Puma Punku ¿Portal hacia la Eternidad?
Publicado el 22 Nov 2021
© Imagen: Pinterest

De todos los misterios que aún rodean a Tiahuanaco, Puma Punku se alza como uno de los más insondables. Año tras año, investigadores de todo el mundo se acercan a esos parajes andinos desolados, marcados por una altura cardíaca, solo para contemplar aquellas ruinas desperdigadas, y cuyos bloques monumentales, son ejes de interminables discusiones.

Hay quiénes suponen Puma Punku no pertenece a Tiahuanaco, y sitúan su edificación en eras aún más remotas. Estas afirmaciones audaces, se han visto incrementadas por la difusión incesante de programas como Ancient Aliens, siendo Puma Punku, fetiche recurrente en mucho de sus controversiales episodios.

Más allá de estas disputas, lo cierto es Puma Punku parece desafiar la historia sudamericana conocida, incitando una relectura del pasado no siempre aceptada desde la óptica académica. Abordemos su enigma.

Ajusten sus cinturones, se avecina un viaje movido.

Puma Punku – Flanqueando las Puertas del León

“De Tiwanaku poco es lo que queda en pie, visible al ojo curioso del viajero. Sus tesoros habrá que buscarlos en el seno de la tierra, en sus cementerios escondidos, en sus inmediaciones vírgenes o en los faldeos de los apartados cerros, inexplorables aún”. Habrá que ir allá con método, tiempo y contracción, sin prejuicios y con la experiencia que van dando las exploraciones sistemáticas de los yacimientos arqueológicos de América. Más de una revelación sorprendente espera, tal vez, a la ciencia venidera”. Salvador Debenedetti. Influencias de la cultura de Tiahuanaco en la región del noroeste argentino, 1912.

Puma Punku se encuentra enclavada en las inmediaciones de Tiahuanaco, legendaria ciudadela andina erigida a una hora de La Paz, capital de Bolivia. Allí en un valle que se extiende por 11 km de ancho, se hallan vestigios de un misterioso templo sagrado, el de Puma Punku, atravesado por dos serranías paralelas, Kimsa-Chata hacia el Sur, y Achuta localizada al Norte.

Estas ruinas conforman una de las cuatro estructuras sagradas que tiene Tiahuanaco, que además de Puma Punku, está delimitada por la Pirámide de Akapana, la Plataforma de Kalasasaya, y el Templete Semisubterráneo. La primera observación escrita que se conoce sobre Puma Punku corresponde al cronista español Pedro Cieza de León, 1520-1554, redactor de la imprescindible La Crónica del Perú obra publicada en 1553.

Una de las imágenes más icónicas de Puma Punku, la sagrada H, y que, según los cabalistas hebreos, remite al aspecto femenino y de la fertilidad

Una de las imágenes más icónicas de Puma Punku, la sagrada H, y que, según los cabalistas hebreos, remite al aspecto femenino y de la fertilidad. Archivo Personal / Débora Goldstern

Allí Cieza de León expone no exento de perplejidad, comentarios que desde entonces provocan murmullos entre los especialistas.

“¿Quiénes serían los habitantes que hicieron cimientos tan sólidos y grandes, que no se sabe cuanto tiempo ha pasado hasta ahora, en que no se ve más que una muralla muy bien trabajada? Algunas de estas piedras están muy desgastadas y usadas, y a pesar de todo, son tan grandes, y tan gruesas, que causa admiración pensar que las fuerzas humanas bastaron para llevarlas adonde las vemos”.

El etnógrafo boliviano Roy Querejazu Lewis en su Bolivia Prehispánica lanzado en 1989, publica más revelaciones de Cieza de León.

“En otro lugar más hacia el poniente de este edificio (Kalasasaya), están otras mayores antiguallas, porque hay muchas portadas grandes con sus quicios umbrales y portales, todo de una sola piedra. Lo que yo más noté cuando anduve mirando y escribiendo estas cosas fue que de estas portadas tan grandes salían otras mayores piedras, sobre que estaban formadas, de las cuales tenían alguna treinta pies de ancho, y de largo quince más, y de frente seis, y esto y la portada y sus quicios, marcos,  y umbrales eran una sola piedra, que es cosa de mucha grandeza, bien considerada esta obra, la cual yo no alcanzo ni  entiendo con qué instrumentos y herramientas se labró, porque bien se puede tener que antes que estas tan grandes piedras se labrasen ni pusiesen perfección mucho mayores debían estar para dejarlas como las vemos, y nótese por lo que se ve de estos edificios que no se acabaron de hacer, porque en ellos no hay más que estas portadas y otras piedras de extraña grandeza, que yo vi labradas algunas y aderezadas para poner en el edificio, del cual estaba algo desviado un retrete pequeño, donde está puesto un gran ídolo de piedra en que debían adorar, y aún es fama que junto a este ídolo se halló alguna cantidad de oro, y alrededor de este templo había otro número de piedras grandes y pequeñas, labradas y talladas como  la ya dichas”.

Incomprensibles ruinas que, sin embargo, revelan al hombre despierto, restos de un antiguo orden espiritual aún activo

Incomprensibles ruinas que, sin embargo, revelan al hombre despierto, restos de un antiguo orden espiritual aún activo. Archivo Personal / Débora Goldstern

Aporte interesante es el de Bernabé Cobo, 1580-1657, quién fuera un científico español, y sacerdote jesuita que en 1653 escribiera Historia del Nuevo Mundo. Cobo hace una extensa crónica de Puma Punku, detallando lo siguiente:

“Lo principal de esta fábrica se llama Pumapunku, que es tanto como ‘puerta del león’; que es un terraplén o mogote hecho a mano de altura de dos estados, fundado sobre grandes y bien labradas piedras, que tienen forma de losas que nosotros ponemos sobre las sepulturas. Esta el terraplén puesto en cuadro con los cuatro lienzos iguales, que cada uno tiene cien pasos de esquina a esquina rematase en dos andenes de grandes losas, muy parejas y llanas; entre el primero y segundo andén hay un espacio como una grande grada de seis pies de ancho, y eso tiene menos el segundo cuerpo que el primero. El haz o frente de este edificio, es el lienzo que mira al Oriente y a otras grandes ruinas que luego diré”.

Antes de avanzar en estos paradigmas legados por los cronistas españoles, se hace necesario enfocar el primer problema que presenta el estudio de Puma Punku. Se trata de decodificar el significado tras su nombre, tarea que divide a los lingüistas. Si se acepta la versión quechua y aimara, Puma Punku remite a Puerta del Puma o también del León. Se nos indica así para entender esta denominación, es necesario pensar Puma Punku como un antiguo templo lunar, revestido su interior por pumas sagrados consagrados a la misteriosa Selene.

Restos de una de las tres Puertas del Sol, localizadas en Puma Punku

Restos de una de las tres Puertas del Sol, localizadas en Puma Punku. Archivo Personal / Débora Goldstern

En cambio, Manuel Rigoberto Paredes Iturri, 1870-1951, folclorista, etnógrafo, historiador, ensayista y político boliviano, en su libro de 1914, Tiahuanaco y la provincia de Ingavi, sugiere una tesis no menos sorprendente indicando Puma Punku podría tratarse de una alteración o corrupción lingüística precolombina, siendo su verdadera definición Tunka Punku, un antiguo palacio adoratorio flanqueado por diez puertas monumentales (aún por descubrir), donde la élite coya rendía tributo, antes de seguir su ruta hacia el “semidiós reinante”.

Otra definición es la de Uma Punku (Puerta de Agua), apuntando a la existencia de agua en los pórticos y canales de desagües existentes.

LECTURA RECOMENDADA: Tiahuanaco y los misterios subterráneos: Una mirada esotérica

En cuanto a la función cumplida por Puma Punku dentro del complejo de Tiahuanaco, existen también varias discrepancias dividiendo a los estudiosos. Por ejemplo, el notable arqueólogo boliviano Carlos Ponce Sanginés, 1925-2005, en su libro de 2003 El Sistema Sociocultural en Tiwanaku, declara:

“Pumapunku era un centro cívico administrativo-religioso, consagrado como núcleo de oficiales guerreros con máscaras de felino y donde se habían colocado estatuas del chachapuma, que representaba a aquellos”.

"Los Reinos Perdidos" libro del polémico estudioso ruso Zecharia Sitchin, donde se arriesga a Tiahuanaco como un antiguo asentamiento minero Anunnaki

“Los Reinos Perdidos” libro del polémico estudioso ruso Zecharia Sitchin, donde se arriesga a Tiahuanaco como un antiguo asentamiento minero Anunnaki. Cortesía: todocoleccion.net

Una interesante interpretación es la ofrecida por el misterioso “marino, cosmógrafo, matemático, escritor, soldado, historiador, filólogo, astrónomo, científico, humanista, explorador y conquistador español del siglo XVI”, Pedro Sarmiento de Gamboa, 1530-1592, que, en su Historia de los Incas, 1570-1575, señala:

“Tupac Inca Yupanqui, luego de visitar todo el imperio, regresó al Cuzco donde fue adorado y servido, siendo tiempo de descanso, él recordó que su padre llamaba al Cuzco, ciudad del león. Él dijo que ese sitio, extensión, extremidad, estaba donde dos ríos se unían y causaban un torrente”.
(Este distrito del Cuzco siempre se ha llamado Puma Chupan, o Cola del Puma).

Recreación de uno los bloques de Puma Punku, en base a los enigmáticos bloques H

Recreación de uno los bloques de Puma Punku, en base a los enigmáticos bloques H. Archivo / Internet

No puede faltar la palabra del controversial “militar, ingeniero naval, héroe de guerra, constructor, urbanista, cineasta, fotógrafo, investigador, escritor, historiador, minero, explorador, empresario, aventurero, paleontólogo, antropólogo y arqueólogo de origen austro-húngaro”, Arthur Posnansky, 1873-1946, considerado uno de los investigadores más prolíferos en cuanto a Tiahuanaco, quién también se inclina por una vinculación lunar en cuanto a Puma Punku, donde en sus recintos internos, según declarara Posnansky, se adoraba a este astro.

La investigadora francesa Simone Waisbard en su libro sobre Tiahuanaco. Diez mil años de enigmas incas, 1971, recoge un dato no menos sugerente acerca de Puma Punku, y que le fuera transmitido por su acompañante aimara. Según se le revelara, Puma Punku habría sido un antiguo Palacio de Justicia, y perteneciente nada menos que a la “Ciudad de los Dioses”. Más adelante retomaremos esta pista.

LECTURA RECOMENDADA: Viracocha “Señor del Mundo Andino”

Tiahuanaco – La Tierra de donde vienen los Lingotes

“La plata se extrae de las minas, y el oro se refina en el crisol. Del polvo de la tierra se saca el hierro, y el cobre se aparta de la escoria. Con el fuego se ha puesto fin a las tinieblas, y el hombre examina con detalle cada piedra que hay en esa densa oscuridad. Abre minas en lugares no habitados, en sitios donde nadie ha plantado el pie, y entran los mineros, balanceándose con sogas. De la tierra se obtiene el alimento, y abajo de ella todo se convierte en fuego. En su seno se encuentran zafiros, y aun el polvo de la tierra es oro» Son lugares que las aves desconocen, y que jamás vieron los ojos de los buitres. Nunca pasaron por allí las fieras, ni tampoco el león feroz pisó ese lugar. Con el duro pedernal en la mano, el hombre cava la raíz de las montañas. Hace túneles en las rocas, y sus ojos descubren piedras preciosas. Explora el lugar donde nacen los ríos, y saca a la luz muchas cosas escondidas» Pero ¿dónde se halla la sabiduría? ¿En qué lugar está la inteligencia? Nadie sabe lo que vale, pues no se halla en este mundo”. El Libro de Job. Antiguo Testamento.

Puma Punku

Puma Punku. Cortesía: Elias Rovielo / Flickr

En 1990 se publica Los Reinos Perdidos, cuarto libro de la saga Crónicas de la Tierra, obra del estudioso ruso Zecharia Sitchin, 1920-2010, donde en uno de sus capítulos se interroga sobre la verdadera realidad de Tiahuanaco, y especialmente Puma Punku. El defensor de antiguos visitantes estelares en el pasado terrestre, denominados Anunnakis, presentó en aquel trabajo sorprendente hipótesis no exentos de polémica. Según Sitchin, Tiahuanaco significaría en realidad Ciudad del Estaño, siendo Puma Punku centro de una alta actividad minera. Para Sitchin es inaceptable pensar Puma Punku como un templo ritual, y descarta también su señalamiento como antiguo puerto, según describiera el arqueólogo y atlantólogo alemán Edmund Kiss, 1886-1960. Sitchin no se priva de especular también, sobre la monumental arquitectura rodeando Puma Punku, donde cree observar antigua tecnología anunnaki. Allí en esas canteras a cielo abierto, los viajeros espaciales habrían procesado además de estaño, metales como el cobre y plomo.

Aunque Sitchin no fue el primer autor en develar intervención extraterrestre en el pasado de Tiahuanaco, tesis que empezó a ganar fuerza en la década de los sesenta, sin dudas su propuesta caló hondo y en los últimos años recibió mucha atención. A mi entender sintetizar la historia de Tiahuanaco desde la óptica alienígena, es desconocer su verdadera realidad, especialmente si se elige ignorar la cuestión espiritual-esotérica, punto clave si lo hay. Veamos.

SÍGUENOS EN TELEGRAM

Secretos olvidados de los confines terrestres

En 2019 presenté un artículo sobre Tiahuanaco en clave esotérica, en un intento por revelar la verdadera naturaleza de la también llamada Taypicala. Este último término brinda claves importantes, siendo su principal razón la de comunicar los misterios de un antiguo centro del mundo, y verdadera fuerza espiritual. Si seguimos esta ruta podemos entonces entender mejor el papel observado por Puma Punku, dentro del contexto señalado.

Claramente hablamos de una configuración espacial donde nada fuera establecido al azar, por más que muchos vean desorden reinante, o interpreten bloques sin sentido. Nada más lejano. Cuando cité a Simone Waisbard dije la misma brindaba con su revelación una pista importante, señalando Puma Punku como “antiguo Palacio de Justicia”. Por supuesto estamos tentados a tomar la frase como algo literal, puesto su decodificación encierra mucho más. Y nuevamente atendamos a Waisbard, que en su imprescindible Tiahuanaco. Diez mil años de enigmas incas, 1971, se interroga sobre ciertas peculiaridades en cuanto a Puma Punku, al observar pequeñas puertas interiores rodeando sus restos, pareciendo referirse a un tribunal juzgando almas.

Restos del antiguo templo de Puma Punku, cuyos cortes perfectos develan a los estudiosos

Restos del antiguo templo de Puma Punku, cuyos cortes perfectos develan a los estudiosos. Cortesía: ufo-contact.com

Escribe Waisbard:

“¿Se podría pensar que en Tiahuanaco como en el antiguo Egipto, bajo la cuarta dinastía, estas puertas pequeñas y bajas eran el símbolo del “camino hacia la eternidad, que franqueaba Ra al alma en el curso de sus peregrinaciones en las profundidades tenebrosas? O ¿como la hendidura de los Espíritus en la vieja China o el Tao de la India?”.

Estamos ante un punto crucial de alta calificación espiritual. Reiteramos un concepto citado. Puma Punku tiene en su religiosidad una vinculación lunar, que remite al aspecto femenino, y a su vez subterráneo. Estos aspectos adquieren más relevancia cuando sondeando en la orientación donde Puma Punku fue edificado, no siendo otro que el sector Hurin Pacha, una división jerárquica divina, conectando los espacios celestes y terrestres. Como es arriba, es abajo. Otro dato interesante es que Puma Punku fue construido con piedras de arenisca, representativa del factor lunar, así como símbolo de fertilidad.

Como escribiera el estudioso y sacerdote jesuita padre Federico Aguiló en El Idioma del Pueblo Puquina publicado en el 2000:

“En el Pumapunku se ascendía de la tierra al cielo y se conectaba con los antepasados, a través de las puertas. Y otro elemento era el agua, que también servía para purificaciones, representado por dos serpientes entrelazadas: una cabeza implantada en el Hanan Pacha (mundo de arriba), y la otra en el Uku Pacha (mundo de abajo)”.

Agreguemos que quién se iniciaba en los secretos de Puma Punku, se convertía en un nuevo ser, la “serpiente amaru”, o, mejor dicho, comunicador celestial, adquiriendo la capacidad para interactuar en los diferentes planos. Mundo Subterráneo, Terrestre y Cósmico.

Hasta Aquí.

Puma Punku - Cruz andina

Puma Punku – Cruz andina. Cortesía: Orlando Contreras López / Flickr

Conclusión

Sin dudas Puma Punku representa, una de las manifestaciones más relevantes del mundo andino. Tras su eterna incomprensión, se ocultan secretos de alta importancia en lo espiritual, y cuya real misión refieren un antiguo orden divino aún vivo en la memoria. Un guiño a los “despiertos”. Continuará.

Bibliografía

Artículos

  • Protzen, Jean Pierre; Nair, Stella E. Puma Punku: Plataformas y Portales. En: Revista PUCP. Boletín de Arqueología, 2001. p.309-336.

Libros:

  • Protzen; Jean Pierre; Nair, Stella. Las Piedras de Tiahuanaco. Arquitectura y Construcción de un Centro Megalítico Andino. Lima: Pontificia Universidad Católica del Perú, Fondo Editorial, 2016 (Lima: Tarea Asociación Gráfica Educativa.
  • Sitchin, Zecharia. Los Reinos Perdidos. Barcelona: Obelisco, 2002.
    Waisbard, Simone. Tiahuanaco (diez mil años de enigmas incas). Santiago: Talleres Ly M Diseños, 1987.

Sitios web

  • Ancient Near East
    Kmtsesh. Tácticas de la franja: ejercicios en futilidad.
    https://ancientneareast.org/tag/puma-punku/
  • El Humanitario Engendrador de Infiernos
    The Sincipitus Porcus. Puma Punku. Artium Arcanorum Mysterium.
    http://theaverterjedi.blogspot.com/2013/06/puma-punku.html
  • Faculty
    Tiwanaku y Pumapunku.
    http://www.faculty.ucr.edu/~legneref/biados/texts/ojo,%20con%20arreglos.htm#elpumapunkuolacultura
  • Geopolymer
    Los Monumentos de Tiahuanaco (Tiwanaku / Pumapunku), Bolivia están hechos de piedras artificiales de geopolímero creadas hace 1400 años.
    https://www.geopolymer.org/archaeology/tiahuanaco-monuments-tiwanaku-pumapunku-bolivia/
  • La Otra Cara del Pasado
    ¿Geopolímeros en América del Sur?
    https://laotracaradelpasado.blogspot.com/2019/04/geopolimeros-en-america-del-sur.html
  • La Región
    Lloret Céspedes, Rocío. ¿Resuelto el enigma de Puma Punku?
    https://www.laregion.bo/resuelto-el-enigma-de-puma-punku/
  • Paper Blog
    La Puerta del Misterio. ¿Es posible que en Puma Punku usaran herramientas similares al láser hace millones de años?
    https://es.paperblog.com/es-posible-que-en-puma-punku-usaran-herramientas-similares-al-laser-hace-millones-de-anos-4727834/
  • Scielo
    Yaeger, Jason; López Bejarano, José María. Reconfiguración de un espacio sagrado: Los Inkas y la Pirámide Pumapunku en Tiwanaku, Bolivia.
    https://www.scielo.cl/scielo.php?pid=S0717-73562004000200008&script=sci_arttext
  • Urgente
    Fuentes, Carlos. Érase una vez América (V).
    https://urgente.bo/noticia/%C3%A9rase-una-vez-am%C3%A9rica-v

Artículo escrito por Débora Goldstern, colaboradora de CodigoOculto.com

Gracias por leernos. Te invitamos a seguirnos en nuestra Página de Facebook, para estar al tanto de todas las noticias que publicamos a diario. También puedes unirte a nuestro Grupo de Facebook.

Débora Goldstern

Débora Goldstern

Autor

Bibliotecaria de Profesión, natural de Buenos Aires, Argentina. Presta servicios en la Universidad Abierta Interamericana desde hace 16 años. Además es escritora e investigadora, dedicándose al estudio de las civilizaciones andinas desaparecidas por más de 20 años. Ha participado como consultora de la revista Ufo Brasil, ha sido expositora en diversos congresos y es regularmente convocada por programas de radio, tv, documentales, films y canales de Internet. Ha publicado dos libros: «Secretos subterráneos de los mundos olvidados - Cueva de los Tayos» y «Tierra Hueca». Débora es colabora permanente en CodigoOculto.com desde Diciembre de 2018.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Síguenos y únete en nuestras redes sociales

Síguenos en Telegram

Conócenos

Código oculto

La historia y sus misterios, civilizaciones antiguas, Ovnis, Vida extraterrestre, Complots. Información alternativa para liberar mentes. Leer más

SUSCRÍBETE (ES GRATIS)

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

Obras registradas

Safe Creative #1803242717113

Sitios recomendados

Exploración OVNI
UFO Spain Magazine
Ahora:
Total:

También te podría interesar…