Nikola Tesla, el genio, tuvo inspiración para su trabajo en antiguas maravillas: las Pirámides, por las que se mostró obsesionado.

Un aspecto poco conocido, y puedo decir «escasamente mencionado», de Nikola Tesla fue su pasajera afición por las maravillas de Egipto: las Pirámides, por las cuales se mostró obsesionado.

En la transcurso de la historia, algunas personas han contribuido en el desarrollo de la electricidad, y Tesla fue uno de ellos, uno de los más importantes.

Tesla fue pionero en la utilización e implementación de la corriente alterna, que lo llevó incluso a realizar experimentos con el objetivo de transmitir electricidad de forma inalámbrica por medio del aire.

Nikola Tesla estaba obsesionado con las Pirámides y fueron su inspiración
Nikola Tesla el genio inventor. Crédito: Warwick Goble

Transmitir energía a través del medio natural

Sabemos que Tesla posee decenas de patentes, cada una de ellas de suma importancia y que hasta el día de hoy siguen causando sorpresa en los entusiastas de su legado.

Una de esas patentes, presentada en el año 1905 se titulaba: «El arte de transmitir energía eléctrica a través del medio natural», y postulaba que la Tierra podría ser aprovechada como un generador eléctrico gigante para proporcionar energía (en forma de electricidad) de forma masiva e ilimitada.

Y una de las inspiraciones en que Nikola Tesla se basó para realizar su invención fue nada más y nada menos que las Pirámides de Giza.

Nikola Tesla: el genio obsesionado con las Pirámides
Procesamiento de uso de imágenes térmicas para detectar diferentes temperaturas dentro de la Pirámide. Crédito: HIP Institute

Cabe aquí decir que Tesla había encontrado una fascinante relación entre las Pirámides y sus inventos. Él pensó que estas antiguas edificaciones fueron gigantescos transmisores de energía.

La Gran Pirámide de Giza al igual que la Torre de Wardenclyffe de Tesla eran mecanismos que emitían iones negativos para ser transmitidos sin usar cables eléctricos. Se trataba de energía inalámbrica y totalmente libre que permitía usar otros artefactos a largas distancias.

Sin embargo, parece que los antiguos egipcios no fueron los únicos en comprender esta antigua tecnología.

Un estudio demostró que un «cenote» (sumidero natural) ubicado debajo de la pirámide de Chichén Itzá, está conectado a más cavernas y lagos que se encuentran en el lugar. Se ha sugerido que el agua ingresa a la caverna de norte a sur.

Nikola Tesla: el genio obsesionado con las Pirámides
Cenote bajo Chichén Itzá, México

Es decir, la pirámide de Chichen Itza fue construida sobre una fuente de agua subterránea al igual que la Torre de Wardenclyffe de Tesla, y la Gran Pirámide de Giza.

Genio obsesionado con las Pirámides

Mientras Tesla diseñaba sus dispositivos, los comparaba con las Pirámides, encontrando similitudes que muy pocos verían, quizá solo los que tenían los ojos realmente abiertos.

Nikola Tesla, el genio obsesionado con las las Pirámides, esas ancestrales construcciones de Egipto, y que las usó a su favor para perfeccionar algunos de sus inventos.

Es así como Tesla continuó con sus proyectos, llegando a construir su famosa Torre Wardenclyffe y su Laboratorio en Colorado Springs, inspirándose en las Pirámides para definir su ubicación.

Nikola Tesla: el genio obsesionado con las Pirámides
Nikola Tesla sabía el real propósito de las pirámides: energía.

Además, es sabido que Tesla se encontraba obsesionado con los números 3, 6 y 9, que, para él, eran la «llave del universo». El inventor también aplicaría estos secretos en la mayoría de sus invenciones.

Al día de hoy la comunidad científica ha llegado a aceptar que la Pirámide pudo ser un transmisor de energía. Esto se evidencia en un estudio científico publicado en la revista Journal of Applied Physics, y titulado: «Propiedades electromagnéticas de la Gran Pirámide: primeras resonancias multipolares y concentración de energía Destacados».

El estudio confirmó que bajo ciertas circunstancias, la Gran Pirámide de Giza puede concentrar energía electromagnética en sus cámaras internas y bajo la base.

Nikola Tesla sabía esto hace aproximadamente un siglo y lo aplicó en sus trabajos, y al día de hoy la ciencia moderna lo ha redescubierto.

¿Qué otras cosas más podrían ocultarse? Avances realizados hace cien años por el genio Nikola Tesla, y que posiblemente fueron censurados por oscuros intereses.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here