El calentamiento global ha revelado restos momificados de pingüinos de Adelia ocultos bajo el hielo en la Antártida durante más de 5.000 años.

Steven Emslie, profesor de la University of North Carolina, estaba estudiando el Cape Irizar, al sur de Drygalski Ice Tongue en la costa de Scott, cuando él y su equipo tropezaron con cientos de huesos, plumas y cuerpos conservados.

Emslie dijo en un comunicado:

“Vimos al menos media docena de cadáveres y momias enteras o desarticuladas de pingüinos, y cientos de huesos y plumas en la superficie con manchas de guano que aparecían frescas. Las fechas de radiocarbono mostraron al menos tres ocupaciones en el pasado, comenzando hace más de 5.000 años, y la última terminó hace unos 800 años al comienzo de la Pequeña Edad de Hielo”.

Restos de una antigua colonia de pingüinos

Derretimiento de la Antártida revela colonia de pingüinos momificados y huesos de 5.000 años
Pingüino momificado.

Las manchas de excrementos frescos sugieren un uso reciente del sitio, pero no hay registros de una colonia de pingüinos activa en este sitio desde que el primer explorador, Robert Falcon Scott, llegó al Mar de Ross hace más de 100 años.

Emslie dijo:

“Fui a este sitio en particular al final de la temporada de campo de 2016 y me sorprendieron todos los restos de aspecto fresco en la superficie. Muy inusual para un lugar del que nunca se ha informado que tenga una colonia de pingüinos activa”.

Emslie y sus colegas recolectaron algunos de estos restos de la superficie para un análisis posterior, notando que algunos habían sido perturbados recientemente debido a una colonia activa en el área.

Emslie djo:

“Los restos eran todos pingüinos Adelia y he estado estudiando sus restos pasados, lugares de reproducción abandonados y cómo responden al cambio climático. Fui a este sitio en particular al final de la temporada de campo de 2016 y me sorprendieron todos los restos frescos en la superficie”.

Mientras investigaba el cabo, el equipo también encontró montículos de guijarros que fueron antiguos sitios de anidación de estos pingüinos.

Derretimiento de la Antártida revela colonia de pingüinos momificados y huesos de 5.000 años
Huesos y otros restos hallados tras el derretimiento en la Antártida.

Emslie dijo:

“Excavamos en tres de estos montículos, utilizando métodos similares a los de los arqueólogos, para recuperar tejidos preservados de huesos, plumas y cáscaras de huevo de pingüino, así como partes duras de presas del guano (huesos de pescado, otolitos). El suelo estaba muy seco y polvoriento, tal como lo he encontrado en otros sitios muy antiguos en los que he trabajado en el Mar de Ross, y también había abundantes restos de pingüinos en ellos. En general, nuestro muestreo recuperó una mezcla de antiguos y recientes restos de pingüinos, lo que implica múltiples períodos de ocupación y abandono de este cabo durante miles de años. En todos los años que he estado haciendo esta investigación en la Antártida, nunca había visto un sitio como este”.

Emslie publicó recientemente un artículo en la revista Geology destacando su trabajo, que muestra al menos tres períodos de ocupación del cabo por la cría de pingüinos, y el último finalizó hace unos 800 años.

Él sugiere que la última ocupación abandonó el sitio debido al aumento de la capa de nieve, dejando atrás los restos que estaban cubiertos de nieve y hielo y se conservaron intactos hasta la reciente exposición del deshielo.

Derretimiento de la Antártida revela colonia de pingüinos momificados y huesos de 5.000 años
El hallazgo se realizó en Cape Irizar (imagen) al sur de Drygalski Ice Tongue en Scott Coast.

El calentamiento global ha aumentado la temperatura anual en el Mar de Ross de 1.1 grados a 2.6 grados Celsius desde la década de 1980, y las imágenes de satélite de la última década muestran que la capa emerge gradualmente de debajo de la nieve.

Emlise dijo:

“Este deshielo reciente que revela restos conservados durante mucho tiempo que estaban congelados y enterrados hasta ahora es la mejor explicación para el revoltijo de restos de pingüinos de diferentes edades que encontramos allí”.

Los hallazgos de la investigación se han publicado en la revista Geology.

Vía: dailymail

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here