Decenas de personas en Perú, aseguran haber sido curadas milagrosamente de graves enfermedades después de misteriosas intervenciones quirúrgicas realizadas por ángeles. Sin embargo, otros testigos quedaron perturbados después de la experiencia porque no quedaron convencidos que se trataran de seres celestiales. ¿Es el poder de la sugestión o realmente existió una intervención divina? ¿Qué son realmente estos seres?

Rosa es una joven que fue diagnosticada de cáncer en el útero. Los análisis médicos le revelaron que su caso era muy grave y no contaba con los recursos económicos para realizarse una cirugía. Resignada, la joven retornó a su humilde hogar para comunicarle a su familia que había decidido dejar su suerte en manos del destino. Su prima Isabel la interrumpió para consolarla y le comentó el caso de una vecina suya que fue curada milagrosamente por unos ángeles sanadores, y que podía encontrar la información por Internet sobre una congregación religiosa que coordinaba los encuentros. Rosa recibió la noticia con mucha ilusión y buscó los números de contacto.

El día de la cita, la joven se trasladó a un lugar en las afueras de la ciudad donde se encontró con una larga fila de personas. Tras registrarse y pagar una cantidad simbólica, esperó durante varias horas porque sólo ingresaban grupos de unas 20 personas por turno. La fila avanzó hasta un inmueble en construcción y les pidieron sentarse en un patio. Unos tipos revisaron a los asistentes para evitar porten joyas, celulares ni ningún tipo de accesorio antes de ingresarlos a una habitación. Los ayudantes se ubicaron en las esquinas del ambiente iluminado por la débil luz de un foco, que estaba tan precariamente instalado que uno de los ayudantes se tuvo que subir a una silla para apagarlo.

Crédito: Yuri_B / Pixabay

El ambiente quedó en total oscuridad y sólo se oía la voz de la persona que dirigía una especie de ceremonia litúrgica. Finalmente, el encargado invocó el nombre de tres «ángeles» para que se hicieran presentes en la sanación. Repentinamente, se oyó un fuerte aleteo que terminó en un golpe sobre una mesa. Una gutural voz femenina anunció su llegada y fue seguida por los aleteos de otros dos seres descendiendo. El temor invadió a Rosa que estuvo a punto de salir huyendo del lugar, pero su determinación en recuperar la salud la hizo quedarse.

Fueron llamando a los pacientes por turno y ella fue la penúltima. Un asistente se le acercó para tomarla del brazo y la condujo a una mesa que estaba enfrente. No se explica cómo lograron identificarla en medio de la oscuridad. Le pidieron recostarse en la mesa y la voz femenina le dijo que dejara su vientre descubierto. Al bajar su brazo, la joven rozó accidentalmente la mano del supuesto ángel y sintió que era mucho más grande de lo normal, muy fría, de piel áspera y seca. El misterioso ser se percató que la joven estaba al borde del pánico y la tranquilizó. La mujer sólo atinó a rezar para que terminara pronto ese momento aterrador.

Cortesía: rosario3.com

Durante la operación, Rosa tuvo la sensación de un ardor producido por algo que le rasgaba el vientre. Inmediatamente sintió que las enormes manos manipulaban en el interior de su abdomen. Minutos más tarde mientras le cerraban la herida sólo pudo ver unos destellos producidos por la frotación de dos piedras.

Al culminar la operación un asistente le ayudó a incorporarse de la mesa, pero Rosa se sentía muy adolorida y tuvo dificultad para caminar. Su acompañante le explicó que su dolor se debía a su temor y falta de fe. Al salir de la habitación le entregaron una receta consistente en algunas hierbas medicinales y las recomendaciones a seguir durante un mes una dieta basada en frutas y verduras.

Dos meses más tarde, Rosa sintió que su salud mejoró considerablemente, pero fue a atenderse por un médico porque tenía el temor que le hubiesen extirpado algún órgano. La sorpresa del doctor fue mayúscula cuando revisó la ecografía y el cáncer ya no estaba. Actualmente ella lleva una vida normal y pudo tener una bebé.

La experiencia de Rosa es similar a la de otras personas que, sumergidas en la desolación, recurrieron a esta congregación como última alternativa para curarse de los males que los afectaban.

Cortesía: KELLEPICS / Pixabay

El Psicólogo que Convivió con la Congregación

Cástor Saldaña Sousa, psicólogo español que convivió cinco meses con la asociación Familia Cosmovisión Andina Ángeles Custodios (FCAAC), presentó en su tesis doctoral los detalles de esta organización y la concepción sobre la medicina tradicional que aplican.

Dr. Cástor Saldaña Sousa. Cortesía: Museo de Olivenza

La investigación señala que la asociación está constituida a nivel nacional en varios departamentos del Perú: Arequipa, Apurímac (Andahuaylas), Ayacucho, Lima, Huancayo, Cuzco y Amazonas; siendo la sede de Ayacucho donde el Dr. Saldaña realizó el estudio. Esta asociación practica y trata de preservar la medicina tradicional andina en un sincretismo con el cristianismo y cultos sobre la Biblia y vida de Jesús. La mayoría de las personas que acceden son personas con profesiones y de diferentes núcleos urbanos y rurales, por motivos de salud- enfermedad. Esta práctica médica particular se realiza mediante el pongo, el nivel más alto del sacerdocio andino y su grupo de ayudantes. Para los seguidores de esta asociación, los cerros que rodean a Huamanga y a la sede de la FCAAC, no tienen sólo una connotación geográfica y natural, sino que poseen cualidades anímicas y sobrenaturales.

En la FCAAC, resalta la figura del pongo, que es el mediador entre la agrupación (quienes se autodenominan «familia») y las deidades, con las cuales la familia puede conversar y ser atendida por las deidades de manera personalizada en cuestiones de salud, problemas personales y espirituales.

Según la concepción del sacerdocio andino, nivel más alto de especialización es la del Altomesayoq o Altomisayoq. Sin embargo, los miembros de la congregación emplean la palabra Pongo, que en quechua significa «el que abre la puerta». El pongo sería el intermediario entre el plano terrenal y lo sobrenatural.

Cortesía: Familia Cosmovisión Andina Ángeles Custodios

El pongo de FCAAC y su grupo de ayudantes proceden del Cusco, lugar desde donde se ha expandido este tipo de medicina particular hacia las otras regiones. Según el pongo de la congregación, el desencadenante de seguir este camino está relacionado con enfermedades que sufrió desde los seis años. A los doce años era Pampamesayoq o Pampamisayoq, el nivel inferior a Altomisayoq o pongo. Tuvo que seguir todo un proceso de crecimiento y pruebas antes de poder acceder a las deidades «directamente».

Esta particular forma de comunicarse con las deidades se le conoce como «abrir una mesa o una mesa celestial», la cual representa a aquellos Apus o ángeles que sirven únicamente a la salud de las personas. Según ellos, son aquellos que trabajan con las energías positivas en servicio a Dios y a los humanos. Las mesas pueden ser de diferentes tipos: mesas de consulta, de operaciones, privadas, ofrendas a los Apus y la Pachamama.

Cortesía: Familia Cosmovisión Andina Ángeles Custodios

En cuanto a su organización económica, se trata de una organización social comunitaria con distintas formas de recaudar y gestionar la economía de la FCAAC. Son roles que están sujetos a su realidad sociocultural y a su contexto de biodiversidad y vida cristiana y andina. Como asociación, cada afiliado aporta una cuota mensual de diez soles. Otra de las fuentes de recaudación es mediante la limosna que las personas ofrecen cuando participan a los cultos de las deidades y a las misas dominicales de la capilla. También adquieren algo de dinero mediante la venta del agua de flores bendecida por las deidades. Venden medicamentos en el hospital a bajo costo, pero se les exonera a los pacientes que no tienen con qué pagar.

La sesión de curación se realiza en una habitación a oscuras. Los pacientes entran y se sientan en bancos alrededor de la pared. En un lado se sitúan dos mesas de distintas dimensiones. En la pequeña hay toda una serie de elementos rituales y simbólicos, así como un básico instrumental médico, tanto convencional como autóctono. Al lado de estas mesas, el pongo se sienta en una silla. Una vez que los pacientes están ubicados y la luz apagada, se procede a rezar un padre nuestro y un ave maría en conjunto. Seguidamente, el pongo pronuncia una serie de frases en español a modo de invocación, acompañándolo con unos silbidos largos y profundos. Después de un prolongado silencio, las personas escuchan un batir de alas que termina posándose en la mesa diciendo: «Señor Potosí de Bolivia», «Señor de Pampahuaylla»,»Señor de Soqllaccasa», «Señor de Ausangate» «Santa Tierra Vilcabamba». Los ángeles saludan al pongo y a todos los presentes, para luego preguntar a uno de los ayudantes: «Ricardo, ¿que tenemos para hoy?», El ayudante le responde: «9 operaciones y 11 consultas». Los pacientes son conducidos de uno en uno en la oscuridad con la ayuda de un asistente frente al ángel. La deidad dialoga brevemente con la persona y en ese tiempo ya tiene un diagnóstico completo del caso. Si el paciente requiere de una operación, es realizada al día siguiente previa purga con las plantas medicinales que se les suministra.

En la operación por las deidades, los pacientes son ubicados en la mesa según el tipo de enfermedad. Este proceso lo realizan los ayudantes del pongo que se encargan de conducirlos en la oscuridad a y de darle una receta médica escrita por otro ayudante en la oscuridad. Las personas sienten unas manos y como una especie de cuchilla muy afilada que toca su cuerpo. Sienten como les limpian con el algodón y el agua florida y cuando les colocan un apósito en la parte tratada. Al terminar la operación, la deidad llama al siguiente paciente. Las personas afirman sentir un olor peculiar, pero nadie es capaz de ver nada por la oscuridad total de la habitación.

Cortesía: Familia Cosmovisión Andina Ángeles Custodios

Cuando en la sesión grupal se enciende la luz, las personas se ven con parches colocados o con pañuelos en la cabeza si la operación fue en esa parte del cuerpo. Esta experiencia provoca en las personas una devoción hacia los ángeles cordilleranos y la FCAAC, empezando a frecuentar a los cultos religiosos que realizan.

La Religiosidad Ancestral Andina

Los Q’eros, o los últimos inkas, son un pueblo originario quechua, que durante la conquista española se retiraron a zonas inaccesibles de los Andes de hasta 5.500 metros sobre el nivel del mar. Ellos están agrupados en cinco comunidades, ubicadas sobre valles glaciares del macizo Vilcanota, en Paucartambo, al sur de Cuzco, en Perú. Aún en la actualidad, la base de su alimentación son las papas, el único cultivo posible en esas alturas. Pero también se dedican a pastorear llamas para obtener la leche y la lana, y sólo en ocasiones muy especiales, comen su carne.

Actualmente, la Gran Nación Q’ero o Hatun Q’ero está conformada por unas cuatro mil personas. Los siglos de aislamiento le han permitido a este pueblo Inka mantener viva su cultura, conservando muchas de las prácticas ancestrales, por lo que se han convertido en un referente central en el resurgimiento de la espiritualidad Andina.

Cortesía: diariocorreo.pe

Desde que los Q’eros fueron «redescubiertos» en 1955, han ido ampliando su influencia en la nueva espiritualidad; tanto el chamanismo como el sacerdocio andino. Para la sociedad Q’ero existen tres niveles de poder espiritual: el inicial es el Paco Runa, el primer grado de sacerdocio andino, el segundo nivel es el Pampa Misayoc, y el superior es el Alto Misayoc.

Los Paco Runa son el equivalente al chamán o curandero, realizando rituales y ofrendas a los Apus y espíritus de la naturaleza para pedir sanación, ayuda y protección. Los Pampa Misayoc, realizan también iniciaciones a la espiritualidad andina. El Alto Misayoc tiene el poder de ordenar directamente a los Apus o Espíritus de la Naturaleza.

Cortesía: hermesan.es

Cada cerro o montaña con su nombre corresponde simbólicamente a una deidad llamada Apu que en quechua significa señor (divinidad). Desde la cosmovisión andina, los apus son seres tutelares de las montañas y la Pachamama representa la tierra como deidad que da cobijo y comida a los hombres. Cada apu tiene su propio nombre, función y posición jerárquica. Después de la conquista española, algunos de los Apus fueron identificados con algunos nombres de arcángeles pertenecientes al cristianismo.

Periodista intentó infiltrarse en las entrañas de la Congregación

Según los relatos de la mayoría de los testimonios de curación y la detallada descripción brindada por el psicólogo Cástor Saldaña Sousa, se entendería la devoción inquebrantable de los beneficiados hacia este culto y sus deidades. Esto puede comprobarse en los comentarios de los distintos foros y páginas que han abordado el tema. Las respuestas de los devotos hacia los comentarios de escépticos o de quienes ponen en tela de juicio el propósito real de esta organización suelen ser inmediatas y contundentes. Sin embargo, existen otros testimonios que han descrito la experiencia como algo aterrador.

Reportaje Al Sexto Día- Panamericana Tv: «¿Milagros de fe o sugestión?: Los ángeles sanadores de Chiclayo»

A raíz de algunas denuncias de pacientes tratados por esta congregación, el periodista Christian Bayro del programa Al Sexto Día investigó a la asociación Familia Cosmovisión Andina Ángeles Custodios y ubicó unos de sus centros itinerantes localizado en la ciudad de Chiclayo. Sus intentos por entrevistar a los representantes de la asociación fueron en vano y notó un total hermetismo en brindar declaraciones. No obstante, el periodista se acercó al local para comprobar una gran cantidad de personas pugnando por ser atendidas. Sólo pudo conseguir algunas entrevistas a los pacientes que habían sido operados. Todos los testimonios coincidían con la descripción del procedimiento de la operación antes descrito. Sin embargo, Bayro y su camarógrafo fueron sorprendidos en el lugar por el personal de la asociación y fueron violentamente desalojados con armas de fuego, no sin antes intentar arrebatarles la cámara para evitar que se propalen las imágenes. Sin embargo, los periodistas lograron salir del improvisado hospital para publicar dos sendos reportajes. En la nota televisiva resaltan los testimonios de pacientes que fueron a tratarse por un mal específico, sin embargo, fueron operados otros órganos que no tenían relación con la enfermedad. También manifestaron su extrañeza por la pasividad de las autoridades en investigar a esta organización.

Algunos especialistas médicos que fueron entrevistados opinaron que podría tratarse de una organización dedicada al tráfico de órganos, pero es poco probable que un órgano pueda ser extirpado en tan pocos minutos que dura la operación sin dañar irreversiblemente al paciente. Por otro lado, se requieren condiciones mínimas de equipamiento para realizar ese tipo de operaciones, algo muy alejado de ser ofrecida por esta congregación.

Reportaje Al Sexto Día- Panamericana Tv: «Ángeles Sanadores: ¿Qué es lo que realmente sucede en los salones de sanación?»

Otra de las sospechas inevitables es que se trataría de una estafa para obtener beneficios económicos, pero los precios simbólicos que cobran por las intervenciones o por las medicinas no permitirían cubrir los gastos básicos de los mismos.

Sobre la razón que tendrían estos ángeles para operar únicamente en la oscuridad, fue respondida por uno de los allegados a la congregación. La respuesta fue inquietante. Según sus propias palabras, todos tenemos el estereotipo impuesto por la religión que los ángeles son seres hermosos, pero en realidad para nuestro concepto tradicional de la belleza, observarlos directamente en su verdadera esencia podría provocar un impacto negativo en el paciente porque los consideraría seres monstruosos.

Dos Experiencias Opuestas

En nuestro programa Paradigma 0 tratamos el tema de Ángeles Sanadores con la presencia del periodista Christian Bayro. En nuestra etapa de investigación, conseguimos un audio grabado por un seguidor del programa durante una de las sesiones de curación y el testimonio directo de dos personas que fueron atendidas por esta organización.

Audio grabado en Sesión de Sanación – Canal de Lidia Ríos: «Angeles o Demonios, Apus o Extraterrestres – Primera Parte»

El primer caso se trata de Diego, que acudió a la consulta con estos ángeles sanadores por una dolencia cerca al corazón. Según el entrevistado, fue atendido por «Papá» que es la personificación de San Miguel Arcángel. Nos explicó que en la oscuridad su percepción sobre el ser que lo operó era pequeño y que en lugar de manos sintió algo parecido a la trompa de un elefante pequeño. Al salir de la operación se retiró el apósito para ver su herida y notó que era un ligero rasguño subcutáneo. Veinte días después de la intervención sintió una notoria mejoría, pero no fue al médico para verificar su estado de salud. Diego regresó unos meses después para tratarse de otra dolencia y se convirtió en un fiel seguidor del culto de esta congregación. En su opinión, se trataría de seres de otra dimensión que vienen a ayudarnos porque tienen avanzados conocimientos de medicina.

Cortesía: Pinterest

El segundo testimonio es de Roberto, una persona de edad madura que tuvo una mala experiencia al someterse a una intervención sin proponérselo. Su esposa estaba padeciendo de una penosa dolencia en el cerebro, que tras largo tiempo intentando diversos tratamientos médicos sin resultados positivos, se enteraron de la existencia de este tipo de operaciones milagrosas. La esposa se ilusionó con la posibilidad de encontrar la cura definitiva a su enfermedad y ambos viajaron a Chiclayo para obtener una cita. Roberto, algo desconfiado en esta extraña modalidad de atención, se inscribió como un paciente más, alegando estar padeciendo de psoriasis para estar al lado de su esposa. En la oscuridad logró oír los aleteos y las palabras de bienvenida de quien decía ser una santa, que Roberto identificó como la misma voz gutural masculina de la grabación que le mostramos. Cuando la supuesta «santa» le preguntó a Roberto cuál era su dolencia, le dijo que venía a atenderse por la psoriasis, pero el misterioso ser lo obligó a operarse el hígado. Roberto no puso objeción y sintió que le realizaron una gran incisión en el abdomen. Al abandonar el ambiente se encontró con su esposa que había sido operada del cerebro y la notó muy demacrada. Lamentablemente, la operación no mejoró su estado de salud y falleció un mes después. Por su parte, Roberto tampoco obtuvo alguna mejoría en la psoriasis y le operaron supuestamente de un órgano que los médicos anteriormente le habían diagnosticado que se encontraba sano.

Programa Paradigma 0: 023 Los Angeles de la Oscuridad – Entrevista a Christian Bayro

Conclusión

Si analizamos objetivamente los hechos basados en los testimonios y algunas evidencias, sólo se puede especular que estas supuestas intervenciones merecen una investigación profunda para determinar si existe una intención distinta a lo que se pretende mostrar. Sin embargo, no deja de causar extrañeza algunos detalles comunes que aparecen en cada relato.

Las curaciones astrales son intervenciones de carácter espiritual que involucra la aplicación de energías para eliminar un mal. No requieren de instrumentos físicos para realizar las operaciones ni tampoco dejan huellas de incisiones. Entonces se podría deducir que los llamados ángeles sanadores serían seres físicos que requieren de objetos para intervenir, o al menos, aparentar una cirugía.

Cortesía: lawemagia.com

Las incisiones realizadas a los pacientes son superficiales, como si la epidermis estuviera rasgada por algo punzante.

Cortesía: myanimals.com

En casi todos los testimonios analizados, en ninguno se reporta la sensación de una ventisca provocada por el aleteo de los seres. El sonido que se puede apreciar en las grabaciones se asemeja más a un ruido provocado por algo mecánico o al galope de un caballo.

Tal como lo adelantamos en Paradigma 0, nuestro objetivo es poner en conocimiento la existencia de este tipo de intervenciones alternativas mostrando distintas experiencias de los testigos que se sometieron a ellas. Sabemos que existen seguidores de esta congregación que aseguran que sus enfermedades desaparecieron, y que pudieron recuperar la salud. Pero, por otro lado, también es importante escuchar a las personas que tuvieron malas experiencias o que están convencidas que estas fuerzas no provienen de la luz. Usted decide.

Bibliografía

Sitios web

  • Ángeles que Operan en la Oscuridad – Foros Perú
    https://www.forosperu.net/temas/angeles-que-operan-en-la-obscuridad.118457/
  • Ángeles Sanadores: ¿Qué es lo que realmente sucede en los salones de sanación?
    https://www.youtube.com/watch?v=T-GZqKEXT08
  • ¿Milagros de fe o sugestión?: Los ángeles sanadores de Chiclayo
    https://youtu.be/Fbbl-8kyc78
  • Antropólogo cusqueño: “Los Apus si tienen el poder de la sanación”
    https://diariocorreo.pe/peru/antropologo-cusqueno-los-apus-si-tienen-el-poder-de-la-sanacion-508665/
  • Familia Cosmovisión Andina Ángeles Custodios
    https://www.facebook.com/cosmovisionandinaangelescustodiosperu/
  • ANGELES O DEMONIOS, APUS O EXTRATERRESTRES PRIMERA PARTE
    https://www.youtube.com/watch?v=LaHbd2RZxEs&feature=youtu.be
  • Matrimonio Necochense estafados por LOS ANGELES SANADORES
    https://www.youtube.com/watch?v=n3_a8NDRCdk
  • Conferencia ‘Los Apus’ Entrevista a Cástor Saldaña Sousa
    https://www.youtube.com/watch?v=kB5IsJHrmcs
  • Espiritualidad Andina: Q’eros, los últimos Inkas
    https://www.hermesan.es/blog/viajes-sagrados-blog/entry/espiritualidad-andina-q-eros-los-ultimos-inkas

Una publicación de CodigoOculto.com – Todos los derechos reservados. Prohibida su copia y uso en otros medios, sin autorización.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here