¿Se han hallado los restos de Sodoma y Gomorra en Israel?
Publicado el 07 Sep 2018
©

A las orillas del Mar Muerto se encuentran varios sitios únicos llenos de ceniza blanca y azufre. Muchos piensan que pueden ser los restos de Sodoma y Gomorra, las ciudades bíblicas destruidas por el Dios del Antiguo Testamento.

Descubiertas originalmente por el arqueólogo aficionado Ron Wyatt en 1989, estas localidades, cerca del Parque Nacional de Mesada, pueden ser visitadas por cualquier aventurero, como se puede constatar en algunos canales de YouTube:

Para activar los subtítulos en español en este vídeo, pueden consultar la siguiente GUÍA.

Desde una vista panorámica se notan vestigios de una estructuración citadina. Las estructuras son geométricas y parecen ser restos de construcciones hechas por el hombre.

Restos hallados que parecen haber sido construidos por el hombre

Restos hallados que parecen haber sido construidos por el hombre. Crédito: ArkDiscovery.com

Los restos deben haber sufrido mucho durante 3.500 años debido a la erosión del viento y la lluvia. El material que las compone es básicamente ceniza blanca, tan frágil que se desintegra sólo con ser tocado. A pesar de esto, aún se pueden observar elementos arquitectónicos de las casas y edificios, tales como ventanas, puertas y arcos. También se encuentran extrañas estructuras que remiten a la forma de una esfinge:

Existen varias estructuras que parecen esfinges

Existen varias estructuras que parecen esfinges. Crédito: ArkDiscovery.com

Extraordinaria cantidad de azufre

El Génesis 19:24-25 dice:

Entonces el Señor hizo llover desde los cielos azufre y fuego de parte del Señor sobre Sodoma y Gomorra. Y trastornó aquellas ciudades, toda la llanura con todos los habitantes de las ciudades y las plantas de la tierra.”

La presencia de azufre es una de las claves para localizar Sodoma y Gomorra. Y en los sitios que ubicamos actualmente, hay gran cantidad de azufre. Se halla en forma de piedra y cristal (que tuvo que haberse quemado, derretido y enfriado para poder cristalizarse). Las bolas de piedra de azufre contienen una pureza tal que pueden quemarse con gran rapidez, desprendiendo un humo abrumador y característico. En este vídeo se puede observar:

Para activar los subtítulos en español en este vídeo, pueden consultar la siguiente GUÍA.

William Fry, químico y arqueólogo que acompañó a Ron Wyatt en 1989, tomó muestras del azufre para ser analizado en un laboratorio y sé demostró que su pureza era de 98 por ciento, a diferencia de todo tipo de azufre encontrado en la Tierra. Uno podría decir que tal elemento podría haber surgido de actividad geotérmica, pero no hay indicios de ello en el área.

Restos de azufre

Restos de azufre. Crédito: ArkDiscovery.com

La evidencia es abrumadora. Las estructuras parecen restos de una ciudad milenaria arrasada por el fuego. Y los trozos de azufre dan mucho que pensar, como si en verdad hubieran caído en forma de lluvia desde el cielo.

Una publicación de CodigoOculto.com – Todos los derechos reservados.

Erick Nielssen Maravilla

Erick Nielssen Maravilla

Autor

Escritor nicaragüense que indaga en temas de historia, ciencia, religión y esoterismo. Apoyando la investigación normativa y también la alternativa. Erick integró el equipo de CODIGO OCULTO desde mayo de 2018 hasta septiembre de 2020.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Síguenos y únete en nuestras redes sociales

Síguenos en Telegram

Conócenos

Código oculto

La historia y sus misterios, civilizaciones antiguas, Ovnis, Vida extraterrestre, Complots. Información alternativa para liberar mentes. Leer más

ES TENDENCIA

SUSCRÍBETE (ES GRATIS)

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

Obras registradas

Safe Creative #1803242717113

Sitios recomendados

UFO Spain Magazine
Llega una nueva Red Social: ORIGXN
Ahora:
Total:

También te podría interesar…

El enigmático laberinto perdido del antiguo Egipto

El enigmático laberinto perdido del antiguo Egipto

La historia del laberinto perdido del antiguo Egipto es un claro ejemplo de que los mitos pueden convertirse en realidad. Aunque el misterio no está del todo resuelto, hay evidencia convincente de que un laberinto de proporciones colosales está oculto en arenas...