La historia de Louis Wain y su singular obsesión por los gatos
Publicado el 08 Feb 2022
© Imagen: Bethlem Museum of the Mind / Getty

Louis Wain, uno de los artistas más emblemáticos de la época victoriana, fue conocido por sus graciosas representaciones de gatos que actuaban como seres humanos. Esta obsesión por los felinos fue catalogada por algunos investigadores como síntoma de una patología mental.

Es posible que el nombre de Louis Wain no resulte familiar para la mayoría de las personas, sin embargo, fue uno de los ilustradores más populares en la historia de Inglaterra. Sus obras fueron conocidas principalmente por plasmar en sus pinturas escenas de gatos realizando actividades cotidianas como los humanos.

La Vida de Louis Wain

Wain nació en Clerkenwell, Inglaterra el 5 de agosto de 1860, Después de estudiar en la West London School of Art, encontraría trabajo como profesor en su misma escuela. Posteriormente se convirtió en un artista independiente para diarios y algunas revistas comerciales, en una época en la que no se podían reproducir las fotografías. Desde que era joven le gustó dibujar animales. Nunca perdía la ocasión para crear representaciones de los seres vivos que veía y de las escenas bucólicas en las que se veían involucrados.

Wain vendió su primer dibujo de un gato a The Illustrated London News en 1884. Dos años después, tuvo su primera experiencia real de éxito cuando recibió el encargo para ilustrar un libro infantil llamado El establecimiento de Madame Tabby. En esta ocasión sus ilustraciones fueron mucho más tradicionales y sobrias en comparación con su trabajo posterior. Sin embargo, incluso en esta primera etapa, podemos ver signos de su capacidad para darle a un gato una personalidad y una naturaleza juguetona.

Louis Wain

Louis Wain. Cortesía: WIkiart

La tragedia que cambió su vida

Aunque su obra parece mostrar alegría, la historia del interés de Wain por los gatos es tristemente trágica. A la edad de 23 años, se casó con la institutriz de sus hermanas, Emily Richardson, pero poco después le diagnosticaron cáncer de mama terminal. En el transcurso de su prolongada enfermedad, Wain dibujaba estos gatos para animar a su esposa en sus últimos años de vida, y para ello recurría a retratar a su gato Peter en situaciones algo ridículas. Debió estar encantada cuando, en el otoño de 1886, vio a su gato representado en el libro de Kari. Debe haber habido aún más motivos de alegría cuando, unos meses más tarde, The Illustrated London News le encargó de nuevo a Wain para dibujar más ilustraciones basadas en su gato. Su trabajo, “La fiesta de Navidad de un gatito” fue muy popular y un gran éxito. Puso a Wain en el camino hacia la grandeza artística y comercial, pero, lamentablemente, no pudo disfrutar de este logro ya que, unos meses después, Emily falleció.

Cuadro de gatos humanizados de Louis Wain

Cortesía: Bethlem Museum of the Mind

Esta tragedia tuvo un gran impacto en Wain, y se volvió cada vez más introspectivo. A medida que su éxito iba viento en popa, siguió luchando contra la ansiedad y la depresión y, a pesar de sus logros profesionales, su vida personal nunca volvió a ser la misma.

LECTURA RECOMENDADA: ¿Por qué los antiguos egipcios amaban mucho a los gatos?

Un impresionante legado

Mirando su trabajo en retrospectiva, se puede leer algo de esta tristeza en sus primeras ilustraciones. De cualquier manera, sus ilustraciones de gatos sin duda aprovecharon algo que sintonizó con la gente de la época. A menudo se burlaba de las tendencias eduardianas: sus gatos podían jugar al golf, ser madres, beber té, fumar cigarrillos e ir a la ópera. No necesariamente eran sátiras sociales, pero ciertamente se divirtieron al subrayar las tendencias actuales de la época. Las ilustraciones de Wain tienen un sentido del humor sardónico, y las expresiones humanas de sus criaturas siguen divirtiendo y entreteniendo.

Cuadro de gatos humanizados de Louis Wain

Cortesía: Bethlem Museum of the Mind

Como ilustrador, Wain fue enormemente prolífico. Como asiduo colaborador de revistas y periódicos británicos, sus imágenes ilustraron muchos de los libros y postales infantiles más queridos de la época. Durante la década de 1900, Wain producía un promedio de seiscientos nuevos diseños cada año, y su producción anual de gatos podía llegar a mil quinientos. En su vida, ilustró más de doscientos libros y tuvo dieciséis anuales de Navidad de gran éxito.

Cuadro de gatos humanizados de Louis Wain

Cortesía: Bethlem Museum of the Mind

Durante un breve período, incluso incursionó en la cerámica, creando una colección de gatos futuristas extraños. Wain fue muy querido y fácilmente podría considerarse una celebridad de su época. Se hizo conocido como una autoridad líder en todo lo relacionado con los gatos y fue elegido presidente del National Cat Club. Fue juez en concursos de gatos y participó en varias organizaciones benéficas de animales. Su participación contribuyó a reforzar el amor y el aprecio del país por los gatos, pero no fue solo Inglaterra la que se encandiló con el trabajo de Wain. También tuvo un éxito considerable en Estados Unidos, país en el que contribuyó con una tira cómica en el New York Journal-American de Hearst. Trágicamente, este iba a ser su último trabajo regular.

Cuadro de gatos humanizados de Louis Wain

Cortesía: Bethlem Museum of the Mind

El ocaso en la vida de un artista

En su biografía del ilustrador de 1968, Rodney Dale escribió que las imágenes de Wain tuvieron tal impacto que “la actitud del público en general hacia los gatos y su sentimiento por los gatos se vieron muy afectados”. Sin embargo, a pesar de tal éxito, el dinero siempre fue un problema, como explica Dale.

“Nunca fue tan bueno en los negocios. Por ejemplo, no hizo cumplir los derechos de autor, por lo que terminó bastante pobre”.

La salud mental de Wain, a quien siempre se había considerado un excéntrico, se deterioró a medida que envejecía. Se volvió cada vez más abusivo verbalmente y violento con sus hermanas, con quienes vivía.

Cuadro de gatos humanizados de Louis Wain

Cortesía: Bethlem Museum of the Mind

Wain era explotado a menudo debido a su carencia de perspicacia comercial. Muchas veces, vendió su trabajo directamente y nunca pidió regalías de publicación. Cuando estalló la Primera Guerra Mundial en 1914, Wain se encontró tuvo dificultades por encontrar un mercado en medio de la escasez de papel. En la década de 1920, estaba en la pobreza. Su depresión continuó y su salud mental se deterioró. A menudo conocido por atacar de manera violenta y errática, terminó internado en la sala de indigentes del Springfield Mental Hospital de Londres en 1924.

LECTURA RECOMENDADA: Los gatos tienen un efecto sanador en el ser humano

En aquellos días, la comprensión de la salud mental era muy precaria. No existe forma de entender completamente lo que sufría Wain cuando estaba internado. La cultura de la época simplemente enviaba a cualquiera que tuviera una enfermedad mental al manicomio.

Durante este período, Wain continuó dibujando gatos. Algunos de estos se volvieron cada vez más abstractos, llegando a menudo a un punto en el que sus características eran casi imposibles de identificar. No se puede asegurar si estos dibujos fueron producto de la esquizofrenia o simplemente experimentaba con un nuevo estilo. Sin embargo, muchos están de acuerdo que sus nuevos trabajos eran fascinantes.

Cuadro de gatos humanizados de Louis Wain

Cortesía: Bethlem Museum of the Mind

La creencia de que sus dibujos abstractos demuestran el deterioro progresivo de su estado mental no era considerada por algunos críticos del todo cierta porque también continuó produciendo sus ilustraciones tradicionales. En una publicación en un libro llamado Psychotic Art en la década de 1960, sostiene que todo arte debe considerarse como una expresión del artista, y la evolución de Wain hacia la psicodelia es solo un aspecto de su identidad creativa. Si ese aspecto fue provocado o no por una enfermedad mental es un punto discutible.

Cuadro de gatos humanizados de Louis Wain

Cortesía: Bethlem Museum of the Mind

La solidaridad de sus seguidores

Wain pasaría los quince años posteriores en tratamiento. En un inicio, muchos de sus amigos y admiradores no sabían de su encarcelamiento. Su descubrimiento allí en 1925 por parte de un periodista condujo a una campaña ampliamente publicitada para encontrarle una mejor atención. H.G. Wells recurrió a la radio para apoyar al ilustrador y se organizó una colecta pública que logró recaudar 2.300 libras esterlinas. Después de la intervención del primer ministro Ramsay MacDonald, el dinero fue utilizado para enviar a Wain al Bethlem Royal Hospital, uno de los mejores hospitales de la época. Fue un pequeño gesto para un artista que le había regalado tanta felicidad al mundo, porque al menos hizo más llevadero sus últimos años. MacDonald incluso hizo arreglos para que las hermanas de Wain recibieran una pequeña pensión de la Lista Civil para reconocer los servicios de su hermano al arte.

Una ilustración de la galería para mujeres del Bethlem Hospital de 1860

Ilustración de la galería para mujeres del Bethlem Hospital de 1860. Cortesía: Bethlem Museum of the Mind

En Bethlem, el personal encontró que Wain era un paciente tranquilo y colaborador. Su trato se centró en hacer su entorno lo más agradable posible. Se liberó de esas preocupaciones financieras en ese momento y simplemente lo hizo por amor, y el hospital lo reconoció y le dio todo lo que necesitaba para continuar. Una Navidad, el personal del hospital le preguntó si le gustaría ayudar a decorar el edificio. En las paredes del hospital comenzaron a aparecer gatos que participaban en diversas actividades navideñas.

Estas creaciones forman parte de una exposición de Wain en el Museo de la Mente de Bethlem, que se encuentra en el sitio del hospital psiquiátrico en funcionamiento.

SÍGUENOS EN TELEGRAM

Wain dejó el Hospital Bethlem en 1930 cuando la institución se trasladó a su ubicación actual en Beckenham, al sureste de Londres. Fue trasladado al Hospital Napsbury, cerca de St Albans, donde seguiría dibujando hasta su muerte en julio de 1939.

La vida y obra de Louis Wain es una historia de contradicciones. Aunque su trabajo parece feliz, su vida fue trágica. Sus gatos parecen juguetones, pero también parecen inquietantes. Quedará en la opinión de sus seguidores si su obra debiese verse como una expresión del artista o como la expresión de una enfermedad. Es posible que su nueva condición lo abrió a un mundo de colores y formas ya estaban muy dentro de él. Sin duda, eso le ofreció una pequeña sensación de consuelo durante su vida difícil.

Aunque el audio del siguiente vídeo se encuentra en inglés, usted puede activar los subtítulos en español. En caso desconozca cómo hacerlo, puede consultar esta GUÍA.

Bibliografía

Sitios web:

  • Los gatos de Wain y su misteriosa evolución
    https://neuro-class.com/louis-wain-y-sus-gatos/
  • La vida eléctrica de Louis Wain
    https://es.rollingstone.com/la-vida-electrica-de-louis-wain/
  • Louis Wain: The artist who changed how we think about cats
    https://www.bbc.com/news/uk-england-london-59518847
  • Los gatos psicodélicos de Louis Wain: un viaje por la esquizofrenia, el dolor y el amor
    https://picnic.media/los-gatos-psicodelicos-de-louis-wain-un-viaje-por-la-esquizofrenia-el-dolor-y-el-amor/
  • Louis Wain: Las tétricas pinturas de gatos de un artista esquizofrénico
    https://www.biobiochile.cl/noticias/2015/01/17/louis-wain-las-tetricas-pinturas-de-gatos-de-un-artista-esquizofrenico.shtml
  • Las pinturas y divertidas ilustraciones gatunas de Louis Wain
    https://www.yaconic.com/louis-wain/
  • Louis Wain (1860-1939)
    https://espiritudelarte.wordpress.com/2020/01/28/louis-wain-1860-1939/
  • Louis Wain y los gatos: el arte visto a través de la esquizofrenia
    https://psicologiaymente.com/miscelanea/louis-wain-gatos-arte-esquizofrenia

Un artículo de Pedro Noguchi, colaborador de CodigoOculto.com

Gracias por leernos. Te invitamos a seguirnos en nuestra Página de Facebook, para estar al tanto de todas las noticias que publicamos a diario. También puedes unirte a nuestra comunidad en Telegram.

Te recomendamos leer:

Pedro Noguchi

Pedro Noguchi

Autor

Pedro Noguchi es comunicador audiovisual con estudios en electrónica y fotografía, conductor del programa «Paradigma 0» (http://bit.ly/2vHBf4Z). Como fundador del grupo de investigación Dharma Paranormal de Perú, tiene el objetivo de difundir los nuevos aportes en la investigación de las manifestaciones metafísicas, bajo un enfoque que integre la experimentación con las teorías espirituales. Pedro Noguchi es colaborador permanente en CodigoOculto.com desde Marzo de 2019.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Síguenos y únete en nuestras redes sociales

Síguenos en Telegram

Conócenos

Código oculto

La historia y sus misterios, civilizaciones antiguas, Ovnis, Vida extraterrestre, Complots. Información alternativa para liberar mentes. Leer más

SUSCRÍBETE (ES GRATIS)

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

Obras registradas

Safe Creative #1803242717113

Sitios recomendados

Exploración OVNI
UFO Spain Magazine
Ahora:
Total:

También te podría interesar…