Científicos encuentran un agujero negro «imposible» en nuestra galaxia


515 shares
Científicos encuentran un agujero negro «imposible» en nuestra galaxia
Representación artística de la acreción de gas en un agujero negro estelar desde su estrella compañera azul, a través de un disco de acreción truncado. Crédito: YU Jingchuan, Beijing Planetarium, 2019

Un equipo de científicos han descubierto un agujero negro «imposible», ya que su masa estelar hace que tenga un tamaño inviable en la Vía Láctea.

Astrónomos han hallado un agujero negro cuya masa alcanza aproximadamente 70 veces la masa del Sol, pero según los modelos actuales de evolución estelar, su tamaño es imposible, al menos en la Vía Láctea.

La composición química de las estrellas más masivas de nuestra galaxia sugiere que pierden la mayor parte de su masa al final de sus vidas a través de explosiones y poderosos vientos estelares, antes de que el núcleo de la estrella se derrumbe en un agujero negro.

Se sabe que las grandes estrellas pueden producir un agujero negro al terminar sus vidas, generando una supernova de inestabilidad de pares que destruye completamente el núcleo estelar. Sin embargo, en este caso los investigadores no pueden explicar cómo el agujero negro, llamado LB-1, se volvió tan grande.

Un agujero negro que no debería existir en la Vía Láctea

Jifeng Liu, astrónomo del Observatorio Astronómico Nacional de China, dijo en un comunicado:

Los agujeros negros de tal masa ni siquiera deberían existir en nuestra galaxia, de acuerdo con la mayoría de los modelos actuales de evolución estelar”.

Crédito: LIGO / Aurore Simonnet / Sonoma State University

Liu agregó:

LB-1 es el doble de masivo de lo que creíamos posible. Ahora los teóricos tendrán que asumir el desafío de explicar su formación”.

El método de detección del agujero negro fue un tanto singlar, y se puede decir inteligente.

Los agujeros negros, a menos que estén acumulando activamente materia, son literalmente invisibles. No emiten ninguna radiación que podamos detectar: ​​sin luz, sin ondas de radio, sin rayos X, etc. Pero eso no significa que no podamos hallarlos.

Existe un método, se denomina el método de velocidad radial, y es una de las principales formas en que buscamos y confirmamos la existencia de exoplanetas difíciles de ver. Y también se puede usar para encontrar agujeros negros.

El descubrimiento

Liu y su equipo usaron el Large Sky Area Multi-Object Fiber Spectroscopic Telescope (LAMOST) en China, para encontrar el agujero negro. Aunque no estaban buscando precisamente eso.

Luego de eso, se necesitaron observaciones de seguimiento utilizando el poderoso Gran Telescopio Canarias en España y el Observatorio Keck en EE.UU. para revelar la increíble naturaleza de lo que los científicos habían encontrado.

Representación artística de fotones girando alrededor de un agujero negro. Crédito: Nicolle R. Fuller / NSF

Se trata de una estrella de aproximadamente 35 millones de años y con una velocidad de ocho veces la masa del Sol. Orbitael agujero negro cada 79 días en lo que los investigadores llamaron una órbita «sorprendentemente circular».

Y hay más. LB-1 tiene un compañero binario. Un escenario podría haberse formado a partir de la colisión de dos agujeros negros y luego capturó la estrella.

Una posibilidad podría ser una supernova de reserva, en la que el material expulsado de la estrella moribunda cae inmediatamente dentro de ella, lo que resulta en la formación directa de un agujero negro. Esto es teóricamente posible, pero actualmente no existe evidencia directa de ello.

Quizás LB-1, señalaron los investigadores en su artículo, podría ser esa evidencia directa.

El estudio científico ha sido publicado en la revista Nature.

Fuente: EurekAlert / Science Alert


Like it? Share with your friends!

515 shares
Redacción CODIGO OCULTO
La verdad es más fascinante que la ficción.

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *