Orígenes alternativos: dioses antiguos que procedieron de Orión, Sirio y las Pléyades


2 comments, 5.1k shares
Orígenes alternativos: dioses antiguos que procedieron de Orión, Sirio y las Pléyades
Crédito: mohammad-saffa.com / Wikimedia commons/ NASA / thorvaldsensmuseum.dk.

¿Dioses antiguos vinieron desde Orión, Sirio y las Pléyades? Muchas culturas del mundo conectan a estos seres importantes con estrellas y constelaciones.

Antiguas mitologías de diversas partes del mundo le dan importancia a estrellas y constelaciones, vinculando a sus dioses con ellas. Por eso se podría considerar que estas misteriosas deidades habrían descendido desde los astros para hacer contacto e intervenir en la Tierra. Orión, las Pléyades y la estrella Sirio son las localidades celestes más prominentes en esta historia alternativa.

Dioses que viajaron desde Orión y desde la estrella Sirio

Izquierda: fotografía espacial de Orión. Derecha: ilustración de su estructura
Izquierda: fotografía espacial de Orión. Derecha: ilustración de su estructura. Crédito: Rogelio Bernal Andreo / Sanu N / Wikimedia commons.

Orión, el Cazador, es una constelación muy conocida (y desde la antigüedad). Se conforma por 204 estrellas y está apoyada por las constelaciones de Canis Maior y Canis Minor, que apuntan a Tauro.

Orión fue importante para varias civilizaciones antiguas. En la mitología egipcia, varios dioses descendieron a la Tierra, viajando desde el cinturón de Orión. Osiris sería uno de esos viajeros de Orión (su consorte Isis sería de la estrella Sirio).

En las ruinas de la ciudad de Teotihuacán, en México, los monumentos apuntan al cinturón de Orión (igual que las tres pirámides de Guiza, Egipto). Una leyenda dice que en el año 3114 a. C., deidades de los aztecas habrían bajado desde el cielo en Teotihuacán, alineada con esta constelación.

Los indios Hopi construyeron poblados en Arizona que forman la estructura de la constelación del Cazador. Los tres poblados o mesas centrales forman el Cinturón y ellos estipulan que estos lugares son puntos de contacto con los dioses.

Estrella Sirio
Estrella Sirio (Public domain)

Además de Orión, los egipcios veneraban a la estrella Sirio, conocida como la estrella del perro, la más brillante del cielo nocturno. La diosa egipcia Isis habría surgido de Sirio, donde se encontraría su mismo espíritu.

El pueblo africano de los Dogón tiene la historia de dioses anfibios llamados Nommo que vinieron de Sirio a la Tierra en naves voladoras (¡hace 5,000 años!). De una forma impresionante, los Dogón describieron el sistema ternario de tres estrellas: Sirio A, B y C, ¡mucho antes de que astrofísicos lo consideraran!

Se dice que la civilización hindú habría sido gobernada por dioses sirianos. Krishna habría sido un líder espiritual de esa estrella. Krishna es ilustrado con una piel azul, similar al brillo blanco azulado característico del astro.

Los dioses de las Pléyades

Las Pléyades
Las Pléyades. Crédito: NASA.

Las Pléyades son un cúmulo de estrellas muy famoso (y hermoso) que se encuentra en la constelación de Tauro. Contiene más de 1000 astros y se encuentra a 444 años luz de la Tierra.

Para civilizaciones de Mesopotamia, como los sumerios y babilonios, las Pléyades fueron significativas, equiparadas a siete estrellas y siete seres divinos (Anunnaki): Anu, Enlil, Enki, Innana (Ishtar), Utu, Ninhursag y Nannar. En el Antiguo Egipto, estos siete astros también fueron relacionados a siete deidades.

Se han encontrado textos egipcios piramidales que sugieren una reverencia a las Pléyades por los egipcios, considerándola un tipo de sistema estelar divino. Otra referencia se encuentra con los Incas, para quienes las Pléyades eran un tipo de almacén o depósito de semillas estelares de la vida.

Orígenes alternativos: dioses antiguos que procedieron de Orión, Sirio y las Pléyades
Crédito: ArtsyBee / Pixabay.

Leyendas de nativos americanos de EE. UU. hablan de «gente de las estrellas» que habrían venido del cúmulo estelar. Según la mitología del pueblo de los Lakotas/Dakotas, sus ancestros surgieron de las Pléyades. Los Hopi también tienen una tradición de cantar las melodías del «origen» cuando ven las 7 estrellas arriba en el cielo. Otr pueblo norteamericano, los Navajo, llamaron «Soles centelleantes» a las Pléyades, el hogar del denominado «Dios negro».

Orión, Sirio y las Pléyades son estrellas y cúmulos estelares prominentes en varias civilizaciones antiguas. Revisando la información, y pensando en una historia alternativa, tiene lógica considerar que los enigmáticos dioses antiguos habrían surgido de esos astros.

Referencias:

  1. World-Mysteries;
  2. Academia.edu;
  3. Ancient-Code;
  4. BibliotecaPleyades;
  5. TheStarSeedHighway.

Una publicación de CodigoOculto.com – Todos los derechos reservados. Prohibida su copia sin autorización.


Like it? Share with your friends!

2 comments, 5.1k shares
Erick Nielssen Maravilla
Escritor nicaragüense que indaga en temas de historia, ciencia, religión y esoterismo. Apoyando la investigación normativa y también la alternativa.   Puedes seguirme en https://twitter.com/nielsseneme Erick Nielssen Maravilla es colaborador permanente en CodigoOculto.com desde Agosto de 2018.

2 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *