Rasputín «El mago de la Aldea»


2.3k shares
Rasputín «El mago de la Aldea»
Imágenes: lmilo / Pixabay - Edición: Fernando T.

En 2016 el mundo recordó al controvertido místico ruso conocido como Rasputín, durante el centenario de su fallecimiento. Es quizás una de las figuras más comentadas de la historia, retrato no siempre fidedigno en cuanto a reconstrucción, al ignorarse muchos pasajes de su vida aún en sombras.

Objeto de extensos estudios por parte de los investigadores, su exótica personalidad continúa fascinando, aunque sin revelarse algunos de sus secretos mejor guardados, que a través de éste artículo proponemos redescubrir. Conozcamos al hombre que hizo temblar a la Rusia Imperial.

Rasputín y su hipnótica mirada
Rasputín y su hipnótica mirada. Sin fecha. Cortesía: beersandpolitics.com

Biografía del campesino místico

El 21 de enero de 1869, una remota parroquia siberiana registra el siguiente reporte:

En el pueblo de Pokróvskoye, a la familia del campesino Yefim Yakovlevich Rasputin, y su esposa, ambos ortodoxos, les nació un hijo, Grigory”.

Sus padres optaron por bautizarlo con este nombre, según se narra, en homenaje al místico santo turco, San Gregorio de Nisa ,«destacado teólogo que creía en la salvación universal para todos los humanos, y fue una de las primeras figuras cristianas en argumentar que Dios es infinito, y la esclavitud inherentemente pecaminosa».

Rasputín. Bancos del río Tura, Siberia, 1900
Rasputín. Bancos del río Tura, Siberia, 1900. Cortesía: abc.es

Y aquí vamos a señalar una primera observación personal, y no menos contradictoria, tratándose de Grigori, apelativo que aviso desde ya muy curioso, y cuya función, vincula a los legendarios grigori, (término derivado del griego, egrégoro – observadores o vigilantes), y que en la Biblia son mencionados, como los ángeles caídos, antiguos corruptores de la humanidad. Aquellos vigilantes, según otros textos esotéricos, aludirían a «los que velan, los que ven, los que están despiertos, o los que no duermen».

Pero retomemos la senda de nuestro campesino atormentado, que además de su simbólico nombre Grigori, se le agregaría Yefímovich Novykh, finalizando con el apellido Rasputín, conduciéndonos a una segunda curiosidad, ya que el mismo adhiere a lo disoluto (definido como contrario a la moral, y libertino). Prosigamos. Según sus biógrafos, sus padres fueron una familia acomodada que además de Grigori, engendraron luz siete hijos más, casi todos fallecidos prematuramente, salvo una niña, aunque poco se conoce del caso. Se dice que Grigori desde su nacimiento, se mostró como indomable, ya que se rumorea solía arrancarse los pañales. Otros estudiosos aseguran, «le resultaba muy difícil concentrarse, y no sabía relacionarse con otros niños». Llevando a pensar pudiera sufrir algún trastorno mental, o deficiencia de tipo motriz.

Una toma de Rasputín sin fecha, luciendo un atuendo más occidental
Una toma de Rasputín sin fecha, luciendo un atuendo más occidental. Cortesía: imperial-russia.tumblr

También durante ese período, fue objeto de burlas debido a su aspecto enfermizo, que le valió el apelativo de enclenque. Aquel mote ofensivo lo obligó a defenderse a puño cerrado, a pesar de aborrecer la violencia. Hay quién dice Grigori nunca pudo acceder a una educación escolar debido a que su padre, Yefim Rasputín, no confiaba en el sistema educativo, además de su fama como bebedor compulsivo, pendenciero y desatendido de su familia. Y todo a pesar de contar con una situación privilegiada en lo económico.

Uno de los retratos más antiguos, que se conocen sobre Rasputín
Uno de los retratos más antiguos, que se conocen sobre Rasputín. Cortesía: siberiantimes.com

Otro dato importante revela, aquellos años se conoció un devastador informe, mencionando su pueblo natal Pokróvskoye 1, una de las tasas de analfabetismo más altas de Rusia. Si él era un iletrado, sus vecinos le iban a la zaga. En ese escenario desolador, donde Grigori iba desarrollando sus primeros años, algunos pobladores de la época rememoran sus tics nerviosos, que hacían sus manos estuvieran siempre en movimiento.

En paralelo a estas deficiencias educacionales, Grigori comenzó a mostrar una faceta más inquietante, signada por eventos de carácter místico, manifestada a la edad de 12 años. Se habló de visiones, y sucesos paranormales, que parecían acompañarlo.

Retrato de Rasputin y su mujer Praskovia, Pokrovskoye Siberia
Retrato de Rasputin y su mujer Praskovia, Pokrovskoye Siberia. Sin fecha. Cortesía: sobrehistoria.com

Así se cuenta que en su presencia, «las vacas familiares producían más leche cuando él estaba cerca». Parecía que en los animales, Grigori ejercía sorprendentes dotes basados en el amor, y la contemplación meditativa. En base al tacto, lograba domarlos. Y me viene a la mente San Francisco de Asís, quién en su día supo cultivar ese don.

Ya por entonces su mirada legendaria, regada por un celeste penetrante, «y la capacidad de contraer y expandir sus pupilas a voluntad», eran objeto de curiosidad, y admiración. Puro magnetismo mesmérico, dirían los ocultistas, y no se equivocaban.

Más tarde Grigori replicaría estas experiencias en personas, buscando encauzar esa energía, que parecía emanar en todas sus actividades. A los 14 años lo asaltó una inquietud interior, vociferando en su pueblo y a viva voz, ¡el reino de Dios está con nosotros!, para luego ocultarse en el bosque, donde permaneció hasta regresar a su casa, según narrara más tarde su hija María, aureolado diría, por una «luminosa tristeza». Un dato a considerar, y que pudiera dar alguna pista, de esta repentina transformación del joven Grigori, fue la pérdida de su hermano Dmitri enfermado de pulmonía, al caer ambos en un río mientras jugaban.

Luego de ese evento terrible, Rasputin anuncia sus primeras conexiones con la Virgen María, con quién dijo poder conversar en varias ocasiones. En «Rasputin, mi padre», 1932, que escribiera su hija María, narra que estando convaleciente a raíz de este accidente, se le presentó una «hermosa señora vestida de azul», alentándolo a recuperarse. Este lazo marista se mantendría toda su vida, según destacan sus biógrafos. Por supuesto este punto despierta una serie de interrogantes, sobre su comportamiento posterior. ¿Alucinaciones, visiones, escapismo ante la tragedia? ¿Explica este hecho, su posterior comportamiento destructivo, regados por alcohol y sexo? Tal vez. Pero en Rasputín parece anidar algo más, y por momentos de naturaleza intrínseca.

Esta fotografía de Grigori Rasputin con su esposa y su hija Matryona (María Rasputina), a la derecha. San Petersburgo, 1911
Esta fotografía de Grigori Rasputin con su esposa y su hija Matryona (María Rasputina), a la derecha. San Petersburgo, 1911. (Public domain)

A pesar de estos hechos portentosos, Grigori llegó a la adultez sin demasiadas herramientas, que permitieran insertarlo en el duro mundo de la época, desempeñando tan solo algunas tareas en el ámbito de la jardinería, y como cochero.

No obstante su reputación como sanador y visionario, le iban granjeando discípulos, a pesar de su aspecto desaliñado, y falta de aseo. Su vida parecía encauzarse, cuando el 02 de Febrero de 1887 contrajo matrimonio con Praskovia Fyodorovna Dubrovina, tres años mayor que él, y con quién engendraría siete vástagos, cuatro de los cuáles fallecerían, en forma prematura. Grigori tenía 18 años.

A su fama de taumaturgo y chamán, le siguió la de un atleta sexual en celo, que ya por esa época comenzaba a figurarlo, como un amante explosivo. Su esposa toleraría sus indiscreciones, y nunca lo abandonaría a pesar de los escándalos. Pero su vida estaba por dar un giro inesperado, cuando atrapado por un robo de caballos, junto a dos cómplices, sufrió una tremenda golpiza, que lo afectó duramente. Para evitar ser expulsado de su hogar, pidió cumplir sentencia en el Monasterio de Verjoturye. El destino lo había alcanzado.

Peregrinaje y Conversión – Rasputín. El Renacido

“La peregrinación es necesaria solo por un corto tiempo, por meses, y no por años. He visto muchos vagabundos, ¡y algunos de los que aprendí estuvieron vagando por años, por años! De hecho, los pobres vagaban tanto que el enemigo los engañó: se convirtieron en juiciosos, listos para condenar, y también se hicieron perezosos, descuidados. De cientos de esos, solo encontré pocos que estaban siguiendo los pasos de Cristo. Es difícil para nosotros, vagabundos, luchar con el enemigo. Este evel viene por fatiga. Uno no debe estar vagando por años, y si lo hace, es necesario que tenga una fortaleza y una fuerza de voluntad y que sea sordo, y a veces también mudo, que sea capaz de humillarse, de ser una mente simple. Si uno lo hace todo, tiene acceso a una fuente inagotable de agua de la vida”, escribió en ‘La vida del peregrino experto’. Rasputín, Mi Padre. María Rasputina, 1932.

Grigori Rasputin, el obispo Hermogen y Hieromonk Iliodor, en Tsaritsyn, 1909
Grigori Rasputin, el obispo Hermogen y Hieromonk Iliodor, en Tsaritsyn, 1909. Cortesía: imgur / Reddit
Casa privada de Rasputín, durante su estancia en San Petersburgo, actualmente convertida en Museo
Casa privada de Rasputín, durante su estancia en San Petersburgo, actualmente convertida en Museo. Cortesía: guidetopetersburg

Durante varios meses, el imponente Monasterio de Verjoturie, donde los monjes rusos practicaban la cristiandad más ortodoxa, asiló en sus aulas monacales al salvaje hijo de las estepas siberianas, Grigori Rasputin, recibiendo por primera vez instrucción formal. Allí conoció a quién lo acogería como discípulo el sabio Makarij, considerado un hombre santo y asceta caracterizado, “por mortificar sus carnes con una cadena”, quién residía en las inmediaciones del monasterio. Bajo su protección, Rasputín abandonó sus viejos hábitos, y sobre todo pudo superar su analfabetismo, aprendiendo a leer y escribir. Rasputín más tarde narró, Makarij lo señaló como un elegido de Dios, y cuyas visiones marianas le dijo, eran reales. Su interés en la lectura, y las antiguas escrituras teológicas, hicieron mella en el hombre hasta entonces caminante de la oscuridad más absoluta.

Pero su avance más significativo, fue el cultivo de sus incipientes dones espirituales. En esa misma etapa, certifica nuevamente su comunicación con la Virgen de Kazan (protectora de la santa madre Rusia, e identificada con la madre María). Imposible soslayar las implicancias transmitidas por Rasputín sobre esta aparición, y muy ligado a ciertos eventos posteriores de increíble importancia, que al final de nuestro informe revelaremos.

Rasputín, a cien años de su muerte persisten los enigmas
Rasputín, a cien años de su muerte persisten los enigmas. Cortesía: orthochristian.com

Vuelto a su aldea, Rasputín comenzó a predicar sus conocimientos. Pocos daban crédito a esta nueva imagen, negándose a creer en este sorpresivo renacimiento, del campesino analfabeto, pendenciero, y borracho. La comunidad de Pokróvskoye se encontraba sorprendida. ¡Era un milagro! Pronto un grupo de fieles empezó a escuchar a Grigori, y seguirlo a todas partes.

En los sótanos de la casa paterna Rasputín erigió una capilla, y pronto las reuniones se volvieron multitud, así como rumores de flagelaciones, y orgías sin fin, como forma de alcanzar el éxtasis. Se decía la secta religiosa llamada Khlysty (Flagelantes), estaba detrás de este comportamiento, nuevamente provocativo del inquieto campesino.

Esta congregación abogaba el pecado, conducía luego hacia el arrepentimiento. Rasputín enunciaría durante esta etapa: «“se deben cometer los pecados más atroces porque Dios sentirá un mayor agrado, en perdonar a los grandes pecadores». ¿Habría aprendido Rasputín con los Flagelantes, a canalizar su energía sexual, aprendiendo a utilizarla como energía curativa? Así se explica rumores de muchas damas que lo acompañaron en sus encuentros, hablan que Rasputín disfrutaba el sexo contemplativo, sin penetrar la carne, en una forma de iluminismo sexual.

Pero el llamado del peregrinaje llamó otra vez a su puerta, y Rasputín abandonó a su familia para continuar su formación. No está clara la fecha aunque se supone en 1893, Rasputín marchó a Monte Athos a visitar a los famosos ortodoxos griegos, sin embargo, encontró el famoso monasterio corrompido, según describiría después, no sintiéndose a gusto. Nuevamente recurrimos a su hija María, quién en Rasputín, mi padre rememora otras de sus influencias en esta nueva aventura.

Rasputín flanqueado a la izquierda por el sabio Makarij, 1903. El maestro que logró educarlo
Rasputín flanqueado a la izquierda por el sabio Makarij, 1903. El maestro que logró educarlo. (Public domain)

En la vida de mi padre cuando aún era la niña, ocurrió algo que cambió absolutamente todo lo suyo y, posteriormente, nuestras vidas. Antes de eso, mi padre vivía, como todos los campesinos, comprometidos en una economía. De repente dejó una familia y se fue a vagar. Algo le debe haber ocurrido: dejó de comer carne y salió de la casa. Creo que fue influenciado por el peregrino errante Dmitry Ivanovich Pecherkin”.

Durante ese período muchos identifican a Rasputín con un strannik (peregrino errante o santón). Rasputín hizo muchos viajes siendo su visita a la catedral de Kazan, actual República de Tartaristán, uno de sus encuentros más importantes. Se habla que la Iglesia de Kazan por aquellos días, era vista como un ámbito ritualístico, muy burocrática en su funcionamiento, e íntimamente apegada a los zares.

Rasputín los impresionó, destacando los popes, «su autenticidad y sencillez». Como resultado fue recomendado a la Academia de Teología de San Petersburgo donde debería convertirse en un verdadero sacerdote, pero debido a sus limitaciones académicas, no pudo alcanzar grados mayores. Sin embargo sus días de peregrino errante, estaban por dar un vuelco.

En la corte del Zar

Hay muchos informes sobre como Rasputín se introdujo en la corte del Zar. Diremos que luego de su estancia en la Academia de San Petersburgo en 1903, Rasputín se presenta a la sociedad imperial, como un visionario en contacto con Dios. Su carisma fue creciendo entre los aristócratas rusos, que rápidamente lo adoptaron.

Para entender el porqué de esta aceptación debemos entender la fascinación por el ocultismo, y los campesinos exóticos de tierras lejanas, muy de moda en aquellos días. Una forma de entretenimiento, que a esta atormentada Rusia plagada de problemas internos, le servían como instrumento de evasión y alivio. Es por eso como decimos, Rasputín logró alcanzar su meta, que en aquel entonces tenía a la casa Románov en el poder, el Zárevich Nicolás II, y la princesa Alejandra Fiódorovna Románova.

La zarina Alejandra con Rasputin, sus hijos y una institutriz
La zarina Alejandra con Rasputin, sus hijos y una institutriz. (Public domain)

Describir todos los acontecimientos que rodearon la vinculación de Rasputín con los Románov, llevaría mucho tiempo, y este artículo tiene la intención subrayar al lector, ciertos eventos de esta asociación. Examinemos la habilidad como chamán que permitió a Rasputín ganarse el cariño de la familia real, utilizado en la curación del pobre heredero.

Pintura que retrata a Rasputín, llevando en andas a Tsarevich Alexei Nikolaevich Romanov of Russia
Pintura que retrata a Rasputín, llevando en andas a Tsarevich Alexei Nikolaevich Romanov of Russia. Cortesía: Pinterest

Para su desgracia Alexei nació hemofílico, una enfermedad recurrente entre los nobles, que se dice atribuida a sus uniones consanguíneas, que con el tiempo habría provocado una mutación genética. La medicina de aquellos días poco podía ofrecer, salvo alivios temporales para atenuar el sangrado (una de las características de la hemofilia), utilizándose como medicamente la aspirina. La ignorancia médica, no comprendía el efecto secundario provocado por este remedio, que hacía aumentar el sangrado.

Rasputín, posando con algunos de los miembros de la dinastía Románov
Rasputín, posando con algunos de los miembros de la dinastía Románov. Cortesía: Pinterest

Es por eso que Rasputín en su diagnóstico, instó a la familia real a deshacerse de todo tratamiento médico (incluyendo la aspirina), provocando una inmediata mejora en el paciente. Otros testigos sugieren, Rasputín hizo uso de la hipnosis, y porque no de la fe y oración. También se habla de yerbas tibetanas, aunque de forma mal intencionada, como elemento de drogadicción. Pero otros testigos de sus curaciones, señalan que Rasputín aplicó en Alexei su conocimiento en el tratamiento de hemorragias de caballos, durante sus días en Siberia como campesino, consistiendo en presionar sobre ciertos vasos sanguíneos, ayudando a disminuir el flujo de sangre. Como vemos su conocimiento del mundo animal ya citado, se erigió quizás como el verdadero secreto en sus curaciones.

A pesar del servicio que Rasputín prestara a la corona rusa, su extravagante comportamiento, y algunas malas decisiones lo hicieron blanco de un violento crimen que terminó con el místico siberiano en 1916. Los demonios que nunca pudo superar, a pesar de tantos avances realizados en su vida, finalmente terminaron por doblegarlo. Rasputín siempre fue un salvaje, y él lo sabía. Tan solo dos años después la familia Romanóv vería su reino acabado, con la llegada de los bolcheviques comunistas. El lector tiene toneladas de información sobre estos sucesos, que marcaron a fuego el pasado siglo XX. Pero antes de finalizar, conozcamos una historia poco referenciada, involucrando las apariciones de Fátima.

Secretos ocultos de la conexión Fátima – Kazan

“La cruz será arrojada a la bodega, los martillos golpearán sobre los altares y las llamas devorarán las Iglesias”. Profecía atribuida a Rasputín, sin fecha.

Fotograma de Rasputiín, junto a la virgen de Kazan. Patrona de Rusia
Fotograma de Rasputiín, junto a la virgen de Kazan. Patrona de Rusia. Cortesía: guidetopetersburg.com
Catedral de Kazan que en 1917, fuera asaltada por los sóviets
Catedral de Kazan que en 1917, fuera asaltada por los sóviets. Cortesía: russiapassion.com

Mientras me encontraba investigando la vida del fascinante Grigori Rasputín, me topé con esta información que me sorprendió por sus conexiones, y que hasta el momento entiendo poco exploradas por otros estudiosos, abriendo un mundo de interrogantes. Sucede en 1579 una niña de nueve años llamada Matrona, nativa de Kazan, actual capital de Tartaristán, Rusia, contempló en sueños la imagen de la Virgen María, escuchando una voz que la alentaba a recuperar un viejo icono sagrado enterrado en su hogar, representando a la virgen y patrona de Kazan (o sea la propia virgen María).

Otros detallan la aparición que asaltara a Matrona, estaba rodeada por una intensa luminosidad, semejante a una bella dama parada encima de una nube. En cuánto el icono fue recuperado se sucedieron una serie de milagros, y aquel grabado se convirtió en uno de los objetos más sagrados de toda Rusia, convertido hasta en estandarte de guerra. Recordemos Rasputín tuvo visiones con esta misteriosa dama en su paso por el Monasterio de Verjoturie, y que también peregrinó a la famosa Iglesia de Kazan. El zar Nicolás II también estuvo influenciado por esta dama misteriosa, a quién consagró su imperio, reveló visiones, y ayudó en el esplendor de sus iglesias.

El misterio de Fátima, y su extraño anuncio sobre Rusia, durante los eventos de 1917
El misterio de Fátima, y su extraño anuncio sobre Rusia, durante los eventos de 1917. Cortesía:

El icono siempre se conservó en la Catedral de Kazan, San Petersburgo, aunque en 1904 fue robado. Al estallar la revolución rusa, el 13 de octubre de 1917 uno de los primeros actos de los sóviets, fue violar esa iglesia, que terminó cerrada, y convertida en museo. Esa misma fecha, también un 13 de octubre de 1917, en Fátima Portugal se produce la última aparición de la Virgen María, oh casualidad también una bella señora como la observada por Matrona, donde se dice 70.000 personas presenciaron el llamado Milagro del Sol. Curiosamente la señora, pregonó a los desconcertados niños portugueses sobre Rusia, pidiendo su conversión al Inmaculado Corazón.

Más tarde el icono robado, fue recuperado por el Vaticano, quién lo adquirió en una subasta pública, para horror de la Iglesia Ortodoxa Rusa, que siempre intentó volver a tener la reliquia sagrada, saboteados algunos de sus intentos. Pero el entuerto se rarifica, cuando se decidió construir una capilla en Fátima, para exhibir la imagen, ¿por qué justamente allí se pregunta esta escritora? Finalmente el icono aterrizó en Rusia luego de la caída del comunismo, siendo 2005 el año elegido por Juan Pablo II para devolverlo. ¿Son estos hechos simples casualidades, sin vinculación alguna? El lector decide. Ya lo decía el Principito, «lo esencial es invisible a los ojos».

Juan Pablo II junto al icono de Kazan. Recién en 2005 retornó a Rusia
Juan Pablo II junto al icono de Kazan. Recién en 2005 retornó a Rusia. Cortesía: accionliturgica.blogspot

1 El pueblo donde nació Rasputín Pokróvskoye, es una pequeña localidad de Siberia Occidental. En ese entonces la región era parte de Tobolsk, actual ÓBlast de Tiumén, alzada a unos 300 km al este de los Urales, orilla izquierda (norte), de un río llamado Turá.

Bibliografía

Libros:

  • Mario, V.
    La tenebrosa secta de los Khlyst, 2017. (Enlace)
  • Rasputina, M.
    Rasputín Mi Padre, 1932. (Enlace)
  • Verdaguer, M.
    Rasputín. El Dominador de Mujeres, 2017. (Enlace)

Sites

  • Daniels, J.
    La Fantástica y trágica vida de Rasputín (Enlace)
  • González, P.
    Los Khlysty y Rasputín (Enlace)
  • Grigori Rasputin (Enlace)
  • LA BIOGRAFIA DE GRIGORI RASPUTIN (Enlace)
  • La Historia Secreta de Rasputín (Enlace)
  • Los misterios de la señora de Kazan (Enlace)
  • Martínez Pita, I.
    Las profecías de un oscuro personaje llamado Rasputín (Enlace)
  • Pascual, J.
    Quién fue Rasputín. Curiosidades de sus profecías más inquietantes. (Enlace)
  • Rasputín. Genio y Figura. (Enlace)
  • The Siberian Times
    La fotografía ‘más antigua’ conocida del ‘monje loco’ Grigory Rasputin se exhibe en Siberia (Enlace)
  • Una curación no tan milagrosa (Enlace)
  • 29 Hechos fascinantes sobre Rasputín (Enlace)
  • Welch, F.
    La obsesión sexual que llevó a Rasputín a su muerte: innumerables mitos se han tejido sobre él. Pero un libro deslumbrante, que utiliza diarios privados, revela nuevos detalles del autodenominado ‘Cristo en miniatura’. (Enlace)
  • Wilson, C.
    El Mago de Siberia (Enlace)

Una publicación de CodigoOculto.com – Todos los derechos reservados. Prohibida su copia sin autorización.


Like it? Share with your friends!

2.3k shares
Débora Goldstern
Bibliotecaria de Profesión, natural de Buenos Aires, Argentina. Presta servicios en la Universidad Abierta Interamericana desde hace 16 años. Además es escritora e investigadora, dedicándose al estudio de las civilizaciones andinas desaparecidas por más de 20 años. Ha participado como consultora de la revista Ufo Brasil, ha sido expositora en diversos congresos y es regularmente convocada por programas de radio, tv, documentales, films y canales de Internet. Ha publicado dos libros: «Secretos subterráneos de los mundos olvidados - Cueva de los Tayos» y «Tierra Hueca». Débora es colabora permanente en CodigoOculto.com desde Diciembre de 2018.

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *