Mientras docenas de incendios forestales se desatan en California, los niveles de contaminación del aire se están disparando.

La Agencia de Protección Ambiental de EE.UU. (EPA, por sus siglas en inglés) mide la contaminación del aire con el Air Quality Index (Índice de Calidad del Aire): un AQI de 50 o menos representa una buena calidad del aire.

Un puntaje de entre 201 y 300 se considera «muy poco saludable», mientras que cualquier valor superior a 300 se considera «peligroso», con condiciones de emergencia vigentes para todos los residentes.

En algunas regiones de California ahora, el AQI está por encima de 700, según el sitio web AirNow del gobierno de EE.UU.

El resultado es una crisis medioambiental que fácilmente podría convertirse en una crisis sanitaria.

Michael Kleinman de la División de Salud Ocupacional y Ambiental de Irvine de la University of California, dijo en un comunicado:

“En mi experiencia, el impacto de los incendios actuales no tiene precedentes y las exposiciones pueden resultar peligrosas para muchas personas”.

Si bien California enfrenta incendios forestales todos los años, los expertos dicen que el cambio climático ha aumentado considerablemente su frecuencia e intensidad.

Niveles de contaminación del aire en California es el doble de lo considerado «peligroso» debido a incendios forestales
Bomberos luchan contra los incendios forestales en diversos condados de California. Crédito: Sandy Huffaker / AFP

Gavin Newsom, gobernador de California, declaró:

“El debate sobre el cambio climático ha terminado. Solo vean al estado de California, obsérvalo con tus propios ojos”.

Newsom mencionó que agosto fue el más caluroso en la historia del estado, 14.000 rayos en seco cayeron en tres días, además de temperaturas récord y sequías.

La temporada de este año ya es la peor registrada, con dos meses aún para el final.

Se han incinerado más de tres millones de acres, con 19 muertes registradas y 4.000 edificios quemados en todo el estado.

Amenaza para la salud humana

Además de devastar el paisaje, los incendios representan una amenaza para la salud humana.

Las partículas de la quema de biomasa pueden desplazarse kilómetros para llegar a áreas alejadas de un incendio.

Las peores de estas partículas finas, conocidas como PM2.5, irritan el tracto respiratorio y los pulmones y pueden causar dolor de pecho, bronquitis, neumonía, EPOC e incluso insuficiencia cardíaca.

Un estudio de octubre de 2018 encontró que la exposición a PM2.5 aumentaba el riesgo de cáncer de boca hasta en un 40 por ciento.

Incluso se le compara con el daño causado por fumar cigarrillos, ya que muchos de los mismos compuestos tóxicos que se encuentran en el humo del tabaco se encuentran en el humo de los incendios forestales.

El peligro no se limita en solo estado, Oregón y Washington también informan mediciones récord de calidad del aire.

En el oeste de Oregón, Cottage Grove, una ciudad de unos 10.000 habitantes en el valle de Willamette, registró una medida de 807, según informó KOMO Channel 4.

Incluso en Portland, que no se ha visto tan afectada como otras partes del estado, el índice llegó ayer a 500.

Eso es peor que contaminación de las capitales como Ciudad de México y Beijing.

A los residentes de los estados afectados se les dice que limiten la exposición al aire libre, pongan los aires acondicionados para que funcionen con aire recirculado y eviten actividades como conducir, cortar el césped y hacer barbacoas.

Travis Knudsen, de la Agencia Regional de Protección Aérea del Condado de Lane, dijo en una declaración a KOMO:

“Mantenga las ventanas y puertas cerradas. Selle cualquier lugar donde el aire pueda estar ingresando a su hogar. Estamos esperando un cambio importante en el patrón meteorológico antes de ver algún alivio del humo. Uno puede llegar a principios de la semana que viene si el pronóstico no cambia, hasta entonces nuestro aire no verá mucha mejora”.

Entendiendo que la contaminación atmosférica representa una verdadera y creciente amenaza para todos, es necesario tomar medidas urgentes. A la espera de que los responsables asuman su deber de proteger el medioambiente y el planeta, cada uno puede colaborar adoptando medidas conservacionistas.

Imagen de portada: los incendios en California crearon un horizonte naranja brillante a medida que el humo de los incendios forestales del estado viajó a la atmósfera superior y bloqueó la luz del Sol. Brasas iluminan una ladera detrás del puente Bidwell Bar mientras el Bear Fire arde en Oroville, California. Crédito: AP

Fuente: dailymail

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here