Hangar 18, el furtivo almacén que contendría tecnología antigravedad: aviones con posible tecnología alienígena.

Se podría decir que el incidente Roswell fue el que inició todo el interés por la ufología. Sin embargo, pocas personas saben que aquel caso no terminó solamente con el accidente de una nave especial, y continuó en el Hangar 18 y la creación de naves antigravedad.

Uno de los testimonios más sorprendente sobre el caso Roswell, fue el ofrecido por Mark Magruder, hijo de Marion Magruder (conocido como Black Mac), y uno de los soldados condecorados durante la Segunda Guerra Mundial.

Mark Magruder, dio unas sorprendentes  declaraciones refiriéndose a su padre en 1997. Este aseguró que antes de fallecer, le confesó un secreto.

Black Mac había sido parte de un grupo de élite de la Escuela de Guerra Aérea, trasladado a la base aérea Wright-Patterson días después del incidente Roswell.

Ahí, le contó a su hijo que él mismo había tenido la oportunidad de interactuar con partes de aquella nave, descubriendo que algunas de las planchas de metal podían regenerarse de cualquier daño.

Además, fue testigo de cómo ingresaban varios cuerpos que parecían «niños deformes de grandes cabezas», con los cuales experimentaron. Incluso uno de estos llegó vivo, pero falleció al poco tiempo.

La confirmación del relato de Black Mac

Marion Magruder, alias Black Mac, quién trabajó en el Hangar 18
Marion Magruder, alias Black Mac, quién trabajó en el Hangar 18. Crédito: AviationMuseumKY / YouTube

La declaración de este héroe de la Segunda Guerra Mundial se confirma con los testimonios de varios otros militares, testigos e informes obtenidos gracias a la Ley de Libertad de Información.

Se pudo conocer, efectivamente, los restos del choque y los cuatro cuerpos parcialmente calcinados que luego fueron llevados a unas instalaciones de la base aérea de los Estados Unidos, la base Wright-Patterson, mayormente conocida como el «Hangar 18».

Hangar 18

Foto de la fachada del Hangar 18. (Public domain)

Conocida en un principio como Wilbur Wright Field en honor a los hermanos Wright, las primeras personas en hacer volar un avión. Esta base se construyó en 1917 como un centro de desarrollo y entrenamiento militar para la Primera Guerra Mundial.

Se puede decir que, prácticamente, es una especie de taller aeronáutico para aviones de combate, donde se almacenaban los diferentes vehículos para ser reparados.

Esta instalación también es reconocida por su colosal tamaño, a pesar de que a simple vista no lo parezca. Cuenta con 12 pisos de buen tamaño, los cuales se encuentran bajo tierra. En los pisos más bajos es donde se desarrolla la nueva tecnología aeronáutica estadounidense y, donde se cree, se almacenaron los restos de las naves y los cuerpos del incidente Roswell.

A pesar de que se tienen testimonios de personajes de alto mando como el de Black Mac, la investigación a estas instalaciones ha sido extremadamente difícil por la misma forma en cómo se construyó la base y por la dura seguridad del complejo.

Tecnología aérea antigravedad

¿Tecnología antigravedad extraterrestre? Crédito: Peter Fischer / Pixabay

13 años después del incidente Roswell, se puso en marcha el desarrollo de vehículos de combate aéreo estadounidenses.

Es curioso como este tipo de tecnología continúa siendo estudiada en la actualidad, sin embargo, para los años 60 parecía que los ingenieros y expertos la conocían a la perfección.

Esta tecnología es conocida, sencillamente, como «Tecnología Antigravedad», la cual no es más que la repulsión de los cuerpos gracias a una fuerza con la magnitud de la propia gravedad.

Al repeler, en vez de atraer, el vehículo puede desplazarse a velocidades mucho mayores y hacer maniobras imposibles para un vehículo de combate común.

Estos «aviones» eran totalmente diferentes a los usados comúnmente por la Fuerza Aérea, su tecnología y su aspecto eran únicos, lo que sorprendía a los soldados, pues jamás se había visto nada igual.

Según declaraciones de diferentes testigos, parecían que no pertenecían a este planeta. Y cuando las pilotaron, las propias naves parecían encargarse de confirmar sus sospechas.

Todo parece indicar que esta «Tecnología Antigravedad» fue desarrollada a partir de aquella nave estrellada en Roswell, la cual había sido estudiada durante 13 años completos, antes de crear el primer vehículo antigravedad.

De hecho, actualmente se cree que aún existen aeronaves en pleno funcionamiento y que son usadas por el ejército estadounidense que poseen esta tecnología.

Vehículos con «Tecnología Antigravedad»

Northrop Grumman B.2 Spirit Stealth Bomber

Northrop Graumman B.2 Spirit Stealth Bomber, avión con tecnología antigravedad. Crédito: USGov Military-Air Force / Wikimedia Commons

La propia página de la Fuerza Aérea lo describe como un bombardero estratégico y «polivalente», de baja visibilidad y capaz de penetrar defensas antiaéreas para desplegar armas, ya sean comunes y nucleares.

F-22 Raptor

F-22 Raptor. Versión del F-22 con tecnología antigravedad. Crédito: Senior Airman Gustavo Gonzalez, U.S. Air Force / Wikimedia Commons

Conocido por ser capaz de variar de velocidad de un momento a otro y desarrollado con tecnología furtiva.

Los expertos que han podido estudiar este vehículo mencionan que, a diferencia del F-22 convencional, este modelo pareciera estar conectado con la mente del piloto por su capacidad de cambiar de velocidad y dirección en cualquier momento. Todo ello gracias a la «Tecnología Antigravedad».

El «Aurora»

El Aurora. Avión con tecnología antigravedad Luna-Tierra. Crédito: Henrickson / Wikimedia Commons

El único vehículo capaz de superar el Match 5 de velocidad. Existen declaraciones del difunto doctor y científico del Consejo Nacional de Seguridad estadounidense, Michael Wolf, donde menciona que este avión es capaz de volar con combustible convencional y sistemas de propulsión antigravedad.

Además, diferentes teorías aseguran que es el primer avión «Tierra-Espacio», capaz de llegar a la Luna desde la Tierra.

Quantum Northrop Disc

Quantum Northrop Disco, el posible avión con tecnología antigravedad más avanzado hasta la fecha. (Public domain)

En el año 92, el primer prototipo de esta nave se elevaría desde su plataforma poco a poco hasta alcanzar una altura considerable de vuelo. Sin embargo, para el 2005, el Quantum Northrop Disc ya era capaz de despegar en cuestión de segundos, sin ningún tipo de propulsión visible.

¿Hangar 18 base de la Fuerza Aérea alberga un almacén extraterrestre?

Ibtimes ha publicado un artículo reciente en el que menciona la posibilidad de que el Hangar 18 almacene OVNIs y todo tipo de material extraterrestre de forma secreta. Según History, diferentes teóricos sugieren la presencia de material alienígena dentro de las instalaciones, en una lugar llamado «Habitación Azul».

Como era de esperarse, las autoridades de la Fuerza Área han negado rotundamente la existencia de cualquier cosa relacionada con los extraterrestres, indicando que nunca ha existido algo similar.

Aún es imposible determinar si estas naves realmente utilizan «Tecnología Antigravedad» o no.. Solo podemos conformarnos con las pocas declaraciones de ex personal y algunos archivos filtrados. Sin embargo, la tecnología aérea de los Estados Unidos ha evolucionado a pasos agigantados y para nadie sería extraño que oculten su verdadero alcance.

Referencias:

  • Hangar 18: Extraterrestres en manos de EE.UU. – Un artículo de espaciomisterio.com
    https://www.espaciomisterio.com/ovnis-y-vida-extraterrestre/hangar-18-extraterrestres-en-manos-de-ee-uu_34370
  • “Hangar 18” y las misteriosas “Naves Anti-Gravedad” – Un artículo de francelagui97, escritura de granmisterio.com
    https://granmisterio.org/2014/01/01/hangar-18-y-las-misteriosas-naves-anti-gravedad
  • Hangar 18 in Wright-Patterson Air Force Base really houses alien warehouse? Get the answer – Un artículo de Jaskiran Kaur, escritor de ibtimes.com
    https://www.ibtimes.co.uk/hangar-18-wright-patterson-air-force-base-really-houses-alien-warehouse-get-answer-1674742

Una publicación de CodigoOculto.com – Todos los derechos reservados. Prohibida su copia y uso en otros medios, sin autorización.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here