Un proyecto dedicado a buscar alienígenas en el planeta enano Ceres, ha hallado una estructura cuadrada dentro de un forma de triángulo en este mundo.

El descubrimiento se produjo gracias a un experimento usando una inteligencia artificial (IA) que podría encontrar vida extraterrestre.

La mencionada IA detectó una «estructura cuadrada» inusual en el interior de un «triángulo» presente también en la superficie de Ceres, el planeta enano ubicado en el cinturón de asteroides entre Marte y Júpiter.

De acuerdo a los investigadores, esta estructura cuadrada sería solo un juego de «luces y sombras», por lo que se demuestra que la IA es también susceptible a errores al buscar vida extraterrestre, tal como ocurre con los humanos.

Gabriel G. De la Torre, profesor asociado de psicología de la Universidad de Cádiz en España, dijo que el experimento esperaba determinar si la IA era también vulnerable a trucos visuales como los humanos.

Hallan «estructura alienígena cuadrada» dentro del triángulo de Ceres
Fotografía de la región de Vinalia Faculae de Ceres obtenida por la nave espacial Dawn de la NASA el 6 de julio de 2018 a una altitud de unos 58 kilómetros. Una IA detectó un cuadrado y un triángulo en la imagen. Crédito: NASA / JPL-Caltech / UCLA / MPS / DLR / IDA / PSI

Buscando «extraterrestres» en Ceres

El proyecto se inspiró en los puntos brillantes existentes en la superficie de Ceres, dentro del cráter Occator. Aunque los investigadores han determinado que solo se trata de emisiones de hielo volcánico y sal, cuando fueron descubiertos generaron un gran debate sobre su origen.

Justamente uno de los puntos brillantes denominado Vinalia Faculae, parecía mostrar formas geométricas. Cuando utilizaron la IA para observar el patrón, esta también detectó la formas no naturales.

Hallan «estructura alienígena cuadrada» dentro del triángulo de Ceres
Esta foto de primer plano de Vinalia Faculae en el cráter de Occator de Ceres fue capturada por la nave espacial Dawn de la NASA en su segunda misión extendida, desde una altura tan baja como 34 kilómetros. Crédito: NASA / Dawn

La investigación, publicada en Acta Astronautica, comprendió a 163 voluntarios sin conocimientos profesionales en astronomía y un sistema de IA conocido como «convolutional neural networks» (CNNs).

La IA fue capaz de reconocer formas geométricas en las imágenes del satélite, al igual que los humanos. Esto para los investigadores es una percepción equivocada en ambos: humanos y máquinas, lo que deja una duda: ¿están considerando toda la información obtenida de una forma correcta o solo desde un punto de vista escéptico forzado?

Las CNNs han sido utilizadas previamente en tecnología de reconocimiento facial e incluso para realizar el análisis de documentos.

¿Estructuras con formas geométricas en Ceres?

El experimento comprendió mostrar tanto a los voluntarios como a la IA una imagen del cráter Occator y escoger cualquier forma geométrica que pudieran ver.

Tanto humanos como la IA encontraron una forma cuadrada en la imagen, y además, la IA pudo ver una forma de triángulos alrededor del cuadrado. Cuando a los participantes se les mostró el triángulo, casi todos dijeron que sí podían verlo.

Hallan «estructura alienígena cuadrada» dentro del triángulo de Ceres
Investigadores observaron la estructura que aparece en la parte central, ampliada a la derecha, donde también se indican las formas geométricas que las personas detectaron con mayor frecuencia (a continuación, se indican con números). Crédito: NASA / JPL-CALTECH / UCLA / MPS / DLR / IDA / PSI

Para los investigadores, esto determina que la IA no podría ser ser una herramienta útil para buscar extraterrestres, y que serían vulnerables a realizar detecciones «falsas».

Sin embargo, agregaron que aunque la estructura cuadrada en Vinalia Faculae es hasta ahora desconocida, lo que la IA detectó probablemente se trate solo de un «juego de luces y sombras».

El propósito de este estudio era verificar si la IA era capaz de hallar firmas de tecnología extraterrestre e interpretar patrones que el ojo humano pueda pasar por alto. Sin embargo, para los investigadores, este no es el caso, ya que cualquier tecnología no humana podría estar más allá de nuestra imaginación.

Los investigadores escribieron en su estudio:

Los humanos concebimos y modelamos la realidad para que se ajuste a nuestra propia conveniencia, experiencia y conceptos; la inteligencia extraterrestre no es la excepción.

Cuando nosotros, incluidos los científicos, hablamos de extraterrestres, tendemos a verlos como algo parecido a nosotros o a los robots, usando ondas de radio y números, enviando planos como un acto de buena voluntad o incluso viviendo alrededor de megaestructuras de tipo esfera de Dyson. La verdad podría ser muy diferente”.

La investigación ha sido publicada en Acta Astronautica.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here