Con el objetivo de descubrir la existencia de una cámara oculta en el interior de la Pirámide de Giza, científicos planean bombardearla con rayos cósmicos.

Investigadores de la Kyushu University en Japón han efectuado un plan para disparar rayos cósmicos, por segunda ocasión, a la Gran Pirámide de Giza.

Los académicos pretenden confirmar la existencia de una «cámara oculta» en el interior de la misma Pirámide, y que fue detectada anteriormente; según informa The Archaeology News Network.

La previa investigación, realizada en 2006, utilizó un tipo de tecnología denominado «imágenes de rayos cósmicos», una técnica similar a los rayos X, con el objetivo de explorar el interior de la famosa edificación del antiguo egipto.

Un detector de muones utilizado para escanear el interior de la pirámide. Crédito: Tadahiro Kin, Kyushu University

Cámara oculta en la Gran Pirámide de Giza

Los investigadores descubrieron la existencia de un espacio oculto en el centro de la Pirámide, de aproximadamente 30 metros de longitud y ubicada sobre la Gran Galería, el pasaje que interconecta la cámara funeraria del faraón Jufu o Keops con una cavidad que lleva al exterior.

Varias universidades están participando en la actual investigación, que se encuentran sumamente interesadas en verificar los hallazgos, según dijo el líder del proyecto Sakuji Yoshimura.

Crédito: Asahi Shimbun

En esta ocasión, se utilizará la misma técnica que se usó en 2016, que comprende colocar placas en el interior y alrededor de la Pirámide, que reciben las partículas de rayos cósmicos, denominadas muones, que atraviesan la atmósfera.

Investigadores de la Kyushu University planean arribar pronto a Egipto para iniciar el escaneo de la Pirámide y revelar uno más de los misterios que yacen en su interior y debajo de ella.

Fuente: The Archaeology News Network / RT

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here