Un reconocido historiador ha advertido que la Era de la Vigilancia Subcutánea (tecnología instalada bajo la piel) está por llegar.

Se trata de tecnología de vigilancia aplicada por debajo de la piel con la capacidad de conocernos mucho mejor que nosotros mismos, y que podría recibir un fuerte impulso en estos tiempos de pandemia.

Yuval Noah Harari es un autor, profesor en el Departamento de Historia de la Universidad Hebrea de Jerusalén y un historiador altamente reconocido por los ejecutivos de Silicon Valley, debido a su visión de una humanidad estrechamente relacionada con la tecnología, incluso con la potencialidad de crear una nueva especie humana.

Harari brindó una entrevista a BBC recientemente, en que habló del COVID-19 y un sospechoso factor que podría estar filtrándose, y se trataría de una Nueva Era de Vigilancia Subcutánea, es decir tecnología hipodérmica (bajo la piel) con la capacidad de monitorear nuestras señales biométricas.

Los «tatuajes» de puntos cuánticos podrían registrar el historial de vacunas de un paciente debajo de su piel. ¿Posible Tecnología de Vigilancia Subcutánea? Crédito: Second Bay Studios

Para el historiador, el coronavirus ha traído nuevamente este tema a la discusión, debido a la «utilidad» que tendría para detectar si una persona tiene fiebre.

Harari dijo en la entrevista:

“No me encuentro en contra de la vigilancia, debería ser utilizada, pero de forma responsable, porque podría causar que perdamos nuestras libertades”.

Entrevista a Yuval Noah Harari

Para Harari, por primera vez los EE.UU. podrían tener la capacidad de no solo de vigilar lo que las personas hacen, también de saber lo que piensan o sienten, por medio de tecnología que monitoree las señales biométricas, como por ejemplo el ritmo cardíaco y la presión sanguínea.

La vigilancia subcutánea podría tener acceso a los estados emocionales y anímicos, debido a que se relacionan con las señales biométricas. Este tipo de tecnología, por ejemplo, podría tener acceso a determinar si una persona está enojada o ansiosa, algo que llevaría la «vigilancia» a niveles nunca antes vistos.

Evidentemente, esta tecnología se convierte en un «arma de doble filo», que generaría un nivel de totalitarismo nunca antes visto. Existen antecedentes que demuestran lo que la vigilancia cotidiana puede llegar a causar, incluso a alterar el rumbo de un país; y si pensamos en lo que podría causar la vigilancia subcutánea posiblemente con encontremos con algo realmente siniestro.

Vigilancia subcutánea en tiempos de pandemia

Una Nueva Era de la «Vigilancia Subcutánea» está por llegar, advierte reconocido historiador
¿Una Nueva Era de Vigilancia Subcutánea está por llegar?

De acuerdo a Harari, la pandemia de COVID-19 podría quedar registrada en la historia no solo por la epidemia, también porque generó que este tipo de vigilancia inicie.

Harari dijo en la entrevista:

“Considero que uno de los desarrollos más importantes del siglo XXI es la capacidad que se ha logrado para hackear a los humanos, incluso por debajo de la piel, obteniendo datos biométricos, que posteriomente es analizada y con la capacidad de entender a las personas mucho mejor de lo que ellas se entienden a sí mismas”.

Sin embargo, cuando el periodista de BBC le preguntó a Harari si esta tecnología podría representar que perdamos la privacidad de nuestros sentimientos, libertad y hasta pensamientos, el historiador comentó que no necesariamente tendría que ser así, pues esta tecnología puede también utilizarse para monitorear la salud de las personas o para brindar información a la policía o empresas privadas que demanden estos tipos de datos. (Contradictorio… ¡También es una pérdida de nuestra libertad!).

Yuval Noah Harari declaró a BBC que la Tecnología de Vigilancia Subcutánea podría tener usos apropiados y también inapropiados.

LEE MÁS:

Vemos que la tecnología de vigilancia subcutánea podría utilizarse tanto para bien como para mal, por ejemplo podría ser útil para llevar un control de la salud de muchas personas y a la vez para reforzar el espionaje que se ha realizado (y aún se realiza) en muchos países.

Y las desventajas ya se están haciendo obvias. En las últimas semanas hemos presenciado cómo la pandemia ha incrementado los beneficios de muchas compañías, como Amazon, empresas que podrían requerir de los datos obtenidos de las personas.

El principal problema aquí es que la tecnología subcutánea puede llegar a ser tan poderosa que se podría convertir en el mayor invento del siglo XXI y utilizada por no solo cientos de compañías, también por organizaciones gubernamentales ávidas de hacerse con esta información para su obvio beneficio y «control de masas», y claro, por los «superricos» de Silicon Valley.

Una Nueva Era de la «Vigilancia Subcutánea» está por llegar, advierte reconocido historiador
Crédito: knollzw / Pixabay

Resulta casi inocente pensar que la vigilancia subcutánea sería solamente una herramienta útil para la humanidad. Esto puede llegar a convertirse en el Fin de la Privacidad, sí, esa poca privacidad que aún tenemos, y en el Inicio del Control de la Humanidad por medio de un «dispositivo» que nos sometería desde adentro y utilizando nuestros sentimientos contra nosotros mismos.

Una publicación de CodigoOculto.com – Todos los derechos reservados. Prohibida su copia y uso en otros medios, sin autorización.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here