En otro pasaje Bernard descubre:

“Pasaron los años y en 1957, curioseando en una librería me topé con un libro encuadernado en papel que llevaba el intrigante título, ‘PLATILLOS VOLADORES, DEL MUNDO SUBTERRÁNEO AL CIELO’. En la portada había una imagen de un platillo volador que salía del inframundo, y ascendía al cielo. El autor, O.C. Huguenin, afirmó que todos los platillos voladores provienen del interior de la Tierra, y que ninguno proviene de otros planetas, idea que, según él, era falsa”.

Huguenin del cual nada sabemos, estaba en relación con altos mandatarios de la Sociedad Teosófica, quienes fueron los promotores en su país de esta corriente. Sus principales aliados eran el comandante Paulo Justino Strauss, y el profesor Enrique José de Souza. Strauss, era un oficial de la Marina de Guerra brasileña, y miembro del comité directivo de la Sociedad Teosófica. Este militar estaba convencido el origen de los OVNIs es terrenal, y que los mismos no proceden de ninguna de las naciones conocidas.

Informaba Strauss:

“Debemos tomar en consideración la teoría más reciente e interesante que nos ha sido ofrecida para explicar el origen de los platos voladores: la existencia de un gran Mundo Subterráneo, con numerosas ciudades en las que viven millones de habitantes. Esta otra humanidad debe haber alcanzado un elevadísimo grado de civilización, una organización económica y social, un desarrollo cultural y espiritual con relación a los cuales la humanidad que vive en la superficie de la Tierra puede ser considerada una raza de bárbaros. Han de ser muchos los que se sorprendan ante la existencia de tal Mundo Subterráneo. A algunos les parecerá absurdo e imposible porque si existiera verdaderamente –argüirán- hace ya mucho tiempo que habría sido descubierto. Muchos otros críticos señalan que la existencia de un mundo habitado dentro de la tierra resultaría imposible debido a la creencia que la temperatura aumenta en razón directa de la profundidad, y por ende que el centro de la Tierra es una masa de fuego. Sin embargo, este aumento de temperatura no significa que el centro de la Tierra sea de fuego, ya que puede ser una extensión limitada y surgir de las cavidades subterráneas, como los volcanes y arroyos calientes, situados en determinados niveles. Debajo de éstos, la temperatura vuelve a bajar a medida que se desciende más. La hipótesis de que la temperatura aumenta con el descenso en la corteza terrestre sostiene que esto ocurre hasta una profundidad de ochenta kilómetros (en la capa superficial de la Tierra)”.

Huguenin quién prácticamente basó todas sus hipótesis en los postulados de Strauss sostenía:

“El mundo subterráneo no se limita a cavernas, sino es más o menos extenso, y está situado en un hueco dentro de la Tierra, lo suficientemente grande para contener ciudades y campos, donde viven seres humanos y animales de estructura física parecida a los de la superficie. Entre los habitantes, hay determinadas personas que vinieron de la superficie, descendieron y nunca retornaron, como el coronel Fawcett y su hijo Jack”.

LECTURA RECOMENDADA: Expedición a la Tierra Hueca: Almirante Richard E. Byrd y una conspiración sin fin

Tratando de descifrar el misterio del mundo subterráneo, Huguenin se interroga como habrán surgido estas maravillosas ciudades subterráneas y su avanzada civilización. Responde los constructores y la mayoría de los habitantes del mundo subterráneo, son miembros de una antigua raza antediluviana, proveniente de los continentes prehistóricos, sumergidos, Lemuria y Atlántida, refugiados allí luego de la inundación que destruyera sus tierras de origen.

Uno de los textos que más influyó en el trabajo de Raymond Bernard, y donde su enigmático autor O.C Huguenin postula la procedencia de OVNIs como originarios de la Tierra hueca

Uno de los textos que más influyó en el trabajo de Raymond Bernard, y donde su enigmático autor O.C Huguenin postula la procedencia de OVNIs como originarios de la Tierra hueca. Cortesía: Archivo Personal / Débora Goldstern

Tanto Huguenin como Strauss tenían según se dijo, activa vinculación con la Sociedad Teosófica, ambos miembros regulares. Liderando la poderosa sociedad en el Brasil, (fundada por la esotérica rusa Helena Petrovna Blavatsky en el siglo XIX), se encontraba Henrique José de Souza.

Nacido (1913-1965) en San Salvador, Bahía, estado del norte de Brasil, Souza era hijo de una acomodada familia dedicada a la exportación, y actividades teatrales. Debido a la muerte de su padre, abandonó sus sueños de convertirse en médico, para pasar asumir el control de los negocios heredados. Desde muy joven se interesó en el mundo espiritual, siendo su primer acercamiento la escuela de Samyama, donde se estudiaba filosofía oriental. En 1924 funda Dhâranâ, Sociedad Mental Espiritualista, que en 1928 transforma en Sociedad Teosófica Brasilera, y más tarde mutara como Sociedad Brasileira de Eubiose. Su escuela templo se establecerá en Barra de las Grazas, estado de Mato Grosso, ladera sur de la famosa Sierra del Roncador.

Uno de los textos que más influyó en el trabajo de Raymond Bernard, y donde su enigmático autor O.C Huguenin postula la procedencia de OVNIs como originarios de la Tierra hueca

Uno de los textos que más influyó en el trabajo de Raymond Bernard, y donde su enigmático autor O.C Huguenin postula la procedencia de OVNIs como originarios de la Tierra hueca. Cortesía: geometrymix.me

Souza creía, Brasil era una especie de tierra prometida, donde surgiría una nueva raza más avanzada, tomando como referencia un concepto muy teosófico. Así según esta idea, Eubiose representaba una nueva concepción y estado mental, abogando por el pleno funcionamiento de los siete centros, vórtices o uniones del cuerpo humano como más perfecta unión de la energía. Esta probable evolución se desarrollaría en tres regiones de Brasil: Sierra Mantiqueira, Isla de Itaparaca y Sierra del Roncador. En esos lugares, y según Souza, se hallarían embocaduras o accesos (pasajes interdimensionales) hacia el espacio localizado en el ulterior del planeta, o sea un verdadero mundo subterráneo.

Souza profetizaba la llegada de un nuevo Avatar, que conduciría esta transición, denominado Maitreya. Durante su vida Souza mantuvo correspondencia con Mario Roso de Luna, teósofo español, de gran renombre, y del que tradujo varias obras. De todos los libros que escribió destaca, El verdadero camino de la iniciación (1940), donde narra que el patriarca Noe, después del diluvio se refugió en Agartha. En 1955 una publicación de la época, O Cruzeiro, se hizo eco de un rumor que decía que Souza fue visitado por una aeronave de procedencia desconocida, tripulada por seres de alta estatura, que lo condujeron a una incursión intraterrestre.

Bernard absorbería todos estos conceptos, impregnados luego en su ya mítico libro, The Hollow Earth. La lectura de Huguenin lo hizo conocer a de Souza, con quién trabó amistad.  En 1960 da a luz Agartha: el mundo subterráneo, cuya continuación será Platos Voladores desde el interior de la Tierra, y culminando la saga con The Hollow Earth (1964), donde Bernard logra amalgamar todas estas ideas. Otro nombre que se cuela en su obra es el de Carl Huni, naturalista norteamericano con quién Bernard aseveró mantener correspondencia.

Según le narrara Huni a Bernard:

“La entrada a las cavernas está vigilada por los indígenas morcegos, una raza de tez morena, tamaño pequeño y extraordinaria fuerza física. Su sentido del olfato está más que desarrollado que el de los mejores sabuesos. Aunque aprueben a una persona y le permitan entrar a las cavernas, me temo que esa persona estaría perdida para el mundo conocido, porque guardan el secreto con mucho cuidado, y tal vez no le permitan salir. Los indígenas morcegos viven en cavernas y salen a la noche a las junglas que los rodean, pero no tienen contacto con los habitantes subterráneos. Estos habitan una ciudad subterránea donde forman una comunidad de población considerable que se autoabastece. Se cree que los habitantes de la Atlántida construyeron las ciudades subterráneas. Una cosa es segura: no le llegarán residuos radioactivos. Nadie sabe si aquellos que viven en las antiguas ciudades subterráneas de la Atlántida son los mismos habitantes u otros que se establecieron allí luego que los constructores originales se fueron. El nombre de las montañas donde existen estas ciudades es Roncador, en el nordeste de Matto Grosso. Si alguien va en busca de una de esas ciudades, debe responsabilizarse de su propia vida, pues tal vez nunca regrese, como le ocurrió al coronel Fawcett”.

Túneles secretos que conducirían al mundo subterráneo

Algunos estudiosos al hablar de Raymond Bernard confunden su identidad con la de su homónimo francés, destacado líder rosacruz fallecido en la década del noventa

Algunos estudiosos al hablar de Raymond Bernard confunden su identidad con la de su homónimo francés, destacado líder rosacruz fallecido en la década del noventa. Cortesía: recherchestraditions / blogspot

Raymond Bernard realizó en vida algunas aseveraciones sobre el hallazgo de túneles en Brasil, aunque sus reclamaciones nunca se tomaron muy en serio. No obstante, su acercamiento con Henrique José de Souza, quién se rumoreaba albergaba información privilegiada sobre el tema, hace que los relatos de Bernard no parezcan tan descabellados, como, por ejemplo, a continuación, citado:

“Uno de los primeros colonizadores alemanes de Santa Catarina, Brasil, escribió y publicó un libro, en alemán antiguo, sobre un Mundo Subterráneo, con información obtenida de los indígenas. El libro describía la Tierra como hueca, con un solo central. Decía que el interior de la Tierra era habitado por una raza longeva, que vivía libre de enfermedades y se alimentaba con frutas. También sostenía que este Mundo Subterráneo estaba sostenido y conectado en la superficie por medio de túneles abiertos en su mayoría, en la zona de Santa Catarina y alrededores en Brasil. El autor invirtió seis años en la investigación y el estudio de los misteriosos túneles que abundan en Santa Catarina, obviamente construidos por una raza antigua, para llegar a las ciudades subterráneas. Las investigaciones continúan. En una montaña cerca de Joinville, los cantos corales de los hombres y las mujeres de la Atlántida se oyen en forma repetida, además del ‘canto galio’ (gallo que canta), que es una indicación típica de la existencia de una abertura de túnel que lleva a una ciudad subterránea. No es un animal vivo el que produce el sonido, sino probablemente una máquina”.

SÍGUENOS EN TELEGRAM

En otras cartas privadas Bernard comunica la localización de seis túneles, adentrados uno de ellos en Tijucas do Sul (estado de Paraná), otro, en Piedras Blancas (Santa Catarina), donde se menciona la existencia de una puerta de metal ocultando una inmensa ciudad, un tercer túnel en Boc (Santa Catarina), y, por último, mención de un acceso fronterizo conectando con Paraguay. En Curitiba (Paraná) y San Francisco do Sul (Santa Catarina), se reportan dos túneles más, desde donde emergen extraños sonidos. Tal lo informado por Raymond Bernard.

Publicado en 1964, Tierra Hueca, se convirtió en un libro de culto desde su aparición, siendo para Raymond Bernard su último suspiro, ya que nuestro curioso estudioso falleció de pulmonía en 1965, un año después de editarse su afamada edición. Triste ironía para un hombre que durante toda su vida anheló volverse inmortal. Hasta Aquí.

Curiosidad

Muchos estudiosos al tratar el tema de la tierra hueca hacen de Raymond Bernard un famoso líder rosacruz. Desde ya aclaro se trata de dos personas distintas, tan solo llevando un mismo nombre.

Conclusión

Los hechos narrados en este artículo sobre Raymond Bernard lo vuelven un aporte imprescindible para los estudiosos de la tierra hueca. Es también la demostración de una ferviente utopía, anhelo de un mundo incorruptible que para algunos sobrevive bajo tierra. Continuará.

Bibliografía

Libros:

  • Goldstern, Débora
    Tierra Hueca. Madre de Todas las Conspiraciones. España: Guante Blanco, 2018.
    Kafton Minkel, W. Subterranean World. 100.000 Years of Dragons, Dwarfs, the Dead, Lost Races and Ufos from Inside the Earth. USA: Inner Light – Global Communications, 1989.
    Solomon, S. Visitors to the Inner Earth. USA: Top Hat Press, 2011.
  • Raymond Bernar
    Agharta, The Subterranean World, 1960.
    Escape from Destruction: how to survive in the atomic age, 1956.
    Flying Saucers From The Earth’s Interior, 1960.
    The Hollow Earth: The Greatest Geographical Discovery in History, 1964.

Sitios web:

  • Alchetron
    Joshi, S. Walter Siegmeister.
    https://alchetron.com/Walter-Siegmeister
  • Angelfire
    Bernard, R. En busca del Mundo Subterráneo.
    https://www.angelfire.com/space/brantonia/redbook/BrazilianUG.html
  • Borderland Sciences
    Bernard, R. Exploración Subterránea en Brasil.
    https://borderlandsciences.org/journal/vol/15/n06/Underground_Exploration_in_Brazil.html
  • Our Hollow Earth
    The Hollow Earth. Lista completa de las obras de Raymond Bernard.
    https://www.ourhollowearth.com/Bernard/WorksList.htm
  • The Free Library
    La utopía del interior de la Tierra de Walter Siegmeister.
    https://www.thefreelibrary.com/Walter+Siegmeister%27s+Inner-Earth+Utopia+*.-a083582927
  • The Hollow Earth Insider
    Crenshaw, Dennis. Dr. Raymond Bernard: One Man’s Search for Paradise.
    http://thehollowearthinsider.com/go-deeper/Site_-_N_ew/Bernard_1.html
    Crenshaw, Dennis. Dr. Raymond Bernard: One Man’s Search for Paradise.
    http://thehollowearthinsider.com/go-deeper/Site_-_N_ew/Bernard_2.html

Un artículo escrito por: Débora Goldstern, colaboradora de CodigoOculto.com

Gracias por leernos. Te invitamos a seguirnos en nuestra Página de Facebook, para estar al tanto de todas las noticias que publicamos a diario. También puedes unirte a nuestra comunidad en Telegram.

Te recomendamos leer:

Débora Goldstern

Débora Goldstern

Autor

Bibliotecaria de Profesión, natural de Buenos Aires, Argentina. Presta servicios en la Universidad Abierta Interamericana desde hace 16 años. Además es escritora e investigadora, dedicándose al estudio de las civilizaciones andinas desaparecidas por más de 20 años. Ha participado como consultora de la revista Ufo Brasil, ha sido expositora en diversos congresos y es regularmente convocada por programas de radio, tv, documentales, films y canales de Internet. Ha publicado dos libros: «Secretos subterráneos de los mundos olvidados - Cueva de los Tayos» y «Tierra Hueca». Débora es colabora permanente en CodigoOculto.com desde Diciembre de 2018.

3 Comentarios

  1. Luis Epifanio Cabrera

    Mil felicitaciones Débora, un trabajo excelente y gran recopilación de datos que convierten el escrito en algo muy fascinante que le impide a uno parar de leer y cada renglón lo hace ir cada vez más adelante y no quisiera que se acabe. Fue maravilloso e inquietante, gracias.

    Responder
    • Debora

      Gracias Luis por sus palabras, me alientan a seguir!!

      Responder
  2. Julian Z. Castillo A.

    Excelente documento; gracias por compartir su conocimiento…

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Síguenos y únete en nuestras redes sociales

Síguenos en Telegram

Conócenos

Código oculto

La historia y sus misterios, civilizaciones antiguas, Ovnis, Vida extraterrestre, Complots. Información alternativa para liberar mentes. Leer más

SUSCRÍBETE (ES GRATIS)

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

Obras registradas

Safe Creative #1803242717113

Sitios recomendados

Exploración OVNI
UFO Spain Magazine
Ahora:
Total:

¡DALE AL PLAY! ▶

También te podría interesar…

El extraño caso de Angelique Cottin, la “niña eléctrica”

El extraño caso de Angelique Cottin, la “niña eléctrica”

El mundo está lleno de incontables leyendas y crónicas misteriosas, muchas veces nos preguntamos, ¿Dónde termina la historia verdadera y cuando inicia la leyenda? Lo cierto es que, los casos paranormales "reales" se apoderan cada día más del folklore de todas las...