Cada año con el acercamiento de la Navidad, volvemos a posar la mirada en un protagonista que hace dos mil años, alteró nuestra percepción de la espiritualidad. Aunque discutida su existencia, y los hechos que acompañaron su devenir, en aquellos treinta y tres años que lo tuvieran como eje de su tiempo, el rabí nazareno más prominente de la historia, conocido como Jesús el Cristo, continúa siendo centro de un debate interminable.

Una de las páginas más reclamadas por sus biógrafos tiene a sus años perdidos, que se extienden desde sus 13 a 30 años, como uno de los puntos más encendidos ¿Cuáles fueron sus movimientos en aquellos años? ¿Existe alguna documentación probatoria? ¿O cómo muchos alegan, solo se trata de información fraudulenta? Repasemos algunas pistas, y como siempre digo, el lector tiene la última palabra. Allá vamos.

El Concilio Ecunémico de Nicea – Mutilando la historia de Jesús

En 2012 Joseph Razinger quién más tarde abandonaría la silla papal, hace público un libro de su autoría, La Infancia de Jesús. Tras aquel escueto título, su palabra sobre uno de los pilares de la Cristiandad, hacen arder los corazones de miles de fieles, deseosos por conocer, tal vez detalles inéditos de su figura más representativa. Incluso, los no creyentes, aguardan expectantes tan novedosa lectura ¿Se develaría por fin alguna verdad oculta, sobre el oriundo de Nazaret? El mundo editorial se paraliza, después de todo se trata de una trilogía.

Pero la obra apenas aterriza en las bateas, hace gala de su pomposa teología, tan cultivada por Ratzinger en su doctrina presentada, no haciendo ninguna mención sobre el Jesús desconocido. Ratzinger solo atiende la niñez del llamado hijo del hombre, lo único válido e importante. ¿Y sus años mozos, como dirían los nostálgicos? ¿No son dignos de retratar? ¿A qué obedece tanto silencio? ¿Por qué se esquiva al Jesús adolescente?

El Concilio Ecunémico de Nicea llevado a cabo en el 325 d.C., puede ofrecernos algunas respuestas, pues allí quedaron definidos los lineamientos de la Iglesia actual. Aquel evento estableció en uno de sus puntos más controversiales, al revisar el caso Jesús, tan solo admitir cuatro evangelios como futuros textos oficiales, omitiéndose en todos ellos, cualquier referencia a su época formativa. Se intenta explicar esta decisión como una etapa de poco interés sin nada para rescatar, donde Jesús pasó sus días bajo la tutela familiar, gozando de educación normal como hijo de un carpintero. Pero por supuesto sabemos esta imagen de moderación se interpone con el Jesús, por todos conocidos, dueño de una asombrosa intelectualidad y dominio filosófico apabullante. Por lo tanto es legítimo preguntarse, como se inicia esa gran transformación que lo llevara a ser reconocido, como un gran maestro espiritual. Examinemos algunos estudiosos, en su intento por resolver tan espinosa cuestión.

El herético libro del estudioso ruso, Nicolái Notovich, que diera origen a un revisionismo sobre la vida de Jesús. Cortesía: quiflutocex.blogspot.com

Nicolái Notovich – En busca del Santo Issa

Fue a finales del siglo XIX cuando se conoció La vida desconocida de Jesucristo en la India y el Tíbet, 1894. El libro causó gran sensación en su época. Su autor un tal Nicolái Notovich, 1858-1916, periodista ruso nacido en Crimea, Rusia, brindó en este trabajo sorprendente información, que dijo obtuviera de su paso por la India y el Tíbet.

Según Notovich, Jesús pasó casi 17 en esas regiones, aprendiendo no sólo nociones de sánscrito, y lecturas védicas, sino además, entrenamiento en el antiguo idioma pali, ytambién budismo. Luego de obtener estos conocimientos, el llamado San Issa, como se denomina a Jesús en estos manuscritos, regresó a continuar su misión en el Oriente Medio. De inmediato su contenido fue cuestionado, y duramente atacado por académicos británicos, empeñados en desacreditar su historia.

El santo Issa (Jesús), pintado en un templo hindú. Cortesía: sanskritimagazine.com

Cómo escribe Ajái Kamalakaran, en su artículo sobre Notovich:

La Iglesia predicaba por aquel entonces que nadie tenía derecho a cuestionar dónde estuvo Jesucristo entre los 12 y los 30 años. Se suponía y se aceptaba generalmente que nadie podía añadir información sobre la Biblia. Las ideas supremacistas de la raza, presente en toda Europa, difícilmente podía comulgar con un relato ruso, que proclamaba la influencia de los hindúes y el budismo, en las enseñanzas cristianas”.

Cuando publiqué acerca de las ruinas de Mohenjo Daro y Harappa, ahondé al lector una problemática oculta, acerca de la influencia británica en la historia hindú, y como esta situación de tinte colonial, afectaba cualquier investigación sobre tu antiguo pasado.

Notovich no escapó a esta controversia, y sufrió un gran rechazo con sus atrevidas afirmaciones sobre Jesús, incluso desde la misma India, que no correspondió a su relato, tachando de mentiroso al estudioso ruso, actitud explicada por lo enunciado anteriormente.

Sin embargo Notovich mantuvo su relato, donde un enigmático monasterio, se citaba como fuente de la delicada información transmitida. Veamos.

Monasterio de Hemis, Ladakh, Cachemira, India, donde Notovich obtuviera acceso a los manuscritos secretos sobre el Santo Issa (Jesús). Cortesía: jesuselgranmaestro.blogspot.com

Misteriosos manuscritos de Hemis

En 1976 fue lanzado Jesús vivió y murió en Cachemira, llevando la pluma del extraordinario autor español, Andreas Faber–Kaiser. En aquel recordado trabajo, y verdadero best sellers de su época, el genial investigador siguió las pistas legadas por Nicolái Notovich, realizando un aporte extraordinario, con información actualizada. Según nos declaraba Andreas, Notovich se había topado con los manuscritos donde se describen hechos ocultos sobre el rabí nazareno, en la lamasería de Hemis, 38 km al sur este de Leh, capital de Ladakh, bautizada como «pequeño Tíbet». Hay que decir Ladakh pertenece a Cachemira, región que hoy día tiene sumida a la India en eterna disputa con su vecino Paquistán.

Un supuesto bibliotecario de Hemis posando con los manuscritos perdidos de Jesús. El retrato fotográfico, data de 1938. Cortesía: cienciasenergeticas.com

La lamasería o mejor dicho Monasterio de Hemis, remonta su fundación al siglo XVII, y es una de las joyas budistas de la zona. Sin embargo su fama como centro divino, se debe por completo a las reclamaciones de Notovich, que enunció su encuentro con ciertos manuscritos védicos, redactados en lengua Pali, registrando sus hojas de palma, los años perdidos del Santo Issa, el mismísimo Jesús.

Aunque Notovich narró con lujo de detalles sus días pasados en el monasterio, transcribiendo aquel texto herético, el lama a cargo de Hemis, luego rechazaría escritos de esa envergadura se conservaran dentro del mismo. Pero Notovich no estaría sólo en su visión, otros buscadores aseverarían la existencia de ese esquivo material, que más adelante reseñaremos. Antes quiero detenerme en un texto, no menos simbólico por su importancia futura. Los invito a conocerlo.

Levi Dowling – El Evangelio del Éter

En 1908 se publica El Evangelio de Acuario de Jesús el Cristo. Su autor, el norteamericano Levi Dowling, 1844-1911, entregó en este libro, una investigación similar en cuanto a contenido a lo narrado por Notovich, aunque nutrido de muchos más datos, y que contará en su desarrollo con un plus extra, ya que Dowling aseveraría su información tuvo al Éter (tema que hace poco esta autora reseñara), como fondo documental. Al parecer luego de casi cuarenta años de investigación, Dowling, logró alcanzar «un estado de consciencia de semi-trance», proceso que le permitiera, según narrara después, acceder a la fuente universal, conocida popularmente en los ambientes esotéricos, como centro de los registros akáshicos.

Portada del libro de Levi Dowling, y que publicado en 1908, causara verdadero revuelo, por su contenido provocador. Cortesía: theosophy.world

Bajo esta perspectiva abordada por Dowling, Jesús durante sus años formativos, habría podido viajar a la India, Nepal, Tíbet, Persia, Grecia y Egipto. Así como Notovich en su tiempo, el estudio de Dowling alcanzó repercusión cuando fue presentado, y sus ventas rompieron récords. Otra cuestión con este lanzamiento, es que su contenido va a sentar las bases para la naciente era de acuario, expresión que recién décadas más tarde alcanzará mayor repercusión. El movimiento de la nueva era está en deuda con Dowling.

Una pintura que retrata a Jesús en el Himalaya, y que fuera creada, por misioneros cristianos de Moravia, siglo XIX. Cortesía: viewzone.com

Claro que aquí tan solo hablamos de fe espiritual, y donde la ausencia de documentación respaldando sus temerarias afirmaciones, parecieron no importar demasiado a la hora de adherir a su mensaje. Este camino iniciado por Levi Dowling, tendría también sus continuadores en el terreno, como es el caso del famoso vidente norteamericano Edgar Cayce, 1877-1945, el llamado profeta durmiente, quién hiciera uso del éter cósmico como fuente de sus consultas sobre el pasado de la Tierra.

Hermoso monumento en honor a Roerich, inaugurado en la república de Altai actual Rusia, 2017. Cortesía: vsemart.com

Cayce legó visiones inquietantes sobre Jesús, afirmando su pertenencia a la comunidad de los Esenios. En 1947, cuando los Rollos del Mar Muerto fueron descubiertos en las cuevas de Qumrán, su predicción se vio realizada. Cayce también afirmó muchos evangelios de la infancia perdida de Jesús, sufrieron su desaparición con la destrucción de la Biblioteca de Alejandría. En este mismo punto, y coincidente con estas revelaciones etéricas, podemos encajar a Josefa Rosalía del Corazón de Jesús Luque Álvarez, 1893-1965, espiritualista argentina, cuyo trabajo sobre el pasado del nazareno, y otros temas de gran interés, prometo en el futuro abordar con gran amplitud.

Nicolás Roerich – La Pista Nestoriana

“Aprendimos cuán extendidas están las leyendas sobre Issa. Solo es importante conocer la sustancia de estas leyendas. Los sermones relacionados en ellos, de la unidad, del significado de la mujer y todas las indicaciones sobre el budismo, son tan notablemente oportunos para nosotros. Los lamas conocen el significado de estas leyendas. ¿Y por qué la gente se resiente y difama estas leyendas? Todos saben cómo calumniar a los llamados ‘apócrifos’. Porque la calumnia no necesita una gran inteligencia. Pero, ¿quién puede dejar de reconocer que muchos de los llamados ‘apócrifos’ son mucho más verdaderos que muchos documentos oficiales?” Roerich, N. Altai-Himalaya. Un diario de Viaje, 1932.

En 1924 Nicolás Roerich, 1874-1947, el famoso místico ruso, emprende uno de sus viajes más recordados con destino hacia Asia Central. Por espacio de cuatro años, desde 1925 en adelante, Roerich, recorrerá aquellas soledades inmensas, que más tarde describirá en su inolvidable Altai-Hymalaya. Diario de Viaje, publicado en 1932.

Monasterio Real de Hemis que retratara Roerich en uno de sus famosos lienzos, 1932. Cortesía: reprodart.com

No vamos a extendernos ahora en su extraordinaria obra, que necesitaría de muchos capítulos para su desarrollo, pero sí hacer mención de un pasaje que viene al caso. Y es que Roerich llegó a visitar el Monasterio de Hemis, donde su compatriota, Nicolái Notovich, en 1894 escandalizara al mundo con sus revelaciones. En su diario de viaje, Roerich documentara sus impresiones de la visita realizada a ese legendario lugar, donde se ocultarían los manuscritos del Santo Issa.

Escribirá:

También hay que ver el reverso del budismo: vayamos a Hemis. Al acercarse uno ya siente la extraña atmósfera de oscuridad y abatimiento. Las estupas tienen extrañas imágenes de miedo: caras feas, banners oscuros. Los cuervos negros vuelan por encima y los perros negros están royendo los huesos. Y el cañón se cierra herméticamente. Por supuesto, el templo y las casas están todas juntas. Y los objetos de servicio se amontonan en rincones oscuros como botín saqueado. Los lamas están medio alfabetizados. Nuestro guía se ríe. ‘Hemis, un gran nombre, pero un pequeño monasterio’.

Por supuesto, pequeño, no de acuerdo con el tamaño, sino con el significado interno. Aquí hay aparentes prejuicios y avaricia. Lo único bueno fue que, sobre las rocas afiladas vecinas, por la mañana, aparecieron los ciervos y, de pie sobre los acantilados, volvieron la cabeza para saludar al sol. Es un antiguo monasterio fundado por un gran lama que dejó un libro sobre Shambhala y estos manuscritos están acostados debajo, fuera de la vista, probablemente alimentando a los ratones. Con respecto a las leyendas de Jesús, primero hubo una negación completa. Para nuestro asombro, la negación proviene primero del círculo de misioneros. Luego, lentamente, poco a poco, se arrastran en detalles fragmentarios y reticentes, difíciles de obtener. Finalmente parece que los ancianos en Ladak han escuchado y saben sobre las leyendas. Tales leyendas sobre Jesús y el Libro de Shambhala se encuentran en el lugar ‘más oscuro’. Y la figura del lama, el compilador del libro de Shambhala, se erige como un ídolo en una especie de sombrerería fantástica. ¿Y cuántas otras reliquias han perecido en rincones polvorientos? Porque los Tantrik-lamas no tienen interés en ellos. Era necesario ver este otro lado del budismo”.

En otro párrafo esclarecedor entrega una pista de importancia

Muchos recuerdan las líneas del libro de Notovitch, pero aún es más maravilloso descubrir, en este sitio, en varias variantes, la misma versión de la leyenda de Issa. La gente local no sabe nada de ningún libro publicado, pero conocen la leyenda y con profunda reverencia hablan de Issa. Uno podría preguntarse qué relación tienen los musulmanes, hindúes o budistas con Issa. Pero aún es más significativo ver cuán vitales son las grandes ideas y cómo penetran incluso en los lugares más remotos.

Nunca se puede descubrir la fuente de tales leyendas. Pero incluso si se originaron de los antiguos apócrifos nestorianos, en la actualidad es instructivo ver la consideración generalizada y profunda que se le presta al tema. Es significativo escuchar a un habitante local, un hindú, relatar cómo Issa predicó junto a una pequeña piscina cerca del bazar debajo de un gran árbol, que ahora ya no existe”.

Roerich no logró ver los manuscritos reclamados por Notovich, pero si recoge historias de primera mano sobre la presencia de Jesús en esas regiones, aunque introduce en su relato una salvedad inquietante, apuntando estas interpretaciones, podrían tener a los nestorianos como sus verdaderos divulgadores. Para entender la «doctrina sectarios de Nestorio», debemos remontar su origen al siglo V.

Según se relata en los archivos históricos, Nestorio por entonces patriarca de Constantinopla, provoca un cisma dentro de la cristiandad, al proponer que Jesús representa tan solo un hombre, que posee atributos divinos y humanos. Esta herejía va a provocar la expulsión de los nestorianos del clero católico, tratados a partir de entonces como una secta. Toda esta teología rupturista se extenderá luego por Oriente, donde las escuelas nestorianas encontrarán amplia adhesión. Esto puede explicar el presentimiento que Roerich tiene al identificar muchas de las leyendas recogidas sobre Jesús durante su viaje por Asia Central, como parte de los relatos esparcidos por los Nestorianos ¿Tal vez una venganza? Hasta Aquí.

Conclusión

Por esta vía, aquí sintetizada, los años perdidos de Jesús parecen estancarse en la controversia, que iniciada por Nicolái Notovich como su principal difusor continúa vigente. ¿Pero pueden ser ignorados estos relatos?

Quién escribe piensa una respuesta a estas interrogantes, hallé alguna de sus claves, tras la pista de los legendarios magos, que, como nos narran los evangelios, visitaron a Jesús en el establo de Belén. La decodificación de este pasaje tan celebrado, ofrece inquietantes señales, para quién realmente se anime a ir más allá de la letra muerta. Desde este espacio lo alentamos, se llevarán varias sorpresas.

Bibliografía

Libros

  • Dowling, L. El Evangelio de Acuario de Jesús el Cristo, 1908.
  • Fabber Kaiser, A. Jesús vivió y murió en Cachemira, 1976.
  • Notovich, N. La Vida Secreta de Jesucristo, 1894.
  • Roerich, N. Altai-Himalaya, 1934.

Sitios web

  • El Cristo
    Arpas Eternas y los Manuscritos Hebreros recientemente descubiertos en las Grutas del Mar Muerto.
    https://elcristoes.net/manuscritos.htm
  • Los Misterios de la Tierra
    Ávila, M. Los Años Perdidos de Jesús en la India, Paquistán, Grecia, de 13 a 30 años.
    https://losmisteriosdelatierra.es/los-anos-perdidos-de-jesus-en-la-india-pakistan-grecia-de-13-a-30
  • Museo Nicolás Roerich
    Roerich, N. Atlai-Himalaya. Diario de Viaje.
    http://www.roerich.org/roerich-writings-altai-himalaya.php#a5
  • Quora
    Govind Das, G. ¿Qué me puede decir acerca de que Yeshua / Jesús / Isha haya ido a la India?.
    https://www.quora.com/What-can-you-tell-me-about-Yeshua-Jesus-Isha-having-gone-to-India
  • Religion Dispatches
    Las raíces cristianas de la Nueva Era. El Evangelio de Acuario.
    https://religiondispatches.org/the-christian-roots-of-the-new-age-the-aquarian-gospel/
  • Reversespins
    Jesús: los años de la adolescencia.
    https://www.reversespins.com/teenageJesus2.html
  • Richland Source
    Mckee, T. Bellville’s American Lit 101: El Evangelio de Leví.
    https://www.richlandsource.com/area_history/bellville-s-american-lit-the-gospel-of-levi/article_5f8bb166-f55
  • Russia Beyond
    Kamalakaran, A. El trotamundos ruso que investigó la infancia de Jesús en la India.
    https://es.rbth.com/cultura/2014/11/12/el_trotamundos_ruso_que_investigo_la_infancia_de_jesus_en_la_indi
  • Sapienza Mistérica
    La Misión de Roerich en Asia Central.
    http://www.sapienzamisterica.it/la-missione-di-n.-roerich-in-asia-centrale.html
  • Shahapedia
    Monastery Hemis
    https://www.sahapedia.org/hemis-monastery
  • The Tomb of Jesus Christ
    Edgar Cayce (1877 – 1945) – “El profeta durmiente”.
    http://www.tombofjesus.info/edgar-cayce/
  • The Wanderling
    Dhar, S. Manuscritos Hemis
    http://the-wanderling.com/hemis.html
  • Truth Be Known
    Acharya; Murdock. ¿Jesús en la India? El mito de los años perdidos.
    http://www.truthbeknown.com/jesus_in_india.htm
  • Westar Institute
    Price, R. Jesús en el Tíbet. Un mito moderno.
    https://www.westarinstitute.org/resources/the-fourth-r/jesus-in-tibet/

Una publicación de CodigoOculto.com – Todos los derechos reservados. Prohibida su copia y uso en otros medios, sin autorización.

1 Comentario

  1. Exelente Debora,desde la Ciudad de Toronto Central Canada,Yo investigue lo mismo… y sigo aderiendo datos,y esta poagina me facina….saludos cordiales y todo mi aprecio quiens cooperan en esta portal.Atte:Patricia Jankovits.PD:me interesa e investigo las civilisaciones indigenas que NO estan y siguen su curso!!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here