Viajeros interestelares: ¿Son Oumuamua y Borisov, sondas alienígenas espías?
Publicado el 13 Ene 2021
© Imagen: Dario Fernandez

Hace algún tiempo, escribí un artículo, publicado por ahí en la red, donde expongo una teoría con respecto a Oumuamua el asteroide misterioso, -que se puede escuchar aquí Octubre de 2019-. El 30 de Agosto de 2019, surgió un nuevo visitante del espacio, llamado «2I/Borisov», que según varios investigadores, sería (o tendría características de) un cometa. Para definir que sería uno y otro (cometa y asteroide), debemos decir que, un asteroide es una piedra que gira alrededor del sol. Esta es su definición básica, y por eso, cuando apareció Oumuamua, comenzó un revuelo terrible porque no pertenece al llamado cinturón de asteroides que gira entre Marte y Júpiter. Mientras, un cometa es, básicamente, una bola de hielo y rocas que, al acercarse al sol, comienza a perder parte de ese hielo, formando la cola, llamada coma. Esta es la principal diferencia entre uno y otro. Uno, una roca (mayormente metálica) sólida; el otro, una bola de hielo que se «desarma» cuánto más cerca está del sol. Y, según ciertos científicos, 2I/Borisov tiene cola, por ende, es un cometa.

Aunque yo, no estoy tan seguro.

Claro, desde la aparición de 1I/Oumuamua (tal es su nombre completo), tengo una teoría de qué es y ahora, ante el arribo de 2I/Borisov, refuerzo mis creencias.

Así armo yo la historia.

Atlantis y más allá, la Inundación

¿Qué tiene que ver la Atlántida? Más allá de la chanza tanguera, hablemos primero de este continente (verán que todo tiene que ver con Oumuamua y Borisov). Según Platón, cuentan los sacerdotes de Saiz, que existió 9 mil años antes que ellos (es decir, hace unos 12.000 años), una isla-continente de un tamaño mayor que Libia (norte de África) y Asia (en realidad, Asia menor) juntas, llamada Atlántida. Esta era una nación pujante, tecnológicamente avanzada, donde las ciencias eran lo más importante. Grandes filósofos, matemáticos y expertos en otras ciencias, enseñaban a quienes llegaban a sus costas. Además, la Atlántida era una potencia militar, que había llegado a conquistar la parte occidental de Europa y, según algunos investigadores, llegaron a las costas orientales de América, donde enseñaron a los americanos la astronomía, matemáticas y otras ciencias. En América tenemos cientos de relatos de extranjeros llegados desde el oriente, que enseñaron las ciencias a aztecas, mayas, etc. Los antiguos habitantes de América, describían a los extranjeros como «hombres altos, blancos y de barbas rubias». La Atlántida, también era rica en recursos, metales, principalmente, destacándose el «Oricalco», un metal mucho más valioso para los atlantes que el oro. En semejante abundancia, los atlantes quisieron conquistar tierras y su avance en Europa y África, fue frenado por los atenienses, por eso solo se vería su influencia en la costa oeste de Europa y la costa este de América.

Viajeros interestelares: ¿Son Oumuamua y Borisov, sondas alienígenas espías?

Mapa de Athanasius Kircher, que muestra la ubicación de la mítica Atlántida.

La ciudad principal de la isla tenía forma circular, con varios círculos concéntricos. Estos círculos, eran medidos en estadios (unos 185,119 m). Un círculo era seguido de un canal, que era seguido por un círculo de tierra y así, hasta cinco círculos de tierra, donde el círculo central era el centro neurálgico de la isla, donde se hallaba el parlamento y el centro religioso de la isla en total, la ciudad mediría unos 90 km de diámetro, con una llanura detrás de unos 500 km.

Un cataclismo de dimensiones gigantescas, hundió la isla en «un día y una noche». La manera en que la Atlántida desapareció, también ha generado diferentes teorías, una de ellas, dice que un mega-terremoto azotó la isla, hundiéndola. Restos de este hundimiento, serían las islas canarias y cierta parte de las Azores. Incluso el mar de los sargazos, serian vestigios de los bosques de la Atlántida. Otra teoría dice «tsunami», pero es la teoría menos creíble, ya que un tsunami trae agua, pero eventualmente el agua se va. La isla, desapareció, directamente. También una teoría dice que la desaparición de la isla se produjo a causa de los cristales de poder atlantes y que algunos resabios de ese poder están aún bajo el agua, en El Triángulo De Las Bermudas, lo que produce la desaparición de barcos y aviones.

Edgar Cayce, el profeta durmiente, en una de sus lecturas dijo que «Poseidia (así llamaba él a la Atlántida) reaparecerá muy pronto, no más allá de 1968» y, ¿saben qué? En 1968, en la zona de las islas Bimini, aparecieron una serie de plataformas, llamadas actualmente «El Camino de Bimini». Estos caminos, descubiertos en 1968, por el arqueólogo submarino Joseph Manson Valentine, guardián honorario en Museo de la ciencia de Miami, son en realidad muros, plataformas, pasadizos, etc. de varios km de largo. Desde el aire, se asemeja mucho a grandes avenidas, plazas, etc. posiblemente, si esto estuviera sobre la superficie del mar, seria parte de la Atlántida.

Viajeros interestelares: ¿Son Oumuamua y Borisov, sondas alienígenas espías?

Izquierda: Edgar Cayce, el llamado «profeta durmiente». El predijo que la Atlántida seria descubierta en 1968. Derecha: el Dr. Manson Valentine, descubridor del llamado «Camino de Bimini», en 1968. En esta foto, está parado en uno de los muros por él descubierto. © Museo Oceanográfico de Bahamas


Como quedó dicho, según los sacerdotes de Saiz, la Atlántida desapareció en un día y una noche. ¿Es posible que una ciudad-isla-continente de esas dimensiones, desaparezca así, sorpresivamente? ¿Una ciudad de 90 km y, más todavía, la isla completa de unos 500 km?

Separemos las aguas, así nos adentramos en el tema del título…

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: ¿Es esta la nueva Área 51? Entre Proyectos Secretos, Fenómenos Aéreos Anómalos y Rock

La isla que no era isla

Yo postulo que, en realidad, la isla no era tal.

Imaginemos una super-civilización que crece tanto que decide explorar el espacio. Super-civilización no significa gastar mucho dinero o recursos, en este caso, podrían aprovechar los recursos que andan vagando por el espacio: asteroides, cometas, meteoritos, etc.

Entonces, en lugar de gastar millones (de la moneda que utilicen en su planeta) planean algo más útil: eligen un asteroide de las dimensiones deseadas –con uno de unos 35 km de largo estaría bien- y le colocan toberas, alerones, motores, antenas, reflectores, paneles solares, etc. (y, si perteneces a una super-civilización, tal vez no necesitas nada de eso. Con lo necesario para la comunicación, y algún motor que direccione la «nave», estaríamos bien), y convierten ese asteroide en una nave gigantesca. Todos estos adelantos tecnológicos son colocados estratégicamente en toda la roca, que fue elegida entre varios candidatos. Además del tamaño, tiene que ser de hierro, casi puro –un 95 o 98 % estaría bien-, no tener aristas o picos –cuanto más liso, mejor- y girar lo menos posible. Es decir, una especie de «papa» algo alargada. Toda la «papa» está «decorada» con los aparatos, excepto su «panza», allí solo hay una especie de disco, liso y pulido, de unos 9 km de diámetro. Muchos de los recursos utilizados podrían salir del propio asteroide (hierro, como dijimos) realizando minería.

Viajeros interestelares: ¿Son Oumuamua y Borisov, sondas alienígenas espías?

Representación artística de la «papa», con la nave adosada en su «panza» © Dario Fernández

O sea que, además, podrían comenzar por agregar varios de los artefactos y adelantos tecnológicos y, en pleno viaje, terminar mucho de lo necesario.

Como sea, además de esta «super-nave», podrían haber conquistado cientos o miles de asteroides más pequeños (con que tengan unos cientos de metros estaría bien), para ser utilizados como sondas antes del viaje principal, para saber qué dirección tomar.

Entonces una de estas sondas habría encontrado la tierra y enviado su mensaje, lo que hizo que la «papa» principal estaría lista para seguir la dirección dada por la sonda que nos encontró.

Cuando esta super-nave se acerca a una distancia nada peligrosa para la Tierra (recordemos que un asteroide tan inmenso puede causar en ella mareas, tsunamis, terremotos, etc., hasta causar un cambio en la órbita terrestre), el disco plateado anclado en su «panza», se desprende del asteroide y muestra lo que realmente es: una nave circular, compuesta por varios círculos concéntricos con torres, antenas, etc., que entra en nuestra atmosfera y aterriza en parte en un grupo de islas y se sumerge en parte. Con el tiempo, la naturaleza se abre paso y las plantas y árboles crecen a su alrededor y, con el tiempo, la tierra acumulada en su superficie también se llena de vida, dándole más apariencia de isla, con canales circulares concéntricos…

Si, llegue, en parte, a mi teoría acerca de Atlantis.

Oumuamua y Borisov

Viajeros interestelares: ¿Son Oumuamua y Borisov, sondas alienígenas espías?

Representación artística de los cuerpos celestes tratados en este artículo. Izquierda: 2I/Borisov. Derecha:2I/Oumuamua. © Darío Fernández

¿Dónde entran 1I/Oumuamua y 2I/Borisov?

Oumuamua, por su traducción del Hawaiano, «explorador» (de ‘ou, que significa «alcanzar», y mua, duplicado por énfasis, que significa «primero, antes de») es un asteroide alargado, de unos 235 m x 35 m x 35 m, con una trayectoria algo extraña, que en un principio fue tomado como un cometa y luego como lo que sería: un asteroide. Fue descubierto por el astrofísico canadiense Robert Weryk, el 19 de octubre de 2017 utilizando el telescopio Pan-STARRS, desarrollado en el Instituto de Astronomía de la Universidad de Hawaii.

2I/Borisov, fue descubierto el 30 de agosto de 2019, por el astrónomo amateur Gennady Borisov. Fue descubierto con un telescopio de 0.65 mm, en el observatorio MARGO de Nauchnyy, Crimea. Ese 30 de agosto, se encontraba a 3 unidades astronómicas (es decir, la distancia promedio entre la Tierra y el Sol) del Sol y a 3.7 unidades astronómicas de la Tierra. Se supone que es un cometa, ya que en las imágenes se le ve una cola. Este cometa, pasó a dos unidades astronómicas de la Tierra. Es decir, pasará a una distancia del doble de la distancia de la Tierra y el Sol. Bastante cerca, si me preguntan…

SÍGUENOS EN TELEGRAM

¿Qué son entonces estos viajeros?

Algunos dicen que Oumuamua es un asteroide, y que Borisov, un cometa: en mi teoría, todos tienen razón y no la tienen.

Otros, dicen que son naves espaciales: también tienen razón, y también se equivocan

Yo postulo que son, más allá de sus características (cometa, asteroide), originalmente, modificado del mismo modo que lo propuesto sobre Atlantis. Es, según mi criterio, un hibrido de cuerpo celeste y nave, (en realidad, casi nada de nave y más de satélite, pero mucho más inteligente) que va por el universo tomando fotos, muestras, recogiendo datos y enviándolos a su planeta de origen.

Debo decir que no soy el primero en decir que Oumuamua es una sonda extraterrestre. Avi Loeb, astrónomo y astrofísico de la Universidad de Harvard, postulo que, por la trayectoria de Oumuamua, las aceleraciones y desaceleraciones de este, sería una nave de origen extraterrestre. Es más, postula que una nave de gigantesco tamaño se encuentra en este momento, en una órbita cercana a Júpiter. Muchos colegas de Avi, descreen de sus dichos, diciendo que, alguien como él, que ha publicado cientos de artículos “serios” sobre los agujeros negros, galaxias primitivas, etc., no puede creer en OVNIs… Pero Avi sigue creyendo eso, más allá de sus detractores que, por ejemplo, lo acusan de «escribir el artículo sin creerlo, solo para escribir algo». Así las cosas, Avi sigue sosteniendo lo mismo, sin dar importancia a todos sus detractores. Más allá de esto, Avi Loeb y yo diferimos en cuestas cosas. Mi pasión por los alienígenas ancestrales y los OVNIs en general, me da «mecha» para enfatizar la idea de que estos dos viajeros no son los primeros y no serán los últimos

Viajeros interestelares: ¿Son Oumuamua y Borisov, sondas alienígenas espías?

El astrónomo y astrofísico de la Universidad de Harvard, Avi Loeb, en el observatorio de la universidad. Fue uno de los primeros en postular el origen extraterrestre de Oumuamua. © XLSemanal / Shawn G. Henry

De hecho, sigo creyendo que Oumuamua, principalmente y Borisov, van a volver. Me baso en que, al ser sondas, ellos pasaron cerca de la tierra (y otros planetas) tomando muestras, imágenes, registros, etc., y las reenvió a su planeta de origen. Quiero creer que en esos planetas, al recibir toda esta información, dirán “¡esperen! Aquí hay vida inteligente.” y harán regresar sus sondas para tomar más muestras y registros. Eso, tengo entendido, haríamos los seres humanos, si encontráramos vida inteligente (se han catalogado cientos de planetas con posibilidades de contener vida y ya hay planes de ir a investigar) Las imágenes que ven más abajo, creadas por mí sobre Oumuamua son claras, ni lo primero, ni lo segundo: la tercera imagen es, para mí, la recreación más parecida al original: un asteroide tachonado de tecnología.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Cuando los OVNIs «atacan»: ¿nos atacan en realidad o solo se defienden?

Ahora, Oumuamua y Borisov han pasando en nuestro patio, en su camino de ida o de vuelta (no importa) a su planeta. Cuando vuelvan, (y lo harán), tal vez si nuestros telescopios lo filmen o fotografíen más de cerca, solo veremos un cuerpo errante. No importa, porque su tamaño es tan grande que las computadoras, maquinarias, cámaras, antenas, etc., pueden ser relativamente pequeños y poderosos (no nos podemos olvidar que tenemos en nuestras manos, una computadora, una cámara, un teléfono y, en mi caso, el archivo Word donde escribo este artículo –sí, escribo este artículo en mi celular-), y dependiendo de las distancias, no se verían en las imágenes… o sí, y nos ocultan esa información.

¿Ocultar información? ¿Qué locura es esa? ¡Los gobiernos no ocultan información!

Viajeros interestelares: ¿Son Oumuamua y Borisov, sondas alienígenas espías?

Ni Asteroide, ni Nave espacial: Sonda espacial. ©Darío Fernández.

Más allá del sarcasmo, si un asteroide acelera o desacelera velocidad, entonces no es un asteroide. ¿Entonces, es una nave extraterrestre? No necesariamente. Como dije, Oumuamua es un hibrido de sonda. En cuanto a Borisov, se descubrió en un momento en que tendremos un año, aproximadamente, para estudiarlo. Eso sí, es tan rápido que sería casi imposible de seguir con una nave terrestre. ¿Por qué? Porque es mucho más veloz que Oumuamua. Y si no pudimos seguir a Oumuamua, no vamos siquiera intentar seguir a Borisov. Así de simple. Aunque tengo mis dudas al respecto, este artículo no intenta ser «Conspiranoico», sino más bien, plantear una hipótesis. Y esta es, como dije, que estos cuerpos celestes (y varios más) son sondas espaciales de otras «humanidades», que vagan por el espacio, recabando información.

Entonces es muy posible que no se vea en las imágenes que se publiquen, pero en algunas imágenes verán algo y enviarán secretamente una nave (tripulada o no) para investigarlos más de cerca.

SÍGUENOS EN TELEGRAM

No voy a elucubrar teorías acerca de que puede pasar. No son necesarias.

Pero lo cierto es que Oumuamua, no es un asteroide común y corriente, sino como su nombre lo dice, es un «explorador». Una sonda que recorre el universo en busca de planetas y que, tal vez por casualidad, llega a nuestro sistema solar. Borisov es, al igual que Oumuamua, una sonda extraterrestre.

Viajeros interestelares: ¿Son Oumuamua y Borisov, sondas alienígenas espías?

Representación de ‘Oumuamua. Crédito: Original: ESO/M. Kornmesser. Edición: nagualdesign

Tal vez, más adelante en el tiempo, los científicos de nuestro planeta, logren entender que esto se puede hacer con la tecnología de hoy. ¿No tenemos acaso los Voyager? Estos satélites llevan años volando en busca del universo, y enviando los datos a la Tierra. Pues, si tenemos, por ejemplo, los transbordadores, podemos tomar asteroides -incluso, podemos elegir uno del cinturón, por supuesto- y acondicionarlo y dirigirlo hacia el rincón del universo deseado. Es más. ¡Enviemos varios!

Según mi opinión, es importante ya que, de ser así, probaría que somos un experimento de nuestros antepasados extraterrestres.

Artículo escrito por Darío Fernández, redactor de CodigoOculto.com

Dario Fernandez

Dario Fernandez

Autor

Investigador y divulgador de la temática OVNI/paranormal hace más de 20 años. CEO de la web http://e-nigmas.com.ar/ ya cerrada -en web.archive, se puede ver una parte de ella-, donde publicó sus investigaciones sobre OVNIs, misterios varios y alienígenas ancestrales. Desde el 2013 dirige y edita Phenomena Magazine en español, revista dedicada a la divulgación de hechos paranormales y fenómenos anómalos. Bloggero en Archivos inexplicables (http://arinexp.wordpress.com), donde publica sus propias investigaciones, y artículos publicados en e-nigmas, Phenomena Magazine en español y otras páginas webs, además de muchos artículos inéditos. Fue elegido como influencer por el portal OnStellar.com. Una red social dedicada especialmente a los temas de índole paranormal, OVNIs, etc. está escribiendo "Atlantis", un libro sobre la teoría de los Alienígenas Ancestrales, y otro recopilatorio histórico de casos OVNI en la Argentina. Recientemente, fue elegido para preparar y dirigir Flying Disk Press LatAm, filial Latinoamérica de Flying Disk Press, una editorial británica, dirigida por el autor y editor Philip Mantle, dedicada al lanzamiento de libros sobre OVNIs y fenómenos paranormales. También escribe artículos que son utilizados para hacer vídeos, para Matrix Wisdom, un canal de YouTube. Acaba de publicar un artículo en la revista británica Outer Limits Magazine. En noviembre publicaran un artículo en la afamada revista francesa OVNIS.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Síguenos y únete en nuestras redes sociales

CONSIGUE TUS ENTRADAS AQUÍ

Síguenos en Telegram

Conócenos

Código oculto

La historia y sus misterios, civilizaciones antiguas, Ovnis, Vida extraterrestre, Complots. Información alternativa para liberar mentes. Leer más

SUSCRÍBETE (ES GRATIS)

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

Obras registradas

Safe Creative #1803242717113

Sitios recomendados

Exploración OVNI
UFO Spain Magazine
Ahora:
Total:

También te podría interesar…