La cuarentena perdura en muchos países del mundo impidiendo a las personas salir a lugares que antes eran altamente concurridos. Uno de estos lugares son las playas, que hoy lucen con arenas limpias y aguas transparentes, triste recordatorio del impacto negativo que causamos los humanos en estos ecosistemas naturales.

Ante nuestra ausencia, otras especies propias del lugar, están regresando y prosperando, y ahora una más se suma a la ya larga lista de animales que recobran sus perdidos territorios, una rara especie de tortuga.

Aunque cuenten con una coraza protectora, las tortugas son animales vulnerables y que han estado en el planeta durante millones de años, antes que los humanos.

Raras tortugas marinas gigantes regresan a playas libres de turistas en todo el mundo

Mientras las playas lucen vacías y los desechos se han reducido, se ha podido observar raras tortugas baula o láud (Dermochelys coriacea) anidando en cantidades significativas en playas de Tailandia y Florida, en cifras que no se habían visto en décadas.

Los expertos se han pronunciado y creen que este resurgimiento de especies vulnerables está relacionado con la deserción humana en las playas debido a la pandemia que azota la Tierra. Aunque es un proceso devastador para los humanos, parece que está ayudando al medio ambiente de manera considerable e incluso tendría el potencial de salvar especies en extinción, como lo son las hermosas tortugas baula.

Personal del Centro de Vida Marina de Loggerhead, Florida, reportó la esperanzadora cifra de 76 nidos en un tramo de casi 16 kilómeros en Juno Beach durante las dos primeras semanas de temporada. Es evidente que se trata de un aumento de nidos muy superior en comparación con el año pasado.

En playas de Tailandia también pudo registrarse el mismo éxito, y de acuerdo na ambientalistas que observaron la zona, se ha encontrado el mayor número de nidos de tortugas baula en las últimas dos décadas; según informa The Guardian.

El aumento en el número de las especies animales silvestres se puede atribuir a una sola cosa: la ausencia de humanos. Hasta hace poco veíamos que las tortugas baula se habían vuelto reacias a anidar en playas debido a la gran cantidad de turistas y a la basura que dejaban. Las tortugas prefieren colocar sus huevos en áreas tranquilas y oscuras, algo que es realmente escaso cuando los humanos inundan las playas. Incluso se detectó a personas que cavaban en las playas para robar los huevos de las tortugas.

Raras tortugas marinas gigantes regresan a playas libres de turistas en todo el mundo

Esta especie se encontraba al borde de la extinción y ahora ha regresado posiblemente para salvarse de ese destino oscuro. Es posible que las tortugas puedan sobrevivir, incluso luego de que la cuarentena termine. Las decenas de nidos que ya existen en todo el mundo serán suficientes para que las tortugas baula, una de las tortugas más grandes, aumenten su número una vez más.

Fuente: Reuters

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here