Un equipo de astrónomos no pueden explicar las observaciones realizadas de un agujero negro colisionando contra un misterioso objeto de tamaño inusual.

Una investigación publicada en The Astrophysical Journal Letters detalla una colisión entre un agujero negro y un objeto enorme que aún no ha sido identificado.

Se ha determinado que el agujero negro posee un tamaño 23 veces más grande que el Sol, y el objeto desconocido tenía 2.6 veces la masa del Sol, incrementando aún más misterio a este asunto.

El equipo de científicos ha manifestado que el objeto más pequeño podría ser un agujero negro o una estrella de neutrones. Si se trata de un agujero negro de 2.6 veces la masa del Sol, entonces sería el agujero negro más pequeño registrado hasta ahora. Y si se tratara de una estrella de neutrones sería la más grande registrada.

Sin embargo, los astrónomos solo han podido decir hasta ahora que el objeto detectado es algo que no han visto antes, y podría tratarse de una clase completamente nueva de objetos densos y compactos.

Agujero negro colisionó con un objeto enorme «que no debería existir»
Representación de los objetos que se fusionan, mostrados como dos agujeros negros y emitiendo ondas gravitacionales. Crédito: N. Fischer, S. Ossokine, H. Pfeiffer, A. Buonanno (Max Planck Institute for Gravitational Physics), Simulating eXtreme Spacetimes (SXS) Collaboration

Imre Bartos, astrofísico de la Univeristy of Florida y coautor del nuevo estudio, dijo en un comunicado:

“Este descubrimiento es impactante porque encontramos un objeto con una masa que no esperábamos. Esta gama de objetos compactos, entre aproximadamente 2,2 y 5 masas solares, se pensó que estaba deshabitada hasta ahora. En mi opinión, la parte más interesante de este estudio es la detección de un objeto en la ‘brecha de masa’, que es una especie de tierra de nadie entre la estrella de neutrones más pesada y las masas de agujeros negros más ligeras que hemos medido”.

¿Un agujero negro pequeño?

Hasta ahora, la evidencia observacional disponible indica que es bastante probable que el objeto sea un agujero negro muy ligero.

Hasta ahora, los astrónomos ya han sido testigos de colisiones entre agujeros negros y entre estrellas de neutrones; sin embargo nunca se había visto una colisión entre un agujero negro y una estrella de neutrones.

De confirmarse esta colisión cósmica, denominada GW190814, sería la primera de su tipo.

Ante la incógnita de la real naturaleza del objeto, los científicos también han sugerido que podría tratarse de una estrella de neutrones que fue engullida por el agujero negro en una rápida fusión que no produjo luz.

El origen del objeto más ligero, con sus 2.6 masas solares, sigue siendo un misterio. Tanto las estrellas de neutrones como los agujeros negros nacen cuando las estrellas masivas colapsan bajo su propia gravedad, dijo Bartos, pero el nuevo objeto es «inconsistente con esta evolución, por lo que algo debe haberlo creado además de una estrella moribunda».

Una posibilidad interesante, dijo Bartos, es que este objeto surgió de la colisión de dos estrellas de neutrones de «tamaño normal», que tienden a pesar aproximadamente 1.3 masas solares, «por lo que dos de ellas pueden formar la masa que observamos aquí».

Ahora, los científicos esperan poder estudiar más fusiones cósmicas. Se esperan más detecciones en los próximos meses y años, a medida que los instrumentos astronómicos mejoran constantemente.

El estudio científico ha sido publicado en The Astrophysical Journal Letters.

Fuente: Gizmodo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here