En septiembre 11 de 2001 me encontraba trabajando, cuando tuvo lugar el espeluznante atentado norteamericano. Recuerdo mi expresión de asombro y desconcierto, ante las imágenes transmitidas por los medios.

Mientras meditaba estos sucesos, presintiendo de relevancia inmediata para el mundo, una idea atravesó mi mente. Ocurrió mientras observaba esas dos torres colapsar, cuando de pronto sobrevino un déjá vu. Fallo de la matriz, haciendo acopio de la mejor conspiranoia.

Lo cierto es lector, esta escritora creyó reconocer cierta familiaridad en los eventos producidos, y que décadas antes Benjamín Solari Parravicini, un místico argentino ya fallecido, preanunciara en dibujos de su autoría.

Benjamín Solari Parravicini: El «Nostradamus» de Nuestra Era
Esta autora trabajando en la reconstrucción, de la abducción ocurrida a BSP. Archivo Personal.

Hasta ese día, Parravicini, tan solo era una personalidad que apenas despuntaba en mis estudios, aunque confieso, no lograba captar su importancia. Quién despertara mi interés sobre su figura, fue el ufólogo argentino Fabio Zerpa, heredero, y gran divulgador de su obra.

A inicios de los setenta, Zerpa puso en funcionamiento Cuarta Dimensión, revista sudamericana pionera en materia ufológica. Fue allí donde encontré las primeras referencias, sobre el enigmático Parravicini. De vez en cuanto la publicación intercalaba material sobre Parravicini, y así llegué a conocerlo un poco. No obstante, su mensaje me resultaba incomprensible.

Acostumbrada a nombres como Edgar Cayce, y Michel Nostradamus, que dentro del género profético dominaban mis preferencias, Parravicini se me hacía demasiado complejo, y preferí ignorarlo. Esta incomprensión hizo abandonara su pista, y por mucho tiempo me olvidé de él. Ignoraba el destino me volvería sobre sus pasos. Y vaya forma de irrumpir.

Benjamín Solari Parravicini: El «Nostradamus» de Nuestra Era
Uno de los deslumbrantes cuadros pintados por BSP.

Desde entonces Parravicini, viene siendo un estudio muy presente en mi trabajo. Dicho esto, éste articulo propone un repaso por algunos aspectos intrincados, de su asombrosa vida. Ajusten sus cinturones, se avecina un viaje movido.

Benjamín Solari Parravicini – Retrato en Sepia

Todo investigador que se inicie en la búsqueda de datos sobre BSP, apelando a sus siglas, va a toparse con el mismo problema. Inexistencia de una biografía oficial. No la encontrará. Y es que a pesar de su fama, BSP parece ocupar dentro del imaginario popular, lugar incómodo como sujeto de estudio.

Súmese a eso, la mayoría de las reseñas que circulan narrando su vida, repiten siempre los mismos extractos. Esta ausencia de información substancial, donde una cronología rigurosa parece escapar al ojo atento, vuelve difícil la reconstrucción de sus huellas. Intentemos lo imposible.

Benjamín Solari Parravicini, nace cuando el siglo diecinueve brinda sus últimos coletazos, un ocho de agosto de 1898. Y aquí un primer alto esotérico. El niño mágico, viene al mundo rodeado por un número muy reverenciado, el sagrado ocho. Los místicos nos dicen, éste arcano oculta en su seno, no sólo el misterio de la resurrección, sino también el del comienzo, equidad y justicia, así como del infinito. Es un guarismo que aumenta nuestros talentos psíquicos. Casi nada.

Más de trescientas psicografías recogidas en este libro, obsequio de su autor a esta escritora. Archivo Personal.

Continuamos con nuestro expediente:

BSP gozó de una infancia privilegiada, hijo de una familia pudiente de clase acomodada, su madre fue Dolores Parravicini Noriera, vinculada por parentesco al mundo del arte, siendo prima del brillante actor teatral Florencio Parravicini. Del lado paterno tenemos a Benjamín Tomás Solari, psiquiatra de renombre. Y aquí otro dato curioso agregado a nuestro estudio oculto, ya que BSP, fue el mayor de siete hermanos. Adivinaron, sí, de nuevo el ocho.

Siendo niño Benjamín manifiesta cualidades extrañas, narrando a sus alarmados padres, interacción con duendes, hadas, y seres alados, que dice lo visitan. Creyéndolo perturbado es sometido a estudios médicos, pero los resultados no muestran nada anormal. Y es que Benjamín es tan sólo un niño distinto, diferente de otros, si se quiere.

Mientras estas cualidades se van desarrollando, música y arte parecen reclamar su atención. Su habilidad con los pinceles, le valdrán renombre como pintor destacado, obteniendo galardones locales e internacionales.

Con su fama a cuestas, crece su gusto por la vida disipada, y amante de la noche. BSP gana y pierde dinero con facilidad, incluso malas inversiones, lo sumergen en la estrechez económica, más nunca se queja. En medio de estos devaneos anímicos, empieza a correrse la voz sobre una personalidad que no esquiva la caridad, dispuesto siempre para ayudar.

Cuando cumple treinta y cuatro años, un extraño vacío lo aflige, presa de un desconsuelo inexplicable. Internamente sigue debatido por fuerzas invisibles, que desde la niñez siguen acosándolo.

BSP llega a pensar es víctima de posesión, y rechaza estas facultades negándose a convertirse en dotado paranormal. Le asusta lo vean como un fenómeno, y resiste someterse a esos mandatos. Quiere saberse dueño de su destino, y siente el mismo le es esquivo, ignora, su misión real está pronto a manifestarse.

Escuchando los susurros de Satán

Cuentan sus íntimos, fue en 1932 cuando BSP decide ya no revelarse ante lo inevitable. El hecho decisivo ocurre una noche, luego de cenar con amigos.

“Se había acostado a dormir cuando algo lo despertó. Se levantó en paños menores, y escribió entonces algo que no entendía, frases que le eran dictadas por una entidad hasta el momento silenciosa. Parravicini escribió lo que le dictaba la voz, y después asustado, destruyó los dibujos y se arrodilló y rezó, porque pensó estaba siendo poseído por un demonio. Días después el fenómeno volvió a repetirse. Cuando se sentó a la mesa, sintió su mano no era su mano. Su mano estaba en el extremo de su brazo, pero no era su mano para nada, era la mano de otra cosa, y se movía sola. Dibujaba. Escribía. Benjamín no entendía las frases enigmáticas, pero en vez de romperlas, las guardó”.

Más tarde Parravicini revelaría esos mensajes, le eran transmitidos por su enigmático protector alado, aunque luego se sucederían otras voces. A diferencia de otros médiums, BSP utilizaba su habilidad como dibujante, para realizar grabados de estilos simbólicos, a los que solía insertar pequeño texto acompañando las visiones.

Una temprana imagen del llamado Nostradamus Argentino. Sin fecha. (Wikimedia Commons)

Ésta técnica predictiva sería bautizada luego como psicografía. Las fenomenales imágenes solían asaltarlo en plena madrugada, obligándolo a dibujar casi en absoluta oscuridad. Durante estos trances, su lucidez nunca se perdía, y la consciencia siempre latente.

Sus predicciones abarcan un extenso período, que desde 1936 hasta 1974, año de su muerte, lo conducirán a producir cerca de 700 psicografías, aunque la cifra real se desconoce. Los anuncios declamados contemplan cambios a nivel social, político, avances científicos, tecnológicos, incluyendo religión, política, espiritualidad, como centro de sus otros mensajes anticipatorios.

Parravicini y el contacto extraterrestre

“Reaparecerán sobre la Tierra seres de otros mundos. Hablarán de sus planetas, y se harán comprender telepáticamente. Enseñarán sus naves, invitarán a los terráqueos a visitarlas. Habitaron civilizaciones de ayer”. (BSP, 1940).

Cuando se examina su legado, el factor extraterrestre destaca como una de las referencias más fascinantes asociadas a BSP. En el artículo dedicado a los enigmas del obelisco argentino, hablamos de la famosa abducción que lo tuvo como protagonista.

Actualmente vengo siguiendo la pista de esta historia fascinante, realizando un trabajo de reconstrucción sobre lo sucedido. Cabe aclarar que fue el propio BSP que hizo pública su historia, revelando su experiencia en 1968, ocho años después de ocurrido el suceso. Durante sus revelaciones, mencionó a venusinos como sus misteriosos raptores.

Al margen de estos hechos, casi una década antes de producirse el caso Roswell, BSP, anuncia la llegada de diferentes razas extraterrestres.

Desde 1939 y quizás ya desde antes, BSP comienza a escribir sobre estos contactos, que hasta 1968 marcarán una fuerte constante en su obra. Muchas de estas transcripciones, especialmente las más antiguas, resultan asombrosas en cuanto a valor documental. De alguna manera, BSP adelanta discusiones actuales en materia ufológica. Civilizaciones desaparecidas, y hasta indicios de habitantes subterráneos, son también parte de este eje misterioso.

Benjamín Solari Parravicini: El «Nostradamus» de América
Psicografía de Benjamín Solari Parravicini.

Aquí algunas de estas comunicaciones:

“Llegarán a la Tierra nuevamente seres extraterrestres. Llegarán en naves espaciales diferentes, de diferentes planetas, y habitarán los cráteres montañosos de Los Andes, y del sur patagónico. Ellos convivirán la vida humana, se les verá y se les hablará”. BSP, 1939.

“De nuevo las naves interplanetarias anfibias, descenderán en los mares y ríos. Sembrarán en sus fondos algas, elementos acuáticos, peces de especies necesarias para experimentaciones y alimentos. Morarán en ciudades subterráneas milenarias, como las de aquel entonces. Los polos tendrán puertos para estas naves, ya para estos seres”. BSP, 1940.

“Ser espacial extraterreno volando sin nave, solamente por propulsión propia. Otros hay que son robots, son manejados desde las naves por los cerebros tres”. BSP, 1940.

“El hombre extraterráqueo perteneciente a otro mundo, se allega invisible a nosotros, mora entre nosotros, y cuando haya ambiente propicio toma forma material nuestra. Él es inmune a nuestros males físicos, goza con el bien, y se disgrega o retorna al invisible”. BSP, 1940.

“Las naves de las diferentes galaxias que llegan a la Tierra, seguirán por el cuadriculado hecho por antecesores de épocas milenarias. Los caminos a seguir son exactos; por ello es factible su misión en ciertas regiones y no en otras”. BSP, 1940.

“Llegará al mundo nuestro una nave Kroskara gigante. Cubrirá kilómetros de nuestro planeta para purificar ambientes del aire. Un pueblo vendrá en él, nada más que bien harán”. BSP, 1940.

“Las naves inter-espaciales de planetas fuera del sistema solar, bajan en los cráteres desde años y siglos”. BSP, 1940.

“Seres del interior de la Tierra, venidos de la galaxia azul habitan ciudades subterráneas en el Polo Sur, y se alimentan de algas”. BSP, 1952.

“Toda nave astral es construida en materias no conocidas en la Tierra. Las naves son livianas, moldeadas en íntegra pieza sin unión alguna. El naviero es encerrado igualmente en entera vestimenta escafándrica, sin costuras y algunos transparentes azules. Nuestro fuego al grado máximo, no calentará, ni perforará la consistencia de ambos”. BSP, 1960.

Expediente Ummo. La pista argentina

España y la Argentina serán unidas por un puente espiritual, sostenidos por naves interplanetarias. En ambos países morarán ¡navieros blancos!”. BSP, 1959.

Desde hace casi cincuenta años, el caso Ummo, sigue levantando ampollas entre los ufólogos. Catalogado como uno de los mayores fraudes según algunos, defendido como algo posible, por otros, Ummo, es sin dudas, expediente abierto. Argentina también supo jugar un rol en este affaire, curiosas ramificaciones que espero pronto dar a conocer. Lo cierto es que BSP se ve envuelto en este caso, y lo hace, un mes antes de producirse el estallido Ummo en España.

El caso Ummo y su vinculación argentina, expediente abierto. Crédito: infocanuelas.com

Según se narra:

“La última tarde de mes de mayo de 1967”, es decir el 31 de mayo, Benjamín recibió un mensaje telepático que le aseguraba, en ese preciso momento se encontraba frente a su terraza una nave espacial naranja, que estaba dispuesta a llevar a Generoso (amigo de BSP) a su tierra, España. El escepticismo fue general, y nadie se tomó el atrevimiento de ir a verificarlo. Fue ahí cuando el Emisor le dijo a BSP: “Ustedes en verdad no creen, pero creen”. Entonces les voy a dar una prueba. Fray José de Aragón es tutelar de esta casa, y de ustedes que bien le estiman. San José es el preferido santo del hombre de Leo desde su niñez, ¡y pues bien! Para que no duden de la veracidad de la invitación hecha, marcharemos a España en nuestro proyecto y en especial demostración a lo dicho volaremos sobre un apartado de Madrid llamado San José, y enfrentaremos un colegio allí mismo instalado igualmente nombrado San José. Recuerden al “naranjo”, otra vez será”.

En otro apartado de este inquietante relato, Parravicini llega hasta ser mención del polémico Fernando Sesma, considerado el cerebro español tras Ummo. Se rumorea también, que BSP encargó a una amiga suya tratara de contactar a Sesma, indicándolo donde podría hallarlo, según la referencia recibida en su mensaje extraterrestre.

Valga decir que las coordenadas recibidas por Parravicini resultaron ser exactas, ya que Sesma fue localizado por su amiga, en el Café Lyon de Madrid, tal cual llegó a intuir.

Sobre esta historia, solo contamos con relatos de terceros, siendo imposible su verificación total. Y nos surge un interrogante ¿Fue engañado Parravicini? ¿Juguete psíquico de fuerzas invisibles que lo acosaban? Tal vez nunca lo sepamos. Y lo más inquietante ¿Qué hay detrás de Ummo realmente?

En búsqueda de las psicografías de BSP

En diciembre de 1974 BSP fallece. A partir de allí, comienza un misterio que actualmente enfrenta su legado, en disputas interminables. Quiénes conocieron al sensitivo argentino, señalan producido su fallecimiento, su valioso material psicográfico se ve envuelto en una grave polémica, ya que misteriosamente un arcón con casi setecientos dibujos por él conservados, desaparece de su domicilio.

Se habla de operaciones gubernamentales interesadas en hacerse con esa documentación, en una escena casi calcada, de lo ocurrido luego con el enigmático Nicolás Tesla. Otras voces, claman, un robo realizado por conocidos cercanos a BSP, aunque estamos ante una tesis polémica por sus implicancias.

El caso es que aquellas psicografías perdidas, volvieron más tarde a luz, repartidas entre varias personalidades muy conocidas dentro del medio local, dos de las cuáles, llegué a conocer en persona. Aunque familiares de Parravicni lo sobreviven, pocas veces se han pronunciado sobre esta polémica, ya que se sugiere BSP, habría manifestado en vida, el deseo que los suyos fueran albaceas de su legado. Hasta aquí.

LEE MÁS:

Conclusión:

Como sabemos actualmente BSP goza de una fama impensada, y nuevas generaciones lo redescubren otra vez gracias a la magia de la red. Sin embargo, se hace necesario su biografía alguna vez tenga lugar, para reconstruir muchos aspectos de su vida aún en sombra. Esperamos en el futuro este reclamo se atienda. Continuará.

Bibliografía:

Artículos:

  • Viva
    Lamberti, L. El Pintor que Oía en el Futuro. P.20-22.

Libros

  • Romaniuk, P. Cono Sur. Buenos Aires: Larín, 1992.
  • Romaniuk, P. Benjamín Solari Parravicini. Final del Ciclo año 2001. Comienzo de la nueva civilización 2002. Buenos Aires; Larin, s.f.
  • Zerpa, F. El Reino Subterráneo. Buenos Aires: Planeta, 1991.

Sitios web

  • El Blog de Julio
    GRAN PROFETA Y ARGENTINO!!! Benjamín Solari Parravicini.
    http://leerlabiblia.over-blog.com/article-gran-profeta-y-argentino-55864587.html
  • El Quinto Hombre
    Zerpa, F. El Nostradamus Argentino.
    https://www.fabiozerpa.com.ar/ElQuintoHombre/art_2002/abril02/UnHombre_14.html
  • La Gran Época
    Téllez, B. El profeta argentino Parravicini, dice que fue abducido por un ovni en el obelisco de Buenos Aires.
    https://es-mb.theepochtimes.com/el-profeta-argentino-parravicini-dice-que-fue-abducido-por-un-ovni-en-el-obelisco-de-buenos-aires_512346.html
  • Luis Burgos
    Umitas en la Argentina.
    https://luisburgosovni.blogspot.com/2019/11/ummitas-en-argentina.html

Una publicación de CodigoOculto.com – Todos los derechos reservados. Prohibida su copia y uso en otros medios, sin autorización.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here