Este es el rostro de una doncella y guerrera vikinga


624 shares
Este es el rostro de una doncella y guerrera vikinga
Imágenes: Shaw Media / MGM Television / National Geographic

Conoce a «Erika la Roja», una verdadera guerrera vikinga. Investigadores han logrado recrear el rostro de una mujer vikinga enterrada con una impresionante colección de armamento.

Piensa en un guerrero vikingo y probablemente imagines a un hombre temible, musculoso y barbudo. Bueno, piénsalo de nuevo. Utilizando tecnología de reconocimiento facial de vanguardia, un equipo de científicos británicos han dado vida al rostro endurecido por la batalla de una luchadora que vivió hace más de 1.000 años.

La reconstrucción realista, que desafía las suposiciones sostenidas durante mucho tiempo de que los héroes guerreros vikingos como «Erik the Red» (Erik el Rojo) dejaron a sus mujeres en casa, se basa en un esqueleto encontrado en un cementerio vikingo en Solør, Noruega, y que ahora se conserva en el Museum of Cultural History de Oslo. Los restos ya habían sido identificados como de una mujer, pero su lugar de enterramiento no se había considerado una tumba guerrera «simplemente porque el ocupante era una mujer», según informó la arqueóloga Ella Al-Shamahi.

Plano y dibujo de la tumba de una guerrera vikinga hallada en Suecia (no es la misma de la reconstrucción facial)
Plano y dibujo de la tumba de una guerrera vikinga hallada en Suecia (no es la misma de la reconstrucción facial). Dibujo de Þórhallur Þráinsson

Esta no es la primera vez que se menciona la presencia de una posible guerrera vikinga. Hace varios meses informamos del hallazgo de una guerrero vikingo en Dinamarca, y que más tarde resultó ser una mujer. Y hace nueve meses, otro hallazgo en Suecia sorprendió al mundo, revelando una guerrera vikinga de alto rango.

Guerrera vikinga: reconstrucción del rostro

Mientras trabajaban en la reconstrucción de su rostro para una audiencia del siglo XXI, los científicos descubrieron que la mujer no solo fue enterrada en medio de una impresionante colección de armamento mortal, incluidas flechas, una espada, una lanza y un hacha, sino que también sufrió una lesión en la cabeza consistente con una herida de espada. Se descubrió que su cabeza, que descansaba en su tumba sobre un escudo, tenía una abolladura lo suficientemente grave como para dañar el hueso.

No está claro si la herida fue la causa de la muerte, ya que el examen científico ha revelado signos de curación. Pero Al-Shamahi cree que esta es «la primera evidencia que se encuentra de una mujer vikinga con una lesión de batalla».

Al-Shamahi dijo en un comunicado a The Guardian:

Estoy muy emocionada porque esta es una cara que no se ha visto en 1.000 años. De repente se ha vuelto real”.

Al-Shamahi es una experta en restos humanos antiguos, quien presentará un próximo documental de National Geographic acerca de la reconstrucción.

Arqueóloga Ella Al-Shamahi durante una presentación TED. Ella conducirá el documental referido a la reconstrucción facial de la guerrera vikinga
Arqueóloga Ella Al-Shamahi durante una presentación TED. Ella conducirá el documental referido a la reconstrucción facial de la guerrera vikinga. Crédito: Youtube

Al-Shamahi agregó:

El esqueleto siempre fue identificado como femenino, pero nunca como guerrero, a pesar de que su tumba estaba completamente llena de armas”.

Bastante cercano a la realidad

La Dra. Caroline Erolin, profesora titular de la University of Dundee en el Centro de Anatomía e Identificación Humana que trabajó en la reconstrucción, dijo que la cara se construyó anatómicamente a partir de los músculos y las capas de piel.

Erolin dijo:

La reconstrucción resultante nunca es 100% precisa, pero es suficiente para generar el reconocimiento de alguien que los conocía bien en la vida real”.

La nueva tecnología también recreó la tumba, mostrando cómo se colocaron las armas alrededor del esqueleto. En el documental Al-Shamahi viaja a través de Escandinavia para examinar los sitios de entierro vikingos, utilizando técnicas de visualización para reconstruir sus contenidos, y señala que tales descubrimientos están «transformando» nuestro conocimiento.

Una imagen de la reconstrucción facial del cráneo de la mujer vikinga encontrada en Solør, Noruega, muestra una gran lesión en la cabeza, posiblemente sufrida en la batalla
Una imagen de la reconstrucción facial del cráneo de la mujer vikinga encontrada en Solør, Noruega, muestra una gran lesión en la cabeza, posiblemente sufrida en la batalla. Crédito: National Geographic

Entre otros esqueletos en la nueva investigación se encuentra el Birka Warrior, que fue desenterrado en Suecia hace más de un siglo, rodeado de un alijo de armas, incluidas flechas. Hasta hace poco, se suponía que eran los restos de un hombre, pero la ciencia ha demostrado que era una mujer.

Incluso la guerrera a la que se le reconstruyó digitalmente el rostro, podría haber sido una importante comandante militar, dijo Al-Shamahi. Sin embargo, algunos expertos aún se resisten a la idea de que las mujeres podrían haber sido tales guerreras.

Si bien reconoce que las mujeres corrían el riesgo de ser dominadas en el combate cuerpo a cuerpo, argumenta que podrían haber sido asesinas a larga distancia, disparando flechas mortales a caballo, convirtiéndolas en «una pareja igual para los hombres».

El profesor Neil Price, experto en vikingos y consultor arqueológico en el proyecto, cree que los hallazgos desafían los supuestos:

Hay muchos otros entierros en el mundo vikingo … No me sorprendería en absoluto si encontramos más [guerreras]”.

El programa Viking Warrior Women será transmitido en National Geographic el 3 de diciembre a las 8:00 PM.

El mundo antiguo tuvo guerreras letales: guerreras vikingas que combatieron en batallas al mismo nivel que los hombres. Muchos arqueólogos de la corriente principal se niegan a aceptar esto… ¿machismo? es difícil dicha posición. F.T.

Fuente: The Guardian


Like it? Share with your friends!

624 shares
Redacción CODIGO OCULTO
La verdad es más fascinante que la ficción.

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *