Tal como informamos hace unos días, el gobierno de Japón informó que liberarían agua radiactiva del reactor nuclear de Fukushima que sufrió un accidente durante el tsunami de 2011. Ahora, un informe de Greenpeace indica que de ocurrir la descarga de agua, el ADN humano sería afectado gravemente.

El agua contaminada que, según los informes, será liberada al mar desde la planta de energía nuclear destruida de Fukushima Daiichi contiene una sustancia radiactiva que tiene el potencial de dañar el ADN humano, según una investigación de Greenpeace.

El grupo medioambiental afirma que los 1.23 millones de toneladas de agua almacenadas en más de 1.000 tanques en la planta contienen niveles «peligrosos» del isótopo radiactivo carbono-14, además de cantidades de tritio que ya se han informado ampliamente.

La publicación del informeStemming the tide 2020 – The reality of the Fukushima radioactive water crisis“, se produce días después de que los medios japoneses informaran que el gobierno estaba cerca de dar su aprobación para liberar el agua en el océano Pacífico, a pesar de las objeciones de los pescadores locales que dicen que eso destruirá sus medios de vida.

Riesgo del agua radiactiva

Yoshihide Suga, primer ministro dijo esta semana:

“No podemos posponer el tema para siempre. Nos gustaría tomar una decisión responsablemente lo antes posible”.

Agua radiactiva de Fukushima podría dañar el ADN humano si se libera, informa Greenpeace
Tanques de almacenamiento de agua radiactiva en la planta de energía nuclear Fukushima Daiichi en Japón, dañada por el tsunami. Cortesía: GYI

Si bien la mayor parte de la atención se ha centrado en el tritio, que no puede eliminarse mediante el sistema de filtración in situ utilizado por el operador de la planta, Tokyo Electric Power [Tepco], Greenpeace Japón y Greenpeace East Asia dijeron que el carbono radiactivo contenido en el agua almacenada también sería descargado.

El carbono-14 tiene una vida media de 5.370 años y se «incorpora a toda la materia viva», según el informe.

“Se concentra en el pescado a un nivel miles de veces superior al del tritio. El carbono 14 es especialmente importante como un importante contribuyente a la dosis colectiva de radiación humana y tiene el potencial de dañar el ADN humano”.

El gobierno japonés y Tepco se refieren al agua, que se contamina cuando se usa para enfriar los reactores de la planta dañados por el tsunami, como «agua tratada» y dan la impresión de que solo contiene tritio, agregó.

El avanzado sistema de procesamiento de líquidos de Tepco elimina sustancias altamente radiactivas del agua, pero no puede filtrar el tritio, un isótopo radiactivo de hidrógeno que las plantas de energía nuclear diluyen y vierten de forma rutinaria junto con el agua al océano.

Greenpeace dijo que había confirmado con Tepco que el sistema no estaba diseñado para eliminar el carbono 14.

Encubrimiento

Agua radiactiva de Fukushima podría dañar el ADN humano si se libera, informa Greenpeace
Japón planea lanzar agua radiactiva al océano a partir del año 2022. Crédito: unsplash

Shaun Burnie, autor del informe y especialista nuclear senior de Greenpeace Alemania, dijo en un comunicado:

“Casi 10 años después del inicio del desastre, Tepco y el gobierno japonés todavía están encubriendo la escala de la crisis en Fukushima Daiichi. Han retenido deliberadamente durante años información detallada sobre el material radiactivo en el agua contaminada. No han podido explicar a los ciudadanos de Fukushima, de Japón y los países vecinos como Corea del Sur y China que el agua contaminada que se verterá en el océano Pacífico contiene niveles peligrosos de carbono-14. Estos, junto con otros radionucleidos en el agua, seguirán siendo peligrosos durante miles de años con el potencial de causar daño genético. Es una razón más por la que estos planes deben abandonarse”.

Se espera que el gobierno de Japón anuncie una decisión sobre el destino del agua la próxima semana.

Los informes de los medios dijeron que el proyecto comenzaría en 2022 como muy pronto y tardaría décadas en completarse.

La presión para tomar una decisión ha aumentado a medida que se reduce el espacio de almacenamiento en el sitio de la planta nuclear, y Tepco estima que todos los tanques disponibles estarán llenos a mediados de 2022.

Daños a nivel del ADN, vida marina afectada gravemente, enfermedades son solo algunos de los escenarios a los que podríamos enfrentarnos de producirse una liberación del agua contaminada del reactor nuclear de Fukushima.

Vía: greenpeace / theguardian

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here