¿Te has planteado alguna vez si realmente tenemos libre albedrío? ¿Nuestras elecciones son realmente libres o el destino nos impone una ilusión de libertad? Estas preguntas vienen siendo ampliamente debatidas en campos como el de la filosofía, la religión o la ciencia, generando diversas corrientes de pensamiento.

Aprovechando esta interesante cuestión, adentrémonos en un controvertido relato de 1882 titulado «¿La dama o el tigre?» del autor Frank Stockton que plantea algo similar a un experimento mental en el que tendremos que tomar una decisión.

La historia cuenta que en un reino ficticio, el rey había dispuesto un curioso sistema para administrar justicia que se basaba en el azar de modo que al acusado se le colocaba ante dos puertas, tras una de ellas se hallaba un tigre hambriento que le devoraría y tras la otra, una bella dama elegida por el propio monarca que se casaría con él.

«La Dama o el Tigre» ¿Tenemos realmente libre albedrío?

El reo tenía que abrir una de las dos puertas sin saber tras cual esperaban la dama y el tigre y si elegía la de la bestia, se consideraba que era culpable del delito que se le  había imputado, e igualmente, si escogía la puerta de la dama, significaba que era inocente.

Sucedió que la hija del rey tenía un amorío secreto con un joven de menor clase social y al llegar los rumores a oídos del monarca, dicho joven fue acusado quedando a la espera de que tuviera lugar tan extraño juicio.

Mientras tanto, la princesa utilizó su poder e influencia para averiguar tras qué puertas estarían la dama y el tigre cuando llegara el momento, descubriendo que la doncella escogida era una persona a la que ella llevaba largo tiempo odiando pues creía que quería ganarse los afectos de su amado y temía que fueran correspondidos.

Y conociendo a su amado sabía que llegado el momento él le pediría una señal sobre qué puerta escoger para salvar su vida así que la princesa pasó largo tiempo tratando de decidir si prefería ver al joven morir o en los brazos de la mujer que despertaba su odio más extremo. Ambas opciones le hacían hervir la sangre.

«¿La Dama o el Tigre?» ¿Tenemos realmente libre albedrío?

LEE MÁS:

Cuando llegó el temido día, el joven buscó a su princesa con la mirada y ella, disimuladamente pero sin dudar hizo un leve gesto con la mano señalando la puerta de la derecha y su amado, confiando en ella, abrió dicha puerta.

Pero… ¿qué había tras ella? ¿La dama o el tigre? ¡No lo sabemos! El autor no dio la respuesta y lanzó esta pregunta directamente al lector para que cada uno pueda escoger.

¿Qué destino piensas tú que enfrentó el joven? ¿Vida o muerte? ¿Le traicionó la princesa? Ninguna respuesta es incorrecta pero tal vez, la elección pueda dar información a cada uno sobre sus pensamientos acerca de la naturaleza humana.

Este dilema nos plantea otra interesante cuestión ¿existe el destino o tenemos libre albedrío?

Nuestra compañera Sonia Gupta del canal AEnigma se adentra con mayor detalle en estas cuestiones en el siguiente vídeo y también nos presenta este relato corto al completo en formato audiolibro:

 

Para disfrutar de más contenido como este, puedes visitar el canal AEnigma.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here