La Tierra podría ser aplastada hasta el tamaño de un campo de fútbol por los experimentos con aceleradores de partículas, advierte astrónomo


300 shares
La Tierra podría ser aplastada hasta el tamaño de un campo de fútbol por los experimentos con aceleradores de partículas, advierte astrónomo

Esta vez no se trata de un «visionario del fin del mundo»; estas aterradoras declaraciones fueron dichas por Martin Ress, un cosmólogo británico muy respetado.

Como Rees dice, existe una posibilidad pequeña pero real de que esto ocurra.

El acelerador de partículas más grande y famoso en la actualidad es el Large Hadron Collider (LHC) (o, Gran Colisionador de Hadrones, en español) . Esta colosal máquina bajo tierra dispara partículas a velocidades impresionantemente altas, para hacerlas colisionar y ver los resultados.

Estos experimentos han permitido realizar grandes descubrimientos, como el hallazgo de nuevas partículas; sin embargo Rees cree que esto no está libre de riesgos.

Martin Ress, cosmólogo británico
Martin Ress, cosmólogo británico

Rees ha publicado un nuevo libro, titulado: «On The Future: Prospects for Humanity», donde plantea algunos escenarios realmente sombríos.

El siguiente es un extracto de lo Rees escribió en su libro, según informa The Telegraph:

Tal vez pueda formarse un agujero negro y luego absorber todo lo que lo rodea. La segunda posibilidad es que los quarks se vuelvan a ensamblar en objetos comprimidos llamados strangelets.

Eso en sí mismo sería inofensivo. Sin embargo, bajo algunas hipótesis, un desconocido podría, por contagio, convertir cualquier otra cosa que encuentre en una nueva forma de materia, transformando toda la Tierra en una esfera hiperdensa de unos cien metros de ancho”.

Resulta muy descabellado pensar en cómo nuestro planeta pueda llegar a medir 100 metros o lo que mide un campo de fútbol, pero para Rees esto podría ocurrir.

Pero eso no es todo. Una tercera forma en que los aceleradores de partículas podrían acabar con nuestro planeta, es según Rees, mediante una «catástrofe que envuelve al espacio».

Rees escribe en su libro:

El espacio vacío, lo que los físicos llaman vacío, es más que nada. Es el escenario de todo lo que sucede. Tiene, latente en él, todas las fuerzas y partículas que gobiernan el mundo físico. El vacío actual podría ser frágil y inestable.

Algunos han especulado que la energía concentrada creada cuando las partículas chocan juntas podría desencadenar una ‘transición de fase’ que rasgaría la estructura del espacio. Esto sería una calamidad cósmica, no solo terrestre”.

¿Deberíamos preocuparnos?

Esto suena realmente aterrador, y más si viene de un connotado científico. Sin embargo, el LHC Safety Assessment Group (LSAG) (o, El Grupo de Evaluación de Seguridad de LHC) ha reafirmado y difundido que, de acuerdo a un informe realizado en 2003, «las colisiones ocurridas en el LHC no representan riesgo alguno y que no existen motivos para preocuparnos», según informó el CERN en su sitio web.

El Large Hadron Collider o Gran Colisionador de Hadrones podría llegar a aplastar la Tierra hasta el tamaño de un campo de fútbol, dice el cosmólogo Martin Rees.
El Large Hadron Collider o Gran Colisionador de Hadrones podría llegar a aplastar la Tierra hasta el tamaño de un campo de fútbol, dice el cosmólogo Martin Rees.

Obviamente, el CERN nunca dirá todos los riesgos que conllevan sus actividades. Están manejando con sus manos el poder del universo, y no es de extrañar que tanto poder podría salirse de control.

El equipo detrás del LHC también ha dado un comunicado referido a los strangelets.

Ante la pregunta: «¿Los strangelets podrían unirse con la materia ordinaria y convertirla en materia extraña?», los científicos dijeron:

Un estudio ya ha demostrado que no hay motivos para preocuparse, y esto ha venido funcionando durante ocho años, en busca de partículas desconocidas sin detectar ninguna”.

Sin embargo, en cierto modo Ress tiene razón. Cómo el explica, los avances científicos pueden tener muchos riesgos, sin embargo eso no detendrá la ciencia.

Rees escribe:

La innovación es a menudo peligrosa, pero si no renunciamos a los riesgos, podemos renunciar a los beneficios. Sin embargo, los físicos deben ser prudentes en la realización de experimentos que generan condiciones sin precedentes, incluso en el cosmos. Muchos de nosotros nos inclinamos a descartar estos riesgos como ciencia ficción, pero consideramos que no se pueden ignorar, incluso si se los considera altamente improbables”.

¿Está nuestro destino en las manos de los físicos de partículas? Bueno, es un modo extremo de ver la situación, aunque debemos tener en cuenta que el LHC y otros aceleradores de partículas llevan funcionando mucho tiempo, y no ha ocurrido algún desastre, o al menos no nos hemos enterado; y esperamos que eso continúe así, en favor de la ciencia y de la humanidad.

Una publicación de CodigoOculto.com – Todos los derechos reservados.


Like it? Share with your friends!

300 shares
Fernando T.

Editor en CodigoOculto.com / Investigador de MUFON / Ingeniero informático. Me encanta obtener y difundir conocimiento, escribo sobre ciencia y acerca de muchos de los misterios de nuestro Universo.

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *