Antiguos viajeros crearon geoglifos circulares cerca de las Líneas de Nasca


84 shares
Antiguos viajeros crearon geoglifos circulares cerca de las Líneas de Nasca
Una vista desde arriba de un geoglifo circular a lo largo de una carretera secundaria que se conecta a una carretera más grande en el sur de Perú. Crédito: Bikoulis et al, Antiquity.

Una serie de círculos misteriosos con el tamaño aproximado de un campo de fútbol, irrumpen el paisaje desértico del sur de Perú. Ahora, los investigadores han descubierto que estas extrañas marcas probablemente fueron hechas por antiguos viajeros que pasaban por los senderos del área hace mucho tiempo.

Los geoglifos circulares se ubican a lo largo de estas antiguas rutas de transporte, informaron los investigadores en la revista Antiquity. Las marcas pueden haber sido hechas durante muchos siglos, desde 200 d.C hasta 1400 d.C.

Justin Jennings,  curador de arqueología del New World en el Royal Ontario Museum en Toronto, dijo en un comunicado:

La gente hizo haciendo estos geoglifos ‘en el camino’ en ambos sentidos del término. Mientras viajaban realizaban este trabajo, y por supuesto, cuando estás en medio de un viaje, lo realizas durante una parada”.

Según Jennings, esto explicaría el vínculo cercano entre geoglifos y calzadas.

Círculos extraños

Jennings y su equipo están trabajando en un proyecto más grande sobre transporte de larga distancia en Perú en el tiempo anterior a la colonización española. Los viajes en esta época ocurrieron a pie, utilizando llamas como bestias de carga. El estudio actual se centró en el valle de Sihuas en el sur del Perú. Los investigadores utilizaron una combinación de trabajo de campo, imágenes de aviones no tripulados e imágenes satelitales para mapear con precisión la ubicación de antiguos senderos y geoglifos circulares, que varían en tamaño desde 3 a 55 metros de diámetro.

Los geoglifos pueden ser hechos de forma fácil y rápida, dijo Jennings. Se construyen simplemente apartando las rocas y la tierra del suelo de color marrón rojizo, exponiendo una capa más ligera de sedimento debajo de la superficie. A veces, los círculos contienen cerámica rota o pequeños escondites de piedras pintadas, como si alguien hubiera hecho una ofrenda.

Estos círculos misteriosos están grabados en el desierto del sur del Perú. Los investigadores informaron que se remontan a entre el 200 y el 1400 d.C. Además, los círculos están estrechamente relacionados con los senderos que se usan para transportar mercancías por la región
Estos círculos misteriosos están grabados en el desierto del sur del Perú. Los investigadores informaron que se remontan a entre el 200 y el 1400 d.C. Además, los círculos están estrechamente relacionados con los senderos que se usan para transportar mercancías por la región. Crédito: Antiquity

Los geoglifos tienen una similitud con las famosas Líneas de Nasca, también en el sur del Perú, que también se hicieron desplazando el sedimento superior. Pero las Líneas de Nasca son mucho más complicadas que los círculos de Perú, ya que representan animales como jaguares y monos y alcanzan hasta 370 metros de largo.

Después de mapear los geoglifos y las rutas circulares, los investigadores en el nuevo estudio dibujaron «zonas de amortiguamiento» virtuales alrededor de los remanentes de las rutas. Luego, los científicos contaron el número de geoglifos que aparecieron en cada zona, desde 25 metros hasta 656 metros. Las medidas parecían indicar que los geoglifos tenían más probabilidades de estar cerca de un camino que lejos de uno. Para estar seguros, los investigadores también generaron 1.000 puntos aleatorios en sus mapas para comparar.

Los geoglifos estaban «fuertemente asociados con [caminos] en comparación con lo que esperaríamos en puntos aleatorios», dijo el coautor del estudio, Peter Bikoulis, un estudiante graduado en antropología de la University of Toronto.

La imagen del drone muestra la proximidad entre el sendero, el geoglifo circular y el cercano mojón de piedras
La imagen del drone muestra la proximidad entre el sendero, el geoglifo circular y el cercano mojón de piedras. Crédito: Justin Jennings

Parada de descanso

Los geoglifos de un anillo eran los más comunes, dijo Bikoulis, pero también había geoglifos hechos de dos o tres círculos concéntricos; aquellos tendían a contener más artefactos.

Los geoglifos se encontraban a menudo en lo que Jennings denominaba «puntos de inflexión», donde el camino o la vista cambiaban. Fueron particularmente frecuentes en los lugares donde los senderos se extendían a 800 metros desde los valles hasta el paisaje plano de «pampa».

Los geoglifos son difíciles de fechar con precisión, dijo Jennings, pero parecen provenir en su mayoría entre 600 y 1000 d.C., una época conocida como el Período Intermedio Tardío cuando las personas viajaban más lejos y comercializaban productos en toda la región.

El Qhapac Nan («Beautiful Road») visto por un drone
El Qhapac Nan («Beautiful Road») visto por un drone. Crédito: Justin jennings

Hoy, muchos de los senderos de llamas que las personas crearon están desapareciendo a medida que el riego y la agricultura se apoderan de la llanura pampeana. Los investigadores en el nuevo estudio están trabajando rápidamente para documentar la región mediante drones y satélites antes de que desaparezcan estas marcas antiguas.

El artículo científico ha sido publicado en la revista Antiquity.


Like it? Share with your friends!

84 shares
CodigoOculto.com
La historia y sus misterios, civilizaciones antiguas, Ovnis, Vida extraterrestre, Complots. Información alternativa para liberar mentes.

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *