«Todo se vuelve multiplicado», es una frase que hemos escuchado en repetidas oportunidades y está relacionada directamente con el Karma. ¿Qué es el karma y qué relación tiene con nuestras acciones? ¿Cómo nos puede afectar?

Aunque las frases populares aparentan definirla como una especie de inexorable espada justiciera, el karma no es malo ni bueno, es neutro. El karma es todo lo que se genera a raíz de nuestras propias acciones. Cada situación, cada emoción, cada actitud, cada pensamiento, cada palabra, cada decreto es una energía, que genera produce un efecto en el universo. Los entendidos la denominan energía vibratoria.

El karma que atrae automáticamente una consecuencia, la famosa ley de causa y efecto. Toda acción tiene una repercusión en el universo y, por ende, en nuestra propia vida.

Las Leyes del Karma y cómo afectan en nuestra vida

La ley del karma enseña por qué cada individuo posee una particular apariencia física, una disposición mental, y unas experiencias únicas. Puesto que no hay dos personas que hayan realizado las mismas acciones en vidas pasadas, nadie puede tener los mismos estados mentales, experiencias y apariencia física que otro. Estos son los efectos de las incontables acciones que cada uno ha realizado en el pasado, por lo que cada ser posee su propio karma individual. Es por esa razón que algunas personas disfrutan de buena salud y otras sufren enfermedades sin cesar. Algunas siempre están alegres y satisfechos con lo que tienen, mientras que otras suelen estar de mal humor y siempre está disconformes. Algunas personas asimilan fácilmente las enseñanzas las enseñanzas espirituales, pero otras las encuentran difíciles y oscuras.

Cuando se dice que el karma es neutro, es tan bueno o malo como lo que estamos o estuvimos realizando. La sola acción de escribir estas líneas para que ustedes las lean es karma. Todos nos encontramos en distintas situaciones kármicas, según el nivel de conciencia adquirido como resultado nuestras reencarnaciones.

El Karma Colectivo

La ley del Karma nos dice que somos los únicos responsables de nuestro propio destino. Sea de forma positiva o negativa el Karma nos afecta y nos ayuda a ir creando nuestro porvenir. Existen muchas decisiones que podemos tomar, pero el viento Kármico siempre nos marcará el camino. En el caso del Karma colectivo se trata de situaciones que afectan por completo a un mismo grupo de personas. Como un barco que se hunde afectando a miles de personas.

Las Leyes del Karma y cómo afectan en nuestra vida

Un buen ejemplo de karma colectivo es la familia y en todas se viven situaciones en común. Algunas de estas situaciones son favorables y positivas, como el nacimiento de un nuevo miembro, un matrimonio u otra buena celebración. Pero otras veces estas situaciones en común son tristes, como ocurre con una muerte. Las familias son como seres que viajan juntos en su aprendizaje, e incluso se considera que entre ellos lo han pactado antes de nacer para vivir esa experiencia, aunque no siempre se presenta esta oportunidad. Influyen mucho las vidas anteriores y en los círculos familiares hay cuentas pendientes que solucionar. Cuentas que acabarán surgiendo a lo largo de la vida de un modo u otro.

LEE MÁS: Buda y su legado: el camino de la iluminación

El Karma colectivo es entendido como un viaje en grupo. Y se resolverá en grupo, porque fue también engendrado de esa manera. Las decisiones que se toman colectivamente pueden terminar por afectarnos más de lo imaginable.

Hay muchos ejemplos reales de Karmas colectivos. Como ocurre con un avión que se estrella o con un puente que se derrumba precipitando al vacío cientos de coches. Pero en estos casos siempre hay alguna persona que debería haber estado allí pero que casualmente ese día tuvo algún contratiempo que le impidió estar. Que perdió el avión accidentalmente o que llegó más tarde de lo previsto para cruzar el puente. A este hecho se le llama co-emergencia Kármica o sincronicidad. Una coincidencia temporal.

¿Cómo nos afecta el karma colectivo?

El Karma colectivo puede afectarnos mucho. Si sembramos algo negativo en el pasado en grupo, las consecuencias también serán recogidas posteriormente en grupo. Por ejemplo, cuando un grupo de mandatarios toman una decisión poco afortunada en lo que respecta al transcurso de una guerra, posteriormente esas personas recibirán el viento kármico en grupo que luego también será devuelto en el futuro.

Más allá del karma individual, existe también una memoria kármica colectiva compartida entre familias, comunidades, naciones, e incluso a través de la humanidad. Sin embargo, independientemente de esto, la forma en que experimentamos nuestra vida aún está determinada por nosotros.

El resultado dominante del karma colectivo de un limitado grupo de seres se refiere principalmente a la experiencia compartida de situaciones ambientales o sociales, o de acontecimientos que experimenta dicho grupo.

Fábula del Buda y la ley del Karma

Un día un muchacho se acercó y le pidió a Buda:

«Oh gran Buda, mi padre ha fallecido. Por favor, acompáñame y di alguna plegaria para él. Eleva su espíritu, para que él pueda ir al ‘cielo’. Los brahmanes han realizado rituales, pero considero que tú eres mucho más poderoso. Si tú lo hubieras hecho desde un principio, el espíritu de mi padre de seguro volaría libre de pecado».

Ante esta plegaría, Buda respondió: «Muy bien, de acuerdo. Pero antes, por favor, ve al mercado y hazte con unas vasijas de barro y con un trozo de mantequilla».

El muchacho fue muy contento por qué Buda había accedido a realizar una ceremonia mágica para salvar el alma de su padre. Rápidamente fue al pueblo y obtuvo todo lo que necesitaba.

Las Leyes del Karma y cómo afectan en nuestra vida

Cuando llegó a donde Buda, éste lo instruyo de la siguiente manera: «Por favor, pon la mantequilla en uno de los recipientes y estas piedras en el otro. Una vez hecho esto, arrójalos al estanque».

El muchacho hizo lo indicado y los dos recipientes se hundieron, llegando al fondo del estanque, el Buda continúo: «Ahora coge este palo y golpea los dos recipientes que se encuentran en el fondo del estanque».

El muchacho así lo hizo. Y los recipientes se rompieron, la mantequilla por ser más ligera subió a flote mientras que las piedras por ser más pesadas se quedaron en el fondo del estanque.

Entonces el Buda dijo: «Ahora sin perder un segundo ve rápido y llama a los sacerdotes. Coméntales que vengan y que oren y canten para que la mantequilla vaya hacia el fondo y las piedras floten».

El muchacho miró al Buda con cara de asombro. «Señor, ¿hablas en serio? No puedes esperar que la mantequilla siendo tan ligera se hunda y que las piedras siendo tan pesadas floten. Esto que dices, sería ir en contra de la ley de la naturaleza».

El Buda sonrió y le dijo: «Aun así, tú piensas que, si tu padre ha tenido una buena vida, entonces sus acciones y su legado pueden ser tan ligero como la mantequilla, pero si no fuera así nada que hagas podría elevarlo. Nadie puede prevenir ni aún yo. Pues, nadie puede ir en contra de la ley del karma».

LEE MÁS: Despertar de la Conciencia: ¡podemos liberarnos de la manipulación de la realidad!

Las 12 Leyes del Karma

En el budismo no existe un dios encargado de juzgar y castigar, estas leyes provienen de la naturaleza y las personas tienen libre albedrío para aplicarlas o no. Por lo tanto, hacer el bien o el mal depende de cada uno, así como las consecuencias que acarreen.

Las leyes del karma no hacen referencia a una venganza de la vida que se proyecta hacia nosotros como una amenaza, sino al reflejo de todas y cada una de nuestras acciones.

Según el budismo, estas son las 12 leyes del Karma:

  1. La gran ley

La popular frase «cosechamos lo que sembramos» resume la primera de las leyes del karma. También es conocida como la ley de causa y efecto: lo que damos al universo es lo que el universo nos devuelve, pero si es algo negativo, nos lo devolverá multiplicado por diez. Es decir, si damos amor recibiremos amor, pero si damos desamor recibiremos desamor multiplicado por diez.

Las Leyes del Karma y cómo afectan en nuestra vida

  1. Ley de la creación

Somos parte del universo y en consecuencia, somos una unidad con el mismo. Lo que encontramos a nuestro alrededor son indicios de nuestro pasado remoto. Crea las opciones que desees para tu vida.

Lama Rinchen Gyaltsen afirma que, si nos dejamos llevar por lo que va surgiendo en la vida, aquello que vaya ocurriendo de forma espontánea será karma antiguo. Nos estaremos abandonando a la deriva de antiguos movimientos. Y debido a los condicionamientos que nos poseen, las capas de obstrucciones, el dejarse llevar suele desembocar en distorsión. Por lo tanto, si no estamos tratando de mejorar nuestra vida de forma activa, lo más probable es que se corrompa.

Las Leyes del Karma y cómo afectan en nuestra vida

  1. Ley de la humildad

Si solo somos capaces de ver los aspectos negativos de los demás, nos estancaremos en un nivel de existencia inferior y nos seguirá pasando lo que nos negamos a aceptar. Por el contrario, la aceptación de nuestros defectos con humildad nos permitirá ascender a un nivel superior.

LEE MÁS: El Poder de los Mandalas: ¡conoce su importancia para la sanación y la meditación!

  1. Ley del crecimiento

Ante las cosas, los lugares y las demás personas, somos nosotros los que debemos cambiar y no lo que nos rodea, para evolucionar en nuestra espiritualidad. Cuando cambiamos nuestro interior, nuestra vida cambia.

Si comenzamos a florecer espiritualmente seremos conscientes que todo aquello que antes veíamos como causa de nuestro malestar era en gran parte nuestra interpretación del mundo.

Las Leyes del Karma y cómo afectan en nuestra vida

  1. Ley de responsabilidad

Somos el reflejo de nuestro entorno. Los sucesos negativos nos pasan se deben a que hay algo negativo en nosotros. Por tanto, debemos afrontar con responsabilidad las acciones en nuestra vida.

El concepto de responsabilidad no es sinónimo de culpa. La culpa es una emoción negativa que puede ser muy destructiva. En cambio, la responsabilidad consiste en pensar sobre aquellos aspectos que creemos que debemos mejorar y ponernos a trabajar en ello.

Si alguien nos trata injustamente, en lugar de dejarnos llevar por la ira, es mejor pensar si en el pasado hemos tratado a alguien de la misma forma. Según la ley del karma, quizá sólo estamos recogiendo lo que hemos sembrado.

  1. Ley de la conexión

Todo lo que hacemos, por insignificante que parezca, está en conexión con el universo. El primer paso lleva al último y todos son igualmente importantes, porque en conjunto son necesarios para alcanzar nuestro objetivo. Presente, futuro y pasado están interconectados.

El concepto budista de interdependencia hace alusión a esta conexión. Todo depende de todo. Detrás de cualquier cosa que vemos hay un conjunto de acontecimientos interdependientes que permiten un resultado final. Hoy podemos tomar una decisión que nos puede parecer insignificante pero que en un futuro puede suponer un gran cambio. Nuestra pequeña decisión puede ir suponiendo pequeños cambios que, a la larga, modifiquen completamente nuestra vida.

Las Leyes del Karma y cómo afectan en nuestra vida

  1. Ley del enfoque

Cada logro debe ser conseguido paso a paso. No es posible pensar en dos cosas simultáneamente. No podemos perder de vista nuestras metas, porque se apoderarían de nosotros la inseguridad y la ira.

  1. Ley del dar y la hospitalidad

Quien es capaz de dar a los demás aquello que es suyo, ofrece también parte de su energía: hace nuestro universo más amplio y receptivo. Ofrecer y acoger son dos principios fundamentales en la humanidad que nos lleva a la grandeza. Porque estos dos actos se llevan a cabo mediante la humildad y esa acción desprovista de egoísmos donde ser capaces de acoger al otro como parte de uno mismo.

LEE MÁS: El Secreto: «La Ley de la Atracción» y cómo obtener sus más ambiciosos deseos (VÍDEO)

Según las leyes del Karma, esta energía también retorna a nosotros. Quien ampara, acoge y es capaz de dar al final también recibe. Tarde o temprano ese acto de nobleza nos recompensará como merecemos

  1. Ley del aquí y el ahora

Permanecer atados a nuestro pasado, nos imposibilita disfrutar del presente. Los recuerdos enmohecidos, los malos hábitos y los sueños frustrados, nos impiden avanzar y renovar nuestro espíritu.

Las Leyes del Karma y cómo afectan en nuestra vida

  1. Ley del cambio

Nuestra historia se repetirá hasta que asimilemos las lecciones que debemos aprender. Si una situación negativa se presenta una y otra vez es porque en ella hay algún aprendizaje que debemos adquirir. Hay que enderezar y construir nuestro camino.

  1. Ley de la paciencia y de la recompensa

Las recompensas son resultado del esfuerzo previo. A mayor dedicación, mayor esfuerzo y, por tanto, mayor gratificación. Es una labor de paciencia y perseverancia que da sus frutos. Debemos aprender a amar nuestro lugar en el mundo, nuestro esfuerzo será honrado en el momento justo.

Las Leyes del Karma y cómo afectan en nuestra vida

  1. Ley de la importancia y de la inspiración

El valor de nuestros triunfos y errores depende de la intención y la energía que desplegamos para tal fin. Contribuimos individualmente a una totalidad, por tanto, nuestras acciones no pueden ser mediocres: hay que poner todo nuestro corazón en cada aporte que hagamos.

LEE MÁS: Resonancia Schumann y su influencia en los humanos (Vídeo)

¿Cómo limpiar el Karma?

Cada persona tiene la capacidad y la responsabilidad de moldear su vida presente o futura de acuerdo con sus acciones, y puede cambiar su proceso kármico en cualquier momento. La vida nos otorga la oportunidad de superar y aprender lecciones. La manera en que asumimos esos retos define nuestro karma para nuestro presente, futuro y vida siguientes.

Entre mejores sean nuestras acciones, más podemos avanzar en la rueda de la vida. A medida que avanzamos, vamos limpiando el karma y alcanzando la iluminación, que es para el budismo el momento en que nos elevamos por encima del plano físico y ya no hay necesidad de reencarnar en la Tierra.

Las Leyes del Karma y cómo afectan en nuestra vida

Existen ciertos obstáculos que son el origen del karma, y estos son el ego, la ignorancia, la ambición, el odio y rabia, y el miedo a la muerte.  A través de acciones bondadosas, oración, meditación, yoga y otras prácticas espirituales, podemos resolver el karma y transformar el presente y futuro de nuestras vidas. En ese marco, cuanto mayor conciencia y bondad tengamos, más posibilidades tenemos de limpiar el karma y avanzar en la rueda de la vida.

Bibliografía:

Sitios web:

  • Las leyes del karma, según el budismo
    https://lamenteesmaravillosa.com/las-leyes-del-karma-segun-el-budismo/
  • ¿Cuáles son las 12 leyes del Karma?
    https://okdiario.com/curiosidades/cuales-son-12-leyes-del-karma-4656447
  • ¿Qué es el karma y cómo nos afecta?
    https://www.infobae.com/opinion/2016/09/28/que-es-el-karma-y-como-nos-afecta/
  • Ejemplos de karma
    https://tusejemplos.com/ejemplos-de-karma/
  • Qué es el karma y cómo limpiarlo
    https://buenavibra.es/movida-sana/bienestar/que-es-el-karma-y-como-limpiarlo/
  • ¿Qué es el karma?
    https://www.introduccionalbudismo.com/que-es-el-karma.php
  • Tres tipos de karma y 12 leyes budistas para mejorarlo
    http://biut.latercera.com/espiritu-femenino/2018/04/tres-tipos-de-karma-y-12-leyes-budistas-para-mejorarlo/
  • Karma colectivo – ¿Cómo te afecta?
    https://isha.sadhguru.org/global/es/wisdom/article/collective-karma-affect
  • Karma Colectivo y Desastres Naturales
    https://studybuddhism.com/es/estudios-avanzados/lam-rim/karma-avanzado/karma-colectivo-y-desastres-naturales
  • ¿Qué es el karma colectivo y como afecta a nuestra vida?
    https://www.tuarboldevida.com/noticia/que-es-el-karma-colectivo
  • Fábula del Buda y la ley del Karma
    https://triskelate.com/fabula-del-buda-y-la-ley-del-karma

Por: Pedro Noguchi

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here