El Sol acaba de despertar, y ha cambiado de un estado muy «tranquilo» a lanzar una potente llamarada, la más fuerte desde octubre de 2017.

La erupción solar fue detectada por el Solar Dynamics Observatory (SDO), y ocurrió el viernes 29 de mayo por la mañana; según informa SpaceWeatherLive.com.

La erupciones solares son ráfagas de radiación originadas en las manchas solares que poseen campos magnéticos muy intensos.

La llamarada solar lanzada este viernes ha sido de clase M. Los científicos las catalogan en tres clases: C, M y X, siendo cada una de ellas 10 veces más poderosa que la que sigue. Podría haber causado un breve apagón de radio.

Justo cuando todos pensaban que el Sol se encontraba en su gran mínimo solar, una erupción de clase M se disparó desde nuestra estrella, causando posiblemente la aparición de auroras sobrealimentadas por la potencial eyección de plasma solar relacionado a la masa coronal.

¿Un nuevo ciclo solar?

De acuerdo a funcionarios de la NASA, este estallido podría ser una señal de que el Sol está aumentando su fase a una más activa que su ciclo de actividad de 11 años. Si este es el caso, el más reciente ciclo, conocido como Solar Cycle 24, podría haber llegado a su fin.

Los investigadores definen el inicio de un nuevo ciclo en el «mínimo solar», o el momento en que el Sol posee menor cantidad de manchas solares y menos actividad.

Investigadores de la NASA escribieron en un comunicado:

“Sin embargo, se necesitan al menos seis meses de observaciones solares y conteo de manchas solares después de un mínimo para saber cuándo ocurrió. Debido a que ese mínimo se define por el menor número de manchas solares en un ciclo, los científicos necesitan ver que los números aumenten constantemente antes de que puedan determinar cuándo estaban exactamente en la parte inferior. Eso significa que el mínimo solar es una instancia solo reconocible en retrospectiva: podría tomar de seis a 12 meses después del hecho para confirmar cuándo el mínimo realmente ha pasado”.

La llamarada registrada el 29 de mayo es la primera actividad de este tipo durante los últimos 925 días. Pero esta no fue la única; fue seguida por una llamarada solar menor de clase C unas tres horas más tarde.

Mientras tanto, SpaceWeather.com ha estado informando que otras erupciones solares más pequeñas de clase B también ha ocurrido en el extremo noreste del Sol, probablemente proveniente de una mancha solar, en las últimas 48 horas.

Si realmente Solar Cycle 25 ha comenzado, continuará hasta el año 2030 o 2031. Eso significaría que el «máximo solar» ocurriría aproximadamente en 2025.

Referencias:

Una publicación de CodigoOculto.com – Todos los derechos reservados. Prohibida su copia y uso en otros medios, sin autorización.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí