Descubren muro circular de piedra de más de 3,000 años de antigüedad en Cusco, Perú

Descubren muro circular de piedra de más de 3,000 años de antigüedad en Cusco, Perú

Construcciones arquitectónicas que datan de más de 3,000 años de antigüedad, de gran importancia para la arqueología e historia, fueron descubiertas en la zona arqueológica de Marcavalle por especialistas de la Dirección Desconcentrada de Cultura de Cusco (DDCC).

Dos construcciones arquitectónicas de más de 3 mil años de antigüedad y que serían muestras de una cultura preinca de Marcavalle (Cusco) fueron halladas por arqueólogos.

Una de las construcciones es un muro circular de 7 metros de diámetro, construido de piedra y barro. Fue encontrado en donde actualmente funciona el Centro de Rehabilitación Juvenil del Cusco, según informa la agencia Andina.

«Estas construcciones confirman que en Cusco se dieron los primeros pasos de la civilización andina», mencionó el titular de la Dirección de Cultura de Cusco, Vidal Pino. Además, indicó que seguirán impulsando este proyecto de investigación porque Marcavalle es como un libro que hay que seguir leyendo para entender nuestra historia.

Según la encargada de la investigación, Luz Marina Monroy, el recinto circular habría sido utilizado como vivienda, en la que los primeros habitantes que ocuparon el valle del Cusco habrían celebrado rituales.

En la otra construcción, que habría funcionado como taller, se encontró gran cantidad de fragmentos de cerámica, cuellos de vasijas decorados, puntas de proyectil de obsidiana, herramientas de piedra, agujas, punzones y espátulas hechas de hueso.

En el interior de las construcciones se descubrieron gran cantidad de fragmentos de cerámica de la cultura Marcavalle, como cuellos de vasijas decorados, puntas de proyectil de obsidiana, herramientas de piedra y otros utensilios.

Entre los fragmentos de cerámica destacan las decoraciones con rostros de animales, de humanos y cabezas de aves. Estos hallazgos permiten confirmar que la cultura Marcavalle surgió cuando en Áncash se desarrollaba la cultura Chavín; y en Ica, la cultura Paracas.

También se encontraron agujas, punzones y espátulas hechas de hueso de animales, figurillas de uso ceremonial, restos óseos de canes y camélidos sudamericanos, restos de semillas y fragmentos de productos agrícolas como maíz, frijoles, chonta y otros; ofrendas de barro, restos de cocina y fogones.

Estos hallazgos fueron verificados por el titular de la DDCC, Vidal Pino Zambrano, quien resaltó el enorme valor arqueológico de las evidencias halladas. «Estas construcciones confirman que en Cusco se dieron los primeros pasos de la civilización andina, cuya mayor expresión fue la cultura inca. Seguiremos impulsando este proyecto de investigación porque Marcavalle es como un libro que hay que seguir leyendo para entender nuestra historia» refirió el funcionario.

Del mismo modo, el presidente de la Corte Superior de Justicia de Cusco, Wilbert Bustamante, felicitó a los profesionales de la DDCC por el minucioso trabajo de investigación que realizan en el interior del Centro de Rehabilitación Juvenil de Marcavalle.

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0