Arqueólogos han descubierto un antiguo palacio maya en el medio de la selva mexicana, en Yucatán y próximo a la ciudad de Kulubá.

Se trata de una antigua construcción de 55 metros de largo, 15 metros de ancho y 6 metros de ancho. Además se hallaron escaleras, piletas ornamentales (pilastras) y un sótano en el lugar.

De acuerdo a un comunicado del Instituto Nacional de Antropología e Historia de México (INAH), el palacio estuvo ocupado dos veces: en el período Clásico Tardío (600-900 d.C.) y en el período Clásico Terminal (800-1050 d.C.).

Durante el período Clásico Terminal, la influencia de Chichén Itzá se extendió hacia sitios como Kulubá, para llegar a ser una ciudad importante en la región; dijo Alfredo Barrera Rubio, arqueólogo que participó en la investigación.

Trabajos de restauración en Kulubá. Cortesía: wanderlum.com

Antigua metrópoli maya

La antigua e imponente metrópoli maya cuenta con 80 metros de altura, equivalente a un edificio de 24 pisos o nueve décima el tamaño de la Estatua de la Libertad; según informa el medio The Yucatan Times.

Los mayas poblaron Yucatán durante su apogeo, y extendieron su imperio a varias partes de México, Guatemala, Belice y Honduras.

Destacaron por su habilidad científica y astronómica y en la construcción de enormes monumentos de piedra. Además, fueron excelente artesanos y agricultores, desarrollando un complejo sistema de riego.

Zona arqueológica de Kulubá en Tizimín. Cortesía: Diario de Yucatán

También fueron una sociedad con una marcada jerarquía, con sumisión a la nobleza y con constantes sacrificios humanos.

El lugar hallado se encuentra en Kulubá, en medio de la selva, lo que favoreció en su conservación. También se hallaron otras construcciones cerca del palacio, como un altar, dos residencias y una construcción redonda que se cree fue un horno.

La civilización maya existió aproximadamente 2.000 años hasta su misterioso colapso, que se cree fue causado por el cambio climático, de acuerdo a una investigación publicada por el Foro Económico Mundial.

Fuente: INAH

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here