Los Iluminados del Valle de Elqui «Cuando la flama del Tíbet llegó a los Andes»


3.4k shares
Los Iluminados del Valle de Elqui «Cuando la flama del Tíbet llegó a los Andes»
Cortesía: wkndheroes.com / sergeraynauddelaferriere.net / Flickr - Edición: Fernando T.

“La Era de Aquarius empieza otra vez, y las tierras de Sudamérica volverán a reactivarse, en una dinámica evolutiva verdaderamente revolucionaria a lo largo de la cordillera de los Andes, que resultará en una verdadera ‘columna vertebral’ del planeta, por donde circularán las energías telúricas, que harán que los humanos se regeneren, y surja una nueva gran civilización como sucedió en el pasado”. Los Grandes Mensajes. Serge Raynaud de la Ferriere, 1947.

Acompáñeme el lector, a descubrir secretos de un valle escondido en plena cordillera andina, donde según dicen, habitaría el nuevo polo espiritual del planeta. Estos son sus enigmas.

La Era de Aquario y su vinculación con misterios andinos
La Era de Aquario y su vinculación con misterios andinos. Cortesía: mindbodysoul-food.com

Kumbha Mela – La Era del Aguador

“¡Amarillos! – Amarillos sobre el mundo en invasión de paz – Amarillos en lección de entendimiento – Amarillos en relaciones científicas – Amarillos en determinaciones obedientes y mandantes – luego, amarillos en el grito, y cuando el grito sea: amarillos enseñarán al OM – y… en América será y… ¡Será!”. Benjamín Solari Parravicini, 1972.

Para entender muchos de los acontecimientos que ahora vamos a tratar, debemos remontar la mirada a la década del 50’, cuando tiene lugar la invasión de China al Tíbet. Dentro de ese contexto profetizado atendiendo viejos rumores, aquel sitio sagrado, y centro devocional por excelencia, comienza su gesta descendente, con importantes repercusiones dentro del plano espiritual.

Como sabemos Tíbet junto a la India, formó durante milenios el núcleo central del corazón planetario, donde miles de feligreses se vieron atraídos hacia aquellos ejes remotos, en búsqueda de revelaciones de orden místicas. Pero aquel flujo energético, como decimos, estaba ya predestinado a mutar de ámbito y romper su cotidianeidad, iniciando su momento clave, con la emigración del Dalai Lama en 1959 hacia la India, escapando de la revolución China.

Aunque este evento puede leerse desde una lectura política, también puede interpretarse como un signo simbólico, nacimiento de un nuevo amanecer, donde esotéricamente se anuncia la irrupción de Kumbha Mela, término derivado del sánscrito que alude a Kumbhá como (urna sagrada, cántaro- Aguador u Aquarius) y Mela (magna reunión). Se inicia la Era del Aguador, o de la apertura del conocimiento, donde antiguas escuelas secretas, reabren sus enseñanzas a nivel público, y que en esta etapa tiene a Sudamérica, como epicentro de esta nueva Jerusalem mistérica. Es el tiempo donde los Himalayas emigran, acompañados por sus centros geo-magnéticos telúricos, buscando asentarse en la llamada columna vertebral planetaria (conocida en antiguos textos hindúes como la enigmática energía kundalini) o sea la cordillera andina, y que va a tener a Chile como uno de sus puntos focales. Ahondemos.

Serge Raynaud de la Ferrière – Un Avatar en los Andes

“El símbolo mismo al centro de la Cruz Acuariana caracteriza la Fuente Eternal que ALIMENTA a la Humanidad. Es la Copa Sagrada que da sus Aguas Espirituales mientras los Efluvios Superiores se revierten en Ella. Es el símbolo muy conocido de los Caballeros del Santo Graal, la característica del Cáliz, la representación del Ánfora Antigua y en otras palabras: la Urna del Aguador, ilustración de nuestra época regida por el Acuarius. Es de este modo que deben vigilar que este Manantial sea canalizado correctamente sobre toda la Tierra”. Serge Raynaud de la Ferrière, Las 61 Cartas Circulares, T1, 1958-1962.

El Maestre Dr. Serge Raynaud de la Ferrière, enseñando la teoría de las eras astrológicas
El Maestre Dr. Serge Raynaud de la Ferrière, enseñando la teoría de las eras astrológicas. (Wikimedia Commons)

Debemos destacar que su reconstrucción biográfica, viene precedida por una importante controversia, con datos pocos fiables. Centrémonos igual en su vida. Quién más tarde sería conocido como uno de los primeros divulgadores, de llamada revolución acuariana, nació en París-Francia durante 1916.

Aunque los primeros informes lo suponían vinculado a orígenes nobles, más tarde se sabría sus padres fueron gente sencilla, nativos de Bélgica, país donde desarrollaría luego sus primeros pasos. Aunque se le atribuyen muchos títulos, sabemos Serge fue un auténtico autodidacta con nociones de escuela primaria, y que desde temprana edad se interesó en disciplinas varias, como la medicina, física, química, magia, etnografía, astrología, y ocultismo, gracias a su apetito como lector voraz.

Fue también un artista plástico intuitivo, habilidad que lo acompañaría siempre. Su año especial parece ubicarse en 1947 cuando se inscribe en el Colegio Astrológico de Francia. Fue en esa misma época que empieza sus estudios en Cosmobiología, llevándolo más tarde a fundar una importante agrupación mundial sobre la materia. Pero es en la Astrología donde encuentra su principal sustento, escribiendo para varias publicaciones parisinas.

Una postal conmemorativa, en el centenario de su muerte
Una postal conmemorativa, en el centenario de su muerte. Cortesía: asofilca.com

Y es aquí en este mismo año 1947, repetimos, donde Serge habla de haberse contactado con un maestro chino, originario del Turquestán, Sun Wu Kung, de quién pocos datos, por no decir nulos se conservan, quién le profetizara una misión espiritual destacada, mutando su nombre posteriormente a Mahatma Chandra Bala. Este encuentro, sumados a sus saberes astrológicos, lo llevarían a enunciar el planeta estaba a punto de transitar una nueva era equinoccial, donde la cordillera andina sería elevada, como «nuevo centro espiritual del planeta».

En los Grandes Mensajes, siendo uno de sus primeros ensayos, escribiría:

Cada parte del mundo está destinada a ser el Centro Espiritual durante un tiempo determinado, en donde trabajan los Iniciados para conservar el equilibrio del magnetismo Universal. De tal manera que el electro-telurismo de la Tierra (el cual cambia con cada Era), la inclinación de nuestro planeta, la emanación geodésica, la perturbación del Sistema, la proyección de nuestra galaxia en el espacio y el conjunto de otras muchas cosas, constituyen factores muy importantes para determinar el punto donde la Dirección Espiritual fija su residencia, de acuerdo a dichos fenómenos”.

En otro pasaje revela lo siguiente:

El Continente Americano es el elegido para recibir al MAESTRE. Asia ya tuvo sus grandes Instructores en la India como punto central. África tuvo a Mahoma, y en cuanto a Jesús, representa la evolución correspondiente a Europa. En efecto, nacido en el Cercano Oriente, la dominación romana reinaba allí y, por otra parte, además de los viajes a Europa para llevar la buena palabra, la Iglesia misma tuvo su sede en ese continente y Roma es realmente un centro espiritual del mundo. Por consiguiente, siempre con la misma lógica, si los otros continentes fueron escogidos, no hay ninguna razón para que el continente Americano no lo sea. Apoyándose, además, en otras razones, es el continente Americano el que aparece como elegido, según el análisis que puede hacerse astrológicamente. Aun por muchas otras consideraciones, es fácil concebir una ERA Americana después de las otras grandes Eras atribuidas a los demás continentes”.

Dr. Serge Raynaud de la Ferrière, retratado en 1949
Dr. Serge Raynaud de la Ferrière, retratado en 1949. Cortesía: sergeraynauddelaferriere.net
Uno de sus textos principales, Los Grandes Mensajes
Uno de sus textos principales, Los Grandes Mensajes. Cortesía: abebooks.com

Bajo estas consignas Serge Raynaud de la Ferrière se aleja de su cómoda vida parisina, luego de varios anuncios públicos, alegando retiro meditativo en el Tíbet Central, del que poco se sabe.

Finalmente arriba a Sudamérica en marzo de 1948, donde en Caracas, Venezuela, donde entra en contacto con un místico local, José Manuel Estrada, quién lo declara como el gran instructor esperado. Así se inicia cumplidos 32 años su obra más conocida, la Gran Fraternidad Universal, erigiéndose como avatar, vocero y principal difusor, de la nueva era acuariana. Luego también fundaría la Escuela Iniciática de la Suprema Orden del Acuarius, iniciando allí sus primeros discípulos, y donde establece un ashram al estilo hindú. Pero antes de finalizar su biografía examinemos este punto no menos importante, que nos ingresa al mundo fantástico del valle misterioso.

Estupa budista inaugurada en Valle de Elquis, 2016
Estupa budista inaugurada en Valle de Elquis, 2016. Cortesía: elobservatodo.cl

Sagrados Centros Geo-Magnéticos, y el enigma del Paralelo 30

“Confiado en que no hay el Fin del Mundo, sino más bien el fin de ‘un mundo’, esperamos el establecimiento de una Nueva Edad que se perfila después de algunos años: la Era de Acuarius. Una vez las polaridades magnético-espirituales se van encontrar cambiadas y es hacia el 30º de latitud Sur que se dirigirán nuestras miradas: eterno renovamiento de la humanidad en evolución”. Serge Raynaud de la Ferrière. Propósitos Psicológico IV.

Para entender cómo se inscribe el Valle de Elqui (alias Centro Magnético), en el puzzle Serge Raynaud de la Ferrière y su obra mesiánica, es necesario abordar el enigma el paralelo 30º, donde esta ecuación empieza a desandar. Se debe destacar que, a pesar de su carencia académica, Serge se las ingenió para escribir un centenar de obras, donde legó su pensamiento sobre la nueva era.

También hablar de su compromiso con el yoga, práctica motriz en la construcción de su visión, donde la fisiología, astrología, psicología y otras ramas científicas se combinaron junto a esta disciplina física, para servirle como marco de referencia. Serge estaba convencido antiguamente sobre el paralelo 30, latitud norte, se habían fundado importantes centros sagrados, verdaderas escuelas de sabidurías, asentadas sobre puntos geomagnéticos escogidos, e invisibles de detectar, por el no «iniciado».

Hermosa postal del esplendoroso Valle de Elqui, Coquimbo, norte de Chile
Hermosa postal del esplendoroso Valle de Elqui, Coquimbo, norte de Chile. Cortesía: diarioeldia.cl

Este mapa, o geografía imposible, comunicaría a Tíbet, Egipto, India, México, Isla de Pascua, entre otros sitios, extendiéndose su influencia, hacia todas esas zonas, donde el paralelo 30 latitud norte discurre.

Pero con la entrada de la Era Acuariana, que Serge denominara así mismo «Edad de Oro, Edad, Uraniana, Edad Atómica», entre otros apelativos, estos colegios iniciáticos según sus deducciones astrológicas y astronómicas, basada ésta última en el fenómeno conocido como procesión equinoccial (que cada 25.920 tiene lugar según declaman viejos textos esotéricos), serían trasladados a la antípoda terrestre sur, donde se erigiría el nuevo Potala Andino, marcado por el paralelo 30 latitud sur, señalando 1948, como la fecha profetizada para comenzar esta nueva etapa.

En Los Propósitos Psicológicos Serge enuncia:

Se sabe que los Centros Espirituales del mundo cambian de lugar según las Grandes Eras que marcan los Ciclos de la Humanidad, y que es así como hoy en día poco a poco, los Santuarios de Asia desaparecen para dejar lugar a los Colegios Iniciáticos de la América del Sur, que se manifiestan para simbolizar la Nueva Edad (Época Acuariana que ha comenzado en 1948, y marca el ciclo de los 2.000 años que vendrán”.

Agregando en Los Grandes Mensajes:

Evidentemente, el Continente Americano ha sido elevado hasta la mirada de la Alta Inteligencia Divina, y posee un Centro regenerador especial, como lo fue mucho tiempo el TÍBET para Asia, y por consiguiente para el mundo. Este CENTRO es el preciso lugar donde naturalmente se retirarán los Grandes Maestros. De acuerdo con los cálculos, tanto geológicos como magnéticos o simbólicos, ese punto se encuentra situado en las altas mesetas de la Cordillera de los Andes”.

Sembrada su semilla, que a continuación veremos reflejos en otras agrupaciones nacidas al calor de estos simbolismos, Serge Raynaud de la Ferrière abandona Sudamérica en 1950, iniciando una serie de peregrinajes que lo llevaran a difundir su obra por diversos países. Jamás regresaría al continente, falleciendo en 1963.

Valle de Elqui – El Potala Andino

“Chile, jardín de flores, al final de la Tierra, entre los Andes y el Pacífico, serás la cuna del niño del perdón”. Antigua profecía atribuida al Tíbet, 1947. Malu Sierra. Elqui. El Cielo está más cerca.

Como decimos, los trabajos de Serge Raynaud de la Ferrière, marcaron el camino que llevarían a ciertos estudiosos a deducir el nuevo paradigma espiritual, encontraría en el Valle de Elqui, pequeña localidad rural de la región de Coquimbo, norte de Chile, atravesado oh casualidad, por el paralelo profetizado, el verdadero santo grial energético.

En Historia esotérica y espiritual de Chile, monográfico del profesor Fernando Laredo Carter, leemos:

El Paralelo 30 Latitud Sur atraviesa el territorio de Chile un poco al sur de Coquimbo y la Serena. Pasa muy cerca de Vicuña donde nació Gabriela Lucila Godoy Alcayaga, y atraviesa la Pre-Cordillera de los Andes entre los pueblos de Rivadavia y Paiguano, justo donde se juntan los ríos Claro y turbio, para crear con sus aguas el río Elqui, que llega hasta el mar. El llamado río Claro trae en sí las aguas del río Cochiguaz”.

Y donde según reconoce éste investigador, se ubica el «mejor magnetismo terrestre del planeta». Dato no menor según veremos después.

Aunque repetimos Serge Raynaud de la Ferrière ocupa lugar de honor como difusor de estas tesis, estudiando los misterios del Valle de Elqui, encontramos ya existían indicios y muy anteriores a la venida de este esoterista francés, acerca del papel futuro de este valle escondido.

El décimo cuarto Dalai Lama retratado en su marcha al exilio, luego de la invasión china al Tíbet 1959
El décimo cuarto Dalai Lama retratado en su marcha al exilio, luego de la invasión china al Tíbet 1959. Cortesía: thebetterindia.com

Para ubicarnos en tiempo y espacio acerca de esta revelación, debemos retroceder a 1927, cuando una mística local, Helena Vacarezza Klemen, funda la llamada Hermandad del Pacífico. Aunque su rastro es esquivo, En los Iluminados del Valle de Elqui, el escritor Juan Guillermo Prado, alega Helena, nació en 1890, y describe como «desde pequeña tuvo facultades extrasensoriales y sanaba por imposición de manos».

Según relatan antiguos colaboradores, Helena Vacarezza Klemen sostuvo:

El Valle de Elqui era una suerte de nuevo centro espiritual del mundo, pues el eje místico de la Tierra se había trasladado desde el Tíbet hacia esta región, siguiendo un desplazamiento desde el paralelo 30º Norte, en los Himalayas, al 30º Sur, en los Andes, y particularmente en esta región interior de la cuenca del río Elqui”.

Esta información repite en tono, a lo declarado por nuestro místico francés, aunque su divulgación no se hizo de inmediato, ya que La Hermandad del Pacífico gozó de un hermetismo que mantuvo por años. Recién en 1974 se comenzaría una divulgación pública, que vendría con dos revelaciones importantes, incluyendo ambos puntos, más agregados sobre el Paralelo 30, y sobre el nacimiento de un futuro Avatar, pontificado como El Niño del Perdón.

El misterioso Valle de Elqui, donde los misterios convergen
El misterioso Valle de Elqui, donde los misterios convergen. Cortesía: diarioeldia.cl

Así sobre el primer enunciado, tenemos la Hermandad del Pacífico pontifica, «cuatro puntos específicos del Paralelo 30º Sur, concentrarían la energía espiritual de la humanidad».

Declarando los mismos se hallarían:

“En la base del cerro Doña Ana, otro al interior de Paiahuano, el más movible y poderoso, que cubre y satura el éter desde Montegrande hacia la cordillera del Ternero. Otro estaría en la confluencia del río Claro (REPRESENTANDO AL YANG) y Turbio (REPRESENTANDO AL YING), abarcando el sector de Rivadavia hasta el Tambo. El más cercano La Serena estaría poco más allá de Algarrobito. También sostuvieron estos sitios son ‘son focos irradiantes, pero la fuerza telúrica y pránica del espíritu de la Tierra como planeta, abarca un amplio sector del sur de Atacama y el norte de Coquimbo'”.

Un rumor no comprobado, señala que mucha de la información divulgada por Helena Vacarezza Klemen tenía su conexión en el Tíbet, que habría estado asesorando a la local de Elqui. Incluso circula una fuerte leyenda, sobre una delegación tibetana que se supone, aunque la fecha difiere, (para unos 1947, aunque otros hablan de 1959), visitaron por aquellas épocas el Valle de Elqui, donde se cree ocultaron un misterioso tesoro. Pero luego retomaremos otros datos sobre el tema.

Pero volvamos a la segunda revelación, la del Niño del Perdón. Según narra Laredo Carter, en el monográfico citado:

El Cristo de Elquis, que con sus sermones revolucionó al Chile de 1900
El Cristo de Elquis, que con sus sermones revolucionó al Chile de 1900. Cortesía: santiagonostalgico / Flickr

A la Dama en cuestión (Helena Vacarezza Klemen), le fue comunicado por espíritus en 1970 aproximadamente que en Chile nacería el Nuevo Avatar de la Era de Acuario, el Mesías del tercer y cuarto milenio de la historia de la humanidad. Y no en cualquier parte. Nacería en el Punto Geográfico exacto de la unión del Río Claro y del Río Turbio, donde nace el Río Elqui, en el Paralelo 30, en Rivadavia. Incluso fue dada una fecha por los espíritus. El Año del Señor de 1974. Y la Hermandad del Pacífico debería preparar al Pueblo Chileno y América Latina para ese gran advenimiento. El Río Elqui sería a partir de ahora el Jordán de Sudamérica”.

También se dijo, «otros heraldos de luz» se registrarían en México, Francia, Israel, China y Japón.

Un folleto repartido en aquel 1975 por la agrupación de Helena Vacarezza Klemen, describe aquel el sentir sobre el mesías esperado.

Anuncio el espíritu de la verdad, el que tuvo según Juan Evangelista, que iba a tener poderes aún más grandes que los que tuvo el Cristus, encarnado el cuerpo puro del maestro esenio, Jesús de Nazareth a la orilla de las aguas jordánicas”.

Demás está decir que El Niño del Perdón, aunque hubo algunos intentos por identificarlo, llegándose a encontrar según relatan seguidores de la Hermandad del Pacífico, nunca manifestó nada anormal y decidió continuar su destino fuera de toda locura mesiánica. Este evento puso fin a las ilusiones y creencias hasta entonces sostenidas, sobre la venida de un nuevo redentor, y dio por tierra con establecimiento de una Jerusalem celeste en el Valle de Elqui.

Mucho tiempo después la madre de aquel niño ungido declararía:

Quieren un mago y que por arte de magia todos se vayan al cielo. Tienen que portarse bien, no más. Cumplir con las leyes de Dios, y amarse los unos a los otros, el mundo está en una encrucijada y cada uno tiene la salvación adentro. Todo está dicho y hecho. Ningún niño les va ir a buscar para subirlos en un vehículo espacial. La doctrina es la de siempre. En los Vedas, en el Buda, en el Tíbet: amarse los unos a los otros”.

Con la muerte de su enigmática mentora, y la disolución de La Hermandad del Pacífico posteriormente, se cierra un primer ciclo sobre hechos misteriosos del Valle de Elqui. Vendrían otros «iluminados», como veremos a continuación.

El Cristo de Elqui

“Un día no muy lejano, recordarán todos estos archivos y el predicador no quedará olvidado, ni desconocido entre los humanos”. Palabras atribuidas al Cristo de Elqui, vaticinando su fama.

Esta curiosa historia se inserta con la relatada sobre la Hermandad del Pacífico, ya que las andanzas de este personaje fascinante, fueron registradas a principios del siglo XX, cuando la misión de Helena Vacarezza Klemen comienza a tener lugar. Quién fuera protagonista de estos hechos, fue un campesino analfabeto llamado Domingo Zárate Vega, nacido en 1897.

Sus andanzas comienzan producto de una crisis, cuando la muerte de su madre, aunque mañas lenguas hablan de despilfarro familiar. Lo cierto que el pobre Domingo, afligido por la pena, decide dar un giro a su vida, cambiando su vestimenta hasta entonces normal, por un sayal monacal, y sandalias rústicas. Desde allí comenzó a predicar su propio evangelio, y estableció sus primeros discípulos. Se le atribuyen dotes de sanador.

En su época alcanzó gran notoriedad, convocando verdaderas multitudes a su paso. Los fotogramas conservados lo asemejan a Rasputín, personaje que hace poco esta autora abordara. Pero volviendo a nuestro personaje, describió más tarde sus primeras visiones ocurrieron en 1927, donde dijo se le presentó el Angel Gabriel, quién astralmente lo llevara a conocer otros reinos, y mostrar el futuro de Chile.

Contó:

En ocasiones el señor me puesto al frente en medio del cerebro, una estrella de luz a través de la cuál veo pasar ante mis ojos todas las épocas del mundo, en un horizonte de eternidad sin fin”.

En una de sus alocuciones públicas su visión se centró en el destino sudamericano.

El continente sudamericano está escrito en los tribunales del cielo, para demostrar el poder de las grandes fuerzas espirituales, y llegará una época en que será la maravilla del mundo; esas milagrosas fuerzas impedirán los fuertes azotes que caerán sobre el mundo por causa de las torpes desobediencias a la Ley del Señor. Estas cosas vendrán por ley natural. Ni hipocresías, ni ambiciones podrán impedir esto. Ya hay muchos seres del cielo, viviendo en la tierra”.

El Cristo de Elqui sufrió persecución eclesiástica, y hasta se intentó silenciarlo tachándolo de loco, confinado en un manicomio. Sin embargo, logró sortear estos obstáculos, y durante 20 años predicó en no sólo en Chile, sino que llevó su mensaje hacia países limítrofes. Luego desapareció de escena, y para 1948 se alejó de todo. Falleció solo y olvidado en 1971. Inmortalizado por el gran poeta chileno y Premio Nacional de Literatura, Nicanor Parra, en varias obras de su autoría.

La Hermana Cecilia de Cochiguaz, y el Monasterio de Acuario

En este repaso sobre los Iluminados del Valle de Elqui, debemos destacar el grupo comandado por otra mujer, considerada como sucesora de Helena Vacarezza Klemen, aunque ya con otros atributos, hablamos de Cecilia Rodríguez, más tarde bautizada como Madre, o Hermana Cecilia de Cochiguaz, y que se ubica nativa de Santiago.

En este caso se recoge su adhesión temprana, a la Gran Fraternidad Universal en línea con Serge Raynaud de la Ferrière, y que se propagara en Chile por 1968. La Hermana Cecilia establecería la comuna bajo esta visión, en una zona retirada de Valle de Elqui, conocida como Cochiguaz, donde allí fundaría en 1975, junto a tres colaboradores, El Monasterio. Durante 1978 la agrupación de la hermana Cecilia sufre un giro en cuánto a creencias, con la llegada de Sri Vasant Vithal Paranjpe.

Según narran locales de Cochiguaz, este maestro hindú, que no hablaba español, tan solo inglés, «llegó con un viejo mapa en busca de un lugar llamado San Andrés, donde debería estar el nuevo punto geomagnético (que antiguamente fuera un cetro de Agni Hotra), basado en el ritual del fuego, tomando antiguos textos sagrados como referencia, Sri Vasant Vithal Paranjpe, descubrió Cochiguaz (El lugar del Colorado), era el mismo que San Andrés». Mencionó además otros dos centros de importancia geomagnética, Maheshwar, India, y Bhrugu Aranya, Polonia.

Un artículo de la época, narrando sobre las andanzas de la Hermana Cecilia y su Grupo
Un artículo de la época, narrando sobre las andanzas de la Hermana Cecilia y su Grupo. Cortesía: bibliotecanacionaldigital.gob.cl

También se comentó éste maestro fue el impulsor de la Terapia Homa, técnica centrada en la sanación atmosférica y por ende humana, cuyo lema más conocido es el siguiente «Tú sanas la atmósfera y, recobrada la salud, la atmósfera te sana a ti”. Otras de sus enseñanzas fue el Agnihorta (ritual del fuego), que consiste en limpiar un área de patrones negativos que dominan la mente, liberador de adicciones, y purificador del aire y el agua».

A partir de allí El Monasterio se convierte en un centro de prácticas terapéuticas, y funcionando, además, como medio motor para impartir nociones de filosofía New Age, que incluían un estilo de vida ascético. En ese tiempo que surge la mención por parte de la hermana Cecilia y su agrupación, del Cerro Cancana, considero sagrado y reporte de muchos fenómenos, que van desde aparición de luces, OVNIs, sus termas acuosas regenerativas, y hasta de probable portal dimensional. Al final de nuestro informe volveremos a Cerro Cancana.

Más allá de esta visión holística interesante, que atraía a renombrados y afamados visitantes, una conversión estaba por ocurrir. Sucedió cuando La Hermana Cecilia y su grupo, comenzaron a brindar mensajes en sintonía con el auge del contactismo extraterrestre, tan en boga durante los ochenta. A partir de allí, términos como Hermanos Mayores, o Salvadores Cósmicos, acapararían la atención de aquella comunidad. Los locales recuerdan rumores de búnkeres o refugios de salvación, aderezados por comunicaciones de índole fatalista, supieron adornar los discursos de la ahora “secta”, para algunos.

En una entrevista de 1986, la Hermana Cecilia, muy solemne confesará:

Los plazos ya se cumplieron, los signos son evidentes. La Humanidad está sufriendo los dolores del alumbramiento, y le queda todavía por sufrir. Sólo un tercio se salvará: los que escuchen la palabra de Dios y elijan el camino del amor. Y ese tercio será levantado de la tierra por extraterrestres que están llegando a nuestro planeta, para colaborar en la gran tarea de la transición. Ángeles y Árcángeles de la era espacial que vienen ayudar a Cristo en el fin de los tiempos. Flotas de platillos voladores, están preparadas para el rescate”.

¿Tendrá algo que ver esta visión apocalíptica, con el paso del mítico cometa Halley, que en aquellos días tenía a Chile, como centro principal de observación? Sin lugar a dudas estas consignas minaron El Monasterio, y especialmente a su líder, la Hermana Cecilia de Cochiguaz, que luego de anuncios fallidos, decidió desaparecer del Valle de Elqui para siempre. Hasta Aquí.

Conclusión:

Al adentrarme en el Valle de Elqui y sus enigmas, no puedo dejar de pensar muchos de los fenómenos, y eventos detallados, se encuentran como calco en otros puntos de Sudamérica, como por ejemplo Capilla del Monte en Argentina, y que un día trataremos. El nexo Tíbet-India-Andes está lejos aún de resolver sus misterios.

Quizás para muchos se traten de hechos aislados, o misticismo exacerbado, por no hablar de crisis que busca respuesta en vías no siempre comprendidas. Lo cierto es que la apertura espiritual tan profetizada en nuestra querida cordillera andina, como centro neurálgico de poder, aún parece lejos de manifestarse, a pesar de la buena voluntad de muchos, estando reducida a sectores muy concretos. Un auge y rápida parece alternar en estas etapas, desvaneciéndose en un suspiro. Tal vez sea porque la verdadera búsqueda, como alguien dijo, es la interna, y desde ya afirmo, no se puede enseñar algo, cuando poco se conoce de sí mismo.

Curiosidades

En 2013 el joven argentino, Marco Roldán despareció mientras escalaba el Cerro Cancana
En 2013 el joven argentino, Marco Roldán despareció mientras escalaba el Cerro Cancana. Cortesía: lmdiario.com.ar

Un hecho desgraciado sucedió tuvo al argentino Marco Roldán quién en 2013 buscando escalar el cerro Cancana, Cochiguaz, en compañía de un amigo, desapareció para siempre. Hasta el momento las búsquedas para hallar su paradero resultaron infructuosas, para desesperación de su familia. Recordemos el Cerro Cancana, está asociado a misteriosas desapariciones, avistamientos de OVNIs, y otros fenómenos no menos extraños. Es interesante observar por esa misma zona se encuentra adyacente, la Laguna El Cepo, también señalada como punto de anomalías varias. Allí se desprende la leyenda, que un grupo de Lamas se internó en el interior de esas montañas fundando un monasterio protegido por fuerzas invisibles ¿serán los mismos que visitaron El Valle de Elqui, según rumores en 1947-1959? Lo cierto es que estos sitios de poder, no son siempre como imaginamos, recordemos Sudamérica y sus enigmas, representa las antípodas de un antiguo poder, que recién comenzamos a entender. En otra oportunidad prometo abordar este espinoso tema.

Bibliografía

Libros

  • Ferreira Mondaca, E. Jesús y el Cristo de Elqui. Chile: LOM, 2016.
  • Lafourcade, E. Los Hijos del Arco Iris. Universidad de Texas: Bruguera, 2009.
  • Parra, N. La Vuelta del Cristo de Elqui. Madrid: Tarahumara Libros, 2012.
  • Parra, N. Nuevos Sermones y Prédicas del Cristo de Elqui. Valparaíso: Gaymedes, 1977.
  • Prado, G. Los Iluminados del Valle de Elqui, Santiago del Chile: Covadonga, 1990.
  • Rivera Letelier, H. El Arte de la Resurrección. Madrid: Alfaguara, 2010.
  • Sierra, M. Elqui, el cielo está más cerca. Chile: Lord Cochrane, 1986.

Sites

  • Aldea, V.
    Los Andes: ¿El nuevo Tíbet? (Enlace)
  • A.U.M.
    MENSAJE DE NAVIDAD del MAESTRE Serge Raynaud de la Ferriére. (Enlace)
  • Bahamondes González; Diestre de la Barra; Marín Alarcón; Riquelme Maulén
    Espiritualidad y territorio: la emergencia de nuevos mercados religiosos en Pisco Elqui (IV Región, Chile). (Enlace)
  • Bertero, M.
    ¿Cómo y cuándo surge la fama mística del valle del Elqui?. (Enlace)
  • CAMINANTES DEL DESIERTO
    EL Cristo de Elqui (Enlace)
  • CASUÍSTICA FUNDACIONAL DEL MISTICISMO EN EL VALLE DE ELQUI (PARTE I): EL CURIOSO EPISODIO DEL CRISTO DE ELQUI. (Enlace)
  • CASUÍSTICA FUNDACIONAL DEL MISTICISMO EN EL VALLE DE ELQUI (PARTE II): LA “HERMANDAD DEL PACÍFICO” Y EL NIÑO DEL PERDÓN. (Enlace)
  • CASUÍSTICA FUNDACIONAL DEL MISTICISMO EN EL VALLE DE ELQUI (PARTE III): LA LEYENDA DE LOS LAMAS TIBETANOS EN EL ELQUI. (Enlace)
  • CASUÍSTICA FUNDACIONAL DEL MISTICISMO EN EL VALLE DE ELQUI (PARTE IV): AUGE Y OCASO DEL “MONASTERIO” DE LA HERMANA CECILIA. (Enlace)
  • CHILE, el nuevo hogar de la Kundalini de la Tierra, el nuevo Tíbet. (Enlace)
  • COCHIGUAZ y el Tíbet unidos por el misterio (Enlace)
  • Diario EL DÍA
    Misterio continúa luego de más de cinco años: Controversia y dudas persisten tras nuevas diligencias en caso Roldán. (Enlace)
  • Diario EL DÍA
    Tras cinco años de búsqueda no se ha podido dar con turista extraviado en Paihuano (Enlace)
  • Diario EL DÍA
    Sectas en la región de Coquimbo: ¿Mito o realidad?. (Enlace)
  • Diario La Región de Coquimbo
    Contactado Sixto Paz afirma en el Valle de Elqui hay túneles, que conectarían con el mundo intraterreno. (Enlace)
  • Diario Voces
    Los Andes: Nuevo centro regenerador mundial. (Enlace)
  • ¿El centro del universo en Cochiguaz? (Enlace)
  • ELQUI, el cielo está más cerca. (Enlace)
  • EL OBSERVATODO
    Conoce la Estupa Budista inaugurada en el Valle de Elqui. (Enlace)
  • Escobar Meza, L.
    Cristo de Elqui: del complot a la leyenda. (Enlace)
  • Ferríz, J.
    BIOGRAFÍA DEL SABIO FRANCÉS. SERGE RAYNAUD DE LA FERRIERE. (Enlace)
  • ¡ Foro Devenir de los Tiempos !
    Los Andes ¿El Nuevo Tíbet? (Enlace)
  • GUIOTECA
    Diario de un lama en Chile: Sus valiosas enseñanzas para disipar los venenos mentales. (Enlace)
  • Hanshing, P.
    Una foto y una historia, portal del tiempo. (Enlace)
  • LA GACETA
    El Kumbha Mela vira hacia los Andes. (Enlace)
  • LA IGLESIA DE MONTEGRANDE: EN LA RUTA DE LA RELIGIOSIDAD Y DE GABRIELA MISTRAL POR EL VALLE DE ELQUI. (Enlace)
  • LA LEYENDA DE LA “CASA DE LOS LAMAS” DEL VALLE DE ELQUI. (Enlace)
  • Laredo Carter, F. Historia esotérica y espiritual de Chile. (Enlace)
  • López Jr, D.. Orientalismo de la Nueva Era: el caso del Tíbet. (Enlace)
  • Los Iluminados del Valle de Elqui. (Enlace)
  • Núñez, R.
    ¿Monjes tibetanos en el Valle del Elqui? (Enlace)
  • OVNIS y mística oriental en el Valle del Elqui. (Enlace)
  • Pal, S. Recordando un viaje épico: cómo Dalai Lama escapó del Tíbet en 1959. (Enlace)
  • Revista Experiencia Valle de Elqui Energía y Misterio. (Enlace)
  • RUINAS de Nueva Elqui (Enlace)
  • Weitzel, R.
    El Niño del Perdón ha nacido en Elqui. (Enlace)

Una publicación de CodigoOculto.com – Todos los derechos reservados. Prohibida su copia sin autorización.


Like it? Share with your friends!

3.4k shares
Débora Goldstern
Bibliotecaria de Profesión, natural de Buenos Aires, Argentina. Presta servicios en la Universidad Abierta Interamericana desde hace 16 años. Además es escritora e investigadora, dedicándose al estudio de las civilizaciones andinas desaparecidas por más de 20 años. Ha participado como consultora de la revista Ufo Brasil, ha sido expositora en diversos congresos y es regularmente convocada por programas de radio, tv, documentales, films y canales de Internet. Ha publicado dos libros: «Secretos subterráneos de los mundos olvidados - Cueva de los Tayos» y «Tierra Hueca». Débora es colabora permanente en CodigoOculto.com desde Diciembre de 2018.

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *