El líder de una iglesia evangélica en Perú ha tenido el desafortunado pedido a sus fieles de solicitar que separen parte de su dinero para pagar el diezmo.

Se trata de Rodolfo Gonzáles, fundador y pastor de la iglesia evangélica Movimiento Misionero Mundial. El líder evangélico ha sido denunciado en el pasado por el delito de lavado de activos.

Gonzáles, solicitó mediante un vídeo a sus fieles que tengan ingresos económicos que separen parte de su dinero para que paguen el diezmo a su Iglesia.

El escandaloso pedido ocurre en plena cuarentena por el coronavirus o COVID-19 que viene afectando la economía de Perú y de otros países de la región.

El líder de la iglesia dijo en un comunicado:

“Hoy todos los templos están cerrados, no hay ofrenda, no hay diezmos. Por qué los hermanos que son fieles, cómo no van a separar de lo que ganan, venden o reciben algún sueldo. Si son fieles, van a separar su diezmo”.

Rodolfo Gonzáles, fundador y pastor de la iglesia evangélica Movimiento Misionero Mundial. Cortesía: América TV

Según Gonzáles, el dinero que se recaude en la ofrenda irá destinado para los trabajadores de su iglesia.

Gonzáles agregó:

“Nosotros tenemos en el templo central más de 25 hermanos que le dábamos la ayuda mensual para su subsistencia, alimentación de su familia, para viajar aquí, allá. Ahora no tenemos eso. Esperamos que los hermanos de la iglesia que tengan la capacidad de traer alguna ganancia por algún negocio que tienen, nos sigan apoyando”

Además, Gonzáles manifestó que su iglesia no está funcionando debido a la cuarentena, por lo que los fieles no pueden acudir y por lo tanto no otorgan las ofrendas ni compras las entradas.

Portada del diario La República.

LEE MÁS:

Gonzáles dijo:

“Dios le da para compartir con el que no tiene nada. Ahora no tenemos entradas, han suspendido todos los servicios de la iglesia. Nuestra iglesia tiene una capacidad para más de 3 mil personas y se llena. Excepto algún día de semana, que a veces baja la asistencia, pero es un templo muy grande, tiene dos pisos”.

Anteriormente, Gonzáles dijo que era un ángel enviado de Dios y que era un profeta enviado a la Tierra para todas las naciones.

Lamentablemente, personajes como este se aprovechan de la fe de las personas para enriquecerse, y ahora ante la falta de concurrencia a su iglesia, buscan alternativas para continuar lucrando.

Fuente: Diario Correo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí