Recientes informes dan cuenta que científicos están trabajando desesperadamente en una vacuna contra el coronavirus 2019-nCoV.

De acuerdo al gobierno de EE.UU., se ha acelerado el desarrollo de una vacuna para el 2019-nCoV (coronavirus) originado en Wuhan, China, y que está extendiéndose actualmente por todo el mundo.

Las autoridades del país norteamericano han desarrollado un cronograma bastante ambicioso, con el objetivo de realizar un ensayo clínico dentro de tres meses, según informó CNBC.

Aunque tres meses parezca mucho tiempo, en comparación con el rápido brote viral diseminado en China, sí es mucho más rápido que un proceso normal para desarrollar y probar un nuevo fármaco.

Una vacuna para el coronavirus

Científicos trabajan desesperadamente en una vacuna contra el coronavirus
Médicos trasladan a un paciente de Wuhan en China. Crédito: AP / Chinatopix

Sin embargo, se debe tomar en cuenta que tres meses será el tiempo que tomaría uno de los primeros pasos (ensayo clínico) en el desarrollo de una vacuna óptima, para lo cual podría pasar un año o más.

Anthony Fauci, director del National Institute of Allergy and Infectious Diseases, dijo en una conferencia de prensa:

Tomará tres meses llevarlo al juicio, tres meses para obtener datos de seguridad e inmunogenicidad. Entonces pasas a la fase dos. Lo que hagamos a partir de ese momento estará determinado por lo que haya sucedido con el brote en esos meses.

Estamos procediendo como si tuviéramos que implementar una vacuna. En otras palabras, estamos trabajando en el peor de los casos en que esto se convierte en un brote más grande”.

¿Vacuna funcional?

Sin embargo, todo lo anterior supone que la vacuna contra el coronavirus funcione realmente. El desarrollo de un medicamento no puede acelerarse si no supera cada etapa de su desarrollo y prueba.

En caso de que la vacuna, luego de las pruebas, no sea 100 por ciento efectiva, será también importante que se administre en las personas.

Científicos trabajan desesperadamente en una vacuna contra el coronavirus
Varios pasajeros en una estación de transporte de China protegiéndose con mascarillas de la propagación del coronavirus. Crédito: Mark Ralston / AFP

Alexis Kaushansky, principal investigadora en el Seattle Children’s Center for Global Infectious Disease Research, dijo en un comunicado:

Hay un escenario en el que esa vacuna no es perfecta, porque se hizo rápidamente en respuesta a este brote. Y cuando una vacuna no es perfecta, depende de la participación de la comunidad: cuantas más personas se vacunen, mejor será para la comunidad”.

Mientras tanto, hasta ahora en China el número de fallecidos se ha elevado a 170, según los reportes oficiales. Además de 1.737 casos confirmados de un total de 7.711.

Fuente: CNBC

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here