Difunden fotografía falsa de Greta Thunberg y George Soros. Sucios ataques contra la protesta climática


1.3k shares
Difunden fotografía falsa de Greta Thunberg y George Soros. Sucios ataques contra la protesta climática

La Real Academia Española define ‘Odio’ de la siguiente manera: «Antipatía y aversión hacia algo o hacia alguien cuyo mal se desea». Justamente, ese es el sentimiento que ha marcado grupos de debate en Internet desde hace algunas semanas hacia una adolescente de 16 años de nombre Greta Thunberg.

Otra definición de odio es: «un intento por rechazar o eliminar aquello que nos genera disgusto». Pero, ¿por qué una joven podría causar tanta aversión en el mundo entero? ¿por qué adultos e incluso personas de su misma edad repiten el mismo discurso de odio contra ella?

La respuesta es clara: si das un mensaje contundente al mundo, si logras un cambio en las mentalidades de millones y si esa hazaña afecta los bolsillos de los más acaudalados señores que nadan en oro negro, entonces vas a ser una especie de tablero que recibirá todos los dardos envenenados.

Y aunque el actual mundo en que vivimos y sus altibajos ya no me sorprenda en demasía, tengo que decir que este tipo de reacciones sí que me han resultado totalmente chocantes y hasta inaceptables. Y es que no puedo explicar (aunque he tratado) tal campaña de odio contra una niña activista por el medio ambiente.

Antes de ir al punto central del artículo, quiero detenerme en algo que considero muy importante para entender lo que intento expresar.

Greta y millones de jóvenes han iniciado una protesta mundial que exige a los gobiernos de todo el mundo crear mejores políticas para enfrentar el calentamiento global. Los pedidos puntuales son los siguientes:

  1. Pasar a usar energías renovables: solar, eólica y nuclear.
  2. Dejar de usar hidrocarburos; es decir dejar de quemar combustibles fósiles (petróleo, carbón) que generan gases de efecto invernadero que terminan en la atmósfera.
  3. Del punto 2 se desprende lo siguiente: reducir a cero (sí, cero, aunque suene radical) las emisiones de gases de efecto invernadero: dióxido de carbono y el extremadamente peligroso metano.

Bueno, ya con los objetivos de la protesta climática a vista y entendimiento de todos, les digo lo siguiente:

¿Cómo se puede relacionar a Greta Thunberg con personajes nefastos que capitalizan todo lo que tocan o con corporaciones que son famosas por exprimir los recursos del planeta, cuando lo que ella exige va contra lo que buscan estos personajes y corporaciones?

No hace falta mucha lógica para relacionar las cosas y darse cuenta de que existen intereses negativos que buscan causar un colapso de las huelgas por el clima emprendidas por los jóvenes en todo el mundo.

Recordemos que al poder no le conviene que millones de personas ‘despierten’ y salgan a las calles a protestar contra sus intereses. Y si te gusta «conectar puntos», fácilmente vas a llegar al origen de este cáncer… no hace falta mencionarlo.

Junto a los odios contra los jóvenes activistas por el clima, vienen las mentiras

Desde hace algunos días anda pululando por Internet una fotografía que se ha vuelto viral. En ella se ve a Greta Thunberg y a George Soros; fotografía que, déjenme decirles, supe que era falsa apenas la vi. Bueno…

¿Y quién es George Soros? Para quienes no lo conozcan aún, aunque lo compartan en sus muros de Facebook a diestra y siniestra, les narro quién es este personaje.

George Soros​ (nacido como György Schwartz, Budapest, 12 de agosto de 1930) es un magnate e inversor financiero​ húngaro de origen judío y naturalizado estadounidense.​ Es presidente del Soros Fund Management y fundador de Quantum Fund. Es conocido por ser «el hombre que provocó la quiebra del Banco de Inglaterra» el 16 de septiembre de 1992, episodio llamado miércoles negro, donde Soros obtuvo unas ganancias de unos 1000 millones de dólares​ y produjo pérdidas al Estado británico por valor de unas 3400 millones de libras. Es una de las personas más ricas del mundo, con 24. 200 millones de dólares en 2015 según Forbes. (Fuente)

Como dicen por allí, «uno de los dueños del mundo». Aunque no sé si catalogarlo como tal, pero este hombre sí que tiene influencias y mucho dinero que pueden ‘mover’ grandes cosas en el planeta. Y justamente ahora la última movida de esta campaña de odio es tratar de relacionar a Thunberg con Soros, usando una artimaña para ello: una fotografía falsa.

Fotografía falsa de Greta Thunberg y George Soros
Fotografía falsa de Greta Thunberg y George Soros. Incluso un medio tiende a plantear que existiría una relación familiar entre ambos… ¡De locos!

La fotografía en mención ha sido vilmente editada (es evidente). La fotografía original fue publicada por la misma Greta en 2018, y la muestra junto a Al Gore, ex vicepresidente de EE.UU. y ex candidato por la presidencia del mismo país. Gore es más conocido en el mundo por ser un activista medioambiental y protagonista del documental titulado «Una verdad incómoda» donde trató de educar (¡titánica tarea!) a los ciudadanos sobre el calentamiento global; y por el que se ganó el odio de muchos sectores.

Veamos la fotografía original, publicada en Twitter hace casi un año:

Greta Thunberg y Al Gore en una fotografía tomada en 2018
Greta Thunberg y Al Gore en una fotografía tomada en 2018. Crédito: Twitter / @GretaThunberg

Y las muestras de rechazo no quedan allí. Meses atrás muchas personas en las redes, incluso periodistas y personajes famosos han realizado burlas contra Thunberg, atacándola por sufrir de Síndrome de Asperger (un trastorno del comportamiento que afecta la capacidad de socializar y comunicarse correctamente).

Jamás hubiera esperado tantos ataques contra una joven que ha lanzado al mundo un discurso que tiene el objetivo de asegurarnos un planeta para el futuro. Los informes más pesimistas nos dicen que nos quedan aproximadamente 11 años para llegar a un punto de no retorno, si seguimos quemando combustibles fósiles. Es realmente terrible imaginar una degradación total del mundo en tan pocos años, ¿qué planeta va a quedar para las nuevas generaciones? No tenemos un planeta B. Es hora de que despertemos y pensemos por nuestra propia cuenta, sin dejar influenciarnos por personajes que tienen multitudinarios canales de vídeo o por corporaciones ocultas detrás de ‘memes’ que solo buscan seguir incrementando sus intereses económicos.

Por Fernando T. para CodigoOculto.com


Like it? Share with your friends!

1.3k shares
Fernando T.

Fernando es informático e investigador de MUFON, con una fascinación extrema por la astronomía y la naturaleza. Él dice que sería feliz escribiendo debajo de un árbol cada día. Colabora en CodigoOculto.com con notas sobre hallazgos científicos, temas de actualidad, ufología y noticias sobre el ambiente y la naturaleza. Como Editor en Jefe de CodigoOculto.com, también realiza la revisión de todo el material publicado y su correcta difusión.

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *