La situación que vive Australia en estos momentos es catastrófica. Han muerto más de 500 millones de animales y al menos 20 personas. Y ahora, los glaciares de Nueva Zelanda se han vuelto marrones.

Glaciares de Nueva Zelanda, ubicados a más de 2.000 kilómetros de distancia de Australia, ahora lucen con un extraño color marrón.

Se han compartido fotos y vídeos en redes sociales que muestran cómo las cenizas de los incendios en Australia han llegado hasta Nueva Zelanda, dándoles un tono marrón.

Andrew Mackintosh, profesor de la Monash University, dijo a The Guardian:

Es bastante común que el polvo se transporte a los glaciares de Nueva Zelanda, pero diría que la cantidad de transporte en este momento es bastante extrema, no creo que haya visto algo así antes. Me preocupa ver que se deposite tanto material en los glaciares”.

Crédito: @Rachelhatesit / Twitter

Fusión acelerada de glaciares

Glaciares de color marrón podrían ser el menor de los problemas si tenemos en cuenta algo peor: la fusión acelerada de los glaciares en Nueva Zelanda.

El efecto causado por la ceniza no solo le da un tono diferente a los glaciares, también causaría el derretimiento acelerado.

Mackintosh dijo en un comunicado al medio The Australian:

Si [la ceniza] permanece en la superficie, sin duda acelerará la fusión. Si aumenta la frecuencia de incendios, las cenizas y el transporte de polvo, existe la posibilidad de que esto acelere la desaparición de los glaciares de Nueva Zelanda”.

Crédito: @Rachelhatesit / Twitter

En lo que va del año 2020, los incendios han empeorado; situación que lleva a Mackintosh a sugerir que se podría predecir que el deshielo glacial aumente un 20 a 30 por ciento en esta temporada de incendios forestales.

Mackintosh agregó que el impacto emergente del cambio climático en una parte del mundo puede aumentar los problemas existentes en otro lugar. No es un hecho aislado, esto nos afecta a todos.

Fuente: The Guardian

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here