Antigua guerra bíblica es comprobada con el campo magnético de la Tierra
Publicado el 29 Oct 2022
© Imagen: arrecaballo.es / Pexels

El relato bíblico de una antigua guerra que comprendió una campaña militar egipcia contra Israel ha sido verificado mediante un novedoso enfoque arqueológico basado en la reconstrucción del campo geomagnético de la Tierra en puntos de la historia de hace miles de años.

La investigación, publicada en la revista PNAS (Proceedings of the National Academy of Sciences), también pudo verificar otros relatos del antiguo Testamento sobre campañas militares arameas, asirias y babilónicas contra los reinos de Israel y Judá.

Biblia

Imagen: jasongillman / Pixabay

Yoav Vaknin, investigador de la Universidad de Tel Aviv y autor principal del estudio interdisciplinario basado en su tesis doctoral, dijo que el objetivo de estas investigaciones era arrojar luz sobre los acontecimientos descritos en la Biblia hebrea, una cuestión muy debatida entre los expertos.

Vaknin dijo:

“Este debate es relevante para las discusiones sobre la historicidad del texto bíblico”.

En el pasado, este debate se centraba en el examen de la cerámica y, más recientemente, en la datación por radiocarbono. Pero entre el 800 a. C. y el 400 a. C., el radiocarbono es muy limitado y no permite una datación de alta resolución, según Vaknin.

Vaknin dijo:

“Queríamos introducir otra herramienta cronológica para ayudar a resolver este debate. Es muy importante para el estudio de los acontecimientos que tuvieron lugar después del 800 a. C. Para periodos anteriores es una herramienta complementaria al radiocarbono. Juntos, permiten una datación más precisa”.

Reconstruir los antiguos campos geomagnéticos

En el estudio, los investigadores utilizaron un enfoque que reconstruía los antiguos campos geomagnéticos en los restos de antiguas ciudades de Israel que fueron destruidas por el fuego. Los datos han permitido a los investigadores relacionar los contextos arqueológicos con campañas militares específicas registradas en los relatos bíblicos.

Vaknin dijo:

“Tomamos muestras principalmente de ladrillos de barro secados al sol que se habían quemado cuando se incendiaron las ciudades antiguas”.

Cuando el equipo internacional de investigadores tomó muestras de los ladrillos en su posición original, pudo reconstruir la dirección e intensidad del antiguo campo geomagnético.

Campo magnético de la Tierra

Campo magnético de la Tierra. Imagen: Marco Antonio Manzotti Nascimento (Wikimedia Commons)

Vaknin dijo:

“La reconstrucción del campo durante el período en cuestión se basa principalmente en nuestros resultados de los sitios que fueron destruidos en un momento conocido, según una combinación de datos arqueológicos, y fuentes históricas, incluyendo la Biblia. Luego, utilizamos los resultados magnéticos de estos anclajes cronológicos para datar otros yacimientos, cuya datación es discutida”.

Pero, ¿cómo se puede reconstruir el antiguo campo geomagnético mediante el muestreo de material arqueológico? La clave está en que muchos materiales arqueológicos, como los objetos de arcilla, contienen lo que se conoce como minerales ferromagnéticos, como la magnetita.

Vaknin dijo:

“A nivel atómico se puede imaginar la señal magnética de estos minerales como una diminuta aguja de una brújula. Mientras la aguja tenga libertad de movimiento, ‘preferirá’ alinearse con el campo magnético que la rodea. Del mismo modo, la señal magnética de los minerales ferromagnéticos también puede cambiar a veces su dirección pero, a diferencia de la aguja de la brújula, esta capacidad depende de la temperatura.”

Así, cuando estos materiales arqueológicos se calentaban o quemaban, registraban el campo magnético de la Tierra en el momento del incendio.

Vaknin dijo:

“Por encima de una determinada temperatura, la magnetización de un mineral ferromagnético puede cambiar su dirección y, por tanto, tiende a alinearse con el campo magnético de la Tierra. Por debajo de esta temperatura, la señal magnética es fija.

Cuando los materiales arqueológicos se calentaron a altas temperaturas, las señales magnéticas de los distintos minerales se alinearon en la dirección del campo geomagnético. Cuando estos materiales se enfriaron, sus señales magnéticas quedaron ‘fijadas’. La medición de la señal registrada en una muestra permite reconstruir la dirección e intensidad del antiguo campo geomagnético.”

Para reconstruir la dirección del campo geomagnético durante el incendio, los materiales arqueológicos deben ser muestreados en la orientación en la que se habían enfriado.

Observar lo similares o diferentes que eran la intensidad y la dirección del campo magnético entre varios yacimientos puede corroborar o refutar las hipótesis que sugieren que fueron quemados durante la misma campaña militar.

Vaknin dijo:

“En la mayoría de los casos, nuestros resultados muestran que los yacimientos que presumiblemente fueron destruidos durante una determinada campaña militar arrojaron resultados magnéticos muy similares. Esto corrobora la suposición de que fueron destruidos durante el mismo periodo”.

Uno de los principales hallazgos del estudio se refiere a una campaña militar del antiguo Egipto dirigida por el faraón Shoshenq hace casi 3.000 años.

Infantería egipcia

Cortesía: arrecaballo.es

Vaknin dijo:

“Sabemos de la campaña dirigida por el faraón egipcio Shoshenq por el Antiguo Testamento y por una inscripción en una pared del templo de Amón en Karnak, Egipto. Sin embargo, hasta la fecha, ninguna capa de destrucción se atribuye con seguridad a esta campaña. Muchos estudiosos piensan que Shoshenq no destruyó ningún sitio y algunos incluso afirman que la campaña nunca ocurrió”.

Las capas de destrucción son como cápsulas de tiempo en los yacimientos arqueológicos que muestran pruebas de acontecimientos destructivos, como incendios, asesinatos en masa o desastres naturales.

En el caso del yacimiento de Beth-Shean, los investigadores demostraron que fue destruido mucho antes de lo que habitualmente se ha sugerido.

SÍGUENOS EN TELEGRAM

Vaknin dijo:

“Planteamos la posibilidad de que Beth-Shean y el yacimiento cercano de Rehov, con la misma señal magnética, fueran destruidos durante la campaña militar del faraón egipcio Shoshenq.

La campaña de Shoshenq se describe en la Biblia hebrea y en una inscripción en una pared del Templo de Amón en Karnak, Egipto, que menciona a Beth-Shean y Rehov como dos de sus conquistas. Si efectivamente fueron destruidas durante esta campaña, se trata de un hallazgo muy importante, ya que no hay otras capas de destrucción que se atribuyan con seguridad a esta campaña. Los investigadores sugieren que Shoshenq no destruyó ningún sitio”.

Los hallazgos de la investigación han sido publicados en Proceedings of the National Academy of Sciences.

Gracias por leernos. Te invitamos a seguirnos en nuestra Página de Facebook, para estar al tanto de todas las noticias que publicamos a diario aquí en codigooculto.com. También puedes unirte a nuestro Grupo oficial de Facebook, y a nuestra comunidad en Telegram.

Te recomendamos leer:

Fuente: newsweek
Redacción CODIGO OCULTO

Redacción CODIGO OCULTO

Autor

La verdad es más fascinante que la ficción.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Síguenos y únete en nuestras redes sociales

Síguenos en Telegram

Conócenos

Código oculto

La historia y sus misterios, civilizaciones antiguas, Ovnis, Vida extraterrestre, Complots. Información alternativa para liberar mentes. Leer más

SUSCRÍBETE (ES GRATIS)

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

Obras registradas

Safe Creative #1803242717113

Sitios recomendados

Exploración OVNI
UFO Spain Magazine
Ahora:
Total:

También te podría interesar…