En el desierto de Colorado existen una serie de geoglifos de humanoides y antropomorfos de un tamaño colosal que solo pueden ser apreciados desde los cielos, generando gran controversia entre los arqueólogos y las diferentes comunidades de investigadores.

La comunidad californiana de Blythe es sumamente reconocida en el mundo debido a su desierto y en lo que ahí mora; más de 600 geoglifos de animales, figuras geométricas y, supuestamente, humanos.

Sin embargo, las que más llaman la atención son seis en total, ya que sus dimensiones son gigantescas y cada una tiene exactamente 300 metros de separación de las otras. Otra curiosidad de estas figuras es que solamente se pueden apreciar a plenitud desde el aire.

Descubrimiento

Intaglios Blythe: los humanoides gigantes del desierto de Colorado
El hallazgo se hizo desde el aire, pues en el pasado no pudieron ser observados. Crédito: Ron’s Log / Wikimedia Commons

Estas extrañas figuras se encontraron por primera vez el 12 de noviembre de 1931 gracias a George Palmer, un piloto militar que se encontraba sobrevolando la represa Hoover de Los Ángeles.

Cuando se investigó el lugar se encontraron con que existían otras figuras esparcidas por el desierto, a las cuales denominaron como «Las figuras gigantes del desierto».

Se tuvo que esperar casi 20 años para que la Sociedad Geográfica Nacional y el Instituto de Smithsonian obtuvieran los fondos necesarios y pudieran enviar un equipo de arqueólogos a investigar a fondo las figuras.

Las primeras fotografías se tomaron desde aviones y se publicaron en la revista National Geographic. También decidieron cercar las figuras para protegerlas. Sobre todo, después de descubrir que algunas de estas tenían marcas de neumáticos debido a que la zona se usó como campo de entrenamiento durante la Segunda Guerra Mundial.

Una prueba más de lo complicado que es verlas desde la tierra y que se hicieron únicamente para ser vistas desde el cielo.

Quien los creó

Intaglios Blythe: los humanoides gigantes del desierto de Colorado
Figura del supuesto hombre de 57 metros de diámetro. Aún no se sabe quién los hizo realmente. Crédito: Rsfinlayson / Wikimedia Commons

La ciencia aún no se pone de acuerdo en quienes fueron sus creadores. En un principio se pensó que fue obra de los nativos americanos que vivieron en el río colorado, sin embargo no existen las pruebas suficientes para confirmarlo.

Otra de las posibilidades que se manejan es que sus creadores fueron los Patayan, quienes habitaron la región entre los años 700 a.C. hasta 1550 d.C.

Existen tribus que aún viven en la zona que se atribuyen su creación y aseguran que las figuras representan a Matamho, el creador de la vida y la Tierra, y que los animales son representación de Hatakulya, uno de los dioses con aspecto animal que también participó en la creación.

Los Mohave y los Quechan, las tribus que afirman lo anterior dicho, también mencionan que en el pasado se realizaban ceremonias en la zona.

Algunos expertos la datan entre unos 450 a 2000 años de antigüedad ya que se asocian con las viviendas que existieron en las montañas hace 2000 años.

A pesar de todas estas opiniones, los geoglifos no han podido ser fechados, por lo que es imposible saber quiénes fueron sus creadores.

El misterio de las figuras antropomorfas

Intaglios Blythe: los humanoides gigantes del desierto de Colorado
Aún no se sabe que son realmente las figuras antropomorfas. Crédito: Rsfinlayson / Wikimedia Commons

El mayor misterio de los Intaglios Blythe es, sin duda, la figura más grande todas, de unos 57 metros; una figura antropomorfa, de brazos y piernas muy delgadas y alargadas que, supuestamente, representa a un hombre.

Otra de estas figuras de 34 metros también es sumamente llamativa, y la última figura de aspecto «humano» está de norte a sur y tiene los brazos abiertos y sus pies apuntan hacia afuera, la cual mide 35 metros de diámetro.

Hay otras figuras, una conocida como «el pescador», donde se ve a un hombre con una especie de lanza, dos peces en sus pies y una serpiente sobre su cabeza. Esta es la más polémica de todas, pues algunos expertos sugieren que se hizo apenas en 1930.

Sin embargo, existe otra opinión donde aseguran que, a simple vista, se ve claramente que es mucho más antigua de lo que se cree.

Para qué los crearon

Intaglios Blythe: los humanoides gigantes del desierto de Colorado
Los dioses antiguos ¿Quienes eran realmente? Crédito: Pxfuel

Este es el tema que más polémica genera entre los diferentes círculos que estudian estas figuras. La misma interrogante nace con las Líneas de Nazca y otros geoglifos con características similares ¿Para qué crear figuras que solo pueden vistas desde el cielo si para esa época nadie podía volar?

Los investigadores sugieren que estas figuras son «mensajes» para los dioses. Sin embargo, la misma creación desde el suelo resulta sumamente increíble y complicada, pues ¿Cómo se tiene la certeza que se verá bien si no existe una perspectiva aérea?

De hecho, los expertos aseguran que no existe manera de que una persona sea capaz de apreciar a plenitud los geoglifos sobre una colina, por más alta que fuese.

Es por esa razón que las teorías propuestas por los entusiastas de los alienígenas ancestrales y los antiguos astronautas no pueden ser refutadas en su totalidad y podrían tener una base tan sólida como las expresadas por los expertos.

No es la primera vez que vemos «monumentos» o mensajes increíbles a los dioses en antiguas culturas, sin embargo, sabemos que estos dioses antiguos esconden aún mucho misterio y su significado va mucho más allá de lo que podemos imaginar.

Una publicación de CodigoOculto.com – Todos los derechos reservados. Prohibida su copia y uso en otros medios, sin autorización.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here