Antigua tablilla sumeria explica el “origen de los seres humanos”, creados por los “dioses” como siervos
Publicado el 04 Dic 2023
© Imagen: Twitter / Pinterest. Edición: codigooculto.com

La antigua Sumeria fue la primera civilización urbana que habitó Mesopotamia, actual región de Irak, hace 6.000 (o 7.000) años (4.500 a.C.). Los sumerios creían en muchos dioses. Rezaban a Anu (dios supremo o dios del cielo), Enki (dios del agua, el conocimiento, las travesuras, la artesanía y la creación), Enlil (Señor Viento), Inanna (Reina del Cielo), Utu (dios sol) y Sin (dios luna). Las antiguas tablillas cuneiformes sumerias muestran que sabían mucho sobre nuestro sistema solar. Conocían la forma de los planetas, incluida la Tierra. Fueron los sumerios quienes inventaron los primeros conceptos de la astrología, los 12 signos del zodiaco en 1894 a. C. En muchos casos, la civilización maya y los antiguos sumerios compartían la herencia ancestral.

Muchos textos antiguos revelan que los humanos y los dioses solían vivir juntos, mientras que los humanos eran sirvientes de los dioses y cada ciudad sumeria estaba custodiada por su propio dios. El registro más antiguo de un mito sumerio sobre la creación se encuentra en una tablilla excavada en Nippur, una antigua ciudad sumeria de Mesopotamia, en 1893.

Tableta con relato de un diluvio. Nippur, Irak. Sumerio. Siglo XVII a.C. Arcilla

Tableta con relato de un diluvio. Nippur, Irak. Sumerio. Siglo XVII a.C. Arcilla. Crédito de imagen: University of Pennsylvania Museum of Archaeology and Anthropology, Philadelphia, PA.

Los dioses llegaron a la Tierra

Según las tablillas sumerias, el Enuma Elish (también conocido como “Las Siete Tablillas de la Creación”) narra la victoria del gran dios Marduk sobre las fuerzas del caos y su establecimiento del orden en la creación del mundo.

La historia comienza así:

“Cuando en lo alto el cielo no tenía nombre,
Y la tierra debajo aún no llevaba nombre,
Y el primigenio Apsu, que los engendró,
Y el caos, Tiamut, la madre de ambos
Sus aguas se mezclaron,
Y no se formó ningún campo, ni se vio ningún pantano;
Cuando ninguno de los dioses había sido llamado a la existencia,
Y ninguno llevaba un nombre, y no se ordenaron destinos;
Entonces fueron creados los dioses en medio del cielo,
Lahmu y Lahamu fueron llamados a la existencia…”

Impresión de sello cilíndrico neoasirio del siglo VIII a. C. identificada por varias fuentes como una posible representación del asesinato de Tiamat del Enuma Elish

Impresión de sello cilíndrico neoasirio del siglo VIII a. C. identificada por varias fuentes como una posible representación del asesinato de Tiamat del Enuma Elish. Crédito de imagen: Wikimedia Commons

Nota: Todas las tablas que contienen el relato del mito de la creación se encuentran en Ashur, Kish, la Biblioteca de Asurbanipal en Nínive. Curiosamente, las impresiones en las tablas dicen que éstas son las copias de versiones mucho más antiguas del mito que datan de mucho antes de la caída de Sumeria en c. 1750 a. C.

Según las tablillas cuneiformes, al principio la Tierra estaba gobernada por dioses de aspecto humano. Cuando llegaron a la Tierra, la hicieron habitable labrando el suelo y extrayendo los minerales. Además, el texto mencionaba la revuelta entre los dioses y sus trabajadores.

“Cuando los dioses como los hombres
soportaban el trabajo y sufrían el peaje
El trabajo de los dioses era grande,
El trabajo era pesado, la angustia era”.

Se dice que antes de los humanos, los Anunnaki (grupo de deidades de los antiguos sumerios, acadios, asirios y babilonios) utilizaron a los Igigi (a veces también escrito “Igigu”), la joven generación de antiguos dioses astronautas como sus sirvientes para extraer oro en la Tierra, pero más tarde fueron reemplazados por los humanos cuando se rebelaron contra los Annunaki. Para los antiguos mesopotámicos, el cielo está dividido en tres cúpulas. La cúpula más baja del cielo era el hogar de las estrellas y la cúpula central era el hogar de los Igigi, los dioses más jóvenes. La cúpula más alta y exterior del cielo estaba personificada como An, el dios del cielo.

Un bajorrelieve, que se cree que representa a Marduk y Tiamat, del templo de Ninib en Nimrud

Un bajorrelieve, que se cree que representa a Marduk y Tiamat, del templo de Ninib en Nimrud. Crédito de imagen: Wikimedia Commons

Creación del primer ser humano

Además, los eruditos consideran a los Igigi deidades mitológicas sumerias. Según ellos, los Igigi trabajaban para los poderosos Anunnaki como sirvientes que iniciaron una rebelión contra sus amos y la dictadura de Enlil, un dios de la atmósfera.

“Anu, el dios de los dioses, estuvo de acuerdo en que su trabajo era demasiado grande. Su hijo Enki, o Ea, propuso crear al hombre para que soportara el trabajo, y así lo hizo, con la ayuda de su hermanastra Ninki. Un dios fue ejecutado y su cuerpo y sangre se mezclaron con arcilla. De ese material se creó el primer ser humano, a semejanza de los dioses.

Has matado a un dios junto
Con su personalidad
He eliminado tu pesado trabajo
He impuesto tu trabajo al hombre.

En la arcilla, dios y hombre
se unirán
A una unidad reunida;
Para que hasta el fin de los días
La carne y el alma
Que en un dios han madurado –
Que el alma en un parentesco de sangre sea unida.

Este primer hombre fue creado en el Edén, palabra sumeria que significa “terreno llano”. En la Epopeya de Gilgamesh, el Edén se menciona como el jardín de los dioses y se sitúa en algún lugar de Mesopotamia, entre los ríos Tigris y Éufrates”.

Esta tablilla de arcilla es uno de los episodios de la epopeya de la creación. Narra cómo el dios Anshar convoca a los dioses para un banquete. Celebran el nombramiento del dios Marduk como campeón; Marduk derrotó a Tiamat en el caos primitivo. De la biblioteca de Ashurbanipal en Nínive (actual gobernación de Nínive, Irak), norte de Mesopotamia. Período neoasirio, siglo VII a.C. (Museo Británico, Londres).

Esta tablilla de arcilla es uno de los episodios de la epopeya de la creación. Narra cómo el dios Anshar convoca a los dioses para un banquete. Celebran el nombramiento del dios Marduk como campeón; Marduk derrotó a Tiamat en el caos primitivo. De la biblioteca de Ashurbanipal en Nínive (actual gobernación de Nínive, Irak), norte de Mesopotamia. Período neoasirio, siglo VII a.C. (Museo Británico, Londres).

Según los textos cuneiformes, el primer humano exitoso se llamaba Adapa. Toda la línea de especies recibió el nombre de Adamu. En este caso, la similitud con la Biblia es asombrosa. Una tablilla descubierta en las ruinas de la antigua ciudad babilónica de Nippur en el siglo XIX por un equipo de la Universidad de Pensilvania cuenta también la historia de un plan de los dioses para destruir el mundo mediante una gran inundación y relata la historia de un hombre inmortal llamado Utnapishti, que construye un enorme barco para rescatar a su familia y a todo tipo de animales.

Las tablillas sumerias subrayan que los humanos no nacieron como las demás formas de vida del planeta. Curiosamente, un ecologista y ambientalista originario de Wisconsin (EE.UU.), el Dr. Ellis Silver, sostiene que los humanos no proceden de la Tierra. En su libro titulado “Humans are not from Earth: a scientific evaluation of the evidence” sugiere que nuestra especie no es nativa de la Tierra y puede haber venido de otro lugar.

Indica que la humanidad llegó a la Tierra en un pasado muy lejano. Expuso sus investigaciones basándose en varios temas. Por ejemplo, las enfermedades crónicas que afectan a la raza humana como el dolor de espalda, indicando que podría ser una señal que pruebe que nuestra especie se formó en otro mundo, con mucha menos gravedad. También mencionó que los humanos tienen 223 genes extra que están ausentes en cualquier otra especie de la Tierra.

[H/T: H/W]

¿Te gustó este contenido? Te invito a compartirlo con tus amigos. También puedes seguirnos en nuestra Fan Page, para estar al tanto de todas las noticias que publicamos a diario. También puedes unirte a nuestro Grupo Oficial y a nuestra comunidad en Telegram.

Te puede gustar:

Redacción CODIGO OCULTO

Redacción CODIGO OCULTO

Autor

La verdad es más fascinante que la ficción.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Síguenos y únete en nuestras redes sociales

Apoya nuestro trabajo

Con tu ayuda podremos seguir creando contenidos e informándote a diario. Apoya nuestro trabajo. ¡Gracias!

SUSCRÍBETE GRATIS A NOTICIAS

Síguenos en Telegram
Síguenos en TikTok / codigoocultocom

Conócenos

Código oculto

La historia y sus misterios, civilizaciones antiguas, Ovnis, Vida extraterrestre, Complots. Información alternativa para liberar mentes. Leer más

Obras registradas

Safe Creative #1803242717113

Sitios recomendados

Exploración OVNI
UFO Spain Magazine

También te podría interesar…

Zungaria, el hogar de los ancestrales hiperbóreos

Zungaria, el hogar de los ancestrales hiperbóreos

Los míticos hiperbóreos han dejado de ser parte de la ficción para integrar un pasado no registrado por la historia convencional. Cuando se trata de rastrear los orígenes de esta misteriosa civilización nos encontramos con Zungaria, el lugar que pudo ser el hogar de...