A pesar de que la pandemia disminuya su avance dentro de algunos meses u años, y las personas vuelvan a reunirse, la sociedad probablemente no volverá a ser la misma.

Según Patrick Condon, profesor de diseño urbano en la University of British Columbia, predice que las ciudades se dividirán aún más en clases socioeconómicas, formando diversos estratos.

En un comunicado de la Universidad, Condon predice un futuro a corto plazo en el que los ricos o personas adineradas se retirarán a sus hogares privados, mientras en el resto del mundo la infraestructura pública como el transporte urbano (metro, buses) se derrumbará e incluso las oficinas en compañías tendrán que cerrar y habilitar una forma remota de trabajo en sus empleados.

Investigador: «la pandemia obligará a los ricos a esconderse»
Patrick Condon, profesor de diseño urbano en la University of British Columbia. Cortesía: thestar.com

A medida que los ricos se alejen de la sociedad, el profesor anticipa que los servicios de aplicaciones de transporte y automóviles privados serán mucho más demandados que los trenes y autobuses.

Condon dijo en un comunicado:

Los ricos se retirarán aún más detrás de la protección de porteros y comunidades cerradas. Utilizarán automóviles desinfectados con conductores de guardia. Todos los demás tendrán más miedo de cualquier contacto público, al menos durante varios años, si no una década o más”.

Condon advierte que debe atenderse cuanto antes la problemática referida a la desigualdad de vivienda. Además, deben tratar de abordarse los problemas que el declive en los sistemas de transporte podrían generar, debido a que impediría a los trabajadores llegar a su destino día a día, especialmente en aquellos que no pueden darse el lujo de vivir en las ciudades donde laboran.

Investigador: «la pandemia obligará a los ricos a esconderse»
El profesor Condon predice un declive en los sistemas de transporte urbano y una diferencia muy marcada en los niveles sociales en relación a las viviendas. Crédito: dric / Pixabay

Condon agrega:

En tiempos de pandemia, esta inequidad es cada vez más evidente porque pone en peligro el desplazamiento de los trabajadores e interfiere con el buen funcionamiento de la ciudad”.

El profesor Condon no es el único en estimar que el mundo no será el mismo luego de la pandemia. Un estudio realizado por el Imperial College London también nos ha advertido que nada volverá a ser como antes y que tendremos que adaptarnos a una serie de nuevos esquemas, un cambio drástico en todo sentido.

Fuente: University of British Columbia

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí