Un gran avance científico ha llegado y tiene que ver con la detección de gases nocivos mediante textiles. Aunque se trata de un desarrollo reciente, ya se planea utilizar esto en salud pública, seguridad industrial y en el ámbito militar y de rescate.

Un equipo de ingenieros de la Tufts University han creado un método de fabricación que permite obtener hilos teñidos que cambian de color cuando detectan una variedad de gases. Incluso, estos hilos pueden ser observados de forma más precisa utilizando la cámara de un teléfono inteligente, detectando los cambios de color tan bajos como 50 partes por millón.

Los hilos inteligentes al ser tejidos para formar tela y posteriormente usada en ropa o trajes protectores, podrían detectar gases nocivos y convertirse en un artículo reutilizable de seguridad. Se podría aplicar en entornos médicos, laborales, militares y en rescate.

El proceso y ventajas

Para la elaboración de los hilos inteligentes se utilizó un colorante a base de manganeso, MnTPP, rojo de metilo y azul de bromotimol. El uso de estos compuestos permiten detectar el amoníaco y cloruro de hidrógeno, gases que son usados en productos de limpieza, fertilizantes y producción de químicos y materiales.

Aunque este desarrollo no reemplaza la precisión de los dispositivos electrónicos usados actualmente para detectar gases volátiles, su uso en los textiles permitirá una detección sin usar equipos y sin contar con una capacitación especializada.

Los textiles en base a hilos inteligentes podrían ser aplicados en el rescate de personas
Los textiles en base a hilos inteligentes podrían ser aplicados en el rescate de personas. Crédito: skeeze / Pixabay

Sameer Sonkusale, profesor en la Escuela de Ingeniería de la Tufts University, dijo en un comunicado:

Los tintes que utilizamos funcionan de diferentes maneras, por lo que podemos detectar gases con diferentes químicos. Pero ya que estamos usando un método que atrapa efectivamente el colorante en el hilo, en lugar de confiar mucho en la química de enlace, tenemos más flexibilidad para usar tintes con una amplia gama de químicos funcionales para detectar diferentes tipos de gases”.

Los tintes probados cambiaron de color de una manera que es dependiente y proporcional a la concentración del gas según se mide usando métodos espectroscópicos. Se pueden usar teléfonos inteligentes para leer y cuantificar los cambios de color o interpretar las firmas de color utilizando múltiples hilos y tintes.

Los textiles incluso cambiaron de color bajo el agua, detectando la presencia de amoníaco disuelto. Además, las telas desarrolladas en base a los hilos inteligentes pueden ser lavadas múltiples veces sin que pierdan el tinte y sus propiedades para detectar los gases.

El estudio científico ha sido publicado en la revista Scientific Reports.

Referencias: Tufts University

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here