Podría haber cuatro quintillones de “naves extraterrestres” en nuestro sistema solar
Publicado el 29 Oct 2022
© Imagen: Youtube

¿Hay vida fuera de la Tierra? ¿Existen los extraterrestres? Son preguntas que llevan repitiéndose desde hace muchos años y que cada día que pasa muchas más personas se hacen. Ahora, un informe indica que podría haber cuatro quintillones de “naves extraterrestres” pululando en nuestro sistema solar.

Hace cinco años, un objeto muy extraño -de unos 300 metros de largo, oblongo, brillante y rápido- atravesó el espacio, a decenas de millones de kilómetros de la Tierra. Su rumbo y velocidad indicaban que venía de fuera del sistema solar. Un visitante de otra estrella.

Los astrónomos lo bautizaron como ‘Oumuamua – “explorador” en hawaiano- y empezaron a discutir sobre él.

Por un lado, hay una abrumadora mayoría de científicos que no saben qué es ‘Oumuamua, pero no están dispuestos a especular sobre lo que podría ser.

En el otro bando, hay un grupo mucho más pequeño liderado por el astrónomo de Harvard Avi Loeb, que sostiene que al menos deberíamos considerar la posibilidad de que ‘Oumuamua sea una nave espacial alienígena.

Avi Loeb, astrofísico de la Harvard University. Él es autor del reciente estudio y ha defendido la teoría alienígena de Oumuamua.

Avi Loeb, astrofísico de la Harvard University. Él es autor del reciente estudio y ha defendido la teoría alienígena de Oumuamua.

¿Cuántos otros ‘Oumuamuas existen?

Ahora Loeb está haciendo la siguiente pregunta lógica. ¿Cuántos otros ‘Oumuamuas podría haber dentro y alrededor del sistema solar? En un nuevo estudio que apareció en Internet el 22 de septiembre y que aún no ha sido revisado, Loeb y su coautor Carson Ezell, también astrónomo de Harvard, concluyeron que hay hasta 4.000.000.000.000 (o 4 quintillones) de ellos.

Cada una es un visitante de otra estrella, y cada una, posiblemente, creada artificialmente.

Un quintillón o pentallón, en la escala numérica larga usada tradicionalmente en español, equivale a 1030, esto es un millón de cuatrillones.

Eso puede parecer mucho. Pero el sistema solar es inmenso. Y el espacio entre nuestro sistema estelar y nuestro vecino más cercano, Próxima Centauri, es aún más vasto. Encontrar realmente cualquiera de esos 4 quintillones de posibles objetos misteriosos para estudiarlos más de cerca podría ser muy, muy difícil.

Para que quede claro, Loeb no está afirmando que haya quintillones de naves alienígenas rondando nuestro rincón de la Vía Láctea. Después de todo, nunca ha dicho que ‘Oumuamua sea definitivamente una sonda robótica o una nave con tripulación, sólo que deberíamos estar abiertos a la posibilidad.

Así que lo que Loeb y Ezell han calculado no es la población de naves alienígenas. Es la población de posibles naves alienígenas u otros posibles objetos artificiales. Piezas sobrantes de cohetes extraterrestres. Fragmentos inexplicables de tecnología alienígena más allá de nuestra comprensión. Ese tipo de cosas.

Recreación artística del viajero interestelar bautizado como ‘Oumuamua

Recreación artística del viajero interestelar bautizado como ‘Oumuamua. Crédito: ESO / M. Kornmesser

La matemática es simple…

Loeb y Ezell escribieron:

“Se pueden utilizar las tasas recientes de detección de objetos interestelares y las capacidades conocidas para estimar la densidad de objetos similares en la vecindad solar”.

Comenzaron con todos los objetos que los astrónomos han detectado y que provienen de fuera del sistema solar. Se trata de objetos que, en otras palabras, podrían haberse originado con una civilización extraterrestre o cerca de ella, más allá de la vista de nuestras sondas y telescopios.

Hay cuatro: ‘Oumuamua, por supuesto, pero también los meteoros interestelares CNEOS 2014-01-08 y CNEOS 2017-03-09, además del cometa interestelar Borisov.

Son cuatro visitantes interestelares en ocho años. Loeb y Ezell tuvieron en cuenta la parte de la galaxia que podemos observar con nuestros instrumentos -que no es mucha- para llegar a una estimación de cuántos objetos más como ‘Oumuamua podrían estar ahí fuera en la oscuridad, habiendo llegado desde un sistema estelar vecino.

“Cada uno de ellos es una posible nave alienígena, si se comparte la mentalidad abierta de Loeb”.

Representación de ‘Oumuamua. Crédito: Original: ESO/M. Kornmesser

Representación de ‘Oumuamua. Crédito: Original: ESO/M. Kornmesser. Edición: nagualdesign

En realidad llegaron a dos números. Una para todos los objetos interestelares, incluidos los que se desplazan aleatoriamente por el sistema solar y no es probable que pasen al alcance de nuestros instrumentos. Se trata de la asombrosa cifra de 40.000.000.000.000.000.000.000.000 (o 40 decilones).

La cifra inferior, 4 quintillones, corresponde a los objetos que parecen dirigirse hacia la “zona habitable” del sistema solar, cerca del Sol. Allí es donde orbita la Tierra, y donde los astrónomos tienen alguna posibilidad de avistar un objeto que pase.

¿Naves extraterrestres?

Ese número inferior es el más emocionante, y no sólo porque los objetos más cercanos son mucho más fáciles de detectar. También son los objetos que tienen más probabilidades de ser naves extraterrestres. Al fin y al cabo, parecen estar dirigidos hacia nosotros. Son objetos con un propósito.

Pero ni siquiera Loeb propone que haya 4 quintillones de objetos exactamente como ‘Oumuamua. Ese objeto es notable no sólo por su aparente origen, sino también por su tamaño. Es lo suficientemente grande como para ser una nave espacial muy grande y con tripulación. A juzgar por los cometas interestelares que hemos detectado, es muy probable que la mayoría de los objetos interestelares en la zona habitable alrededor del Sol sean diminutos, probablemente de no más de un metro de diámetro. Probablemente haya un millón de estos últimos por cada objeto del tamaño de ‘Oumuamua, explicó Loeb.

Eso aún deja un montón de potenciales ‘Oumuamuas por ahí, en algún lugar de la zona habitable del sistema solar. Cada uno de ellos es una posible nave alienígena, si se comparte la mentalidad abierta de Loeb.

Pero localizar estos objetos, por no hablar de inspeccionarlos de cerca, es extremadamente difícil. Es tan difícil que un encuentro cercano con una nave alienígena de paso es la forma menos probable de que establezcamos el primer contacto con los extraterrestres, según Edward Schwieterman, astrobiólogo de la University of California en Riverside.

¿'Oumuamua una nave extraterrestre?

¿’Oumuamua una nave extraterrestre? Crédito: Original: ESO/M. Kornmesser

Schwieterman dijo  a The Daily Beast:

“En mi opinión, es mucho más probable que detectemos vida originada fuera de nuestro sistema solar a través de la observación remota que mediante encuentros físicos”.

Hemos tenido suerte con ‘Oumuamua. Es muy grande, muy brillante, y pasó a unos 21 millones de kilómetros de la Tierra.

Pero el sistema solar tiene más de 14.000 millones de kilómetros. Y hay otros 32 billones de kilómetros hasta Próxima Centauri. Pequeños y muy lejanos, la mayoría de los objetos interestelares -incluso los que cruzan la zona habitable- serán mucho más difíciles de encontrar que ‘Oumuamua.

SÍGUENOS EN TELEGRAM

Seth Shostak, astrónomo del Instituto SETI, con sede en California dijo a The Daily Beast:

“Los desechos espaciales son difíciles de ver desde lejos.

Sin embargo, cada vez lo hacemos mejor. Los nuevos telescopios, como el telescopio espacial James Webb de NASA, nos ayudan a mirar más lejos en la oscuridad del sistema solar exterior, a encontrar objetos cada vez más pequeños y a separar el material local de los posibles visitantes interestelares”.

Loeb también destacó el Observatorio Vera C. Rubin que se está construyendo en Chile. El observatorio, que se inaugurará en 2023, con su cámara de 3.200 millones de píxeles, debería ser capaz de estudiar todo el cielo austral cada cuatro días.

Loeb dijo:

“Una imagen de alta resolución podría revelar pernos y tornillos en la superficie de un objeto artificial y distinguirlo de un iceberg de nitrógeno, un iceberg de hidrógeno o un conejo de polvo”.

‘Oumuamua fue una oportunidad perdida. Sin duda, Loeb está abierto a la idea de que sea una sonda alienígena, pero la mayoría de los astrónomos no lo están. Si conseguimos ver más de cerca el próximo ‘Oumuamua, quizá más científicos se hagan a la idea de que podría ser una nave alienígena.

En teoría, tenemos 4 quintillones de oportunidades.

Los hallazgos de la investigación han sido publicados en el servidor de pre-impresión arXiv.org.

Gracias por leernos. Te invitamos a seguirnos en nuestra Página de Facebook, para estar al tanto de todas las noticias que publicamos a diario aquí en codigooculto.com. También puedes unirte a nuestro Grupo oficial de Facebook, y a nuestra comunidad en Telegram.

Te recomendamos leer:

Fuente: thedailybeast.com
Redacción CODIGO OCULTO

Redacción CODIGO OCULTO

Autor

La verdad es más fascinante que la ficción.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Síguenos y únete en nuestras redes sociales

Síguenos en Telegram

Conócenos

Código oculto

La historia y sus misterios, civilizaciones antiguas, Ovnis, Vida extraterrestre, Complots. Información alternativa para liberar mentes. Leer más

SUSCRÍBETE (ES GRATIS)

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

Obras registradas

Safe Creative #1803242717113

Sitios recomendados

Exploración OVNI
UFO Spain Magazine
Ahora:
Total:

También te podría interesar…

Extraterrestres y almas humanas. ¿Cuál es la conexión?

Extraterrestres y almas humanas. ¿Cuál es la conexión?

El fenómeno de las abducciones extraterrestres ha generado una notable especulación a lo largo de los años. No es para menos tratándose de un fenómeno tan misterioso. En lo concerniente a los posibles motivos por los que las abducciones de produjeran, se han propuesto...