Descubren una civilización prehispánica “perdida” en la Amazonía, utilizando tecnología láser
Publicado el 25 May 2022
© Imagen: H. Prümers / German Archaeological Institute

Un importante descubrimiento ha sido realizado en medio de la selva amazónica: se trata de una civilización prehispánica “perdida”, y que ha sido descubierta utilizando tecnología láser.

Millones de láseres disparados desde un helicóptero que sobrevuela la cuenca del Amazonas han revelado evidencias de asentamientos desconocidos construidos por una civilización prehispánica “perdida”, resolviendo un antiguo debate científico sobre si la región podía mantener una gran población, según un nuevo estudio.

Los hallazgos indican que el misterioso pueblo Casarabe -que vivió en la región de los Llanos de Mojos de la cuenca del Amazonas entre el 500 y el 1400 d.C.- era mucho más numeroso de lo que se pensaba, y que había desarrollado una extensa civilización que estaba finamente adaptada al entorno único en el que vivían, según el estudio, publicado en línea el miércoles (25 de mayo) en la revista Nature.

Una gran civilización prehispánica en la Amazonía

Los investigadores del estudio utilizaron un LiDAR aéreo – “light detection and ranging“, en el que miles de pulsos láser infrarrojos rebotan cada segundo en el terreno para revelar estructuras arqueológicas bajo la densa vegetación- y descubrieron varios asentamientos desconocidos dentro de una red de caminos, calzadas, embalses y canales que estaba centrada en dos asentamientos muy grandes de Casarabe, ahora llamados Cotoca y Landívar.

Heiko Prümers, arqueólogo del German Archaeological Institute, dijo en un comunicado:

“En una hora de caminata se puede llegar a otro asentamiento. Eso es una señal de que esta región estaba muy densamente poblada en la época prehispánica”.

Prümers y sus colegas han estudiado las ruinas de Casarabe en la región, que ahora forma parte de Bolivia, durante más de 20 años.

Antiguo paisaje

Mapa de la sabana de los Llanos de Mojos y la zona de la Cultura Casarabe

Mapa de la sabana de los Llanos de Mojos y la zona de la Cultura Casarabe. Crédito: H. Prümers / German Archaeological Institute

La región de los Llanos de Mojos es una sabana tropical de tierras bajas en el suroeste de la cuenca del Amazonas. Tiene estaciones húmedas y secas distintas cada año: los meses más secos no llueve, pero durante la temporada de lluvias, entre noviembre y abril, gran parte de la zona se inunda durante meses.

Los misioneros españoles del siglo XVI sólo encontraron comunidades aisladas viviendo allí, y los científicos habían supuesto que la población prehispánica de la zona era la misma, dijo Prümers. En la década de 1960 se encontraron movimientos de tierra, pero muchos científicos discutieron si eran ruinas o elementos naturales.

Pero los últimos descubrimientos refutan por fin la idea de que la región estaba escasamente poblada, y demuestran que los Casarabe habían instituido en cambio un “urbanismo tropical de baja densidad” en una vasta zona, dijo.

La coautora Carla Jaimes Betancourt descendiendo de la pirámide central del sitio de Cotoca

La coautora Carla Jaimes Betancourt descendiendo de la pirámide central del sitio de Cotoca. Crédito: H. Prümers / German Archaeological Institute

Los asentamientos más pequeños de Casarabe podrían haber albergado a miles de personas, y ahora se conocen 24, nueve de los cuales se han encontrado por primera vez en el reciente estudio con LiDAR, dijo Prümers.

Asentamientos construidos en círculos concéntricos

Los asentamientos estaban unidos por caminos y calzadas, y habían sido construidos en círculos aproximadamente concéntricos alrededor de los dos principales yacimientos de Casarabe en Cotoca y Landívar; ambos se conocían antes, pero su verdadera extensión sólo ha sido revelada ahora por el LiDAR, dijo.

Cotoca y Landívar estaban centrados en sitios ceremoniales que tenían enormes plataformas elevadas de tierra, coronadas por enormes pirámides. Se desconocen las creencias religiosas del pueblo Casarabe, pero el estudio revela que las plataformas y pirámides estaban orientadas al norte-noroeste, la misma dirección que los enterramientos Casarabe que se han encontrado.

Prümers dijo:

“Así que debió de haber una ‘visión del mundo’, pero no se sabe nada al respecto”.

Civilización perdida

Una imagen LiDAR del sitio de Cotoca

Una imagen LiDAR del sitio de Cotoca. Crédito: H. Prümers / German Archaeological Institute

Una característica inusual de los asentamientos es que los Casarabe los construyeron dentro de una enorme infraestructura de canales y embalses para la gestión del agua.

Junto con los caminos y las calzadas, estas vías fluviales se extendían en todas las direcciones desde los principales asentamientos como Cotoca y representaban una importante inversión en la gestión del paisaje y la movilización de la mano de obra, escribieron los investigadores en el estudio.

Prümers dijo que el sistema puede haber sido utilizado para controlar las inundaciones estacionales de la región, para permitir el cultivo de maíz y otros cultivos en zonas elevadas; y es posible que algunos embalses se utilizaran para la cría de peces, que habrían sido una importante fuente de proteínas para el pueblo Casarabe.

El escáner Riegl VUX-1 con un Trimble APX-15 UAV GNSS, acoplado al helicóptero Eurocopter AS350

El escáner Riegl VUX-1 con un Trimble APX-15 UAV GNSS, acoplado al helicóptero Eurocopter AS350. Crédito: H. Prümers / German Archaeological Institute

Y especula que la escasez de agua puede haber desempeñado un papel en la desaparición de la civilización Casarabe en torno al año 1400 d. C., más de 100 años antes de la llegada de los españoles. Es posible que, debido a que el sistema de gestión del agua dependía tanto de las inundaciones u otras fuentes de agua, éste -y la civilización que dependía de él- se desmoronara durante un prolongado periodo de sequía debido a un cambio climático, dijo.

Michael Heckenberger, antropólogo de la University of Florida, que no participó en la investigación pero que ha estudiado ampliamente la arqueología de la región, dijo que los hallazgos verifican que los Casarabe estaban organizados en un tipo de urbanismo de baja densidad.

SÍGUENOS EN TELEGRAM

Heckenberger dijo:

“La arqueología, la cronología y la datación están muy bien descritas y cerradas”.

Señala que ahora se han encontrado estructuras civilizatorias similares en otras regiones tropicales que antes se consideraban inadecuadas para las civilizaciones antiguas, como entre los mayas de la Mesoamérica prehispánica.

Además, el uso del LiDAR para revelar la extensión del registro arqueológico en dichas regiones es un gran avance.

Heckenberger dijo:

“El LiDAR es capaz de crear una imagen sintética realmente clara de cómo podría ser un paisaje amazónico urbanizado a gran escala. Es un logro realmente notable”.

Los hallazgos de la investigación han sido publicados en la revista Nature.

Gracias por leernos. Te invitamos a seguirnos en nuestra Página de Facebook, para estar al tanto de todas las noticias que publicamos a diario. También puedes unirte a nuestro Grupo oficial de Facebook, y a nuestra comunidad en Telegram.

Te recomendamos leer:

Fuente: livescience
Redacción CODIGO OCULTO

Redacción CODIGO OCULTO

Autor

La verdad es más fascinante que la ficción.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Síguenos y únete en nuestras redes sociales

Síguenos en Telegram

Conócenos

Código oculto

La historia y sus misterios, civilizaciones antiguas, Ovnis, Vida extraterrestre, Complots. Información alternativa para liberar mentes. Leer más

SUSCRÍBETE (ES GRATIS)

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

Obras registradas

Safe Creative #1803242717113

Sitios recomendados

Exploración OVNI
UFO Spain Magazine
Ahora:
Total:

¡DALE AL PLAY! ▶

También te podría interesar…