Con la instalación de las antenas 5G muchas personas han comenzado a manifestarse en su contra, incluyendo varios expertos en el tema ¿Realmente es tan peligroso? Y si lo es ¿Cómo podemos protegernos?

Todos podríamos pensar que al momento se sacar al mercado una nueva tecnología, tanto en las organizaciones de la salud como la misma empresa siempre primará el interés ciudadano, sin embargo, eso no siempre es así.

A pesar de que varios estudios han demostrado que la nueva tecnología 5G podría ser nociva para la salud, se ha permitido una instalación masiva y apresurada de estos dispositivos.

Muchos movimientos han comenzado a levantarse en varias naciones para intentar frenar la propagación de estas antenas, pero todo parece ser inútil. Por esa razón, debemos ser conscientes de cómo protegernos o, al menos, como minimizar sus daños lo máximo posible…

Los peligros de la radiación electromagnética

Cómo protegerse de la radiación 5G y electromagnética
La tecnología 5G podría ser sumamente peligrosa para la salud. Crédito: pxfuel.com

Como han explicado varios expertos, un electrón es una partícula subatómica que se carga de energía eléctrica negativa. De esta forma es que se transmite energía a todo el planeta.

Los campos electromagnéticos se conocen como EMF y estos aparecen cuando los electrones cargados empiezan a acelerarse.

Estos campos electromagnéticos emanan un rango de frecuencias de radiación que es conocida como «espectro de radiación».

Este campo, en comparación con aquellos diminutos que se generaban por las frecuencias de radio comunes, es una bomba nuclear cuando hablamos del 5G.

La Quinta Generación, o el 5G, hacen referencia a la última tecnología en sistemas de conexión inalámbrica, esto quiere decir que necesita de canales aún más grandes que generen velocidades más rápidas y una capacidad de conexión mucho más elevada.

En comparación a la anterior tecnología, tener 5G en el vecindario equivaldría a tener tantos EMF como si todo el urbanismo estuviera dentro de un horno gigante.

Lo peor de todo es que se han estado instalando mini estaciones en cada ciudad y vecindario del planeta, por lo que la intención es meter a todo el planeta a «ese» horno gigante.

Entre las consecuencias más «nobles» que esto podría generar en los seres vivos, de acuerdo a los expertos, serían náuseas constantes, pérdida de cabello, depresión, confusión, e incluso, enfermedades crónicas, como el cáncer.

Lo peor de todo es que, posiblemente, esta tecnología continúe avanzando y desarrollándose, y quizás veamos en unos años un 6G, hasta un 10G.

Peter Sullivan: la prueba viviente del posible daño de las radiaciones inalámbricas

Cómo protegerse de la radiación 5G y electromagnética
Peter Sullivan, una persona que vivió en carne propia los daños de las EMF. Cortesía: motherjones.com

Aunque parezca extraño, una de las personas que más ha luchado contra la prevención de los daños ocasionados por las conexiones inalámbricas, proviene de Sillicon Valley. Sin embargo, se dice que no hay persona que sepa más de algo, que una que lo ha vivido.

Peter Sullivan es un hombre con una misión; informar al mundo que los dispositivos inalámbricos causan daño real, a veces irreversible.

Sullivan era un acérrimo fanático de la tecnología, especialmente cuando comenzó la era inalámbrica. Hoy en día lucha encarecidamente en contra de su propagación.

Hizo un posgrado en la Universidad de Stanford, en Silicon Valley y después se dedicó al diseño de software, donde tuvo de compañeros a los responsables de la creación de un mundo conectado por la tecnología inalámbrica.

Así, fue de los primeros en usar esta tecnología en su día a día, sin saber que enfermería gravemente, quizás mucho antes de que las personas supieran que eso era posible.

Sullivan fue diagnosticado con electrosensibilidad y, según los expertos, fue generada por su alta exposición a la radiación inalámbrica.

Laelectrosensibilidad es una enfermedad que genera un grupo de síntomas, los cuales varían de acuerdo al nivel de exposición a la radiación inalámbrica, pero estas van desde pérdida parcial o total del sueño, nauseas, mareos, depresión, desorientación, problemas de concentración, irritabilidad, cambios en la presión arterial, descalcificación, pérdida de la noción, problemas articulares, alucinaciones y un largo etcétera.

Y sí, todos estos síntomas aparecen con la radiación generada por las generaciones anteriores. No podemos imaginarnos lo que podría causar el 5G.

Esto motivó a Sullivan a buscar respuestas ¿Cómo era posible? Su investigación lo llevó a las declaraciones hechas por los entes reguladores, las empresas y los propios gobiernos, quienes aseguraban que las EMF que emanaban estos dispositivos eran seguras.

Sin embargo, después de reunirse con varios expertos que se dedicaron a estudiar el caso, encontró pruebas sólidas de que esto no era cierto e, incluso, era todo lo contrario.

Lo peor del asunto es que muchas empresas han hecho una gran movida para intentar desestimar esta enfermedad y, de hecho, su nombramiento en la OMS continúa siendo bastante polémico.

Como podemos protegernos de la radiación

Cómo protegerse de la radiación 5G y electromagnética
Una de las formas de protegernos de la radiación del 5G es conectarnos con la Tierra. Crédito: pxhere.com

Varios movimientos han comenzado una campaña para promover formas de evitar ser dañados por la radiación electromagnética. Sabemos que será imposible evitarla por completo cuando todo el planeta está siendo invadido por sus antenas, pero reducir su impacto al mínimo nos ayudará para el futuro.

En primer lugar y, quizás, lo más importante, es desconectar cualquier aparato que dejemos de utilizar; ya sea computadora, teléfono celular, tablets o cualquier dispositivo que se conecte a Internet.

Evitar la exposición a las redes Wi-Fi lo más posible, especialmente dentro de su propio hogar.

Cargar totalmente nuestros dispositivos y después desconectarlos cuando lo vayamos a usar. De esta manera se reduce la exposición a EMF. Si este debe estar conectado, que los enchufes o tomas de corriente estén lo más alejados posibles.

Mantener contacto con la Tierra; aunque suene extraño, el campo magnético terrestre nos ayuda a incrementar la resistencia de nuestro cuerpo a la radiación electromagnética. Pisar descalzos la hierba húmeda o hacer caminatas por la playa, pisar la arena. Son pequeñas cosas que nos ayudarán enormemente.

La alimentación como método de prevención

Cómo protegerse de la radiación 5G y electromagnética
Comer saludable también aumentaría nuestra resistencia contra la radiación del 5G. Crédito: piqsels.com

El consumo de alimentos sanos y suplementos saludables también ayudarán a que nuestro cuerpo sea más resistente a la radiación.

Si debemos hacer una lista de alimentos y suplementos, se recomendarían los siguientes:

  • Yodo
  • La vitamina D3
  • Verduras del Mar
  • Spirulina
  • La curcumina
  • Vitaminas del complejo B
  • La melatonina
  • Tulsi (albahaca santa)
  • Los ácidos grasos Omega-3
  • -Azufre
  • El glutatión
  • Selenio
  • Zinc

Entre los alimentos destacan las alcachofas, fréjoles rojos, semillas de granada, arándanos, ciruelas, nueces, el romero, verduras crucíferas, espárragos, el brócoli, la canela y el cilantro.

Cómo protegerse de la radiación 5G y electromagnética
Crédito: pixundfertig / Pixabay

Es prácticamente imposible que frenemos esta tecnología, por más nociva que pueda llegar a ser, pues lo han hecho durante siglos. Sin embargo, la lucha continúa y antes de que llegue el momento, es importante minimizar los daños del 5G lo más posible.

Referencias:

  • Los peligros de la radiación inalámbrica y cómo protegerse – Un artículo de Cona Milner, redactor de theepochtimes.com
    https://es.theepochtimes.com/los-peligros-de-la-radiacion-inalambrica-y-como-protegerse_563669.html
  • Cómo protegerse de la radiación electromagnética – Un artículo de ecoportal.net
    https://www.ecoportal.net/salud/como_protegerse_de_la_radiacion_electromagnetica

Una publicación de CodigoOculto.com – Todos los derechos reservados. Prohibida su copia y uso en otros medios, sin autorización.

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here