Una campaña ha sido lanzada por un pueblo indígena Yanomami con el objetivo de expulsar a miles de mineros de oro de sus tierras en la Amazonía de Brasil.

Se estima que existen entre 10.000 y 20.000 mineros ilegales en busca de oro en el Parque Yanomami, una de las mayores reservar indígenas de Brasil, en las cercanías de la frontera con Venezuela.

Desde la década de 1980 los Yanomami han tenido que afrontar la invasión de sus tierras indígenas, y ahora con la pandemia de COVID-19 golpeando duramente a diversos pueblos amazónicos, temen una posible propagación de la enfermedad entre sus comunidades.

Survival International, organización sin fines de lucro dedicada a la lucha por los derechos de los pueblos indígenas y tribales, dio a conocer que los líderes de los Yanomami y el Consejo Nacional de Derechos Humanos han presentado recientemente una solicitud a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos para ordenar al gobierno brasileño que expulse a los mineros de oro de la tierra yanomami.

Ahora, un tribunal ha dictaminado que la agencia de Brasil FUNAI deberá reabrir sus puestos de protección en el territorio yanomami.

Sin embargo, hasta ahora no se puede asegurar que el gobierno brasileño escuche la demanda realizada, y más teniendo en cuenta la postura contraria a la conservación de los pueblos indígenas amazónicas mostrada por su presidente Jair Bolsonaro.

Pueblo indígena amazónico lanza campaña para expulsar a 20.000 mineros de oro de sus tierras
Uno de los muchos sitios afectados por minería de oro ilegal en territorio yanomami. Crédito: FUNAI

Dario Yanomami, de la Asociación Hutukara Yanomami, dijo en un comunicado:

“Durante muchos años hemos hablado con todas las autoridades, que ya conocen nuestra situación, incluso lo hemos denunciado en la ONU, pero hasta ahora nadie nos ha dado ninguna respuesta. Ellos [los mineros] están contaminando nuestros ríos con mercurio, cavando grandes agujeros en nuestra tierra, matando a nuestros animales y nuestro medio ambiente. Nuestra salud es muy mala por beber agua contaminada por la minería. Estoy luchando por mis abuelos, por el reconocimiento de nuestra gente”.

Yanomami: en defensa de sus tierras

El pueblo yanomami está conformado por aproximadamente 35.000 indígenas que viven en las selvas tropicales y montañas del norte de Brasil y el sur de Venezuela.

Permanecen con el estilo de vida de cazadores y recolectores y también utilizan cultivos itinerantes. Algunos grupos de los yanomami  aún permanecen aislados y sin contacto con el exterior.

Pueblo indígena amazónico lanza campaña para expulsar a 20.000 mineros de oro de sus tierras
Comunidades Yanomami. Crédito: Survival International

Lamentablemente, durante las últimas décadas, lo que llamamos «mundo civilizado» ha ejercido demasiada presión sobre los yanomami, y esto se dejó ver principalmete por la fiebre del oro de 1980 que trajo una invasión de un enorme número de mineros en sus tierras. Este contacto inesperado causó innumerables conflictos y grescas, resultando muertos varios integrantes de sus comunidades.

En el año 1993, un grupo de mineros ingresaron a la aldea de Haximú y masacraron a 16 personas yanomami, incluso a un bebé. Como resultado de este sangriento acto, cinco mineros fueron declarados culpables de genocidio.

Dario Yanomami agregó:

“Hemos sufrido mucho por la invasión de los mineros de oro desde los años setenta y ochenta. Los mineros nos han matado, incluidos nuestros hijos, como si fuéramos animales. Nuestra población ha disminuido en aproximadamente un 22 por ciento”.

En los últimos años, los mineros de oro han regresado a las tierras de los yanomami, muchos de ellos impulsados por las políticas de Jair Bolsonaro. Esto ha causado la contaminación por mercurio de los ríos y la muerte de animales. Incluso existen informes de envenenamiento por mercurio en comunidades yanomami en los lugares donde ocurre explotación minera.

Pueblo indígena amazónico lanza campaña para expulsar a 20.000 mineros de oro de sus tierras
Algunas comunidades yanomami han siguen sin tener contacto con la sociedad. Crédito: Survival International

Además, un reciente informe advirtió que miles de yanomami podrían estar en riesgo de contraer COVID-19, debido a la actividad minera ilegal que cada vez se acerca más a sus asentamientos. Hasta ahora, son al menos tres las personas yanomami que han muerto a causa de COVID-19 y otras decenas han sido infectadas.

Otra denuncia informada por Survival International da cuenta de que el gobierno de Brasil ha establecido un cuartel militar en el centro de las tierras Yanomami. Esto ha causado que los soldados obliguen a mujeres de algunas tribus aledañas a que tengan encuentros íntimos con ellos, incrementando también el riesgo de transmitir ETS.

Ahora, los yanomami, naturalmente cansados de esta situaciónn, han lanzado una campaña para exigir al gobierno del presidente Jair Bolsonaro que expulse a los mineros de su territorio. La petición ya ha sido firmada por más de 270.000 personas y se espera que llegue a concretar el objetivo buscado por este sufrido pueblo amazónico.

Fuente: Survival International

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí