Señal de radio del espacio profundo revela un sorprendente patrón
Publicado el 28 Mar 2021
© Imagen: Danielle Futselaar / Gemini Observatory

Se les llama Fast Radio Bursts o Ráfaga rápida de radio, y es un fenómeno astrofísico que involucra enorme energía y que proviene de un origen desconocido, pero que por lo general se manifiesta como una señal de radio fugaz que dura en promedio unos pocos milisegundos. Ahora, un nuevo y extraño patrón ha sido detectado en una de estos «mensajes desde el espacio profundo».

En este artículo, el autor Paul Seaburn, nos brinda muchos detalles sobre un novedoso hallazgo relacionado a una señal de radio venida del espacio, y que podría causar que nos replanteemos los orígenes de este fenómeno.

Si cree (o al menos quiere creer) que las ráfagas rápidas de radio (FRB) son señales de comunicación de extraterrestres inteligentes, entonces tal vez pueda ayudar a los astrónomos a interpretar el significado de un nuevo descubrimiento: midiendo en las escalas de tiempo más cortas de la historia, han encontrado variaciones inusuales en el brillo que les permite señalar con precisión no solo su fuente sino también el tamaño de la fuente … y es lo suficientemente pequeña como para mover la aguja para muchos un poco más cerca de «¡Son extraterrestres!» ¿Lo es?

En una entrevista publicada en Vice en referencia a un artículo publicado en la revista Nature Astronomy de la que fue coautora, Kenzie Nimmo, estudiante de doctorado en el Anton Pannekoek Institute for Astronomy de la University of Amsterdam, describe cómo su equipo utilizó datos de la intercontinental  European Very Long Baseline Interferometry Network para estudiar FRB 180916, una ráfaga repetida cuyo ciclo de 16 días consta de cuatro días de ráfagas seguidas de doce días de tranquilidad.

Representación de ráfagas rápidas de radio (FRB)

Representación de ráfagas rápidas de radio (FRB). Crédito: Jingchuan Yu, Beijing Planetarium / NRAO

¿Ubicación revelada?

Si bien el FRB 180916 se ha estudiado antes, Nimmo y su equipo utilizaron una nueva técnica que dividió el FRB en fragmentos de 100 microsegundos, lo que les dio el «ángulo de posición de polarización» (PPA) en el que la luz polarizada oscila hacia adelante y hacia atrás. Estos datos luego ayudan a revelar la rotación de la fuente FRB, qué tan cerca tiene lugar la emisión de radio de su fuente y el tamaño de la región o área de emisión que crea los pulsos.

Nimmo dijo en un comunicado:

“(Estas) variaciones de brillo de corta escala de tiempo restringen fuertemente el tamaño de la región de emisión de FRB, lo que dicta qué modelos pueden funcionar para producir FRB”.

Piense en eso por un momento. Estos nuevos datos pueden medir el tamaño de la fuente de ráfagas rápidas de radio de una galaxia diferente a 457 millones de años luz de distancia. El tamaño de la fuente de FRB 180916 fue realmente sorprendente. ¿Alguna conjetura?

¿Fuente ubicada?

Pruebe con aproximadamente un kilómetro de ancho. ¿Podría ser un transmisor? Nimmo y los otros investigadores se están inclinando más hacia una estrella de neutrones, que puede contener más masa que el Sol, pero tener solo unas 19.3 kilómetros de diámetro. El FRB descubierto a solo 30.000 años luz de distancia en nuestra propia galaxia, la Vía Láctea, demostró ser una forma de estrella de neutrones llamada magnetar.

Impresión artística del magnetar activo Swift J1818.0-1607

Impresión artística del magnetar activo Swift J1818.0-1607. Crédito: Carl Knox, OzGrav

La periodicidad de repetición de FRB 180916 apunta más a un sistema binario que consiste en un neutrón en precesión («bamboleo») y una estrella gigantesca que orbita a otra durante un período de 16 días. Los estallidos de 4 días de FRB 180916 podrían explicarse por el hecho de que las dos estrellas están más juntas, con los 12 días oscuros cuando están más separadas.

No es tan emocionante como los extraterrestres, pero esto tiene más sentido científico. Como no están buscando extraterrestres, Nimmo ve estas mediciones de microsegundos como una herramienta para identificar los FRB repetidos. Un nuevo vistazo a los FRB únicos podrían ayudar a determinar si son un nuevo tipo de repetidor y localizar mejor las ubicaciones de todos los FRB.

SÍGUENOS EN TELEGRAM

Si no desea que su discusión sobre los FRB se polarice mucho, evite mencionar a los extraterrestres. En estas cuestiones, muchas veces las explicaciones científicas logran llenar los agujeros dejados por otras materias.

El estudio científico ha sido publicado en Nature Astronomy.

Autor: Paul Seaburn

Fuente: mysteriousuniverse.org
Redacción CODIGO OCULTO

Redacción CODIGO OCULTO

Autor

La verdad es más fascinante que la ficción.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Síguenos y únete en nuestras redes sociales

Síguenos en Telegram

Conócenos

Código oculto

La historia y sus misterios, civilizaciones antiguas, Ovnis, Vida extraterrestre, Complots. Información alternativa para liberar mentes. Leer más

Llega una nueva Red Social: ORIGXN

ES TENDENCIA

SUSCRÍBETE (ES GRATIS)

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

Obras registradas

Safe Creative #1803242717113

Sitios recomendados

UFO Spain Magazine
Ahora:
Total:

También te podría interesar…