El Diario de Merer y el “Secreto de las Pirámides”
Publicado el 30 Ago 2022
© Imagen: Public domain pictures / Pixabay

Las Grandes Pirámides de Giza han sido uno de los mayores enigmas del mundo: ¿cómo una sociedad antigua construyó monumentos tan enormes sin la ayuda de maquinaria moderna? El misterio de las pirámides quizás nunca se resuelva por completo, pero ciertos descubrimientos nos han ayudado a comprender cómo se podrían haber logrado algunas de las construcciones.

Siguiendo las notas escritas por un viajero inglés a principios del siglo XIX y dos pilotos franceses en la década de 1950, los arqueólogos Pierre Tallet y Gregory Marouard hicieron un descubrimiento asombroso: un conjunto de 30 cuevas en forma de panal en colinas de piedra caliza, pero ocultas en una parte remota del Egipto. El lugar se encontraba en Wadi al-Jarf, un antiguo puerto de la costa del Mar Rojo, lejos de cualquier población, antigua o moderna. En 2011 se inició la primera temporada de excavación. Se estableció que las cuevas habían servido como una especie de depósito de embarcaciones durante la cuarta dinastía del Reino Antiguo, hace unos 4.600 años. Luego, durante su tercera temporada de excavación en 2013, se encontró con algo bastante inesperado: rollos enteros de papiro, algunos aún intactos mientras que fragmentos de otros. Estaban escritos en jeroglíficos y en hierático, la escritura cursiva que los antiguos egipcios usaban como un lenguaje cotidiano.

El arqueólogo Pierre Tallet sostiene un antiguo papiro

El arqueólogo Pierre Tallet sostiene un antiguo papiro. Cortesía: rcinet.ca

Sorprendentemente, los papiros fueron escritos por hombres que participaron en la construcción de la Gran Pirámide, la tumba del faraón Keops, la primera y la más grande de las tres pirámides colosales de Giza, en las afueras de El Cairo. Entre los papiros se encontraba el diario de un funcionario llamado Merer, que dirigía una tripulación de unos 200 hombres que viajaban de un extremo a otro de Egipto recogiendo y entregando mercancías. Su trabajo principal fue el transporte de bloques de piedra caliza al sitio en Giza a unos 15-20 km de distancia de las canteras. Menciona que llenaba su bote con piedra para llevarlo por el río Nilo hasta Giza. De hecho, Merer menciona informar al “noble Ankh-haf”, quien era conocido por ser el medio hermano del faraón Khufu y ahora, por primera vez, fue identificado como supervisor de parte de la construcción de la Gran Pirámide. Dado que los faraones usaron la piedra caliza de Tura para la cubierta exterior de las pirámides, y el diario de Merer narra el último año conocido del reinado de Khufu, el documento brinda una instantánea nunca vista de los antiguos dando los toques finales a la Gran Pirámide.

Cortesía: nationalgeographic.com.es

El mayor descubrimiento del Siglo

Los expertos como Mark Lehner, director de Ancient Egypt Research Associates, que ha trabajado en las pirámides y la Esfinge durante 40 años, ha dicho que puede ser lo más cerca posible de viajar en el tiempo a la era de los constructores de pirámides. El arqueólogo egipcio Zahi Hawass, exinspector jefe del sitio de la pirámide y ministro de antigüedades, dice que es “el mayor descubrimiento en Egipto en el siglo XXI”.

Tallet ha estado trabajando silenciosamente durante más de 20 años en la periferia del antiguo Imperio Egipcio con bajo perfil, hasta ahora. Le resulta irónico que sus descubrimientos atraigan la atención de la prensa académica y los medios populares en forma repentina. El arqueólogo cree que es porque los papiros hablan de la Pirámide de Khufu.

Cortesía: terraeantiqvae.com

El Asentamiento de Ayn Soukhna

El campamento del proyecto arqueológico se encuentra en un valle desértico a unos doscientos metros del Mar Rojo, cerca de la moderna ciudad turística egipcia llamada Ayn Soukhna. Tallet y su tripulación, entre franceses y egipcios, duermen en filas de tiendas de campaña instaladas cerca del sitio arqueológico. Por encima de las tiendas sobresale una empinada ladera en la que los antiguos egipcios excavaron profundas galerías para guardar sus barcos. En la ladera, por un sendero rocoso a lo largo de la cara del acantilado se aprecian los contornos de un conjunto de jeroglíficos egipcios antiguos tallados delicadamente en la piedra. Está el sello real de Mentuhotep IV, un faraón poco conocido que gobernó solo dos años alrededor del 2000 a. C.

El área no fue reconocida como un sitio del antiguo Egipto hasta 1997, cuando un arqueólogo egipcio observó los jeroglíficos del acantilado. Ayn Soukhna se ha convertido gradualmente en un popular destino de fin de semana, y desde la construcción de una carretera más grande y rápida hace unos diez años, ahora se encuentra a solo dos horas en automóvil desde El Cairo. En el lugar se están encontrando restos de hornos para fundir cobre y preparar alimentos, así como objetos cotidianos como esteras y ollas de almacenamiento.

Cortesía: ancient-origins.es

Al sur de Ayn Soukhna, a lo largo de la costa del Mar Rojo, se encuentra el segundo sitio arqueológico de Tallet, en Wadi al-Jarf, y es aún más oscuro. El área se encuentra prácticamente en medio de la nada, por lo que probablemente no logró atraer la atención de arqueólogos o saqueadores. La lejanía también ayuda a explicar por qué los papiros que quedaron en el desierto sobrevivieron durante miles de años.

El explorador británico John Gardner Wilkinson se encuentra entre las pocas personas que se percataron del lugar antes de Tallet, quien pasó por allí en 1823 y lo describió en sus notas de viaje: “Cerca de las ruinas hay un pequeño montículo que contiene dieciocho cámaras excavadas, al lado, quizás, muchos otros, cuya entrada ya no es visible.”

John Gardner Wilkinson

John Gardner Wilkinson. (Wikimedia Commons)

Wilkinson probablemente tomó el complejo de la galería como una serie de catacumbas. Pero la descripción de esta serie de cámaras talladas cuidadosamente en la roca le sonó a Tallet exactamente como las galerías de almacenamiento de barcos que estaba excavando en Ayn Soukhna. Además, a mediados de la década de 1950, dos pilotos franceses con base en el Golfo de Suez se habían percatado del sitio, pero no lo asociaron con el puerto. Tallet rastreó las notas de uno de los pilotos y, usando la descripción de Wilkinson y la tecnología GPS, descubrió la ubicación. Dos años más tarde, Tallet y su equipo ingresaron a un pequeño pasadizo en la entrada de las galerías de botes, entre dos grandes bloques de piedra utilizadas para sellar las cuevas. Aquí encontraron rollos de papiro completos, incluido el diario de Merer. Tallet cree que los antiguos arrojaron todos los papiros adentro cuando se estaba sellando la cueva, porque algunos de ellos todavía estaban atados con una cuerda.

Cortesía: blogcatedranaval.com

El Embarcadero de Wadi al-Jarf

Wadi al-Jarf se encuentra donde el Sinaí está a solo 35 millas de distancia. El sitio egipcio ha arrojado muchas revelaciones junto con el tesoro de papiros. En el puerto, Tallet y su equipo descubrieron un antiguo embarcadero de piedra en forma de L de más 180 metros de largo. Encontraron unas 130 anclas, cuatro veces más que el número de anclas del antiguo Egipto localizadas. Las 30 cuevas-galería cuidadosamente excavadas en la ladera de la montaña, triplicaron el número de galerías para botes en Ayn Soukhna. Para un puerto construido hace 4.600 años, esta fue una empresa a gran escala.

Sin embargo, se usó durante muy poco tiempo. La evidencia que han reunido Tallet y sus colegas indica que el puerto se encontraba activo en la cuarta dinastía, concentrado durante el reinado del faraón Keops, lo que evidencia claramente es que el puerto fue crucial para el proyecto de construcción de la pirámide. Para cortar las piedras de las pirámides, los egipcios necesitaban grandes cantidades del metal más duro disponible en ese momento: el cobre. La principal fuente de abastecimiento de cobre eran las minas del Sinaí, justo enfrente de Wadi al-Jarf. La razón por la que los egipcios abandonaron el puerto en favor de Ayn Soukhna parece ser logística: Ayn Soukhna está a solo 75 millas de la capital del antiguo Egipto. Llegar a Wadi al-Jarf implicó un viaje por tierra considerablemente más largo, a pesar de que estaba más cerca del distrito minero del Sinaí.

Cortesía: nationalgeographic.com

Tallet está convencido de que puertos como Wadi al-Jarf y Ayn Soukhna sirvieron principalmente como centros de suministro. Debido a que en el Sinaí existían pocas fuentes de alimentos, Merer y otros gerentes eran responsables de llevar alimentos de las tierras agrícolas de Egipto a lo largo del Nilo a los miles de hombres que trabajaban en los campos de minas del Sinaí, así como también de recuperar el cobre y la turquesa. Con toda probabilidad, operaron el puerto solo durante la primavera y el verano cuando el Mar Rojo estaba relativamente tranquilo. Luego arrastraron los botes hasta el acantilado y los almacenaron en las galerías para su custodia hasta la próxima primavera.

Pirámides de Giza

(Walkerssk / Public domain)

Los Secretos de la Gran Pirámide

El misterio sobre quién construyó la Gran Pirámide probablemente fue respondida en la década de 1980 por Mark Lehner, quien descubrió un área residencial con capacidad para albergar unas 20 mil personas muy cerca de las pirámides. Antes de ese hallazgo no se tenía una evidencia clara sobre la cantidad de trabajadores que se habría requerido para construir la tumba. El estudio sobre la relación del consumo de ganado reveló la diversidad de su población. La élite se alimentaba de carne de res, mientras que los cerdos estaban destinados para los trabajadores. Lehner descubrió que la proporción de res por cerdo para todo el lugar era de 6:1, y para otras áreas de 16:1.

(Wikimedia Commons)

A juzgar por los restos en el sitio, estaban comiendo una gran cantidad de carne de res, algunos cortes selectos. El ganado vacuno se criaba principalmente en haciendas rurales y luego, tal vez, se transportaba en barco a los asentamientos reales de Menfis y Giza, donde se sacrificaba. Los cerdos, por el contrario, tendían a ser comidos por las personas que producían la comida.

Según los papiros encontrados en Wadi al-Jarf, trabajar en los barcos reales, al parecer, otorgaban un singular prestigio. Los trabajadores comían bien y se aprovisionaban de carne, pollo, pescado y cerveza. Entre las inscripciones encontradas en el complejo de galerías de Wadi al-Jarf hay una en un gran frasco tallado, que insinúa los vínculos con el faraón:

“Aquellos que son conocidos de dos halcones de oro”, (una referencia a Keops).

Cortesía: Reuters

Tallet cree que está asociado a algo considerado muy importante para el faraón y tenía razones para ser preservada por la eternidad para los individuos. Claramente, estos trabajadores eran valiosos servidores del estado.

Aparte de la información sobre sus actividades diarias como inspector, el diario de Merer (y otros diarios hallados en el mismo yacimiento) también aportan interesantes datos.

SÍGUENOS EN TELEGRAM

El uso de enormes martillos hechos de diorita negra, la escritura clara y ordenada de los jeroglíficos de los papiros, que son como hojas de cálculo del mundo antiguo. Todo apunta a que la construcción de las pirámides requirió una gran dosis de organización y ambición, pero en ello no hay rastro de sobrenaturalidad o anormalidad para las capacidades de la época.

Para Tallet el descubrimiento de los papiros en un lugar tan distante es significativo, porque no era muy lógico que los escritos hayan terminado en el lugar donde se encontraron. Lo razonable era pensar que los gerentes siempre habrían viajado con sus archivos porque se esperaba que siempre rindieran cuentas de su tiempo. La razón del lugar donde fueron encontrados los papiros es que fue la última misión del equipo, probablemente por la muerte del rey. Es posible que simplemente paralizaron sus labores y cerraron las galerías. Luego, cuando se marchaban, enterraron los archivos entre las dos grandes piedras que se usaban para sellar el complejo. La fecha en los papiros parece ser la última que se tiene para el reinado de Keops, el año 27 de su reinado.

Un artículo de Pedro Noguchi, colaborador de CodigoOculto.com

Bibliografía

Sitios web:

  • El diario de Merer, un papiro de 4.500 años que detalla la construcción de la Gran Pirámide
    https://www.labrujulaverde.com/2022/08/el-diario-de-merer-un-papiro-de-4-500-anos-que-detalla-la-construccion-de-la-gran-piramide
  • Fin del misterio: Diario de Merer revela cómo se construyeron las pirámides egipcias
    https://www.elciudadano.com/tendencias/fin-del-misterio-diario-de-merer-revela-como-se-construyeron-las-piramides-egipcias/09/09/
  • Diario de Merer
    https://es.dbpedia.org/page/Diario_de_Merer
  • El antiguo diario de un inspector de obras que participó en la construcción de la Gran Pirámide
    https://www.ancient-origins.es/noticias-historia-arqueologia/el-antiguo-diario-un-inspector-obras-que-particip%C3%B3-la-construcci%C3%B3n-la-gran-pir%C3%A1mide-003619
  • Gracias a este papiro tenemos a un testigo ocular de cómo se construyó la Gran Pirámide
    https://www.xatakaciencia.com/sabias-que/gracias-este-papiro-tenemos-testigo-ocular-como-se-construyo-gran-piramide
  • Pierre Tallet Publishes the “Diary or Logbook of Merer” that Documents Building the Great Pyramid of Giza
    https://www.historyofinformation.com/detail.php?id=5026
  • The World’s Oldest Papyrus and What It Can Tell Us About the Great Pyramids
    https://www.smithsonianmag.com/history/ancient-egypt-shipping-mining-farming-economy-pyramids-180956619/
  • The Diary of Merer: A 4,500-Year-Old Papyrus That Details The Construction of The Great Pyramid
    https://www.amusingplanet.com/2022/07/the-diary-of-merer-4500-year-old.html

Gracias por leernos. Te invitamos a seguirnos en nuestra Página de Facebook, para estar al tanto de todas las noticias que publicamos a diario. También puedes unirte a nuestro Grupo oficial de Facebook, y a nuestra comunidad en Telegram.

Te recomendamos leer:

Pedro Noguchi

Pedro Noguchi

Autor

Pedro Noguchi es comunicador audiovisual con estudios en electrónica y fotografía, conductor del programa «Paradigma 0» (http://bit.ly/2vHBf4Z). Como fundador del grupo de investigación Dharma Paranormal de Perú, tiene el objetivo de difundir los nuevos aportes en la investigación de las manifestaciones metafísicas, bajo un enfoque que integre la experimentación con las teorías espirituales. Pedro Noguchi es colaborador permanente en CodigoOculto.com desde Marzo de 2019.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Síguenos y únete en nuestras redes sociales

Síguenos en Telegram

Conócenos

Código oculto

La historia y sus misterios, civilizaciones antiguas, Ovnis, Vida extraterrestre, Complots. Información alternativa para liberar mentes. Leer más

SUSCRÍBETE (ES GRATIS)

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

Obras registradas

Safe Creative #1803242717113

Sitios recomendados

Exploración OVNI
UFO Spain Magazine
Ahora:
Total:

¡DALE AL PLAY! ▶

También te podría interesar…